¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2021 » Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro

Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro

+12
Aminaabud
ladylore
dulce3852
Gabisita
Evelyn Rivera Strubbe
lmarchan
susysen
Azul pequeña
Sol Gmar
Cherry Cheddar
Dar042
Jill Valentine
16 participantes

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 2.]

Jill Valentine


Rosa Lila
Rosa Lila
LAS ESTRELLAS DE BROADWAY ESTAN BRILLANDO COMO NUNCA PARA EL CHICO REBELDE TERRY GRANDCHESTER.
AMOR COMO EL NUESTRO.
Capítulo 8.



Fred hizo una visita en Chicago.

—Javier, ¿cómo vamos con esa investigación de la que te hablé hace tres días? ¿Ha dado buenos resultados?

—Sí. A salido algo bueno.

—Bien, bien, ahora quiero que me hagas un favor especial, quiero qué me des toda la información, Fred miro al hombre teclear en una computadora.

—¿Estás hablando en serio? —preguntó Fred sorprendido después de unos segundos que leyó la información en el computador.

Candy lo había conmovido, pero Fred estaba convencido de que la complejidad de las personas radicaba en la lucha de contrarios en un mismo ser. Creía que en cada ser humano hay un lado oscuro, algo que todos en algún momento de la vida han querido ser, pero la mayoría son tan cobardes que no se atreven a dar el salto a las sombras. Consideraba que una vida no era bien vivida si no se enfrentaba esa oscuridad cara a cara; por eso, porque él sí había abrazado su oscuridad, no le duró mucho el sentimiento benevolente hacia Candy. Pero ese era su pensamiento antes de tener la nueva información de Candy Andry. La chica en definitiva le importaba. Y, Fred iba a quitársela a Terry. Sorpresa, sorpresas. ¿ Quién iba a imaginar que Candy White era Candy Andry. La heredera de la familia más importante de Chicago. Si bien era cierto que el parentesco era inexistente, pues después de todo Candy si era huérfana, el dinero lo cambiaba todo. Fred, sonrió con ganas. No le diría nada a su madrastra , al menos no de la información que a él le interesaba. Hizo una reservación en el primer vuelo a Nueva York. Tenía que echar a andar su plan de conquistador. Ninguna mujer, en ese aspecto se negaba a él, y Candy no sería la excepción. De todos modos ella sería la afortunada, cuando fuera su esposa, después de todo podría seguir teniendo todas las mujeres que quisiera. Candy solo era la mina de oro que él iba a escarbar. Era una mina hermosa y valía mucho oro, ya se imaginaba a Terry, cuando Candy lo dejara por él.

Alrededor de las cuatro de la tarde. Elynor la miró de arriba abajo tan pronto Candy entró en la oficina. La retuvo a su lado hasta las cinco. A las cinco y media, recibió un mensaje.

De: Terry

Para: Candy.
Asunto: Tiempo.

¿Qué haces que no has aparecido aquí en mi oficina? Espero que sigas estando enamorada por tu jefe. Cariño, me muero por hacerte muchas cosas. Tuyo, Terry.

De: Candy.

Para: Terry.

Asunto: Tiempo.

¿Qué cosas? Besos

Su empleada impaciente por demostrar que aún sigue muy enamorada por su jefe

De: Terry

Para: Candy.

Asunto: Tiempo.
Saborearte y tocarte por todas partes, enterrar mi boca en la tuya hasta quedar sin respiración, ¿quieres algo más específico? Tuyo, Jefe que irá por su empleada y se la echará al hombro sin importar lo que hablen los demás.

De: Candy.

Para: Terry.

Asunto: Ansiosa.

Voy enseguida. Besos, empleada, muy, pero muy impaciente por demostrar que está muy ansiosa.

