LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2019 » .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray**

.:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray**

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

LizvetArdray

LizvetArdray
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony



.:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** MeRcVcp


GUERRA FLORIDA 2019











TATTOO

DISCLAIMER: Candy Candy y sus personajes, no me pertenecen sino a Mizuki y la mangaka Igarashi. La historia a continuación ha sido escrita y editada por su servidora.

Esta historia es de mi autoría, producto de mi imaginación. El uso de los personajes y sus nombres pueden contener variaciones en sus caracteres y/o similitudes. Así como también partes de la historieta han sido tomadas para fines de la historia que ha sido escrita sin fines de lucro y sólo para entretenimiento.

DEDICATORIA: Esta lectura va dedicada a cada una de las integrantes de ALSS, porque siempre la trinchera esté donde esté va unida.



*********************


Parte 6
AQUÍ


**¨**¨**


Tres años  después.

Aun cuando  ha pasado tanto tiempo, me encuentro bañada de tus recuerdos. Los amaneceres son siempre iguales: vacíos, con el mismo olor  a tierra mojada, con tu presencia flotando en el aire y tu nombre ondeando en mis labios.

¿Qué nos pasó, Bret? ¿Por qué tuviste que desaparecer de mi vida tan bruscamente? Me es imposible creer que no hayas sido real, ¿no lo entiendes? Te has clavado en mi sangre de una manera profunda y aunque  quiero llenar mi mente con nuevas experiencias,  intentar seguir adelante, no me atrevo.

A veces creo que es como dijiste aquella noche,  que despertaría de un mal sueño.

A pesar que los días, los meses   han ido transcurriendo con dolorosa lentitud,  nunca me he rendido en buscarte.  ¿Por qué lo haría?  Aun eres  es mi mayor motivación para comenzar la  jornada; eres esa gota de posibilidad  que hace arrastrarme de la cama hacia el mundo exterior con el pensamiento optimista de que  voy a  verte  aunque sea una última vez.

Que debo parar con esta locura—me han dicho. Que estoy desperdiciando mi juventud por un amor platónico—repiten siempre. Que debo sentar cabeza  porque se van a extinguir los pretendientes—opinan.

¡Bah!  Y a ellos qué  les importa—digo yo— No creo que comprenda o sientan ni una pizca de lo que yo anhelo.

Porque ¿cómo les puedo explicar que no quiero, que no estoy lista, que jamás pienso borrarte de mi recuerdo? De nada sirve que haya mandado a hacer un boceto tuyo.

Me  cuesta asimilar  que  todas las memorias que atesoro de ti  sean  falsas o meras  utopías.

La alegre  primavera se ha tornado en verano, un verano que ha dado paso al otoño y así con el correr de los días, mi memoria ha ido estancándose, agarrándose de cualquier detalle que me haga ir tras de ti. Sin embargo, lo peor  ha sido cuando  ha llegado el invierno, porque aunque haya puesto todo mi esfuerzo en no rendirme,  todo indica que nunca exististe. Parece ser que te has empeñado en borrar toda huella de tu existencia.

Mi corazón sangra por dentro  con el correr de los meses, los recuerdos  dolorosos se han convertido en memorias atesoradas por mí.

Sí. No sabes cuánto duele aún. Todos los que me conocen piensan que debo haber sufrido un  tremendo trauma.
Puede ser, debo admitir que lo he  llegado a considerar, pero no  es indicio suficiente como para darme por vencida.

¿No sientes  arder tu corazón o qué te queman las orejas?

He querido  hacerte responsable por  dejarme como  un guiñapo, he gritado tu nombre por las noches reclamándote por   hacer de  mi vida  una existencia casi inaguantable, he intentado huir muy lejos de este lugar tantas veces  porque  hay momentos en los cuales me es insoportable respirar; he llorado de la nada mientras he observado las caléndulas creciendo por todas partes, como si estuviesen burlándose de mi dolor, como un recordatorio de que ellas son reales pero tú, no; he llegado a admirar a  todos aquellos  valientes que se han tatuado la piel porque a diferencia de quienes usan agujas para tatuarse,  tú te has convertido en mi tatuaje personal a punta de lágrimas.

