¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2021 » Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine. AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL

Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine. AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL

+9
Cherry Cheddar
ladylore
Giovanna
Gabisita
Beatriz Rodríguez
Nancy G
Hidet
Dar042
Jill Valentine
13 participantes

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Jill Valentine


Rosa Lila
Rosa Lila
LAS ESTRELLAS DE BROADWAY SIGUEN BRILLANDO
PARA EL CHICO REBELDE HASTA EL FINAL. AMOR COMO EL NUESTRO CAP FINAL.
Capitulo 11.

Una de las primeras decisiones que Terry tomó al terminar con Candy fue cambiar de vivienda. No iba a soportar vivir en un lugar con tantos recuerdos, iba terminar volviéndose loco. Le dolía llegar cada noche al departamento, donde las sábanas todavía olían a ella, donde el viento aún le llevaba el olor de su cabello y el silencio su voz, sus risas. Cada uno de sus recuerdos cortaba más y más su corazón. Mudarseo no había servido de mucho, los recuerdos iban con él a todas partes como una segunda piel, el dolor era tan hondo que lo quemaba por dentro. Los primeros días en su duelo los ocupo con mujeres, teniendo sexo y mucho trabajo; hasta que un día se levantó y consiguió respirar sin la ausencia de Candy, y supo que podría seguir viviendo. Después tres meses, dejo ese departamento en el que vivía un infierno. Seis meses después, sintió una angustia,  Una profunda tristeza que lo torturaba sin clemencia. Sintió unas inmensas ganas de llorar. Sentía que habia perdido a alguien muy amado e importante para él.
Los pasos y las calorías consumidas, el sudor corría por su cara, cuello y espalda, llevaba la respiración agitada. Aumentó la adrenalina y empezó a correr, se obligó a exigirse más. El ejercicio siempre le funcionaba, lo centraba.

Candy lloró la muerte de su hija. Lloro como nunca creyó que se podría llorar, lloró por lo que no pudo ser, lloró por Terry, que nunca se enteraría de que por pocos días había sido padre, lloró por el futuro que escapó de entre sus manos. Qué había hecho mal para qué la vida le quitara la felicidad. Vivía inmersa en una pesadilla, a punto de desmoronarse. No fue fácil para Albert, le partía el alma verla tan triste, sé sentía impotente, sin saber que hacer por Candy. La conciencia de todo lo ocurrido hicieron en Sandy una profunda tristeza. Luego un miedo la asaltó, el temor a que fuera a llegar otra desdicha. La muerte de su hija destruyó a la chica segura y fuerte que había sido. Estaba muerta pero a diferencia de los muertos ella le tenía miedo a los vivos. El sueño era poco. Le daba miedo dormir y que las imágenes de su bebé y de Terry aparecieran y cuando los tenía a un centímetro, soñaba que desaparecían sin poder alcanzarlos.
Pensó en volver a Chicago, porque Nueva York no era una opción: deseaba alejarse de todo y de todos los que le recordarán lo ocurrido. ¿Y si le decía a Albert que la llevara con él en su siguiente viaje ? Podría irse al Oriente, decían que los que viajaban allí era para superar el dolor. Si tuviera la potestad de dejar los pensamientos en casa, de irse sin ellos, qué sencilla sería la vida.
Sé fue con Albert Tenía un propósito. Venganza. Necesitaba que Terry supiera que había sido padre. En un principio el rencor que sentía la habia segado, pero como pasaban los días y luego los años su alma no soporto la carga de remordimiento que le daba el recuerdo de su bebé ya muerta. Entendió que su recuerdo tenía que ser compartido. Y si para llegar a Terry solo lo haría poniéndose a su altura y abriéndole los ojos. Por la memoria de su Melany que lo haría.
Se hizo una mujer más fuerte, Gano respeto y prestigio, convietiendose en alguien muy importante en el mundo de las finanzas. Con ayuda de Albert se instalo en Italia allí murio Candy White. Se marchó una tarde otoñal cargada de dolor, y de perdida. Tres años después, la seguridad la había ganado a fuerza de golpes, y sed de venganza, le había quedado adherida a la piel como una cicatriz y nada podría librarla de ella. Por fuertes que soplaran los vientos, por duros que fueran los tiempos venideros, sabía que tendría fortaleza para afrontarlos de cara al frente. Seguía amando a Terry, pero, había comprendido que la vida sigue, y estés como estés te arrastra con ella. Sé fue siendo Candy White. Regresaba a Nueva York siendo Candy W. Andry, La presidenta CEO del corporativo Andry.
—¿Y bien? —preguntó Albert mientras Candy miraba los rascacielos de la ciudad por una de las ventanas del Penthouse.
—Me gusta mucho, es precioso, y está bien situado.
—En cuanto entró en mi correo supe que tenía que mostrártelo. - Era un espacio grande, paredes y ventanas eran de cristal, y contaba con cuatro habitaciones, . Desde su arribo a Nueva York sintió un nudo en el estómago, volvía a una ciudad que nunca pensó volver.
Candy y Albert llevaban esperando a que el corporativo GrandChester entrara en el panorama de la empresa de Thomas Hilfiger. Candy trabajo mucho en la propuesta que les presentarían en pocos días. Ella había estudiado la compañía en todos los frentes y no podía sentir otra cosa que admiración por todo lo que había logrado. En realidad no le importaba quitarle el contrato a Terry, solo quería poder cerrar ese capítulo de su vida.