Al tiempo que Candy escribía, Elynor hacía lo mismo con Susana:

“Ve a la oficina de Terry con cualquier pretexto, ahora”. La recepcionista le había informado que Terry había llegado de una reunión al edificio cinco minutos atrás. Elynor entretuvo a Candy unos minutos más preguntándole por la confirmación de unos datos sobre el itinerario de la semana de las pasarelas de moda en Nueva York. Cuando Candy por fin pudo salir de la oficina, recordó que a Terry le encantaba el brillo en sus labios, que ella usaba en contadas ocasiones, evitaba usarlo en la oficina porque era muy llamativo, pero esa tarde quería verse bella para él. Tomó su abrigo y entro en el privado, nunca había sentido el impulsó de arreglarse tanto, nunca le importaba tanto su imagen, no al punto de hacerlo para un hombre, Sin embargo con Terry quería ser sensual, sexy, atrevida, oler bien, tener lencería atrevida, debajo de sus conjuntos, como llevaba en ese momento. ¿Pero que le pasaba? Cayó en cuenta de que así había sido desde la jugada de billar, Sé había vuelto una desvergonzada. No, claro que no. Simplemente estaba enamorada. Salió y camino a la oficina de su novio.
Terry que escuchaba lo que hablaba Susana, pero sin ponerle atención. Miró la hora. Las cinco y treinta. ¿ Por que Candy demoraba tanto? Llevaba media hora esperándola. ¿Acaso Ella no sentía esa desesperación que él por verse?
Susana sonreía, él no supo que le dijo, así que le sonrió también.
Tan pronto se abrió la puerta, volvió la cabeza de Susana y sintió que su mundo era perfecto, solo porque observaba en los ojos luminosos de Candy llenos con el mismo deseo que él.
La sonrisa de Candy se torno a un gesto de sorpresa al ver a Susana en la oficina de Terry.

—Lo siento, no sabía que estuvieras ocupado —Dijo incómoda mirando a uno y a otro.

Terry negó con la cabeza. Se levantó del sillón y fue a su encuentro.

—Susana ya se va —dijo sin poner atención a Susana que los observó con los puños apretados.

Candy miró el gesto de desagradó que le dedico Susana, ella tonta bajó la cabeza. Candy pensó que era mejor no crear ningún tipo de acercamiento con Susana Marlow. Conocía el apellido. Antes de dejar Chicago , Candy había tenido que compartir cenas y eventos sociales en la mansión Andry, y en alguna ocasión el apellido Marlow había sido el tema de conversación. Susana y Candy no se conocían, pero Candy prefería no arriesgarse a tantear su suerte. Ignorando el gesto de Susana dejó el abrigo y el bolso en una silla, y Terry impaciente desde hace un montón, la abrazó y la besó sin importarle la presencia de Susana.

—Claro —dijo Susana, caminando hacia la puerta—. Buenas Noches.

—Pon el seguro antes de salit, por favor —mando Terry, separando un rápido momento de la boca de Candy con mirada oscurecida de deseo. Ninguno hizo caso cuando la puerta de cerro con un portazo.

—¿Por qué tardaste tanto? Moría por verte —se quejo Terry antes de prenderse a sus labios de nuevo. Candy le pasó la nariz por el cuello, su loción le invadió las fosas nasales, la voz contra la piel de su rostro le causó escalofríos y un impulso de decirle que su madre le había mandado por una crema? y su abrigo, o que luego la mando a un restaurante por su comida, sin siquiera darle tiempo a ella para comer. No, no iba a decirle nada de eso por muy fuerte que fuera el impulso.

—Debía entregar un informe —dijo en cambio separándose de él para tomar aire. Terry la había extrañado. Necesitaba tocarla, sentirla , le desabrochó un par de botones de la blusa, la tocó y la saboreó con deseo. Ella percibiendo su ardor en con el suyo. Le dio acceso a más. Terry ansioso la arrinconó contra la pared en tanto sus bocas se fundían de nuevo.

—Como te extrañé —dijo devorándole el cuello.
--No más que yo.

Le subió la falda del vestido, y vio uno de los juegos de lencería más sexys que hubo visto jamás, a conjunto con el liguero de encaje. Candy lo había comprado con la intención de provocar a Terry, y las medias de seda a medio muslo también. Al parecer había conseguido su intención.

—Jesus, María y José. Me vas a matar —exclamó, extasiado por lo que veía.

—Eres un chico católico? Pregunto con voz sensual y mirándolo a los ojos. Terry nego con la cabeza.

— Podría convertirme en uno, pues eres el milagro. Ella sonrió. Candy era todo lo que el quería.

—No puedo esperar —Dijo él besando su cuello, Candy se dejó llevar. Terry le decía cuánto la deseaba mientras la agarraba con más fuerza. Ella se arqueaba contra su cuerpo, respondiendo a su excitación con la misma fuerza del deseo. Terry barrió con todo en el escritorio de un manotazo y la depositó allí.

