¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay

+24
Pitufa terriana
Chapis Betancourt Weasley
Azul pequeña
Claudia Ceis
GEZABEL
Julieta Granchester
Linda Flores
ladylore
AstridGraham
Ximena Torres
Capri67
ambar graham
Carmín Castle
Mayosiete
Elipreciosa
Lilianarodas
Legafa05
Inez Ruiz
Rosinarivas
Evelyn Rivera Strubbe
AuroraLucero
Saadesa
Eiffel
Lady Ardlay
28 participantes

Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 3.]

Lady Ardlay

Lady Ardlay
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Hola a tod@s los miembros del foro. ¡Muchas felicidades por su aniversario 25, espero sean muchos años más!

Me complace estar un año más en la Guerra Florida acompañada de las lindas, pero traviesas chicas The society of  Devil. En este jueves de confesiones les traigo un one shot, de un personaje que transpira bondad y tranquilidad por donde quiera que lo vean, nuestro querido Stear. Les dejo este one shot esperando sea de su agrado



Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay Post_d11

EL TÍO STEAR

Las puertas de la vieja mansión de Lakewood se abren de par en par, como una mariposa en primavera para recibir a los miembros del clan Ardlay. Yo miro la fila de autos desde la ventana de mi alcoba, una lágrima resbala por mi mejilla. He llorado toda la noche desde que los ojos bondadosos de mi tío Stear se cerraron para siempre.

Soy el mayor de mis hermanos, con 23 años de edad soy un adulto consagrado, pero la verdad es que en el fondo quisiera ser como mi hermana Annie, que se desplomó a llorar a los pies de mis padres cuando le dijeron que mi tío había muerto o como Edward que a sus quince años se encerró en su habitación pidiendo que no quería que le vieran llorar nuestros familiares. Mi padre aceptó esa negativa con un suspiro de resignación —es solo un chiquillo— me dijo rodeándome los hombros mientras caminábamos por el pasillo antes de entrar a la habitación de mi tío, en donde con el corazón desgarrado elegimos la ropa que a él le gustaría usar para despedirse.

A decir verdad, la vida de mi tío se volvió gris desde la muerte de la tía Patty, ella era su adoración. Su vida expiró hace 10 años en uno de sus viajes a Florida para visitar a sus familiares. Fue sola, pues mi tío daría una conferencia en la universidad de Chicago. Él era algo así como una leyenda aquí en Chicago, no solo porque se le respetaba como un sobreviviente de la guerra, sino que también era un catedrático destacado.

Ese día el cielo lloró por la partida de nuestra amada tía Patty, el cielo al igual que hoy estaba gris, las grandes gotas caían en la ventana deslizándose sin prisas hacia el borde del cristal. Recuerdo ver llegar a mi tío en un taxi, corriendo con su portafolio en la cabeza para no mojarse y Annie saliendo con un paraguas a pesar de la voz recriminatoria de mamá que le pedía que no se mojara. Luego el timbre incesante del teléfono que no dejaba de sonar, el tío Stear a penas se había quitado el abrigo.

—Stear —habló mi padre con el rostro pálido— tienes llamada de…

—Oh Patty —dijo mi tío corriendo a tomar la bocina.

Su semblante se ensombreció, en seguida soltó el teléfono y se dejó caer al suelo.

—No, no, nooo —gritó rompiendo a llorar.

Mi padre se sentó junto a él, mi madre y yo observábamos la escena en silencio, contagiándonos de la tristeza que embargaba a mi padre y tío. Los funerales fueron en Florida, debido a que el cuerpo lo entregaron varios días después del accidente.  

—Lo ves Stear, que fácil es resolver una ecuación —mi tío se refugió en los libros y su pasión por enseñar llenó el vacío que sentía por dentro. Yo estaba fascinado de pasar más tiempo con él. Su forma de ser tan comprensible y amoroso me llevó a quererle como si fuese mi segundo padre. Él nos amaba como si fuésemos los hijos que nunca tuvo.
Alistear, es hora, todos están dentro ya —menciona mi padre, no sé porque razón tengo que estar en la lectura del testamento. El tío Albert, el abogado y un par de ancianos del clan están sentados esperándonos, hay dos sillas vacías destinadas para mi padre y para mí.

