¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA

+9
Yola
Josefina López Limón
ladylore
Dilcia
Gisela ruht
Evelyn Rivera Strubbe
EliRoseZafiro
Marlene
RossyCastaneda
13 participantes

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

RossyCastaneda

RossyCastaneda
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

ATADO A TI
CAPÍTULO XIV PARTE I
BY ROSSY CASTANEDA
BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 433fa910


Candy se levantó de la cama, estaba harta de no poder concebir el sueño. Había imaginado que Terrence asaltaría su habitación para conquistar su cama... Eso parecía que no iba a suceder y se sentía muy extraña... y malvada. ¿Sería muy descarado ir a su encuentro? ¿Se enfadaría él? ¿La echaría de su lado? Muchas preguntas y una única solución para conocer la respuesta.

Se levantó, se colocó la bata, las zapatillas y se movió hacia la puerta. Giró la manilla con sumo cuidado para no hacer ningún sonido. Sacó la cabeza por la puerta y comprobó que no había nadie en el pasillo, salió, cerró con delicadeza y comenzó a ir de puntillas para llegar hasta su destino. Incluso respiraba con mucha suavidad, no deseaba que nadie la pescase. Llegó al primer escalón y maldijo, porque la madera crujía cada vez que ella descendía. Se apresuró a bajar con sigilo y se encaminó hacia la habitación que le asignaron.

Abrió con cuidado, se metió y cerró a toda prisa la puerta, pero siempre tratando de no despertar al resto de la casa. Agradeció el hecho que él durmiera con las cortinas abiertas... había bastante claridad

—Terry... —susurró sin avanzar hasta la cama. No quería asustarlo y que él llevase a cabo alguna acción que la hiciera gritar al mismo tiempo.

—¿¡Candy!? —Ella no tuvo que esperar demasiado para que él le respondiese. Se incorporó de pronto.

—¿Esperabas a alguien más? —rebatió con humor.

—Desde luego, no a ti.

—¡Oh! Entonces será mejor que me marche... No quiero importunarte. —Se dio la vuelta, como si en verdad quisiera marcharse.

—¡Quieta! Ven aquí.

—Tan exigente... Siempre, tan exigente...

—Ven a mí, Pecosa —dijo en un tono más elocuente que a ella le hizo temblar las piernas.

Candy no lo pensó dos veces, se deshizo de la bata, se quitó el camisón y comenzó a ir hacia su destino. Era un hecho. Iba a casarse con él y quería, necesitaba, convertirse en su mujer esa misma noche. Desde que horas antes, él la sumiera en las delicias de la pasión, no había podido pensar en nada más que en lo bien que se sentía estar con él... Jugar con él. Seducirse. Amarse...

Él le hizo un espacio en cama y en cuanto percibió su piel desnuda ahuecar su propio cuerpo, jadeó. No estaba dormido del todo, su grandioso amigo de entrepierna dio un brinco de emoción.

—Por todos los dioses, Candy... ¿Quieres matarme?

—¿Qué? —Ella se había perdido algo.

—¡Estás desnuda! —exclamó incrédulo. Había pensado en hacer acopio de sus fuerzas, poder controlarse y dormir junto a ella. Sin embargo, en cuanto supo que no mediaba ni una simple prenda de ropa entre ambos, la honorabilidad se fue de paseo.

—¿Eres un hombre inocente, Terry?

—¿Cómo dices? —No era capaz de seguir la conversación.

—He venido a tu cama a mitad de la noche... ¿Qué crees que espero que suceda entre nosotros? —Su propia audacia la tenía sorprendida.

—Candy... No quiero hacerlo así...

—Me haces sentir una pecadora. No es justo. —Comenzó a repartir suaves besos en su hombro —.Deseo convertirme en tu mujer hoy... ahora. No he podido dejar de pensar en lo que sucedió antes entre nosotros. Incluso he tenido un sueño que me ha hecho desear mucho más. ¿Sabes lo frustrada que me sentí cuando me desperté y me vi sola?

—¿Y tú eres consciente de lo que me ha costado refrenarme para no ir a buscarte porque te deseo con un hambre inmensa, Pecosa?

—En verdad estaba defraudada porque no me buscaste. Y dado que no soy una mujer que se siente a esperar a que sucedan las cosas, he decidido venir a ti. ¿Debo marcharme, Terry? —lo desafió.

—Si crees que puedes entrar en la cueva del lobo, tentarlo, y marcharte como si no hubiese sucedido nada, me parece que debo darte una lección, pequeña caperucita seductora.