El día que estaba esperando llegó. Candy llevaba un pantalón de sastre de una pieza que subía hasta cerrarse en su cuello de color blanco y zapatos de tacón alto oscuros, se aplicó maquillaje y puso color en sus labios. Albert, que ya estaba instalado en su nueva casa, pasó a recogerla, Juntos llegarían a las oficinas de Thomas Hilfiger. Elevó una plegaria cuando se bajó en el aparcamiento del edificio y sintió que le faltaba el aire mientras el elevador ascendía hasta el piso donde vería a Terry. Sabía que él estaría allí, pensando que el contrato seria suyo. No se esperaba lo que iba a pasar..

Terry se dijo que tenía que dejar de comportarse como él universitario que ya había dejado de ser. Era hora de formarse una nueva imagen. Así decidió que Susana era la mujer que un hombre como él necesitaba. Empezó a cortejarla sin emoción, pero no tuvo que hacerlo por mucho. Dos días después Susana Marlow formalmente se hizo su novia. Sé anuncio en los periódicos y revistas de farándula. Pero como siempre en la vida las cosas pendientes regresan a saldar las cuentas. Una de las cosas que la vida cobro fue la muerte inesperada de Fred. El día que regresaba a Nueva York, un año después de haber salido de Nueva York, el avión en el que viajaba había tenido problemas mecánicos. Los pilotos no pudieron llegar a campo libre. El avión se había incendiado. El resultado fue la muerte de todos los pasajeros. La tragedia llego para la familia GrandChester como el principio de un na tormenta y de otro comienzo. Terry no sintió pena por la muerte de Fred. Solo lamento la muerte de los demás pasajeros. Elynor lo sintió como si se hubiera muerto un hijo de sus entrañas. Le sería difícil olvidar a quien fue leal para ella. Tiempo después del duelo Terry tuvo que sacar a flote lo poco que quedaba del corporativo GrandChester, dándole una nueva imagen e inyectando capital de los bancos que confiaron en su propuesta. No fue fácil limpiar el nombre y la reputación de la empresa en el mundo financiero, pero tres años después había conseguido expandirse. Los Ángeles, Georgia. Pronto darían el salto a la costa oeste, en una campaña de expansión proyectada para los próximos dos años, y de la que ya hablaban los distintos medios de comunicación del ámbito económico. Esa tarde se reunía con el hombre más importante y quién le abriría las puertas en la costa oeste.
O eso pensaba.
—Tendremos una buena comisión este año, estoy seguro —dijo Terry tratando de convencer a Thomas Hilfiger.
—Te creo, pero tengo una propuesta que me gustaría conocer a fondo. Terry sudo frío, necesitaba ese contrato, no podría perderlo, había mucho dinero invertido. Miro al hombre de mediana edad y supo qué no iba hacerlo cambiar de opinión. -¿ Se puede saber quiénes le están ofreciendo el contrato? Pregunto Terry, firme.
—No sera necesario ya esta aquí. Dijo Thomas.
Terry se había blindado, pero nada lo preparó para lo que sintió en cuanto tuvo a Candy frente a él, mirándolo con indiferencia, como si alguna vez no hubieran sido todo el uno para el otro. Una ola de celos lo devoro en cuanto vio el tipo que la llevaba del brazo. ¿Quién diablos era? Albert también lo miró Así que este era el tipo del que Candy estaba enamorada. No era él mismo que tenía en su informe. Le dio confianza y enseguida supo que al igual que su Princesa, él seguía enamorado de ella. Solo había que mirar la manera en que la observaba, y como parecía querer matarlo. Tuvo ganas de reírse, pero prefirió provocarlo más. Terry dirigió su mirada a Candy de arriba abajo, evaluando cada curva y cada detalle, como las pecas de la nariz que trataba de cubrir de manera infructuosa con maquillaje y que él había besado una a una… Todo el resentimiento de lo ocurrido la tarde en que terminaron sobre él como si acabara de pasar.
