¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

FESTIVAL DEL TERROR... EL EXORCISTA.. BY GEZABEL.

5 participantes

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

GEZABEL

GEZABEL
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood

FESTIVAL DEL TERROR... EL EXORCISTA.. BY GEZABEL. 9pmcko

LEER CON LA MUSICA PARA ENTRAR EN CALOR ;)





EL EXORCISTA



Durante aquel viaje, Albert lo habia visto con sus propios ojos.  Como misionero, tenia acceso a regiones lejanas, tribus desconocidas y rituales como el que acababa de presenciar, un ritual de exorcismo… Antes de eso nunca hubiese imaginado siquiera que eso existía, en embargo, sus viajes e investigaciones le habían abierto la mente y ahora definitivamente creía que habia algo mas alla del bien y del mal.

Según las creencias de  una de las mas antiguas tribus de Africa, existían varios demonios, unos mas poderosos que otros, todos intentando entrar a nuestro mundo de diversas formas, por diversos medios; Albert lo vio y fue parte incluso de ello… Nunca podría olvidar el rostro desfigurado de aquel pobre infeliz que habia muerto a manos de uno de los brujos y sacerdotes que por todos los medios y durante muchas noches lo intentaban salvar del demonio… tampoco podía olvidar como este hombre, siendo tan solo un guiñapo de huesos habia alzado a 10 hombres para lanzarlos cuando trataban de ayudarle.

Cuando decidio partir de Africa, dejo todo eso atrás, quería olvidarlo y no volver a entrar a ese mundo que tantas pesadillas le provocaban…

CHICAGO

Despues de haber fracasado en su matrimonio, Caroline Britter habia decidido mudarse a Chicago al lado de su hija adoptiva Annie, la chiquilla habia sido adoptada como un mero recurso para mantener un matrimonio que en realidad habia terminado años atrás, sin embargo, cuando todo termino Caroline sabia que no podía dejar a su única compañía con su ex esposo… en ella se avocaba para seguir adelante, la mimaba, le daba lo que deseaba, siempre intentando que la niña le diera el amor que ella necesitaba.

Durante el primer año todo resulto de maravilla; la niña parecía estar educada en las mejores escuelas y si no fuera porque habia un papel que comprobara que era adoptada, bien hubiese podido pasar por la hija real de Caroline.

Aquella noche las cosas empezarían a cambiar, aunque en ese momento ninguna de las dos lo sospechaban.

Caroline habia estado hasta tarde en una reunión con sus amigas, últimamente dejaba mucho tiempo  a Annie al cuidado de la servidumbre, mas que nada, porque ella habia comenzado a ver a un nuevo pretendiente; ese dia llego y subio a su habitación, el ama de llaves ya se habia retirado a dormir y ella estaba muy cansada por lo que necesitaba subir pronto a su habitación… estaba tranquilamente quitándose la ropa cuando de pronto un ruido llamo su atención, se puso la bata y salio de la habitación creyendo que Annie se habia despertado, pequeños rasguños se escucharon, mas cuando camino un poco mas cesaron. Se asomo al cuarto de Annie y pudo ver como la niña dormia plácidamente, tal vez el viento que se colaba por la ventana abierta habia sido el causante de los sonidos, se acerco hasta la ventana y pudo sentir como la fría bruma le calaba hasta los huesos, cerro la ventana y se abrazo, tapo a Annie y salio de la habitación… la noche ya estaba muy avanzada.

A la mañana siguiente…

- Dorothy… dile al jardinero que hay ratas en el desván.
- Si señora.
- No creo que sean ratas señora, acabamos de limpiar… -dijo el anciano quien iba entrando.
- Anoche las escuche.
- Esta segura?
- Me esta diciendo mentirosa?
- No señora… traeré trampas…
Annie recién se levantaba y escucho la conversación de su madre, sin embargo estaba un poco aletargada, incluso parecía enferma.