Y a pesar de todo, mi terco y caprichoso corazón aún alberga la remota esperanza de que puedas regresar,  y es esa ínfima pero importante posibilidad  de que puedas aparecer, lo que me tiene  anclada a esta ciudad.

La soledad me acompaña día a día, Bret.

Debo admitir que ya estaba sola desde antes de conocerte, pero al menos en ese entonces podía disimular mis penas  con una falsa sonrisa que con el tiempo había logrado perfeccionar.  Ahora, por más que me esfuerce, no logro construir nuevamente las barreras que tú gallardamente destruiste en un santiamén. Mis emociones están tan a flor de piel, que  me he  vuelto una llorona.

Y como la memoria es traicionera, he comprado este diario  para plasmar a detalle todas mis memorias desde que creí conocerte,  Bret.

Así, aunque tal vez no aparezcas  jamás, solo queda aguardar con esperanza y agradecer a la vida, que gracias a ti, aunque me sienta sola, gané  una familia.

Los Brown, la familia donde me dejaste ¿recuerdas?, siempre están en contacto conmigo y siempre buscan excusas para que ellos cenen en mi casa o yo vaya a la suya.
Anthony, el hijo mayor, es una persona fenomenal. Debo confesar que si no fuera porque tengo el corazón ocupado,  tal vez me enamoraría de él.

Es irónico, debo decir.   No sabía que camino elegir, hasta que te cruzaste en mi camino y me salvaste. Ahora, estoy estudiando el tercer de año de enfermería.

Supongo que si estuvieses aquí, te reirías recordando cuando puse muchos pretextos  aquella ocasión que  estuvimos encerrados para que  me curases la herida  que tenía en la pierna.

—Señorita White, ha ingresado un paciente de emergencia. —oigo que comunica mi tutora—Lamento cortar su hora de descanso pero nos hace falta personal. Dese prisa.

Guardo mis cosas en el bolso que  está en el casillero, y corro para alcanzar a la enfermera de turno que transporta en una camilla a un hombre  que se ve en graves condiciones. Tiene lacerado el hombro derecho, lleva un sangrado por la boca, contusiones en la  cabeza haciendo que el cabello rubio largo gotee  por todo el camino hacia la sala de operaciones.

—Denme  más gasa, alcohol  yodado, pinzas,  una vía para intubar. — Ordena el cirujano— Necesito conseguir un acceso venoso, y oxigenación de sus vías respiratorias.

La  sala se vuelve  muy activa mientras se hace todo por salvar a ese pobre hombre cuya palidez es preocupante.

Aun soy soy una  aprendiz, no puedo hacer mucho más que  estar serena  y  alerta a cualquier cosa me indiquen. Luego de treinta minutos de angustia, se ha logrado  estabilizar al paciente.
Toda la sala respira aliviada. Esa es la mayor satisfacción que tenemos cuando se logra salvar una vida.

—Prepárate a hacer tus  rondas y las  mías también, White. —Avisa mi tutora mientras se lava las manos—
Ingresaré a asistir al doctor Blackburn en la siguiente cirugía cardiovascular. Una vez que hayas terminado, puedes irte.

—Sí, enfermera Flammy.

—Confío en que lo harás bien, White.

— ¡Sí!

Flammy  no espera  escuchar mi respuesta porque ya está en camino  a la otra sala de operaciones.

Luego de cuatro horas más, estoy de nuevo en el casillero recogiendo mis cosas, cambiándome el uniforme.

—¡Cielos!  Lo que daría  por un buen  baño—susurro mientras camino por los pasillos  hacia la salida. —De preferencia con sales, una copa de vino y escuchando a Michael Bubblè si no es mucho pedir.

—Veo que llegué  a tiempo.

Doy un sobresalto al ver la sombra de una silueta alta que viene en mi dirección.

Cuando está más cerca, me doy cuenta que le conozco.