— Terry GrandChester. Ella es la señorita Andry, y su acompañante es.
—Albert Andry —Interrumpió Albert mirando a Terry con desafío.
Terry sintió que le daban un golpe en la entrepierna. ¿Estaba Casada? Dirigió la mirada a sus manos. No llevaba sortija. Se había casado. ¿Cuando? No sabía cuanto iba a tolerar su paciencia pero ya estaba al límite. Necesitaba que Candy se lo confirmada. ¿Enserio? Qué mierda estaba pensando.
La reunión dio comienzo en cuanto Candy se levantó para iniciar la presentación de su propuesta. Después expuso la suya Terry.
—Señores, por favor —interrumpió Thomas Hilfiger—, no tengo tiempo para detalles de procedimiento ni para guardar consideraciones a nadie. Candy levantó la ceja. —Thomas Hilfiger continuó—: No me están ofreciendo nada diferente a otras empresas del sector, los invité porque deseo ganar más dinero del que ganará la competencia y por el pequeño detalle de la expansión. —Esto último lo señaló con un deje de cinismo, ya que era el tema más importante a tratar en la consultoría.
—Señor Hilfiger —Hablo Candy. Terry apretó más los labios—, somos la mejor empresa del sector. Nadie le ofrecerá mejor balance en las finanzas.
—Necesito garantías, señorita Andry. Necesito un informen qué estoy pasando por alto, y hasta el momento no veo que me vendan eso.
Albert le susurro algo al oído a Candy con la elegancia que estaba permitida en la gente más importante. Candy le sonrío y asintió. Terry quería ir y sacarla, llevarla a la pared y besarla. ¿Qué diablos estaba pensando?
—Muy bien, tendrá nuestro informe en dos días.
Terry despertó cuando Candy y Albert ya habían salido. Salio corriendo detrás de ella.
Soltó una maldición cuando la vio subir con él tipo rubio a un Mercedes. Marco a su chofer y le pidió seguir el Mercedes Bens.
—¿Estas bien? Le pregunto Albert dentro del automóvil
— Pronto lo estaré.
—Sabes que estoy contigo, ¿verdad?. Puedo quedarme.
—Lo se, pero es algo que tengo que hacer sola.
Pensamientos oscuros asaltaron a Terry. Después de elucubrar todo tipo de suposiciones, la respuesta le cayó como un jarro de agua fría. Esa mujer iba a acabar con él. No podía ser tan estúpido. ¿Acaso creía que él volvería a hacer el papel de tonto? Había actuado con sus aires de mujer indignada, estaba dispuesta a cualquier cosa con tal de lograr el contrato. Golpeó el timón con fuerza. Maldijo por lo bajo varias veces hasta llegar a su destino. Una cortina de agua comenzó a caer, Visualizó a su chófer dentro del auto.
—¿Dónde está ? El hombre se enderezó en su puesto.
—Entró a la cafetería.
—Bien.
Candy lo sintió antes de que hablara, ya fuera porque las mujeres desviaron sus miradas apreciativas a la puerta o por el olor de su loción. Lo había estado esperando, no era tan estúpida. Había visto qué la estaban siguiendo, aun así no pudo evitar sentir que se le aceleraba el corazón.
—Hola, Candy. Ella se dio la vuelta. Hay estaba él joven serio y amable que había conocido en la Universitad. Bueno a excepción de su expresión, que se veía como el infierno. Era un hombre hermoso, después de todos esos años.
—Terry. —Saludo cordial.
—¿Qué demonios estás haciendo? —Candy levantó una ceja.
— Demostrarte cuan equivocado estás Hay una parte de la historia que desconoces.