- Te sientes bien cariño.
- Si madre.
- Pero si tienes fiebre… vamos, tenemos que regresar a la cama… -dijo Caroline al tocar la frente de su hija… no era común que una chica como Annie se enfermara,  asi que Caroline  no tardo en llamar a un médico.
Fue el primer de varios días, en los cuales la salud de Annie se vio mermada, poco a poco no solo una fiebre inexplicable la ataco, sino que además, su cuerpo empezó a ampollarse y en esa primer semana no lograba levantarse de la cama.

Al igual que iba apareciendo la enfermedad de Annie, ruidos extraños comenzaron a escucharse por toda la casa, voces, crujidos, lamentos… Caroline intentaba darle una explicación a todo, muchas veces entraba a la habitación de Annie y parecía haber una sombra parada junto a ella, pero al encender la luz esta desaparecia.

Eran justo las 3 de la mañana cuando una voz la hizo salir de su cama, sentía que los nervios la iban a matar, era demasiado para ella, se levanto intentando tranquilizarse, repitiéndose una y otra vez que todo era cosa de su imaginación y fue directo a la habitación de Annie, por la rendija de la puerta pudo sentir un frio inusual y al abrir una bruma tan fría que parecía que la congelaría le hizo temblar, no pudo encender la luz…

- Annie…ann…querida… -dijo en voz muy bajita mientras se acercaba a tientas a la cama.
Caroline alcanzo la cama y fue ahí que vio por primera vez el horror en el rostro de su hija, estaba completamente transfigurada, con una sonrisa macabra repitiendo una y otra vez…

- Si mamita… mamita…jajajaja…mama…mamita…mama…mamita…
Caroline cayo de espaldas en ese momento, pudo ver como su hija comenzó a elevarse en el viento, se levanto por reflejo e intento atraerla a la cama, Annie comenzó a gritar horriblemente al mismo tiempo que soltaba carcajadas, Caroline no entendia lo que estaba pasando, comenzó a pedir ayuda, a gritar, siempre deteniendo a Annie, dispuesta a que lo que fuera que quería llevársela no lo hiciera, sin saber que esa ya no era su hija.

Al poco rato Dorothy llego corriendo con un palo en la mano, pensaba que alguien habia entrado pero nadie la preparo para lo que veria, se tiro de rodillas y comenzó a rezar, Annie volteo la cabeza de manera completamente deforme y los muebles en la habitación empezaron a volar alrededor…

- Callate maldita…callateeee!!! …. Gritaba ante los rezos de Dorothy.
Una fuerza extraordinaria lanzo a la pobre sirvienta de la habitación haciendo que se golpeara contra la pared y la puerta se cerro con Annie y Caroline dentro… no tardo mucho en volver todo a la calma… de un minuto a otro Annie volvia a ser la misma niña dormida en la habitación…

Caroline se levanto trastabillando, mientras lloraba fuera de la habitación, reviso a Dorothy quien estaba desmayada, la acomodo y corrió a su habitación por las llaves del auto y un abrigo… no era una persona creyente, pero sabia que debía ir a una iglesia…solo Dios podría socorrerla.

Al llegar a la iglesia un joven sacerdote la recibió, no eran horas de visita pero la iglesia siempre estaba abierta para quien quisiera visitarla… al verla, pudo entender que la mujer no solo tenia miedo, sino que estaba horrorizada ante cualquier sonido.

- En que puedo ayudarle? Mi nombre es Archibald Cornwell.
- Por favor… mi hija…
- Pasa algo? Que tiene su hija?
Caroline se lanzo a los brazos del sacerdote y comenzó a llorar, no sabia como explicar la situación que estaba viviendo, solo podía llorar en ese momento… pasados varios minutos, Archie la habia hecho pasar a la capilla, ahí Caroline se sintió mas segura, el estar sentada al lado de un sacerdote le dio la fuerza que necesitaba para platicar todo lo acontecido… Archie apenas podía dar crédito a la historia de la mujer…

- Puedo intentar ayudar pero… tal vez solo sea un capricho.
- Le digo que volo por los aires!!!
- Tranquila, tranquila… voy a prepararme, iremos ahorita mismo a ver a su hija…
Archie tomo un maletín con sus cosas, agua bendita, biblia, crucifijo, la verdad no creía necesitar nada, por un momento creyo que la mujer estaba histérica, sin embargo quería darle seguridad. Salieron rumbo a la casa, donde Dorothy ya habia despertado y se encontraba fuera de la misma esperando a que llegara su patrona.