—Te necesito tanto, no me dejes nunca.

—No mientras viva, Candy —le dijo en cuanto estuvo cubriendo su cuerpo con el suyo. Le acarició las mejillas con los nudillos y la admiró durante un momento. —Le tocó los labios con el pulgar, recorriendo cada pincelada de aquella dulce boca. Luego bajó el rostro para besarla con delicadeza. Se degustó con su dulzura al tiempo que metía las manos en su corta cabellera.

—Te amo, Terry —musitó cuando él se retiró para besar sus mejillas y seguir bajando por su cuello.

—Candy, eres lo que no esperé, siempre quise y al fin llegó. Te haré feliz, te lo juro.
Terrence llevó la mano hacia su intimidad y la encontró húmeda. Ella sintió que sus grandes manos la tocaban con delicadeza en ese botón que tenía entre sus piernas. El corazón volvió a bombear con fuerza y la anticipación la embargó.

Terrence bajó su boca para lamer sus pechos. Engulló el primer pezón, al tiempo que uno de sus dedos invadía la intimidad de Candy. Ella suspiró y gimió con fuerza. Un segundo dedo siguió a la invasión para abrirse paso.

—¡Dios! —exclamó la joven cuando la intrusión y la boca de él sobre su seno la hicieron arquear la espalda.

—Ah, ah, debes ser silenciosa, Pecosa. No queremos que nos interrumpan. Pero te prometo que solo será hoy, porque mañana estaremos en nuestra casa y allí te haré gritar de puro placer. Esta noche sellaremos nuestro destino. Te tomo como mi esposa, Candice White. Atrás dejé mi vida y no pienso regresar. He descubierto mi rumbo y tú eres la que me liga a este mundo. Me entrego a ti para el resto de mi vida y pido a mis antepasados que honren, bendigan y respeten mi decisión. Eres mía.

Le abrió las piernas todo cuanto pudo, sujetó su miembro y lo apoyó en la entrada. Entró en su interior unos pocos centímetros. La sintió tensarse.

—Candy, eres una guerrera, eres fuerte. Debes mostrarme tu valentía. Tu estrechez es perfecta para mí, me das mucho placer, pero me temo que voy a hacerte daño. Iré poco a poco, pero necesito que te relajes. Concéntrate en mis besos.

—Está bien —le aseguró.

Terrence llevó su boca a la de ella y comenzó a besarla. Cada beso iba acompañado de una caricia sobre su pecho, y movía la cadera para ir avanzando en su interior con tranquilidad.

—Tan apretada, Candy... Me estrangulas y es el cielo. Eres mía, solo mía... —La besó con fuerza y se dispuso a hundirse hasta la empuñadura.

Ella sintió el tirón y le clavó las uñas en la espalda. Ahogó un grito en su hombro y lo mordió. La combinación de dolor con el placer, hizo que él tuviese que apretar los dientes para contener un profundo gruñido. Terrence la había marcado para siempre, pero ella también lo había hecho. La sensación de plenitud, de compenetración, era sublime.

—Dime que ya ha acabado —suplicó ella. Él se separó para buscar sus ojos en medio de la oscuridad.

—Lo peor ha pasado. No vas a volver a sentir dolor, solo esta noche. He roto tu barrera y me perteneces.

—¿Y tú? ¿Eres mío?

—Desde que te vi en Gretna Green, Candy. Esa nariz altiva me conquistó. ¿Cuánto ensayaste esa manera de mirar por encima del hombro a un hombre?

Ella sonrió.

—¡Oh, Terry, no me hagas reír! No en estos momentos en los que tengo miedo hasta de respirar por si vuelvo a sentir ese ardor tan insoportable.

—Veamos si podemos continuar, ¿De acuerdo? Moveré brevemente las caderas para ver si toleras lo que te daré.

—¿No hemos acabado aún?

—No. Tengo que dejar mi semilla en ti.

—¿Y eso no se puede hacer en otro momento? —preguntó con esperanza. No sabía ni a lo que se refería él, solo deseaba terminar.

—Te prometo que te daré placer luego, cuando estés un poco mejor, pero ahora necesito marcarte a fuego. Debo dejarme ir en tu interior. ¿Estás lista?

—Nooo —susurró.

—Si no quieres seguir, me retiraré de ti.

—¡No! —gritó en cuanto Terrence se movió, así que la respuesta física de ella fue apresarlo con las piernas para que no se moviese—. ¡Vaya!