—¿Quién me dice que no es mentira para lograr el contrato? —Continuó mirándola, su rostro completamente duro y frio. Candy quiso abofetearlo, levantó la barbilla y cerró de golpe los ojos. Él nunca la creería, pero eso ya no le importaba, necesitaba hacerlo por su paz, pero sobre todo por la memoria de su hija. Lo que él pensara era su problema, no el de ella. Dejó escapar un suspiro y se pasó los dedos por la frente. Terry se acercó más a ella. La silla en la que estaba sentada era alta, apoyó ambas manos a lado y lado del mesón, encerrándola con su cuerpo.
—Habla. Candy abrió los ojos.
—Ya no me importa lo que pienses de mi. Lo miró tratando de disimular el dolor en sus ojos. Él llevó la mirada a sus labios, luego a sus ojos y de vuelta a sus labios. Bajó la cabeza un poco más. —Pero es necesario que sepas algo qué estoy convencida sera muy importante para tí.
—Convénceme. Candy sintió calor y la invadió el temor.
— Retírate.
Terry la ignoró, sin desprender la mirada de sus malditos ojos, que eran tan limpios y transparentes. Ella le mostraba una tremenda herida, y resentimiento. “No te acerques tanto”, pero estaba embebiéndose de su perfume. Bajó la cabeza unos segundos tratando de centrarse. Se estaba ablandando, ahora que la tenía cerca todo lo demás desaparecía. De repente el tiempo de miseria no le importaba, lo que ella le había hecho y la forma en la que él deseaba desquitarse. La odiaba, debería odiarla.
—Supongamos que me creo la historia que me vas a decir —No quería mirarla más.  --¿ Estás casada? Candy lo miró con la boca abierta. —Ah, ya se,  fuiste amable con tú esposo y ahora piensas serlo con Thomas Hilfiger , no me cabe la menor duda. Tienes la capacidad de envolver a la gente con tu cara de inocencia. Antes de que Terry tuviera la oportunidad de verla afectada por sus palabras y por su gesto de velado desprecio, agarró su bolso, se lo colgó en el brazo y salió a la calle. La llovizna había dado paso a un aguacero. Pero ni siquiera le importo. La gente iba de un lado a otro. Corrió por la acera en busca de un taxi. Escuchó la voz de Terry llamándola, lo que hizo que se alejara más rápidamente, pero el hombre la alcanzó y la jaló del brazo.
—¡Detente, por el amor de Dios! Ella se giró sobre sus talones y se soltó de su agarre.
—¿Qué ?
—¡Yo te llevó! — Sentía la rabia en rostro.
—¡No! Déjame sola, así como lo hiciste hace años, me dejaste sola. —Las lágrimas mezcladas con el agua fueron reemplazadas por la rabia. Dio gracias a Dios por la lluvia, no hubiera soportado la humillación de que él la viera llorar—. Te odio por eso.
Terry volvió a aferrarla del brazo y la llevó casi a rastras hasta su auto.
—Yo también te odio y me odio por muchas cosas. —Llegó hasta el auto, abrió la puerta—. ¡Entra!
—No necesito que me lleves —dijo entre dientes.
— Candy —dijo él al límite—, no me obligues a dar un espectáculo, porque el resultado será el mismo, tú dentro del jodido auto.
Candy comprendió que todo cuanto había ensayado para ese encuentro no le había servido de nada. Los años preparándose parecían haberla abandonado . Se sentía vulnerable.
—¿No entiendo porque me tratas asi? ¿Qué más te habrán inventado de mí? ¿Con lo ocurrido no fue suficiente? Terry la miró con ojos brillantes y un rictus amargo en los labios.
—¿En serio Candy? ¿Tengo que recordártelo?
—No sé de qué hablas,, vine por que tengo que decirte algo,no vine hasta aquí para recordar el pasado, mucho menos para hablar de lo que hay entre nosotros.