La lectura del documento es rápida, al tío Albert le ha dejado a sus mascotas, Gurguis la tortuga, Lasy la perrita Pomerania que sustituyó a Lasy 1ra, mascota que consoló a mi tía Patty cuando supo que nunca sería madre. A papá le ha dejado la casa que compartió con mi tía y a mis hermanos y a mí la pequeña fortuna que le heredaron mis abuelos.
—Hay algo más que el señor Alistear dejó para usted joven Alistear Cornwell Britter.

El abogado me entrega una carta, miró a mi padre quien se encoje de hombros, pero con la curiosidad latente en su semblante.

—Papá, podemos leerla más tarde en mi alcoba si así lo deseas.

—Porqué tendría que saber yo el contenido de esa carta, si claramente mi hermano la dejó para ti —me abraza— recuerda que tú eras su consentido. No solo llevas su nombre, sino que eres el más parecido a él, aunque eres mi hijo, creo que tiene más de mi hermano que de mí. No tienes que compartir esa carta conmigo, me siento en paz como estoy.

Se va detrás de los demás y yo miró la carta, paso mis dedos por mi nombre grabado en ese papel. La dejo en mi recamara y bajo a la sala donde esta reunida mi familia. Pasada una hora mi curiosidad puede más y subo para leerla.

Para mi querido sobrino Alistear

Ya sé, ya sé que te estas preguntando porqué a ti y no a tu padre. Bien, será porque Archie siempre se ha escandalizado por todo y temo que esto que estoy a punto de contarte le quitaría el sueño como muchas veces me lo quito a mí. Eres libre de contar lo que aquí leerás o conservarlo solo para ti.

Querido Stear, no es un secreto para nadie que cuando te conocí te robaste mi corazón, Patty y yo te amamos desde la primera vez que te vimos. Ella te conoció antes que yo, pero el cariño fue igual de grande que el mío.

1920 fue un año importante para todos, tu tía Candy se casó ese año con tu flamante tío Terence. Tú naciste ese año, y yo… regresé a casa después de cuatro años en los que todos creyeron que había muerto en la guerra.

¿Qué cómo fue que sobreviví?, puedo imaginar tus ojos inquisitivos. Nunca me lo preguntaste, pero yo sé que morías por hacerlo, si no fuera porque tu padre jamás te lo permitió lo hubieras hecho desde que empezaste a hablar. Todos saben que estuve en una isla cautivo por mi propia mente al perder la memoria, esa fue la versión que mejor me pareció. La verdad es que desperté en la orilla de la playa, junto a mí estaban dos soldados que al igual que yo tuvieron la suerte de sobrevivir al ataque mortal de nuestros enemigos. Un tercer soldado se quejaba de dolor por una pierna amputada, mis compañeros le hicieron un torniquete para tratar de detener la hemorragia esa era la única ayuda que podían brindarle en la condición que nos encontrábamos. Sin materiales quirúrgicos y sin un botiquín con medicamentos adecuados para socorrerlo de la esperada gangrena que irremediablemente presentaría con el paso de las horas.

Yo igual estaba herido, la muerte lenta era la peor para un soldado herido de gravedad. Recordaba que me habían disparado en la sien, el impacto me cegó por un momento, sin embargo, mis últimos pensamientos fueron para ella, mi Patty, mi amor. El estruendo de la turbina explotando me ensordeció, las lágrimas mojaron mi cara antes de que me hundiera en la profundidad del océano.

Creí que era el final, pero quizás en verdad morí aquel día y fueron las plegarías de mi amada Patty las que me salvaron. Quizá solo tenía una oportunidad para enderezar mi vida, para amarla como se merecía mi bella dama. Sabes, te contaré un pequeño secreto que compartimos tu padre y yo, pero por favor no se lo digas.

Cuando éramos unos niños conocimos a una hermosa niña, de la cual quedamos prendados los tres primos Ardlay. Anthony, Archie y yo, para esa hermosa damita fuimos sus tres paladines por muchas razones, pero la mayor de ellas fue porque entre nosotros nació una amistad y cariño sincero, los tres tratamos de protegerla de las muchas injusticias que la rodeaban. Ese bello ángel se robó nuestro corazón, tu tía Candy, era una dulce niña que cautivaba a cualquiera que la conociera y sí, nosotros fuimos cautivados, pero fue Anthony el que ganó su valioso corazón.