—¿Qué? —se interesó su amante al verla cerrar los ojos con deleite.

—Me ha gustado. No duele. Muévete a ver qué pasa...

—Eres una perversa, Candy. Me dominarás y me temo que yo tendré que resignarme. Y lo peor de todo será tener que lidiar con las burlas de Robert.

—¡Eh!. ¿Estás haciendo el amor conmigo y pensando en otro hombre? —se molestó ella.

—Sí, cariño, no he podido evitarlo. Llevo mucho tiempo convirtiendo al esposo de Karen en mi víctima y en cuanto tú hables y yo calle, él no tendrá piedad de mí.

—Permite que dude de tus palabras, Terry. No te veo como un hombre capaz de dejar a un lado tu autoritarismo con facilidad.

—Te equivocas. Te di mi palabra de que sería el hombre que necesitas y lo conseguiré. Ya oigo desde aquí las risas de Robert... —volvió a lamentarse.

—¿Vas a hacerme el amor en algún momento o no? —Tuvo que recordarle lo que estaban haciendo.

—Trataba de que te relajases... Estás muy tensa. Eres más perversa que yo.

La siguiente acción de Terrence fue sonreírle, besarla con fuerza, y llevar una mano a su centro del placer mientras comenzaba a mecerse de nuevo.

Candy empezó a suspirar con fuerza. Se sentía tan llena de él... Tan deseada y querida... Los dos dedos de él la tocaban sin piedad mientras que su longitud golpeaba con sutilidad un lugar dentro que la hacía sonreír. El dolor había cesado para dar paso a algo totalmente desconocido.

—Candy, no voy a poder aguantar más. Si vienes conmigo, debe ser ahora. ¿Estás lista para seguirme? —El ritmo de las embestidas fue más certero, al igual que sus dedos espléndidos en el modo de proporcionarle la dicha de la pasión.

—¡Ooooooooh! —exclamó Candy, tratando de no alzar la voz. El éxtasis la había arrollado en el mejor instante posible.

—Candy —susurró él, también en cuanto se sintió desmoronarse.

Candy sintió algo cálido verterse en su interior y entendió que era justo a eso a lo que él se refería cuando le habló de su semilla.

Terrence se tendió sobre ella, con cuidado de no hacerle daño. Ella le echó las manos a la espalda y comenzó a acariciarlo mientras él se cobijaba en su cuello.

—¿Siempre será así? —preguntó.

—No lo sé, Pecosa. Es la primera vez que le hago el amor a una mujer.

—Dijiste que tú habías tenido otras mujeres... —comenzó a decir ella. Los celos eran un animal implacable.

—Y las tuve, pero nunca actué así con ellas —razonó con sinceridad—. Dinero y revolcón, Candy. Algo rápido para saciarme y hace demasiado tiempo que no visito ningún salón en busca de desahogo. ¿Te he hecho mucho daño?

—Ha sido extraño cuando te has... Uhm, cuando te has metido hasta el final. —Decidió que no debía ser remilgada con él, dado que ya le había confesado sus secretos más vergonzosos.

—No sabía bien lo que hacía. Lo confieso, pero era consciente de que no debía tratarte como a las otras. Tú merecías que fuese atento y paciente en tu primera vez.

—¿No piensas ser siempre atento y paciente? —rebatió con picardía.

—No lo sé, Pecosa. —Iremos averiguando más cosas, de todo esto. Tenemos toda la vida para indagar cómo podemos ser en la cama. Me gustaría que hiciésemos lo que quisiéramos... lo que disfrutemos, sin normas. —Ambos hemos superado ya lo que es estar a las órdenes de otros, en especial tú, y creo que es tiempo de que averigüemos lo que deseamos. ¿Te parece bien?

—Creo que te entiendo y me gusta lo que sugieres. Uhm... Siento presión en mi interior, Terry.

—Me vuelves loco, Pecosa. Creo que estoy listo para un nuevo asalto, pero no lo haré porque debes recuperarte. —salió de ella. Se dejó caer a un lado de la cama, la colocó pegado a él, de tal modo que la espalda femenina se quedó apoyada en su pecho, le pasó una mano sobre la cadera y se dispuso a dormir.

—No estamos casados. —Tuvo que recordarle.

—Muy pronto.

—Sí, lo sé. No era eso a lo que me refería, sino que no debería dormir en tu cama... Tengo que regresar a mi habitación.

—No.

—TIGRE.

—No creí que me gustase tanto mi nombre de guerrero, pero cuando lo dices me encanta escuchártelo.

