¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Fiesta Florida 2022 » BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3

BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3

+8
Marlene
Jennyellizu
Letis
ladylore
Lady Supernova
Evelyn Rivera Strubbe
prisscess902021
MaxineWinters19
12 participantes

Este foro está cerrado y no puedes publicar, responder o editar temas  Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

MaxineWinters19

MaxineWinters19
Rosa Amarilla
Rosa Amarilla

ESA NOVIA ES MIA.
CAPÍTULO 3.






BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 808200 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 808200 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 808200





Terry se puso de pie de forma repentina, se lleva las manos a la cara para estrujarse los ojos, no sabía que era lo que había sentido, sentía una angustia inexplicable, ganas de llorar, de arrancarse el corazón. Estaba seguro que era ella, en algún lugar de su subconsciente, de su alma ¡Lo que fuera! Había escuchado la voz de su pecosa, pedía ayuda, no podía hacerle caso omiso aquello que su corazón le estaba diciendo.




—Oye ¿Te pasa algo? —Pregunto Karen acercándose a él con gesto confundido.




Terry parpadea varias veces, vuelve estrujarse el rostro y se pone de pie para dirigirse al baño, lavarse la cara y tratar de al menos refrescar las ideas que tenía en su mente en medio del dolor de cabeza y el malestar de la borrachera de hacia días atrás.




En sus apresurados pasos, no puede mantenerse de pie y cae de rodillas al suelo, vomitando su propia bilis. Había olvidado cuando fue la última vez que había probado bocado.




—¡Hey, hey, hey! Aguanta ¿Qué pasa? —Reclama Karen recogiéndolo del suelo —¿Por qué te levantas así? Aún estas débil.




—Karen... vas a pensar qué es una locura, pero escuché a Candy —Decia mientras agitaba la voz —Me... me estaba pidiendo ayuda y yo aquí como un propio imbécil llorando ¡Debo ir por ella!




—¡Ha! A buena hora vienes a decir que vas por ella —Recrimina la pelirroja. —Excelente, ya que ahora sí vas a colocar los testículos en su lugar, date un baño, desayuna algo y enfrenta Susana cómo es debido.




—¿Cómo es debido?




—¡Ay, por todos los cielos! —Hastiada, coloca la frente contra una pared y contiene el aire para no soltar mil y un maldiciones sobre Terry —¿Te das cuenta que esas mujeres lo que han hecho es manipularte? Por amor a todos los dioses ¿En qué cabeza cabe que pagar una deuda de esa índole implica contraer matrimonio?




—Bueno... yo.... yo...




—¿Quién los asesoro? —Grito con todas sus fuerzas la chica —¿Quién fue el animal que hizo eso? Alguien debía ayudarlos, o al menos sentarme y explicarles que lo que las Marlowe están haciendo no es el deber ser ¡Explícame! —Vocifero esto a lo último —¿Quién eligió entregar la vida del otro?




Esa última frase dejó paralizado a Terry. Si, tenía razón, fue un intercambio de vida lo que hizo Candy sin pensar en las consecuencias, el amor de su vida por el bienestar de la vida de otra chica que no tenía nada que ver con ellos, salvo el accidente.




—Fue ella —Susurró Terry con cansancio —Candy hizo terminar todo lo nuestro por Susana.




—Y por lo que veo tu novia Candy, por supuesto es una persona muy linda ¿Pero, a qué punto puede llegar la ingenuidad de un ser humano?




Terry alzó la cabeza ante lo que Karen había dicho y era una triste y cruel realidad sí Candy era ingenua y esa ingenuidad los llevo a ese punto.




......
Stear esa misma mañana decide enfrentar a la tía abuela. La guerra podía esperar por él unos días más, debía resolver aquel enorme problema, porque no le cabía en la cabeza eso de que Candy debía casarse con Neal. Dorothy es hasta el momento la única que sabe las verdaderas intenciones de la tía abuela y Sarah Leagan y debían detenerlas.




Pero, había cosas que no estaban a favor suyo.




Stear esperaba afuera de la mansión a Dorothy, la chica había obtenido la dirección de la señorita Candy para traerla con ellos en caso de ser necesario para protegerla. Pero a medida que pasaba la mañana no había respuesta de ninguna de ellas.




—¡Señorito Alistear! —Solo una persona le llamaba de esa manera. Observa a través de una esquina, vestida con ropa de civil a Dorothy. La chica apresura el paso hacia él, pero el gesto de sus ojos no era bueno.




—¿Qué pasó? ¿Por qué tardaste tanto?




—Lo siento... es que... la señorita Candy ¡No estaba en casa!




—¿Cómo?




—La puerta estaba abierta y su valija en la sala. Pienso que pudo haber huido.




—No... no lo creo. Debió llevarse sus cosas al menos.




—Encontre esto tirado en la entrada de la casa —Dorothy saca de su bolsillo un trapo viejo y se lo presenta al joven —Sigue húmedo y huele muy extraño.




Stear no tiene que acercarse mucho para saber qué era eso. Abre los ojos al saber que solo delincuentes usarían algo así para llevarse a alguien.




