¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I

+4
ladylore
Evelyn Rivera Strubbe
Ximena Torres
MaxineWinters19
8 participantes

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

MaxineWinters19

MaxineWinters19
Rosa Arcoiris
Rosa Arcoiris

SATURNO
CAPITULO 8 –PARTE I.
ENTRE TÚ, YO Y LAS ESTRELLAS
.

Esa misma noche, apenas se instalaron los Ardley con sus amigos, Eleonore decidió darles una velada que esperaba no olvidaran, y al mismo tiempo quería ser partícipe de los planes de su hijo. Terry y Candy por su parte no dejaron de abrazarse o darse caricias mutuas, el tiempo que estuvieron separados había sido suficiente largo para que se anhelaran en todo sentido de la palabra. Candy seguía convaleciente, y el actor hacia todo lo necesario para que ella no moviera un solo dedo mientras estuviera bajo su techo.

Sin embargo, Terry no había olvidado el verdadero motivo para que ella y los demás hubieran ido a Nueva York. Aun así, debía aprovechar la oportunidad que se había dado para que su pecosa estuviera ahí para cumplir con el deseo que tanto quería desde el instante que piso Nueva York.

Esa noche, después de cenar y darles la bienvenida a los Ardley y celebrar el acto de heroísmo de Stear y Patty, se había quedado en la habitación de Candy para ver que todo estuviera bien con ella, charlaron por algunas horas de todo lo que había ocurrido en sus vidas, leyendo las cartas que no habían podido leer y disfrutar de la compañía mutua, Terry bien perdía la cordura al estar cerca de su pecosa, sobre todo cuando tenía sus labios cerca y se atrevía de cuando en cuando a robarle besos que esta vez, ella no rechazaba, al contrario, eran los besos que anhelaba.

Y pensar que pudo haberse perdido de todo eso de no ser por Stear.

—Oh pecosa, realmente somos afortunados –explico Terry a Candy soltando una de las cartas en su regazo, se arrojó a un lado de Candy mientras ella se acomodaba para poder verle a los ojos –Tenemos ángeles guardianes sin darnos cuenta. Y pensar que todo esto hubiera sido una cruel pasada del destino.

—No pienses más en eso.

—¡Es que no puedo evitarlo! Esa mujer pretendía chantajearme. Pretendía quitarte de mi lado por una obsesión insana.

—Pero no lo hizo. Stear vio sus intenciones y te defendió.

—Es por eso es que le estoy agradecido. Me salvo no solo la vida, sino mi destino… —le tomo de la mano a su pecosa y le dio tantos besos como era posible –Porque no concibo mi vida sin ti. Créeme que pensé de todo al pensar que te perdería.

—Deja de pensar en eso —Esta vez, había sido ella quien se había dedicado a besarle las manos a Terry, ambos se miraban con tanto amor y pasión, todo aquel instante en el cual estuvieran así, en su intimidad lo usaban para profesarse amor y ternura —No sigas pensando en lo que pudo ser. Pensemos en lo que puede ser ahora mismo.

—Claro que sí, futura señora Graham —ese comentario llamo de nueva cuenta a atención de Candy. El actor se hinco en la cama para revisarse los bolsillos, encontrando nunca pequeña caja de color azul marino con un pequeño pero sencillo anillo, el cual no tardo en presentárselo a la rubia —Esto lo adquirí con mi primer sueldo. Créeme que la emoción que tuve al comprarlo para ti no se comprara al hecho de tenerte a mi lado, desde este instante, porque las estrellas y los planetas se alinearon únicamente para reunirnos de forma aparatosa.

—..Terr… Terry —Candy empezó a tartamudear porque aquello que estaba viviendo con Terry parecía ser un sueño. Terry Grandchester, el rebelde de San Pablo, ese odioso que no dejo de prestarle su atención y su carisma ahora estaba frente a ella dedicándole sus mejores sonrisas y unas propuesta para los dos. Una que iba de la mano con su existencia.

—Solo te pido en este instante, Candice White Ardley que te conviertas en mi todo, en ,mi apoyo, en los brazos en los que quiero refugiarme cuando estoy solo y tenga miedo… por favor Candice White Ardley, dame el honor de ser mi compañera, mi amiga y mi amante por el resto de esta vidas y en las próximas.

La chica no pudo evitar reírse mientras unas lágrimas se asomaban de sus ojos, la cabeza le empezaba doler un poco por el esfuerzo que hacía para contenerlas. Se inclinó sobre el pecho de Terry mientras seguía llorando inclementemente.

—¿Qué pasa? ¿Estás bien? —Se abalanzo hacia Candy para revisarle la cabeza, hasta que ella alzo la mirada hacia él y le dedico una sonrisa que le fue más que adobarle a Terry, ya que compaginaban con la luz de la luna que esa noche se regodeaba en lo más alto del cielo neoyorquino.

—¡Oh Terry! —Dijo la chica casi a gritos —Pude haberte perdido… pude haberme perdido de este momento tan maravilloso a tu lado… donde te veo tal cual eres ¿Pretendes que no llore ante lo que me pides? ¡Claro que acepto, mi mocoso engreido!