— ¡Tony!—saludo efusivamente corriendo  a abrazarle— ¡Que maravillosa sorpresa! ¡Y qué genial  que hayas  
venido! Justo  estaba pensando en que cenaría sola, hoy.

—Estaba cerca de aquí, entonces no podía dejar de visitar a mi enfermera favorita. —comenta regalándome una cajita pequeña. —Sin embargo, la  cena, es negociable— bromea.

—Awww, tan dulce  como siempre. Gracias, Tony. — musito conmovida al ver que ha traído mis  chocolates predilectos. — Y para que lo sepas, la cena no es negociable,  yo Andy White, te secuestro.

La sonrisa de Tony no se hace esperar, pero no responde. Supongo que no le desagrada la idea.

— ¿Deseas un  chocolate?—ofrezco.

—Oh, cierto. Hay algo que debo consultar con el director del hospital. —Señala de pronto— ¿Crees que se
encuentre a esta hora?

—Lo dejé en su oficina  antes de salir….

—Entonces será mejor que le dé el alcance  antes que se vaya—indica con una sonrisa— Pero no quiero que  te quedes sola, —dice pensativo— ¿puedes esperarme en el auto negro que  está  en la entrada?

—Claro, pero si gustas puedo acompañarte  hasta su oficina y  puedo sentarme en la salita de espera mientras conversan.

—No es necesario, Andy. Solo serán unos minutos.

— ¿Estás seguro?—insto cogiendo su brazo. —O es que hay algún problema.

—No, nada de eso, Andy. —Asevera soltándose sutilmente. —Anda, espérame en el auto. Así avanzas  a degustar las  trufas de chocolate y a mi regreso, me cuentas que tal están.

—Está bien, iré. ¡Iré! —. Musito desinflando mis pulmones. —Te guardaré al menos una trufa.

—Vale. —concede  mientras camina de espaldas hacia el interior— Te veo de aquí.

Giro silbando alegre con mi regalito. Acerco la cajita a mi rostro para poder  inhalar su olor antes de dirigirme hacia el móvil.

Una vez allí  no me cuesta distinguir el auto de Tony pero antes de que abra la puerta, un hombre vestido de terno negro, se pone a mi costado.

—Se le espera en  la limusina de adelante, señorita White.

Me detengo un momento a  tratar de recordar a aquel señor pero en mi memoria, estoy segura de no haberlo visto en alguna parte.

¡Rayos! No tengo idea de quién puede ser pero mi instinto me dice que puedo estar en problemas.

—Es muy amable de su parte, aunque lamento no poder hacer lo que me pide. —Saludo haciéndole frente—  Mi novio me ha pedido unos documentos que ha dejado en la cajuela—respondo tratando de ganar tiempo.

—Insisto. —replica extendiendo una mano con un aire arrogante, serio.

Intento girar hacia el otro lado, cuando en eso instante aparece otro hombre  vestido de negro bloqueando la salida. Miro de reojo hacia la entrada del hospital, pero nadie está presente; entonces el joven abre la puerta, y me invita a subir.

Frunzo el ceño. Creo que si juego bien mis cartas podré correr lo suficiente para escapar de ahí. Así que hago como que me acerco para subir, pero justo cuando voy a lanzarme a la carrera escucho que me dicen.

—Yo que tú no haría eso, Andy White.

Mi cuerpo se congela al reconocer aquella voz. ¿Será posible?  ¡No! Debo  estar soñando.

Giro en cámara lenta,  atónita, con los latidos del corazón bombeando a máxima velocidad.  El auto lleva lunas negras, así que no logro distinguir quien está  ahí. Pero sé que  hay alguien sentado observándome.

Respiro profundo. Estoy parada decidiendo que hacer en el último segundo, si seguir ese rayo de esperanza que ha surgido de pronto, o si debo preservar mi sentido común e irme de aquí.

—Sube, Andy—vuelve a decir aquella voz. —Te aseguro que no muerdo.

— ¡Oh!—gimo de asombro. Un ramalazo de electricidad golpea mi cuerpo.  Se me cae la cartera de los brazos, pero no me importa. Ingreso al asiento expectante, con la respiración agitada y cuando mis ojos se acostumbran a la oscuridad, reconozco quien es.