—No hay un “nosotros”. Habla.
Terry la notaba resentida, no podía volver a caer en el juego del pasado. El dolor entró en su pecho. —Eres una mujer lista, y a estas alturas ya debes tener todo planeado.

Candy pensó que ya era suficiente. Era ahora o nunca. Saco un sobre y se lo dió.

Él miró el sobre con el ceño fruncido, pero lo aceptó.
-- Necesitaba llegar al fondo  con sus propias manos.  El sobre que Candy le habia dado, llevaba información muy delicada,  Habían robado su cuenta y le habían hecho creer a Canfy que hablaba con él. Dios míos si todo era verdad no sabia que iba hacer.  
—Puedo cuidarme solo, además, estarás a pocos pasos. Le dijo a su hombre de seguridad. Terry se metió los puños en la chaqueta  llegó al  jardín de la casa. Un hombre alto y delgado de barba descuidada les abrió la puerta. Se sorprendió al verlo.
—Mark El hombre aferró la puerta como si se la fuera a cerrar en la cara. —Señor GrandChester,  —dijo con voz miedosa.
—Voy a ir al grano, . Necesito que me hable de una época muy específica. Hábleme de Susana   y su relación con Fred, y que papel juega  Candy. El hombre frunció el ceño. —¿ Candy? No recuerdo…
—Mi novia en esa época, hacía su práctica en la empresa. El hombre recordó enseguida y soltó una sonrisa nerviosa.
—La chica rubia que yo estaba  llevando a la trampa. Un nudo de angustia en el estómago de Terry instalo.
—¿Qué quiere decir con eso? El hombre soltó una risa burlona.
—Fue como un conejo directo a la trampa, no entiendo cómo no se dio cuenta de todo. No fue nada personal, era solo trabajo. Terry carraspeó varias veces.
—Necesito que me hable con claridad y me cuente todo desde el principio, me lo debe..
El hombre empezó su relato contándole como Elynor había hecho seguir a Candy desde el primer día que había llegado a la empresa, y como Fred aprovechaba cada momento para ganarse su confianza. Además es pervertido, cuando me hizo instalar las cámaras en la habitación del hotel, debí saberlo. Apuesto a que aún muerto sigue pensando en ella. Terry sintió como si hubiera recibido una bofetada. Se levantó de golpe, agarró al tipo de la camiseta, lo alzó de un tirón y lo arrinconó contra la pared.
—¿De qué diablos me está hablando, hijo de puta? —preguntó con los ojos rojos.  El hombre, asustado, le contó cómo la habían engañado, le habló del experto en informática que había hackeado su cuenta de para enviar los correos que hicieron que Candy fuera al hotel. Ella pensaba en todo momento que hablaba con Terry, pero era Elynor y Susana que lo  hacía. La ropa que la hizo vestir y cómo, estaba seguro, Fred la observaba por las cámaras.