La chica en seguida es levantada por Terry, ella se sujetó del cuello del actor mientras bajaba de la cama y la hacía girar por el aire, no dejaron de verse a los ojos, se besaron tiernamente, sus corazones se hicieron uno y dese ese instante, lo harían y su futuro se rescribió a favor de ellos.

…..
Patty esa misma noche decidió salir a pasear con Stear a través del inmenso jardín de Eleonore Backer. Ni en sus más hermosos sueños pensó que estaría en la mansión de una actriz famosa disfrutando de una velada maravillosa de la mano del amor de su vida, y eso le era gratificante.

—¡Están ahí! —dijo Patty con sorpresa mientras se adelantaba a correr por el jardín. Stear solamente pudo ver como la chica se soltó de su mano y se adelantó a correr, se sintió vacío —¡Son muchas estrellas!

—Que hermoso… creo que no recuerdo nunca haberme sentado a ver una lluvia de estrellas.

—¿Ah no?

—Jamás… realmente esta es una experiencia nueva —contesto Stear sonriendo, sus gafas gruesas solamente enfocaron a Patty dar vueltas mientras levantaba las manos al cielo como si tratara de atrapar alguna estrella.

Hasta ese instante no se había percatado lo hermosa que Paty podía verse, como su inocencia y carisma resaltaba en los momentos más importantes. Hasta ese momento no se había dado cuenta como esa adorable chica se había hecho de su alma muy su corazón, como compaginaban en sus caracteres y en sus deseos. En ese momento sentía arrepentimiento de haber tomado decisiones apresuradas.

El inventor se tiro al césped para mirar al cielo. Parecía que en cualquier instante una de esas estrellas caería de lo más alto y el gustoso tomaría una de ellas y la conservaría para siempre, la inmensidad de la noche se había vestido con sus mejores galas solo para ellos.

—¿Te ocurre algo?

—Nada… solamente que esto es tan maravilloso. No pensé que la noche era así.

—Deberé sacarte seguido. Aun quiero que veamos a Saturno y Plutón.

—¿Cómo? —pregunto el chico mirando a su novia acercarse a él para sentarse a su lado.

—Así es. Hace unos días apareció en la revista National Geographic una noticia que hablaba de la mejor visualización de Saturno y Plutón. Siempre he querido verlos y me… me pareció que sería lindo verlos… contigo.

Stear trago en seco, en efecto, Patty no podía ser más maravillosa, siempre curiosa, siempre con ganas de saber más del mundo. Él quería compartir experiencias con ella, quería imaginarse que incluso algún día podían ser los nuevos Curie, ingenio y talento por donde fueran, tomo el rostro de Patty entre sus manos y le robo un beso intenso.

Para Patty, que Stear hiciera un acto tan arrebatado como ese le hacía sentir que el mundo giraba en torno a ellos, se aferró a ese beso que a su criterio significaba todo. No quería creer que en cualquier momento ese podía llegar a ser el último, no lo concebía porque era dolorosa la idea de tener que despedirse de él.

—S… Stear —dijo la chica jadeando al mismo tiempo que se relamía los labios. Incluso podía admitir que los besos de Stear tenían sabor a cerezas.

—¿Pasa algo?

—No… es que… me encanta cuando actúas así. Atrevido, es la segunda vez que me robas un beso.

—Es que… me parece que es algo intenso. —Deslizo su pulgar por el labio inferior de Patty, quien se había sonrojado por ese acto, la sabia como sorprenderla y a ella le encantaba que fuera así.

—Me gusta que seas intenso. Creo que he descubierto una nueva especie dentro de ti.

Stear le dio un beso en la frente a Patty, le ayudo a recostarse del césped para así los dos ver a las estrellas.

—Los dos veremos Saturno y Plutón, y con todo gusto estaré dispuesto a llevarte hasta allá.

—¡Oh, Stear! No se puede ir hacia allá. Está en el espacio exterior, no creo que respiremos.

—Créeme que con lo enamorado que estoy de ti soy capaz de crear algún vehículo que nos lleve hasta allá… y ese será mi objetivo —La hizo verla a los ojos y le sonrió —Llevarte a conocer las estrellas.

Patty asintió con la cabeza, sentía cada vez que sus objetivos de resguardar la seguridad de Stear se estaban llevando a cabo, lo estrecho entre sus brazos mientras le daba besos y cariño, para ella, esos brazos cálidos eran un refugio, quería realmente retenerlo a su lado para protegerlo.

……
La noticia del evidente compromiso de Candy y Terry, fue escandalosa y evidente, aquello no sería novedad para ninguno, ya que era lo que se esperaba al principio que ocurriera. Archie por supuesto sintió ira al saber que los rebeldes se les adelantarían a los planes de boda, solamente les faltaba anunciarlo en los diarios para que todo quedara claro en Broadway, que Terrence Graham le pertenecía únicamente a Candice White Ardley.