— ¡Oh, my god!  ¡Oh, my god!  OH –MY-GOD... ¡Eres tú!—grito asombrada. — ¡Bret! —Pongo las manos en el pecho como si eso fuese a impedir que se me salga el corazón— ¡Estas vivo! ¡Oh, my god!

— ¡Oh,my god, Soy yo, pequeña!— Sonríe extendiendo su mano hacia un mechón de cabello que está cubriendo mi mejilla.

—Bret—susurro con los ojos llenos de lágrimas y el rostro incrédulo. Le miro una y otra vez, para tratar de convencerme que no es una broma.

—Estoy aquí, preciosa.

Su voz es tal  como lo recuerdo, dulce, grave, sensual, varonil, me hace estremecer hasta los huesos pero tiene algo más. Quiero creer que está emocionado de verme.  

Los segundos pasan, trato que mi respiración se calme y el corazón deje de saltar como un loco. En tanto, me animo a estirar  la mano temblorosa y tocarle el rostro. Un siseo sale de sus labios. La  textura de su piel es tal como la recuerdo. Cálida, sin un rastro de barba  y una mirada que penetra mi alma.  ¡Es real! ¡No son imaginaciones mías!

De pronto, arrugo el ceño molesta, me aviento en su encima y  comienzo  a golpearle en el pecho sin parar.

—Bruto….embustero…canalla —sigo golpeando— ¿Sabes lo que tuve que pasar en tu ausencia? ¿Lo mucho que sufrí cuando supe que me habías abandonado?

—Andy, lo sé….escúchame…

— ¿Lo tonta que me sentí cuando casi me hicieron creer que todo había sido un sueño? ¿Que  estaba perdiendo la cordura?

—Andy…

— ¡Mentiste, Bret!—protesto entre llanto. — Tú prometiste….Tú me… ¡Uhm!

Sus labios me silencian apoderándose  de mi boca  en un beso fiero, urgente, necesitado. ¡Cielos! No puedo más, ni siquiera pongo resistencia a su toque porque debo decir que siempre él me ha afectado de una manera casi imposible de explicar.

Los segundos pasan lentos o rápidos, la verdad que no sé ni me interesa, pero es entonces que revivo un sueño del pasado, una noche febril en la que demandé un beso suyo.

A falta de aire  separamos lo suficiente nuestros labios sin tener intención de alejarnos, nuestras frentes  están unidas,  con el aliento agitado y el corazón bailando a su propio ritmo.

—Sé que he fallado a una promesa, cariño. —musita rozando mis labios mientras habla—No ha sido nada fácil para mí...pero si me dejas explicarte…

Mis puños ya no tienen fuerza de seguir golpeando. Me aparto un momento para mirarle a los ojos. Sé que debo escucharlo, sé que debo mostrarme feliz de estar entre sus brazos pero aun así, tengo tanto dolor.

—No hay nada que puedas decir que sirva para excusar 3 años de ausencia, Bret. ¡Tres años! —farfullo mientras las lágrimas salen por si solas. —Te fuiste y no dejaste siquiera una nota,  o algún indicio que me dijera que  estabas vivo.  Desapareciste sin más y yo pensé… pensé que…

—Dejarte ha sido lo más difícil que he hecho en mi vida, Andy. — confiesa cogiendo mis muñecas depositando un beso en cada una de ellas. —Sin embargo, tienes que creerme cuando te digo que hice lo mejor que pude para que estuvieses protegida.

Entorno los ojos perspicazmente. Un recuerdo fugaz surge en mi cabeza.

— ¿Qué quieres decir?

—Es mejor que  hablemos en privado, ¿no crees? —sugiere mientras da la señal para que nos pongamos en movimiento.

Asiento sin decir palabra. Parece ser que es algo muy secreto, así que  no insisto más. Trato de levantarme y
sentarme a su costado, pero él mueve la cabeza negativamente, sujeta mi cintura con ambos brazos colocándome nuevamente encima de sus muslos.