—Esto es malo... Y el hecho de que Candy no esté en casa me dice lo peor.




—Dice usted que... —Casi al instante Dorothy suelta el trapo y lo patea lejos de ellos dos. —¡Ay por Dios! Pobre señorita Candy. Seguro fue la señora Elroy o los Leagan, los hubiera escuchado la forma como insistirán en la boda de Candy y el señorito Neal. Era como un intercambio de monedas, y el mismo despachador se queda con el cambio.




—¡Sobre mi cadáver! —Exclama el joven acomodándose las gafas —Quizas Candy no tenga padres o alguien que realmente se preocupe por su bienestar. Pero tiene paladines dispuestos a defenderla.




Se adentra con Dorothy a la mansión supuesto a todo, si tan solo tuviera al tío abuelo en frente para escupirle sus verdades. No estuvo cuando la muerte de Anthony, y mucho menos ahora que Candy lo necesita más que nunca. Todos se aprovechaban de su vulnerabilidad para hacer lo que quisieran. Aún así, sin el tío abuelo William para confrontarlo, la tía abuela se valdría de su puesto de matriarca para excusarse de que todo aquello era por el bien de Candy.




—¡Tía abuela! —Grita Stear furioso —¡Tía abuela!




Llama pero no logro encontrar a la mujer por ningún lado. Hasta que encuentran al chófer atravesar la entrada principal de la mansión, eso no le dio buena espina al joven inventor.




—¡Mac! —Dorothy se apresura a interceptarlo. Era el chófer personal de la tía abuela cuando ella estaba en Chicago y el que sabía sus movimientos —¿En donde está la tía abuela Elroy?




—La he llevado con los Leagan. Hasta hace poco salieron a Lakewood.




—¿Lakewood? —Dijeron al mismo tiempo Dorothy y Stear sorprendidos de aquella revelación.








—¿A que han ido? Se suponía que la tía abuela pasa esta temporada aquí.




—No me dijo nada. Pero parecía muy sospechosa porque yo soy quien la lleva de una a otro.




—¿Y Candy? ¿Viste si estaba con ella? —Pregunto Stear tratando de contener la rabia que tenía por dentro ante lo que la tía abuela pretendía hacer.




—Para nada. Aunque me preocupa esa niña desde que se fue llorando ayer por la tarde, creo que esta vez la tía abuela le habrá dicho o hecho algo para terminar de romperle el espíritu.
Con esas palabras fueron más que suficiente para que Stear y Dorothy se retiren. Ahora debían pensar en cómo 




.....
El trecho había sido largo, y Candy en ningún instante despertó mientras permanecía escondida en la cajuela del vehículo en movimiento. Inconsciente de todo lo que iba a pasarle en ese estado. De que el destino volvía a pasarle una mala jugada.




La chica abre los ojos cuando escucha el golpeteo del metal, trata de moverse pero es imposible, siente el como el fino polvo entraba por los orificios del vehículo cuando se detiene. La chica no puede evitar toser profusamente y llevarse una mano al rostro, pero le llama la atención el hecho de que este atada de manos, piernas y de que tiene algo que le cubre la boca. Entra en pánico y comienza a golpear por doquier con todas sus fuerzas.




La maletera es abierta y siente toda la luz del sol iluminar a su alrededor, en especial a quienes le veían.




—¡Vaya! La salvajita sabe dar golpes —Escucha a alguien burlarse delante de ella. Es sacada de la cajuela para así enfrentarse a quien le había sacado de su departamento. En efecto, Neal siendo el cobarde que es no trabajaba solo, su madre y Eliza le acompañaban junto con otro par de hombres.




Pero lo que más le dolía era que la tía abuela iba con ellos. Aunque quizás, no había que sorprenderse mucho de esto último. Pero le demostraría que a la mala había perdido la inocencia... de eso ella y los Leagan se habían encargado.




Se impulsa hacía Neal y lo tira al suelo con todas sus fuerzas para posterior intentar correr al campo. No sabía exactamente en donde estaba, pero a medida que intentaba huir observaba a las montañas y un sutil aroma a rosas que siempre fue su favorito.




—¿A donde crees que vas?




—¡Aaaaaaaah! —grito la chica una y otra vez aún con la mordaza en la boca y al tiempo que alguien la toma del pelo y la arrastra por el suelo.




—Eso es una sorpresa, el efecto del cloroformo normalmente los deja adormilados —Dice el hombre que arrastra a Candy hacia los Leagan.




—¿Con ese comportamiento aún pretendes que ella sea tu esposa? —Escucho la atorrante voz de Eliza comentar detrás de ella. Candy se logra girar para verle la cara —De verdad que pareces un espanto.




—¡Hmp! —Es lo único que logra decir con la mordaza en la boca. Neal se la retira y la hace ponerse de pie para quitarsela de la boca —¡Arg! Tu... ¿Por qué insistes en esta... absurda boda?




—Sólo sigo las tradiciones familiares, querida Candy —le acaricia una mejilla para quitarle una lágrima de los ojos —Ya batallaste mucho. Creo que es momento de que ahora empieces a mirarme del mismo modo que veías a tu inglés de mierda.