Entro en la casa de Fred después de media noche.  Todo estaba cubierto y lleno de polvo. Si pudiera regresar a su hermanastro solo para matarlo el mismo lo haría. No paro hasta encontrar. el video, y los correos electrónicos. Hasta el maldito recibo de la lenceria pagado con la tarjeta de Susana.
-- Mi amor! —saludó Susans, vestida con un traje de diseñador. Estaba descalza cuando se acercó a besar a Terry. Él le esquivó la boca y se separó enseguida, ella fingió no notar nada raro. En la sala del departamento había un juego de maletas segura de que se irían de viaje juntos. —El viaje será en primera clase. Hubiera preferido llegar primero a Madrid.
—Necesito hablar contigo —dijo él sin ni siquiera tomar asiento.
—¡Exelente, cariño! Tenemos muchas horas antes del viaje. Te parece si ordeno algo de comida, me apena no cocinar hoy, quería hacerte algún plato especial y mostrarte algo sexy que compre hoy. —Se estiró frente a Terry y le acarició el rostro en busca de su boca. Pero él rehuyó de nuevo la caricia, se sentó en el sofá y la invitó a tomar asiento. La veía y le parecía increíble haberle dado toda su confianza, ¿qué imbécil era?.
—No hagas nada.
—Voy por un poco de vino.
—Siéntate, Susana. A ella se le borró la sonrisa. Buscó sus ojos, pero su gesto impenetrable no le dijo nada y se percató de que, desde su llegada, él no la había besado ni una sola vez. Entonces supo que algo grave había ocurrido. Se sentó en el borde de la silla con la espalda recta.
—Me estás asustando, cariño. ¿Qué pasa? Terry abrió el sobre que llevaba en la mano y en el que ella no había reparado. Susana se puso pálida de repente y lo miró angustiada. Se levantó de golpe, le dio la espalda y comenzó a alejarse.
—¿Qué tienes que decirme respecto a esto? —Terry sacó el resto de papeles y los dejó encima de una mesa esquinera. Ella se dio la vuelta y los miró con profunda tristeza. Negó con la cabeza varias veces. De pronto, toda máscara de su rostro desapareció cuando se sentó. Se cubrió el rostro con las manos y soltó un llanto doliente y desconsolado. Terry observaba furioso por su fingida tristeza. Con los hombros hundidos y sus sueños rotos, levantó la mirada y lo enfrentó.
—Estoy tan cansada de fingir, fingir que soy la mujer perfecta para ti, fingir que soy una mujer exitosa, que soy la feliz hija de los padres que la vida me envió.
—Tienes todo, no te quejes, maldita sea, eres del grupo de los privilegiados, no me vengas con dramatismo. —Dijo lleno de furia—. ¿Por qué lo hiciste? Ella se quedó callada, rompió de nuevo en llanto al comprender que todas las tretas, las mentiras y maquinaciones no le habían servido de nada. —¡Contesta! —explotó.
—Todos estos años aguantando, ¡mientras te divertías con todas esas mujeres! —gritó—. Una mujer tras otra, porque estabas desesperado por olvidarla. ¡Te esperé, imbécil! día a día, rogando que me miraras, fui tan estúpida. Elynor me lo pidió, no le vio nada de malo. Terry se irguió como si hubiera recibido una bofetada, reaccionó como siempre que se enteraba de alguna treta de su madre y luego soltó una maldición. Que estúpido había estado.
—Vendiste tu alma al diablo y no te sirvió de nada. Ella se descontroló y se acercó a él, rogándole.
—¡Lo siento! ¡Lo siento tanto!
—¡Te iba a pedir qué te casarás conmigo —dijo él sintiéndose un imbécil y cansado—. Candy tenía razón sobre ti. Ella quedó pasmada, dejó de llorar enseguida, se secó el rostro con un arrebato.
—¿Qué ?¿Ha vuelto ? —preguntó con voz miedosa.
—Sí. Susana se acercó a él y lo golpeó en el pecho.
—Esa volvió para dañarlo todo, ¿cómo puedes? él la aferró de las muñecas.
—¡Cálmate!. No te lo discuto y como consejo para tu vida, no pongas tus sueños y esperanzas en un hombre, un hombre no va a arreglar lo que está mal contigo.
—¡Mi amor! — Terry se la sacudió, podía percibir su angustia y quiso herirla de alguna manera, pero se dijo que no valía la pena. Pensó en Elynor y lamentó en el alma tener la clase de madre que tenía. Susana se aferraba a él, suplicando desesperada—. Perdóname, por favor, vamos a casarnos. Me propondras matrimonio.
—Basta —dijo explotando. —Dicen por ahí que el dinero no lo compra todo. Cómprate una vida sin remordimientos.
—Por favor, mi amor —insistió ella, aunque en el fondo de su corazón sabía que el no daba segundas oportunidades.

Salió presuroso, lo que iba sabiendo apuñalaba su conciencia. Necesitaba salir del infierno en el que estaba. Necesitaba a Candy.
—¿Qué haces aquí? No recuerdo haberte invitado mi casa.
—Este es el lugar donde debo estar. —Se quedó pensativo unos instantes—. Necesitaba verte — dijo llegando hasta ella, le acarició el brazo Su rostro y sus labios acunaron su piel. Se mantuvo quieto, no la besó, solo se mantuvo cerca.  —La envolvió en sus brazos. Candy se sintió atrapada, como si no hubiera suficiente oxígeno en la habitación—. Tienes todo el derecho de odiarme, me lo merezco, pero... Hablemos. ¿Qué es más importante que solucionar esto? —dijo sin dejar de mirarla. Ella se zafó de su agarre y respiró profundamente antes de hablar.
—Cualquier cosa es más importante que este patético intento de tu parte… Sobre todo, cuando tengo una cita con alguien que me hace más feliz.
Continuará...