—No eres la única a quien le ha parecido estos tres años una eterna agonía, preciosa—musita acariciando mi nariz. —Desde ahora en adelante aprovecharé  cada momento para tenerte junto a mí.

—Eso quiere decir que quieres tener  una relación conmigo. — sonrío aliviada de saber que le tendré en mi presente.

Bret niega con tranquilidad mientras pone mi mano sobre su pecho.

—Te equivocas, Andy White. —Responde sin quitar la vista de mis ojos—No quiero tener solo una relación contigo.

— ¿No?—replico de pronto confusa, con el miedo rondando  alrededor.

Una suave sonrisa emana de sus labios, su rostro se acerca nuevamente hasta que no queda espacio entre su frente y la mía. Sus ojos me observan chispeantes y traviesos. Y justo cuando creo que me va a besar, anuncia:

—Voy a  casarme contigo,  ahora mismo.



***FIN***



.:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** X1S1Ka5

¡¡Muy  buenas horas!!
Ha sido ya varios días que dejé de actualizar por motivos de fuerza mayor.
Sinceramente, tenía en mente un final más elaborado, muchos vacíos que aclarar, tal vez un epílogo que añadir, pero a veces por más que uno tenga planes, las cosas en la vida real no sale como uno espera.  Mi corazón, mi familia está de luto, disculpadme que no pueda seguir según lo deseado.


Las actualizaciones( las pocas que suelo hacer) lo realizo a través de wattpad, como Lizvet Ardray Kuran, encaso deseen seguir mis escritos.

Gracias de antemano, por pasar por aquí, por haberme acompañado en cada actualización.
Gracias a mi trinchera querida, Albert Lovers Secret Service, por ponerle el ánimo y la buena onda cada abril  en este evento.  Gracias infinitas a cada una de vosotras.

¡Hasta siempre! ¡Nos vemos!
 


¡¡POR ALBERT, CON ALBERT Y PARA ALBERT!!




¡Que viva la Guerra Florida! y lo que es mejor ¡Que viva el Candymundo!






Sussy

Sussy
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
  .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 334740  .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 334740
Me a encantado como Andy siguió adelante, aunque siempre esperando por él... y
Weee¡¡¡ Brent volvió¡¡¡, no era que no había existido, la estaban protegiendo, de qué? espero saberlo en el epilogo.   .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 162544
Amiga, cortito, pero lo justo para volver todo a su curso.
Mil gracias¡¡¡

Siento muchísimo tu perdida y cualquier cosa, estoy a un click
.:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 87716

Lau_4_U

Lau_4_U
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Gracias por compartir tú FIC, me encantó. .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 463717

También te seguiré en Wattpad, me encanta como escribes y tus FanArts están increíbles. .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 162544

Lamento mucho tú pérdida, te mando un fuerte abrazo.
.:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 752716

Bleu Moon

Bleu Moon
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Pobre Tony lo dejo plantado .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 498689

Asi que apareció Bret .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 895558

Lamento mucho vuestra perdida


LizvetArdray

LizvetArdray
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Oh. Gracias mil por seguir la historia.
Con la prisa que llevaba, no le di el final merecido. Disculpadme por favor.
.:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 16290
Como siempre una inmensa alegría haber compartido con vosotras estos días.
Bendiciones y nos seguimos leyendo.
.:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 334740 .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 334740

Lady Letty

Lady Letty
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
MUY BONITO TU FIC.
ME GUSTO ..


.:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 189452    .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 189452    .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 189452    .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 189452    .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 189452    .:. ALSS .:. Mini Fic " TATTOO" -Parte 7 ** Agente Lizvet Ardray** 189452

igzell

igzell
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Entiendo tu retrazo y tu falta de aclaraciones para con nuestras interrogantes,pero sera mas adelante,no?
Cuando ese dia llegue,te ido de favor que me pases el enlace.
Sin mas,mil gracias por deleitarno con esta maravillosa historia.Al menos me voy con el buen sabor de que Bret fue real y no parte de la mente de una trastornada chica.
Besos y hasta entonces

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.