Eso no lo sabías, ¿verdad? No creerías que hubo alguien antes de Terence que la hizo sonrojar, pero así fue. Alistear, si te cuento esto que para ti no tiene relevancia alguna, es porque cuando me enliste para ir a la guerra yo aún tenía sentimientos por Candy, puedo decirte que no solo me enliste porque quería un mundo mejor para todos o porque deseaba pelear por un ideal. Yo creía que la amaba todavía, sin embargo, fue lejos de casa entre el fuego cruzado que valoré las cartas de amor que Patty me enviaba, aquellas manchadas por las gotas saladas de sus bellos ojos.
Mi corazón se encogía cada vez que recibía una misiva de ella, me arrepentía por haberla dejado tan sola, mi Patty, me bella Patty, sufría por mí. Desee con todo mi ser regresar junto a ella para hacerla feliz, no sé si mis suplicas fueron escuchadas, pero fui rescatado por uno de mis compañeros. Ahórrate las preguntas porque yo no las hice cuando me dijeron que Marck logró sacarme de las profundidades, los primeros dos días nos alimentamos con peces, los entrenamientos de sobrevivencia los pusimos en práctica de inmediato, mi herida resulto ser superficial, solo un roce que me hizo sangrar y parecer más grave de lo que en verdad era.

Al tercer día el cuerpo de Andrew desprendía un olor putrefacto, la mitad de su cuerpo estaba hinchado. Le descubrimos la pierna herida sin poder controlar nuestras nauseas, la piel estaba ennegrecida, llevaba dos días con fiebre, estaba pereciendo por la gangrena que había avanzado hasta su pelvis, nada se podía hacer solo escucharlo delirar y gritar de dolor. Al caer la noche tuvo un momento de lucidez, el cual aprovechó para pedir encarecidamente que termináramos con su agonía. Marck que era un religioso devoto, proveniente de padres judíos negó con la cabeza cuando Tomas y yo lo miramos, era el más corpulento de los tres, el más rudo en apariencia, pero el más noble en carácter.

—No puedo… es parte de los nuestros, yo… no puedo —dijo levantándose y dejándonos ensimismados.

—Andrew y yo, somos como hermanos. Crecimos juntos, maldita sea, ¿cómo puedes pedirme esto, sabes que nunca lo haría? —le gritó Tomas, pasándose las manos por su cara.

—Por favor… ayúdame… —suplicó completamente lucido Andrew— duele como un carajo, siento como si mi cuerpo se quemara por dentro. ¡Piedad, piedad, por favor!

—No puedo, ¡maldita sea! No te vas morir, saldrás de está amigo, ya lo veras. Alguien vendrá a rescatarnos, te llevaran al hospital y todo va estar bien para ti —se acercó y acaricio el cabello mojado de Andrew.

—Sabes que estas mintiendo —sonrió— eres muy malo engañando —aspiró profundo, ahogando un quejido —me estoy pudriendo, puedo contagiarlos de alguna enfermedad, los malditos gusanos no tardaran en hacer un festín conmigo. Lo peor es que yo podré mirarlos si no acaban con esto…

Se retorció una vez más, esta vez sin poder callar el alarido que brotaba de sus entrañas. No pude soportarlo, ver a alguien agonizar te traspasa hasta los huesos, puedes sentir el dolor y desesperación del moribundo. Me puse en pie y recogí el subfusil que Marck cargaba siempre con él, su avioneta estaba casi intacta cerca de la isla, pudo recuperar varias cosas de ella.

No sé que diablos me hizo actuar como lo hice, jalé el gatillo y disparé a quemar ropa en su cabeza. Su última mirada fue de agradecimiento y fue entonces que solté el subfusil conmocionado, incrédulo de lo que acababa de hacer retrocedí con las manos temblando y mis latidos acelerados.

—Pero ¡qué has hecho, lo mataste! ¡Eres un asesino! —Tomas se me fue encima, forcejeamos por lapso de media hora, hasta que Marck lo apartó de mí.

—Fue lo mejor. Alistear solo le dio paz al pobre hombre, iba morir de todas maneras, terminaría podrido.

—Lo siento, Tomas, pero merecía una muerte digna, ¿no lo crees? —le tendí la mano, él me miró con recelo, pero al final la aceptó y lloró en mi hombro.

Ver llorar a hombres robustos y musculosos te sensibiliza, te hace darte cuenta que por muy fuertes que nos creamos, siempre hay algo que nos hace tocar fondo y nos reduce hasta volver hacer ese niño que lloraba cuando tenía miedo.
Esa misma noche cavamos una fosa con nuestras manos para nuestro amigo. Le hicimos un funeral pidiendo paz para su alma, un par de estrellas titilaban en el firmamento y yo me perdí en su titileo quedándome dormido asimilando que le había quitado la vida a un hombre; sé que fue lo correcto, pero, aun así, había manchado mis manos con la sangre de un ser humano.