- Estas bien Dorothy?
- Si señora…pero… -hizo una señal a la ventana de Annie… - parece que todo volvió a empezar.
- El padre Archibald nos ayudara.

El asintió. Al entrar a la casa pudo sentir una fuerza maligna en la misma, un escalofrio lo recorrio y como si el demonio que ahora habitaba en el cuerpo de Annie lo detectara, comenzó a crear un caos para no permitirle llegar hasta la habitación…un viento irreal comenzó a soplar haciéndolo caer varias veces de las escaleras, Archibald no se daría por vencido, con agua bendita y biblia en mano comenzó a rezar y a subir hasta encontrarse frente a frente en la puerta donde se encontraba Annie…

La puerta se abrió sola y una carcajada se escucho para recibir al sacerdote, quien lanzaba pequeñas gotas del santo liquido hacia adentro…

- Hola Archibald… soy tu hermano… -dijo una voz cavernosa.
- Tu…tu no eres…
- Vamos hermanito…te olvidaste de mi? … no quieres venir conmigo?
- Mi…mi hermano esta….
- Jajajaja… eres un estúpido mozalbete…crees que esconderte detrás de esa sotana te llevara al cielo? Yo soy el cielo, yo soy el infierno… yo soy tu dios…
- Callate abominación, deja a esta chica, suelta el cuerpo de esta chica y …
- O que haras??
Archie veía con horror como el ente que ahora era la chica no solo se contorsionaba, volaba por los aires y giraba la cabeza riendo, sino además, podía traer sus recuerdos para atacarlo, intento decir un rezo pero las palabras se atoraron en su boca y el demonio comenzó a burlarse de el, para luego lanzarlo contra la pared dejándolo completamente inconciente…

- A quien mas vas a traer mama? … grito a través de toda la casa, haciendo que Caroline tuviera que taparse los oídos.

Cuando hubo despertado Archie supo que no podría con ese demonio, el no conocía de exorcismos, ni de fuerzas tan poderosas, gateo para escaparse de un nuevo ataque ante la burla del demonio quien se paseaba por la habitación flotando y cerro la puerta, atrancándola y colocando un crucifijo a forma de protección, aunque sabia bien que si el demonio quería podría salir cuando quisiera.

- Sra. Britter, no puedo hacer nada por su hija… este demonio es mas poderoso de lo que pudiéramos imaginarnos.
- Pero, me va a dejar sola?
- No, conozco a alguien, solo que debo buscarlo… deme un par de días y …
- En un par de días ese monstruo habrá matado a mi hija.
- Los demonios no mataran a su hija, la necesitan… volveré, se lo prometo.
Ante esa promesa, Archie se alejo de la casa, se sentía sumamente impotente, pero no habia nada mas que pudiera hacer, de inmediato se puso en contacto con Albert William Andley, el era la única persona que sabia, podía ayudarle.

Albert se encontraba en un congreso en la ciudad, afortunadamente para Archie no fue difícil localizarlo, sin embargo, convencerlo de ir a ver la situación fue bastante complicado. Albert estaba cansado, no se sentía con fuerza para enfrentar algo como lo que el le contaba, no podía tampoco negarse.

- Ire si promete ayudarme padre.
- Lo hare… ya me enfrente a el y por poco no salgo vivo, pero con tal de salvar a la chica lo hare.
Albert pidió ir a la casa en primera instancia para analizar la situación, esa noche llego tan solo como una visita, se paro frente a la casa, la cual estaba en completa oscuridad excepto por una ventana, en la cual, una chiquilla podía verse con una sonrisa malévola, supo de inmediato que se enfrentaría a un ser poderoso, mucho mas tal vez, que cualquiera que se hubiera enfrentado. Toco la puerta y fue recibido por Dorothy y por Caroline, pidió una tasa de café, lo cual a las mujeres sorprendio de sobremanera, pero se lo llevaron.