Hola lectores. Estamos a un día. Estoy trabajando a toda máquina. No estoy segura cuándo termina guerra Florida exactamente, si alguien pudiera aclararmelo, por las dudas me estoy apurando para que el EPÍLOGO sea hoy. Un saludo y muchos pero muchos agradecimientos. Su servidora JillValentine.x.

A Sofia Saldaña, francesca romana, Oli Rojas, Dar042, Beatriz Rodríguez, MargaritaHernandes, Gabisita y a les gusta esta publicaciòn

Dar042

Dar042
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 808200 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 808200 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 808200 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 808200 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 808200 Asi va estar cuando se entere lo de su hija, merecido lo tiene

Dar042

Dar042
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 523232 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 523232 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 523232 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 523232 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 523232 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 523232 ñe Le tocará aumentar su dolor a él, ante la perdida de muchas cosas..
Algunos ya estan pagando

Hidet


Capullo de Rosa
Capullo de Rosa
Ahora viene el remordimiento de conciencia

Nancy G


Rosa Arcoiris
Rosa Arcoiris
HICISTE SUFRIR MUCHO A LA PECOSA Y LO ESTAS PAGANDO, EXCELENTE CAPITULO :clap::clap:

Beatriz Rodríguez

Beatriz Rodríguez
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Gracias por este capitulo
una historia muy interesante que daba para mas lástima que el tiempo se acaba
Te felicito por tan hermoso trabajo espero el epilogo con ansias
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 334740  Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 334740  Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 334740  

Gabisita

Gabisita
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Qué capítulo!  Con este material, estoy segura que pudiste hacer muchos más.
Como dicen: “que sufra el condenado”. La verdad se lo merece nuestro Terry. Aunque fue una trampa, ni siquiera escuchó explicaciones.   Ese carácter tan explosivo, que no puede controlar.  

Giovanna


Dulce Candy
Dulce Candy
Buen capítulo, espero no lo tenga fácil Terry....

ladylore

ladylore
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
que gran capitulo..... ya quiero ver el final.... sera que lo escuchara

Dar042

Dar042
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Esperando el epilogo!!!!
Que le cueste la reconciliación

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 454740100 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 454740100 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 454740100 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 454740100 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 454740100 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 454740100 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 454740100 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 454740100

¡No puede ser!
EPÍLOGO YA, POR FAVOR
HEHEHEHE


SOBRE LA CLAUSURA... EN PRINCIPIO... EN PRINCIPIO... HOY ES EL CIERRE "OFICIAL"... PERO, COMO SUELE PASAR EN CADA AÑO, HAY PRÓRROGA... "¿DE CUÁNTOS DÍAS?"
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 275964 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 275964 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 275964
NO LO SÉ... NO RECUERDO QUÉ FUE LO QUE ESCUCHÉ
HEHEHHEE

dulce3852

dulce3852
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 120532 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 120532 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 120532 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 120532 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 120532

Amyrai

Amyrai
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 53278 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 53278 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 53278 En está ocasión mi querido Terry te lo has ganado a pulso, la condenaste sin escuchar razones y te tocó perder y aunque me duela te lo mereces Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 498689 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 498689 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 498689 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 498689 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 498689 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 391439 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 391439 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 391439

Hidet


Capullo de Rosa
Capullo de Rosa
Ni modo Terry tiene que sufrir aunque sea un poco por haber confiado en esas arpías

lmarchan


Rosa Morada
Rosa Morada
Imagino la reacciono de terry cuando se entere lo del bebe

dulce3852

dulce3852
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 120532 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 120532 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 120532 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 120532

Dar042

Dar042
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 162544 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 162544 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 162544 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 162544 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 162544 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 162544 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 162544
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 463717

dulce3852

dulce3852
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 189452

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 463717 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 463717 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 463717 Las estrellas de Brodway/ Jill Valentine.  AMOR COMO EL NURSTRO CAPITULO FINAL 463717

Gabriela Benavente


Rosa Arcoiris
Rosa Arcoiris
Gracias en verdad es muy interesante tiene todo.....

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.