El objetivo de asistir a Nueva York de los Ardley inicio con un paseo, cuando Candy estuvo mejor y se aseguraron de que nada le ocurriría decidieron dar un paseo por la ciudad, las chicas estaban contentas viendo tiendas y dulces por doquier, y los chicos solo podían vigilarlas de que no quisieran hacer compras arrebatadas.

Ese día, Stear deseo hablar con Terry seriamente en cuanto al futuro se refería.

—¡Que hermoso! —dijo Candy asomándose por una tienda de vestidos de novia.

—Es hora de que vayas escogiendo pronto un vestido para tu boda. —Sugirió Patty a su amiga —Y por supuesto, nosotras seremos tus orgullosas damas de honor.

—Chicas… de verdad les agradezco por acompañarme hasta aquí —logro decir la rubia llevándose las manos a las mejillas, se habían encendido al saber su futuro próximo al lado de Terry. —Ahora espero que siempre sigamos juntos, acompañándonos en nuestros errores y alegrías.

Ese fue el deseo de Candy hasta ese momento, cuando en todo el marco de su felicidad concebía perfecto.

Por su parte, los chicos se mantenían vigilantes, Terry estaba oculto detrás de su disfraz para evitar llamar la atención, Archie sonreía ante las chicas que saltaban y querían llevarlos por doquier. Sin embargo, los dos desviaron toda su atención hacia Stear, el cual solamente podía mantenerse de brazos cruzados ante un anuncio de enlistamiento… Archie apretó las manos, su hermano seguía con ese obstinamiento, Terry entendió el lenguaje corporal del joven elegante, le tomo de una mano y se dirigió hacia Stear quien abrió los ojos al tener a ese par encima de él.

—¡Alistear! —Exclamo Terry sin soltar a Archie —Tenemos que hablar seriamente.

—Muchachos… se de lo que quieren hablar. Y pienso que no es el mejor momento.

—Para nosotros si lo es. Y si no te agarro a golpes en este instante créeme que es por las chicas —Reclamo Terry sin soltar a Archie —¿Puedes al menos ver a tu hermano a la cara y decirle que cambiaras de opinión de forma irremediable?

—Es que… yo…

—Stear… lo prometiste —Mascullo Archie tragando en seco.

—¡Ya dejen de tratarme como un imbécil! —Grito al verse en enfrentamiento con su mejor amigo y su hermano, las chicas escucharon el escándalo de la discusión y como Stear pretendía cruzar la calle sin ver a los lados.

El joven de gafas ni siquiera se tomó la tarea de mirar a los lados cuando un vehículo estuvo a punto de atropellarlo, de no ser por un caballero rubio le tomo de un brazo y lo tiro hasta la acera contraria.

—¡Ay por Dios! ¿Estás bien? —Preguntaron todos al ver al pobre de Stear con el rostro pálido.

—¿En qué pensabas?

Stear no pudo seguir emitiendo una palabra más al tener a sus amigos encima suyo, pero toda palabra y pensamiento callaron cuando la persona que salvo a tiempo a Stear se hizo sentir.

—Deberias tener mas cuidado por donde caminas, sobrino —dijo el hombre con voz seria.

—¿Cómo me llamo? —Pregunto Stear sobándose un brazo. Alzo la mirada y al igual que Candy, mantuvo la boca abierta con sorpresa.

—Albert… ¿Qué haces aquí? —Ahora quien hacia las preguntas era Candy mientras se sujetaba del brazo de Terry.

—Nada… solamente buscaba a mis sobrinos —explico el rubio —Me presento, soy William Albert Ardley. Y necesito hablar con Stear.
Continuara…

A AstridGraham, Betty Laguna, Dilcia, ambar graham, Evelyn Rivera Strubbe, BettyJesse, Ximena Torres y a les gusta esta publicaciòn

Ximena Torres

Ximena Torres
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Que bueno que Albert llegó a tiempo y salvo a Stear y finalmente se presentó ante sus sobrinos 👏👏👏

Evelyn Rivera Strubbe

Evelyn Rivera Strubbe
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Llego Albert al rescate. Me encanta leer de las tres parejas juntos y como amigos todos. Bravissimo BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 355103 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 355103 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 355103 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 355103 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 460690 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 460690 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 460690 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 460690 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 836918 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 971718 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 971718

ladylore

ladylore
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

vaya forma de presentarse como el tio jajaja
me encanta la historia

Betty Laguna

Betty Laguna
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Que bonito capítulo
Muchas gracias
BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452  BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452  BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452  BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452  BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452

BettyJesse

BettyJesse
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Qué susto, por suerte llegó Albert.
Habrá boda


BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 189452

AstridGraham

AstridGraham
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Amé a mis futuros esposos Granchester Ardlay BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 10498

Albert, espero que tú si puedas persuadir a gafitas.

https://www.youtube.com/channel/UCujJb6y31ogc-8nJBeXe2rQ

RossyCastaneda

RossyCastaneda
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Abran paso, que llegóel mero, mero de los Ardlay BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 334740 BANDOLERAS DE TERRY -MINIFIC -SATURNO, CAP 8, PARTE I 334740

Contenido patrocinado



Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.