A la mañana siguiente exploramos la isla, encontramos algunos frutos comestibles lejos de la playa, el ruido de los aviones sobrevolando cerca de nosotros nos hizo correr, pero estábamos sumergidos en la espesa vegetación. Fue inútil que nos vieran.

—Ya vendrá otro —dijo resignado Marck.

El tiempo pasó más rápido de lo que pensamos. Pronto nos encontramos con el cabello largo, las barbas crecidas y con varios kilos menos en nuestro cuerpo.

—Hijo de puta, te voy a matar.

Escuché que discutían, ya no me sorprendía, a menudo ellos discutían por cualquier cosa. Los gritos acalorados de Marck seguían en aumento. Suspiré antes de pararme, me giré y ese par se estaba moliendo a golpes, los dejé estaba cansado de intervenir como quien separa a un par de niños.

—¡Déjame, maldito puñetas!

Más gritos y esta vez alaridos se escucharon, corrí y me encontré con una monstruosidad, Marck estaba boca abajo y Tomas encima de él, violándolo. Me dio asco y mucha indignación lo que estaba viendo.

—Déjalo —advertí, colocando una navaja en la garganta de Tomas.

—Qué te pasa Stear, quieres que te lo preste un rato, tranquilo amigo. Podemos compartir si es lo que deseas.

Su risa descarada solo me enfureció más, no era la primera vez que esto pasaba, lo vi muchas veces en el campamento. Siempre me resulto repulsivo, pero me mantenía alejado de los problemas, era un niño mimado por mis padres y la tía abuela, era cobarde hasta cierto punto. Pero después de resurgir de las profundidades del infierno, quizás no había sido la divinidad lo que me dio la oportunidad de vivir, quizás fue algo más, mi vista se ensombreció y mi mano solo hizo un movimiento, manchando mi brazo con la sangre de Tomas.

Retrocedí pasmado, qué es lo que había hecho. Tomas cayó junto a mí y Marck permaneció quieto, sollozando en la arena la cual cubrió de una gran mancha roja y mi cuerpo tembló soltando el arma homicida. Qué está pasando conmigo, pregunté al aire, mientras lágrimas mojaban mi cara.

—Stear, gracias…

Marck hablaba atemorizado, me agradecía, pero también me tenía miedo, podía sentirlo.

—Déjame solo.

Él contuvo su respiración y asintió corriendo hacia cualquier parte lejos de mí. El sol se escondía muy rápido y la noche se hacía eterna, nosotros perdíamos la esperanza de que alguien nos encontrara.

—Estoy harto de comer frutas y peces, quiero carnes de res, ciervo, un jugoso y grasoso cerdo no estaría nada mal. Hemos perdido mucho peso, no crees —mencionó Marck.

—Debemos agradecer que estamos vivos —respondí, pero yo también anhelaba los banquetes que la tía abuela daba, con cordero como plato fuerte, o su filete de res cuando la visitaban los ancianos del clan.

—Ah, ayyy —se quejó, se había rebanado la pierna.

—Por todos los cielos, ¿qué has hecho? —corrí hacia él

—Ja, ja, ja —es un filete amigo, rápido prende la fogata.

—Estás loco, no pretenderás comer tu propia carne.

—¡Shhh! Ya calla, asustaras al cordero. Anda, enciende el fuego.

Lo miré, no parecía el mismo, tenía una sonrisa en los labios y la mirada perdida. Él mismo encendió la fogata y ensartó el trozo de carne en un palo. Yo estaba atónito. Sin embargo, el olor a carne asada abrió mi apetito, no era el olor más exquisito que había aspirado, pero era olor a carne.

Me senté a su lado, comimos juntos, como si fuese el más rico manjar que hubiese probado. Mas tarde medite la situación, no podía fiarme de Marck, había enloquecido, podría atacarme, comerme vivo de ser posible, pero también la idea de que la gangrena cayera en él me llevo a tomar una decisión.

Mientras él dormía tomé el arma asesina, aquella arma infernal con la que le había quitado la vida a Tomas, aquella que nos obsequió el filete esa tarde, la navaja.