Los dias siguiente Elynor estuvo más imposible con ella que de costumbre, pidiéndole que realizara una cantidad de encargos absurdos. Candy sentía que no podía soportar por más tiempo la humillación. Incluso Susana se había unido a Elynor y entre ambas la habían hecho sentir que no merecía estar con personas que estaban muy por encima de ella.

—Sandy, que sorpresa, no había tenido oportunidad de saludarte —dijo Susana mientras tomaba asiento y cruzaba las piernas. Candy, cuya paciencia se estaba colmando, dijo con dientes apretados.

—Mi nombre es Candy.

—Muy bonito ese vestido —señaló Susana sin importarle su nombre. Candy vestía un traje color verde esmeralda y zapatos de tacón negro.
—¿Quién es tú diseñador ?

—La verdad, no lo sé, lo encontré en un local.

—Ah —dijo despectiva—. Es corriente.

—¿Perdón? —preguntó Candy viendo vestimenta y el maquillaje de la chica. La verdad no veía gran diferencia entre un vestido y otro.

—Un diseñador sin nombre. Candy no entendía aún el juego de Susana.

—Susi solo usa ropa de diseñador —intervino Elynor.

Contuvo el deseo de llorar. Aguantó al par de arpías todo lo que pudo.

Fred llego a las oficinas GrandChester. Aún no podía creer la información de Candy, La chica pertenecía a una familia prestigiosa y poderosa, incluso con más poder y dinero que los GrandChester en estos momentos. Obviamente Fred iba a usar la información a su beneficio. Se informó bien cuál era la razón por la que Candy se encontraba alejada de la familia. Lo que descubrió le aclaro las dudas. La muy tonta de Candy quería ser independiente y lograr ser alguien por su cuenta. En serio, Fred no podía creer que alguien pensará tan estúpido como para no tomar ventaja sobre su estatus social. De qué era adoptada, era. Pero Fred sabía que en el mundo de los privilegiados. El dinero y el poder podrían borrar cualquier mancha en el apellido. Ahora bien. Candy era una mancha difícil de limpiar, pero no imposible. No había nacido aún la mujer que se resistiera a sus encantos. Candy Andry sería su premio mayor. Para eso de había quedado más tiempo en Chicago, para hacer que su plan fuera perfecto. Luego de casarse con Candy y con su dinero, porsupuesto, Fred volvería a tener a todas las mujeres que quisiera, y lo mejor de todo. Demostraría a su hermanastro quién era mejor.

— ¿Estaba en lo correcto? — Pregunto Elynor tan pronto Fred cruzo la puerta de su oficina.

—Completamente. Candy White, es huérfana. Él gobierno puso a Candy en una casa de acogida cuando entro en la adolescencia. Elynor lo miró espantada. —Él hombre que fue su padre, es un borracho. La mujer una drogadicta, tienen dos niños bajo su protección pero son unos vagos sin futuro. Aquí está la información y la dirección donde puedes encontrar su casa y confirmar lo que te digo.

—Lo sabía. Sabía que estaba con Terry por su dinero.

—¿Quieres que me acerque a ella y gane su confianza?

—No lo se, no me gustaría que te relaciones con gente de ese nivel..

—Ah, mami. Por mi no te preocupes. Es solo por salvar a la Familia.

—Nose que haría sin tí. Dijo Elynor abrazándolo.

—Ni yo sin ti, mami.

Candy no lo toleraba más, hablaría con Terry. Iba rumbo a la oficina de su novio, cuando chocó con Fred.

—Cuidado, hermosa —saludó Fred con ambas manos en los bolsillos.

—No es buen momento, disculpa.

—Tranquila, algunos tipos como yo estamos también para los momentos malos. Vamos, te invito a tomar algo, para que te calmes un poco, estás muy alterada —dijo señalando el elevador. Candy lo pensó, Recordando que Terry le había dicho que no la quería cerca de su hermanastro. Terry no iba decidir por ella. Además Terry no estaba allí en esos momentos y necesitaba hablar con alguien. Necesitaba ser ella misma, No quería que las inseguridades empezaran a causarle sentimientos hacia si misma. Ella era una mujer segura, estaba en ese lugar porque había sido su decisión, pensar con cabeza fría. Después de todo no iba a ser algo que pudiera herir al hombre que amaba. Ni haría algo que pudiera perjudicar a Terry en ese trecho tan difícil como levantar la empresa de su padre. Ella no pondría más carga, las cosas no estaban saliendo bien para ella, y necesitaba desahogarse con alguien que no fuera Terry
—Vamos, preciosa —dijo Fred conteniendo el impulso de agarrarla de la mano, no quería que ella desconfiara en la primera cita.