—No cambies de tema. Deja que me vaya.

—No.

—¡No puedo quedarme a dormir contigo!

—Eres mi mujer.

—¡No estamos casados!

—Candy, me temo que deberás aprender a perder ciertas batallas y esta la he ganado antes de que empezara. No vas a abandonar mi cama después de haber sido mía.

—¿Por qué? —No lo entendía.

—Porque no quiero.

—No estás siendo razonable.

Él suspiró junto a su oreja y le hizo cosquillas.

—No eres un revolcón por dinero. Dormirás junto a tu hombre cada día hasta que la muerte nos llame a uno de los dos. —Sí. Fue sin duda una sentencia dicha como una promesa. Tan cierta como que el cielo era azul.

—Debes dejarme ir.

—Eres tú la que ha venido a buscarme, Pecosa. Esto te dará buena cuenta de que todos los actos tienen sus consecuencias. No vas a marcharte de mi cama.

—No quiero irme solo que...

—Entonces asunto resuelto. Duerme —le ordenó despótico.

—Pero Karen

—No dirá nada.

—¿Cómo puedes estar tan seguro?

—Es una larga historia. Duérmete —repitió.

—No vas a dejar que me vaya, ¿Verdad?

—Nunca.

Ella suspiró, cerró los ojos y con una bonita sonrisa se dejó caer en los brazos de Morfeo sin remordimiento alguno.


Gracias Por Leer  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 463717  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 463717  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 463717

A ambar graham, Nancy G, Evelyn Rivera Strubbe, BettyJesse, Larisafororosa, Ximena Torres, EliRoseZafiro y a les gusta esta publicaciòn

Marlene

Marlene
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Wow que buena entrega  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 1f60d  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 1f60d  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 1f600  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 1f44f  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 1f44f  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 1f44f  Reí cuando pensó en Robert , en plena acción jajaja y Candy es tan directa y atrevida, me encanta!!!


BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 189452 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 189452  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 576850 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 576850 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 576850

EliRoseZafiro


Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Candy tan inocente, pero aprendió rápido el arte de la seducción BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 162544 Me encanta lo desinhibida que es con Terry. Preciosa entrega BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 754880BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 754880BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 754880

Evelyn Rivera Strubbe

Evelyn Rivera Strubbe
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Una bella y sublime entrega por el amor por uno al otro los alcanzó. Bellísimo BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 73684 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 73684 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 73684 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 73684 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 87635 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 87635 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 87635 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 87635 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 87635 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 87635 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 971718 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 971718 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 971718 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 971718 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 971718 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 971718

Gisela ruht

Gisela ruht
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Que posesivo es terry. Jajjajaj

Dilcia

Dilcia
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

No protestes Candy tu lo fuiste a buscar, despertaste el Tigre que hay en él, además quien no quisiera estar en brazos de ese hombre 😍😍😍, relájate y disfruta.

ladylore

ladylore
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740

8BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA Empty Gracias rosy Castaneda Vie Mayo 05, 2023 5:42 pm

Josefina López Limón


Recién plantada/o
Recién plantada/o

Gracias rosy me gustó mucho también maravilloso fic me encantó

Dilcia

Dilcia
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

No protestes Candy tu lo fuiste a buscar, despertaste el Tigre que hay en él, además quien no quisiera estar en brazos de ese hombre 😍😍😍, relájate y disfruta.

Yola


Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Que buena entrega de los rebeldes posesiva y directa❤🤗🔥🔥🔥🔥👏🏻👏🏻 Gracias Rossy ❤❤❤❤❤❤❤

Herminia73


Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Jajajaja al final lo hizo caer en la tentación!!!

BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 463717 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 463717 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 463717 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 463717 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 463717 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 463717

Ximena Torres

Ximena Torres
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Una bella entrega, algo singular por la plática sostenida en medio del acto pero Hermosa al final 😍

BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740

BettyJesse

BettyJesse
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Wow, me encantó la entrega de estos rebeldes.




BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 754880 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 754880 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 754880 BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 754880

Nancy G

Nancy G
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Tan bellos  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  por fin se entregaron en cuerpo y alma  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740
Ame las palabas de Terry;  " eres lo que no espere, , siempre quise y al fin llego  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740
No se puede estar mas enamorado  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740  BANDOLERAS DE TERRY—ATADO A TI—CAPÍTULO XIV PARTE I—BY ROSSY CASTANEDA 334740

Contenido patrocinado



Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.