—Perdóname, Marck —anuncie antes de hundir el puñal en su pecho, abrió los ojos y emitió un jadeo antes de dejar de respirar.

Pase toda la noche cortando filetes para comer por algunos días, no estaba arrepentido, de todas maneras él iba a morir, solo que lo haría pudriéndose y agonizando. Por qué desperdiciar algo que podía comer, la mañana llegó y yo ya tenía cocida la mayor parte de mi alimento. Enterré el cuerpo, me atreví a decir una plegaría, pidiendo perdón en la misma.

Tiempo después jugaba con mi amiga infernal, no había esperanzas de regresar a mi hogar, estaba solo, moriría tarde o temprano y yo prefería que fuese temprano antes que tarde, pero era cobarde para atentar contra mi vida. El ruido de un avión volando sobre el mar hizo que me parara de un salto.

—Aquí, aquí —me adentre al agua— esperen no se vayan.

Se marchaban sin mí, deje de nadar, dejaría que el mar me tragara ya no quería luchar. Una soga cayo en mi cabeza.

—Agárrate fuerte amigo.

Así lo hice, eran pilotos de la fuerza aérea, me identifiqué como militar, les conté parte de mi historia.

—No hay nadie más en la isla

—No, fui el único sobreviviente, mi compañero murió a causa de una herida en su pierna, se engagreno. Fue terrible —solté a llorar, porque los recuerdos eran frescos, lloraba por Marck, lloraba por Tomas, lloraba porque tuve que asesinar para sobrevivir.

Solo bastó mencionar mi apellido, señalar que era una familia influyente en Estados unidos, unos cuantos telegramas y ya tenía un lugar privilegiado entre ellos. Regresé a casa con el alma oscurecida, pero el amor de Patty, y ustedes me ayudaron a sanar, no sé si mi alma estará en paz cuando me toque partir, sé que tendré que ajustar cuentas, pero mientras debo decir que he disfrutado mi vida sobremanera. Jamás volvería a privar de la vida a nadie, solo si alguna vez atentaran contra uno de mis seres amados.

Querido sobrino, te cuento esto en parte para liberar mi alma, porque lo calle por tanto tiempo que necesitaba decirlo. No pude hacerlo en vida, tuve que morir para poder contar mi historia, porque de otra manera la vergüenza y la culpa me consumirían.

Te quiero sobrino, no me juzgue con un ser malvado, solo recuérdame como lo que fui para ti, el tío que te amo.

Atte. El tío Stear.

Jamás podría juzgarte tío Stear, creo que yo hubiera hecho lo mismo.

Doble la carta, y la lance a la chimenea, nadie más necesita saber esto, tu secreto este guardado tío. Salgo de la habitación y me encuentro con mi padre apunto de tocar la puerta.

—Hora de cenar muchacho, qué te dice el loco de tu tío en esa carta…

—Que nos ama y que quiere que lo recordemos como lo que fue, el tío amoroso de siempre.


Fin


EE3-C45-D0-02-C8-4-AAC-9141-69535-AAAE25-D



Última edición por Lady Ardlay el Vie Abr 05, 2024 2:52 pm, editado 3 veces (Razón : edite el título, signos que no dejaban ver la frase)

A Eiffel, AuroraLucero, Pitufa terriana, Claudia Ceis, AstridGraham, Azul pequeña, Legafa05 y a les gusta esta publicaciòn

https://www.wattpad.com/user/LadyArdlay?utm_source=ios&utm_m

Eiffel

Eiffel
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Triste, pero hermoso relato... pobre Stear, lo daban por muerto pero sobrevivió y es él quien tiene que recibir la dura noticia de la partida de su amada Patty y no lo pudo soportar (a lo que se añade su mecanismo de sobrevivencia), pero al menos sí logró estar con su gran amor en su juventud, y el narrador los recuerda con mucho cariño.