—Esta bien.

—Eso no parece ser suficiente en el mundo —Candy había caído en la red de Fred, Se había desahogado y le había contado lo que Elynor había hecho.

—Esas son bobadas. Elynor viene de una ilustre familia yo creo que piensa que nació en la época equivocada, la vislumbro como esas caprichosas damas dueñas de esclavos. Fred hizo una demostración y Candy no pudo evitar reír abiertamente. Fred se calló de repente, observó la risa, resplandeció más las facciones de la rubia de ojos verdes, sintió la calidez y la pureza que emanaba de Candy, y no se le hizo difícil darse cuenta de por qué Terry estaba tan enamorado de esa mujer.

—Me alegra haber puesto ese gesto en tu expresión. Candy se puso seria de repente.

—Es gracioso.

—Como te decía… —continuó él, pero el mesero los interrumpió con la llegada de los platos. Candy, relajada por la copa de vino, se dispuso a disfrutar del delicioso plato. Candy tuvo que reconocer que así Fred no fuera del agradó de Terry, con ella había sido honesto y agradable . Terminaron de almorzar y luego regresaron al corporativo GrandChester. Después de allí, Fred se convirtió en un amigo para Candy. Pero no se lo comento a Terry, ella no hacía algo que la avergonzara, y Terry no tenía el derecho de decirle a quién podía o no hablarle.

Candy y Terry compartieron todo el fin de semana, cocinaron juntos, vieron películas y hicieron el amor junto al fuego de la chimenea. Cada vez que Terry le preguntaba por su desempeño el corporativo GrandChester, Candy lo distraía. Así paso la primera semana. El martes siguiente, Elynor estuvo más insoportable que de costumbre, pidiéndo a qué Candy realizará asuntos absurdos y que no tenían nada que ver con lo que ella estudiaba. Pero trabajaba sin quejarse, aún que terminaba agotada y su autoestima empezó a decaer . A las dos de la tarde, recibió un mensaje de Terry.

De: Terry.

Para: Candy.
Asunto: Molestó.

Ven aquí. AHORA.
Dejó lo que estaba haciendo, y salió preocupada hacia la oficina de Terry.. Ingresó al lugar con una sonrisa. Terry la fulminó con la mirada y la invitó a tomar asiento frente a él.

—¿Cuándo pensabas decírmelo? Ella lo miró sorprendida, el hombre estaba furioso. En ese momento no era su novio, era un CEO muy enojado, muy, muy enojada.
La felicidad de Candy se desvaneció como por el salmo, la sonrisa desapareció de su rostro.

—¿Qué deseas saber?

—¿Por qué no me hablas dicho que eres la recadera de mi madre?

Candy se calmo antes de contestar.

—Quería solucionarlo por mí misma. ¿Qué clase de profesional sería si hubiera recurrido lloriqueando ante ti ante la primera dificultad? Terry negó con la cabeza.

—No, no está bien, “yo, puedo sola contra el mundo”. ¿Tú crees que no sé qué si dejo a mi madre actuar como quiere, puede hacer de tu vida un infierno? La conozco, sé de lo que es capaz y debiste recurrir a mí tan pronto hizo su jugada.
—Tú no tienes ni idea con lo que he tenido que lidiar. Así que no me fastidies tú también ¿Si sabías esto, por qué me trajiste? ¿Por qué no me preparaste para ello? Un amago de culpa surcó las facciones de Terry.

“Porque no quiero vivir sin ti, porque soy un egoísta cabrón y porque pensé que podría perderte si nos distanciabamos ”.

—Pensé que ante cualquier problema vendrías a mí.

—Si me conoces en algo, deberías saber que no lo haría.

—Ya veo. La observó en silencio.

—No lo hice porque me agrade ocultarte las cosas, tienes muchos problemas como para cargar con una inexperta universitaria.

—Tú no eres una simple universitaria. ¡Eres mi mujer! Y mereces ser tratada como tal. Terry caminó hasta la ventana tratando de calmarse. Debería entenderla, pero le molestaba sobremanera que lo hubiera dejado fuera, que tuviera la capacidad de ocultarle cosas, no le gustó ni un poco la sensación. Ella se levantó.