Al poco rato Archibald toco la puerta, Caroline abrió y se lanzo a sus brazos, al verlo sintió que todo terminaría rápido.  Albert se tomo el café y se levanto poniéndose su indumentaria para comenzar el exorcismo…

- Necesitare que me apoyen ustedes aquí… -dijo entregándoles una biblia abierta, la cual tenia unos párrafos señalados… - durante todo el tiempo que estemos arriba no podrán subir aunque escuche cosas, tendrán que quedarse aquí y rezaran este párrafo una y otra vez, no abran puertas, no enciendan luces, no se muevan de este circulo porque es lo único que las protege de que el demonio tome sus cuerpos….
Ellas asintieron…

- Padre Archie, lo necesito conmigo… es hora…
Archie tomo sus cosas y camino detrás de Albert, como era de esperarse el demonio ataco de inmediato lanzando muebles y objetos a los hombres, uno de ellos golpeo a Albert  pero no se inmuto, siguió su camino.

Al llegar a la puerta esta no abria, sin embargo con paciencia Albert empezó a rezar y lanzar agua bendita, mientras que Archie empujaba hasta que esta se abrió, ahí estaba Albert frente a frente con el demonio, Annie le hizo una mueca a manera de sonrisa y comenzó a vociferar maldiciones y palabras obsenas, a las que Albert hizo caso omiso…

Como pudieron amarraron a la chica a la cama, fue mas difícil de lo que pensaron, la fuerza de esta era descomunal, pero al fin cuando lo lograron empezó el exorcismo… alrededor de la cama, alrededor de ellos, miles de figuras diabólicas comenzaron a formarse y un vomito nauseabundo comenzó a salir de la boca de la chica, la piel se le agrieto aun mas con los rezos de Albert y de su pecho salio una figura enorme al tiempo que emitia un grito aterrador…

Todo habia terminado…

Cansado, Albert se dejo caer en la cama, Archie lo miro, por un momento durante el exorcismo pudo ver a la figura que salía de la chica entrar en el, pero tal vez habia sido su imaginación, Albert le palmeo la espalda y señalo a la chica, Archie corrió a la cama y se aseguro que la débil chica, quien habia caído dormida estuviera bien; para entonces Albert habia comenzado a bajar las escaleras para indicar a las mujeres que todo estaba bien…

El pecho le dolia, sintió que algo se estaba desgarrando en el y sin poder evitarlo se desplomo rodando por las escaleras ante la mirada atónita de las mujeres… ya nada podían hacer, un paro fulminante habia terminado con su vida…

Archie escucho y salio corriendo dejando a Annie en la habitación, quien abrió los ojos lentamente y observo como en el techo su acompañante durante esas semanas le sonreía…

FIN…


_________________


FESTIVAL DEL TERROR... EL EXORCISTA.. BY GEZABEL. Ige10
FESTIVAL DEL TERROR... EL EXORCISTA.. BY GEZABEL. Undefi10[/url]
[url=https://servimg.com/view/19661020/734]

igzell

igzell
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Ah,caray Shocked nunca me espere eso,pero de que me emocionó cada letra,cada oracion,cada párrafo...pero me gustó este relato FESTIVAL DEL TERROR... EL EXORCISTA.. BY GEZABEL. 355103
Y como siempre el vomito no podia faltar,pero de que la criatura se saliera con la suya,se salio.
La musica dio el toque,es bueno leer con musica de fondo

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

ladylore

ladylore
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

que suerte que no puse la musica.... que miedo

Eiffel

Eiffel
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Todo se complementó a la perfección, incluyendo la música y el art, saludos

Lilianarodas

Lilianarodas
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

FESTIVAL DEL TERROR... EL EXORCISTA.. BY GEZABEL. 16290 FESTIVAL DEL TERROR... EL EXORCISTA.. BY GEZABEL. 16290 Ese demonio se salio con la suya y aparte mato a Albert FESTIVAL DEL TERROR... EL EXORCISTA.. BY GEZABEL. 498689 FESTIVAL DEL TERROR... EL EXORCISTA.. BY GEZABEL. 498689

Contenido patrocinado



Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.