Gracias por compartir tan hermosa historia, saludos

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Saadesa

Saadesa
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

😯 wow wow woo!! Vaya confesión de stear ahora si me llevaste por todas las emociones. Primero dije yeei está vivo, después el y Paty no pudieron tener bebés y después toda la confesión a su sobrino favorito, ay si me dolió el corazón ♥

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

AuroraLucero

AuroraLucero
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Omg 😱 me quede de a seis, pobre de Stear lo que sufrió y lo que hizo para sobrevivir 😱 excelente confesión, 👌 👏 👍 💕 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Evelyn Rivera Strubbe

Evelyn Rivera Strubbe
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Triste, fuerte pero realista. Bello Stear por todo lo que pasaste y tuviste que hacer para sobrevivir Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 498689 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 498689 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 498689 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 460690 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 460690 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 460690 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 460690 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 971718

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Rosinarivas

Rosinarivas
Rosa Negra
Rosa Negra

Gracias por la historia  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Inez Ruiz

Inez Ruiz
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Una confesión desgarradora, 
mi pobre gafitas como debió sufrir
  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 808200 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 808200 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 808200
Muy buen aporte mi chamuca.
Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 504400 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 504400 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 504400 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 504400 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 504400

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Legafa05

Legafa05
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Pobre Stear por fin se libero de la carga de conciencia , vivió un infierno y nunca lo contó por miedo a ser juzgado , tremenda confesión , excelente trabajo amiga felicidades  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Lilianarodas

Lilianarodas
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Hermosa historia Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 498689 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 498689

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Lady Ardlay

Lady Ardlay
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Eiffel escribió:Triste, pero hermoso relato... pobre Stear, lo daban por muerto pero sobrevivió y es él quien tiene que recibir la dura noticia de la partida de su amada Patty y no lo pudo soportar (a lo que se añade su mecanismo de sobrevivencia), pero al menos sí logró estar con su gran amor en su juventud, y el narrador los recuerda con mucho cariño.

Gracias por compartir tan hermosa historia, saludos

Muchas gracias a ti por leerla, Eiffel, gusto saludarte (me encantan tus historias) Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717

https://www.wattpad.com/user/LadyArdlay?utm_source=ios&utm_m

Lady Ardlay

Lady Ardlay
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Saadesa escribió:😯 wow wow woo!! Vaya confesión de stear ahora si me llevaste por todas las emociones. Primero dije yeei está vivo, después el y Paty no pudieron tener bebés y después toda la confesión a su sobrino favorito, ay si me dolió el corazón ♥

Ni cuenta me dí que esa parte podía ser sensible jejeje de que no pudieran tener bebés. Ayyy lamento que te haya dolido tu corazoncito con esta confesión

https://www.wattpad.com/user/LadyArdlay?utm_source=ios&utm_m

Lady Ardlay

Lady Ardlay
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

AuroraLucero escribió:Omg 😱 me quede de a seis, pobre de Stear lo que sufrió y lo que hizo para sobrevivir 😱 excelente confesión, 👌 👏 👍 💕 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 162544

Gracias amiguita

https://www.wattpad.com/user/LadyArdlay?utm_source=ios&utm_m

Lady Ardlay

Lady Ardlay
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Evelyn Rivera Strubbe escribió:Triste, fuerte pero realista.  Bello Stear por todo lo que pasaste y tuviste que hacer para sobrevivir  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 498689  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 498689  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 498689  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 460690  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 460690  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 460690  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 460690  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 971718

Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717

https://www.wattpad.com/user/LadyArdlay?utm_source=ios&utm_m

Lady Ardlay

Lady Ardlay
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Rosinarivas escribió:Gracias por la historia  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717

A ti por leer Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717

https://www.wattpad.com/user/LadyArdlay?utm_source=ios&utm_m

Elipreciosa

Elipreciosa
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

El buen Stear, gracias me gustó Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 463717
Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Mayosiete

Mayosiete
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Oops   affraid

Carmín Castle

Carmín Castle
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 746140 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 8489 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 8489 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 8489 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 8489  Me dajeste sorprendida amiga, aquí escribiste sin miedo. Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 856396 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 910295  Jajaja que cabecita para escribir. affraid Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 856396 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 910295 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 3790938126 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 523816526 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 3125376616 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 8489 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 8489 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 8489

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

ambar graham

ambar graham
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 808200 Santísimo muy conmovedor!
Excelente !  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 334740  

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Capri67

Capri67
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

esta historia me llevo por todas las emociones caray Shocked  affraid  Suspect  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 123419  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 842802  Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 910295  me dolio
lo que tubo que pasar mi Querida stear pero se fue en paz muy Bien one shot chamuquita
Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452 Confesiones The Society Of the Devil presentan: El Tío Stear by Lady Ardlay 189452

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Ximena Torres

Ximena Torres
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Una historia impactante, pobre Stear, jamás pensé que tuviera que pasar por algo así.

A Lady Ardlay le gusta esta publicaciòn

Contenido patrocinado



Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 3.]

Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.