—Prefiero renunciar y reubicarme en otro lugar. Terry se dio la vuelta y la miró con gesto duro.

—Ah, ¿sí? ¿Otro lugar? ¿En serio? ¡No puedes! Perderías tiempo, también peligraría tu promedio y tu beca, ¿puedes darte ese lujo? Todas las pasantías de la ciudad están ocupadas.

—¡Puedo irme para Chicago! —Se arrepintió enseguida de sus palabras.
—¡Ni lo sueñes! ¡Tu lugar es a mi lado! Se acercó a ella y puso ambos manos en el respaldar de la silla donde estaba sentada. Candy vio sus ojos, que se había oscurecido de repente. Desvió la mirada y se quedó callada unos segundos. —Háblame, maldita sea. Si no lo haces me das a entender que no confías en mí. Y me será difícil confiar en ti si me ocultas cosas. Candy, no me puedo dar ese lujo en este momento. Necesito que lo entiendas. Ella lo miró con evidente frustración.

—¿Qué quieres que te diga? ¿Que tu madre me detesta? ¿Que no tolera el que estés enamorado de mí? —se le llenaron los ojos de lágrimas —, pero fue humillante. Nunca nadie me había humillado de la manera en que lo ha hecho. Se puso furiosa al sentir las lágrimas rodando por sus mejillas apartando la mirada de Terry, A él se le estrujó el corazón. La miró, desesperado. Tomó la quijada de Candy obligandola a mirarlo. Ella se negaba a mirarlo, pero Terry insistió.

—Candy —insistió—, mírame. Eres inteligente, dices lo que piensas con inteligencia. Nadie puede humillarte despreciando tú carrera, y todo por lo que estás luchando. Mi madre me va a escuchar. Si me hubieras comentado esto antes, hubiera podido protegerte. Seguramente está Susana metida en esto. —Se levantó de golpe y caminó por la oficina como león enjaulado—. No volverás a ese piso, no volverás a hacer un jodido trabajo de mensajera, eres demasiado brillante para ello, ve a la residencia y descansa, van a volar algunas cabezas. Nadie se mete con mi chica.
—Por eso no quería decirte nada, no quiero que por mi culpa alguien se quede sin trabajo.

—El de Recursos Humanos ha ignorado una orden mía. Debió consultarme enseguida cuando mi madre hizo el cambio. Eso no se va a quedar así.

—Terry, por favor, tu madre se preocupa por ti. Es normal que desconfíe de mi, solo soy una chica con suerte que se ganó un lugar aquí gracias a qué el dueño es mi novio. No agrandes más las cosas.

—Tengo que detener esto enseguida. Vete a casa, por favor. Caminó hasta el ventanal, sentía que había fallado y luego un sentimiento extraño lo asaltó…

—¿Has hablado con Fred? La mirada de Terry era peligrosa. Ella abrió los ojos, el corazón retumbó de pronto furiosamente dentro de su pecho.

—No, no he hablado con él —dijo disimulando el temor que la atacó, no quiso ocasionar más problemas.

—¿Ha intentado acercarse a ti de alguna forma? —insistió mirándola como si quisiera leerle la mente. Candy recordó sus palabras: “No te acerques a él”.
—No. —"Dile la verdad”, susurró su conciencia, pero el miedo la mando a callar.— No lo ha hecho.

— Si intenta acercarse a ti dímelo. Ahora ve a la residencia.

Candy guardó silencio, no era mediodía y se sentía agotada, tomo sus cosas y se fue sintiéndose mal por mentirle a Terry.

—¿Por qué le hiciste a Candy trabajar de tu mensajera?

—Todos los pasantes tienen que demostrar que pueden soportar todo.

—¡Eso es mierda!

—¡Cuida tu lenguaje! —Elynor exclamó subiendo el tono de voz. Observó a su hijo que la miraba furioso, ni siquiera había tocado en la puerta.

—La amo y me importa poco tu opinión. La mujer dejó lo que estaba haciendo y le dirigió una mirada de furia.

—¡No puedes estar hablando en serio!

Terry golpeó la superficie del escritorio.
--Estoy siendo muy serió en esto, Madre. Me vas a negar que no planeaste lo de Susana.
--No sé de qué hablas. Terry negó con la cabeza. Iba a explotar, y no quería. Porqué después de todo Eleonor era su madre.
-- Si lo dices por que Susana esta trabajando aquí. Te recuerdo que le había dado el puesto antes de que tú metiera a esa niña sin familia. Terry levantó la cabeza. sorprendido. La furia que intento detener, exploto en una erupción volcánica.
---¿Cómo diablos sabes que Candy es adoptada? Elynor ni se inmuto, aun sabiendo que había sido imprudente.
---Es rubia. Siempre han sido tu perdición.
-- Estas equivocada.  No me has contestado. Como sabes que Candy es adoptada?-- dijo amenazante.
---Ella es una chica lista, se lo dijo a Freud. No te ha dicho que son amigos? Hasta salen a comer juntos.
Continuará...

A Sofia Saldaña, Aminaabud, Oli Rojas, Beatriz Rodríguez, Gabisita, Azul pequeña, Jekapc y a les gusta esta publicaciòn

Dar042

Dar042
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ahora si se gano la furia de el por mentir y no confiar en él

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 334740 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 334740 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 334740 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 334740 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 334740 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 334740 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 334740 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 334740

Sol Gmar

Sol Gmar
Rosa Abierta
Rosa Abierta

Tenía que ser la cizañosa de la suegra, creo que Terry va tomar muy mal esto, presiento pelea fuerte. Ya quiero saber que va pasar

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Sol Gmar escribió:

Tenía que ser la cizañosa de la suegra, creo que Terry va tomar muy mal esto, presiento pelea fuerte. Ya quiero saber que va pasar




Tal cual.... aquí va arder Troya, pero vamos 
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 504400 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 504400 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 504400 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 504400

Azul pequeña

Azul pequeña
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hay candy porque no le dijiste la verdad, ahora sí va a arder Troya 😊😊

susysen


Rosa Pink
Rosa Pink
La sinceridad ante todo, hermoso capítulo, gracias!!! Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 895558

lmarchan


Rosa Morada
Rosa Morada
Candy pero que necia eres debiste ser sincero con terry desde que eleonor te puso de mensajera y decirle lo de fred . Ojala no te dejes influenciar por este hombre

Evelyn Rivera Strubbe

Evelyn Rivera Strubbe
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ahora se puso la cosa color de hormigas  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 1f631  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 1f631  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 1f631 Candy debiste decirle a Terry lo de Fred. Buenísima la historia  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 355103  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 355103  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 355103  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 355103  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 355103  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 836918  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 971718  

Gabisita

Gabisita
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

   Muy mal Candy!  Terry lo único que quiere es protegerte porque te ama. Y le pagas ocultándole las cosas?  Piensas qué te impone sus decisiones?    Cómo?!   Y luego, qué odiosita e intrigosa es la mamá de Terry.
Me encanta tu historia!

dulce3852

dulce3852
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 3992761483Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 3992761483Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 3992761483 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 3992761483 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 3992761483 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 3992761483  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 3992761483

ladylore

ladylore
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
que bruja es la madre de terry.....

Aminaabud

Aminaabud
Dulce Candy
Dulce Candy
Destesto a Eleanor

GEZABEL

GEZABEL
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
Y AHI ESTA OTRA VEZ LA CANDIDA CALLADITA.... Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 523232 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 523232 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 523232


_________________
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro Gezabe14




dulce3852

dulce3852
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 73684 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 73684 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 73684  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 73684Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 73684Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 73684 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 73684Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 73684

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 891429

dulce3852

dulce3852
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 656641292 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 656641292 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 656641292 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 656641292 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 656641292

dulce3852

dulce3852
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 254899

Nancy

Nancy
Rosa Negra
Rosa Negra
ahora sí se enojo El bomboncito  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 16290
POBRE CANDY QUE LE ESPERARA

Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452  
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452


 
Susana y la suegris tomen esto  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 53278  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 53278  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 53278  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 120532  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 120532

dulce3852

dulce3852
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 4149639568

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 463717 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 498689

Beatriz Rodríguez

Beatriz Rodríguez
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
hora si se le va aparecer el chamuco a Candy
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 808200  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 808200  Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 808200

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 391439 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 391439 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 391439 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 391439 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 391439 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 391439 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 391439Eres tremenda Candyyyyy

dulce3852

dulce3852
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 189452

dulce3852

dulce3852
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 120532 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 120532 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 120532 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 120532 Las estrellas de Brodway // Jill Valentine. AMOR como el nuestro 120532

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 2.]

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.