—¡Jamás!




—Eso de jamás no deberías decirlo cuando tienes mucho en juego Candy. Sobre todo tu amado Hogar de Ponny —Amenaza Eliza agarrandola de los hombros —Si se te ocurre negarte a la boda o intentas huir, ellos lo pagarán caro.




—¿Por qué se meten con ellos? Son inocentes de todo esto ¿Por qué insisten en lastimar a las personas?




—Ay Candy. A estas alturas pensé que ya te habías desligado de ellos —Comenta la tía abuela en tono reacio —La otra huérfana... la de los Brighton, ella parece no preocuparse del mismo modo que tú por ellos.




—Cada quien agradece de la forma que le es mejor.




—Aun así. Ambas han sido un estorbo desde que llegaron a nosotros, en especial tú —La anciana le toma de las mejillas con fuerza. Candy siente miedo, jamás había visto a la tía abuela de ese modo —Ahora, vas a entender tu posición como heredera Ardley, y vas a casarte con Neal porque yo te lo ordeno. O sino haré que lo pagues muy caro.




—¡Por favor, no! —Suplica la chica derramando lágrimas dolorosas.




—¿Qué esperamos? El fotógrafo llegará en cualquier momento y la huérfana parece como si se hubiera revolcado en estiércol.




—Fo... ¿Fotógrafo?




—Claro. Esto va a ser tan convincente que el mismo tío abuelo apenas vea la nota en todos los diarios del país se sentirá satisfecho y bendecirá la boda ¡Encárgate de arreglarla, Eliza!




—Costara mucho quitarte el aroma, pero creo que puedo hacer milagros.




Candy es arrastrada de nueva cuenta al vehículo, pero esta vez en medio de la tía abuela y Sarah, para tenerla sujeta y evitar de que escape. El vehículo se alejó del portal de las rosas y siguió avanzando hasta la mansión Leagan, de todos los lugares a donde podrían haberla llevado y tenían que escoger ese maldito lugar.




La bajan del vehículo, por supuesto, la tía abuela la mantiene sujeta. Si no fuera porque aún le tiene algo de apreció y respeto a la anciana saldría corriendo aunque sea arrastrándola. Pero no era así, su conciencia siempre sería la que le ganaría.




—Sarah, hagan el mejor trabajo para que luzca... decente y apropiada.




—Por favor tía abuela. No me haga esto ¡No me quiero casar con Neal!




—Pero apuesto a que si tú noviecito te hubiera propuesto huir con él no lo hubieras pensado dos veces siquiera —Escupe la mujer sin más. Aquella respuesta dejo helada a Candy ¿Ella sabia acaso de Terry? Era imposible. Se gira a los Leagan y se imagina que ellos le contaron todo de él y me inventaron quien sabe que mentiras —No sigas deshonrandonos con tu comportamiento. Esta va a ser la forma en cómo pagarás.




Es arrastrada de nieva cuenta a la mansión, entre gritos y lágrimas. Nadie parecía tener siquiera contemplación de la chica que habían llevado a la fuerza a la mansión. Las mucamas íntimas de Eliza le ayudaron a bañar y a preparar para el fotógrafo que esa misma tarde iba a ir a tomar la exclusiva del periódico del día siguiente.




Las prensas seguían calientes solo esperando la fotografía de la primicia, y sería distribuida por todas partes del país.




—A ver si así se controla este pelo al menos —Dice una de las mucamas mientras ata el pelo de Candy, trataría de que se viera lo más prolijo posible. Con el vestido azul cielo de holanes rosa al menos reflejaba un poco de serenidad... cosa que la pobre Candy no tenía en ese momento.




Sarah y Eliza la tenían vigilada, recurriendo de cuando en cuando a golpea y bofetadas para controlarla. Y al ver que esa joven apenas si le quedaban lágrimas que derramar, supieron que el plan se llevaría a cabo tal cual esperaban.




—A ver... si... está mejor —Expuso Sarah detallando a la rubia de pies a cabeza —Ahora si pareces de clase.




—Por favor... quiero irme... se lo suplico.




—Ni pensarlo, querida Candy. A partir del día que te cases con mi hijo, nos pertenecerás, y me encargaré de hacer tu vida un verdadero infierno —Comenta la mujer con una sonrisa cruel —¡Bajemos! El fotógrafo no puede esperar mucho rato, debe aprovechar el sol.




Agarrada de ambos brazos y ante la vigilancia estricta de las mucamas, Candy baja a través de la enorme escalera de la mansión Leagan, esa que fue parte de su recepción a ese lugar desde el primer día que llegó. Y un balde de agua fue el anunció de que su vida desde ese momento sería una pesadilla.




Fuera de la mansión, entre los rosales, Neal y la tía abuela esperaban a Candy para la fotografía, el hombre encargado en todos sus años de experiencia había retratado risas y armonía pura y era el sello de calidad. Sin embargo, cuando vio a la futura prometida, algo dentro suyo se rompió, aquel rostro no era feliz ni reflejaba la emoción clásica de una mujer que va a casarse.




—Se... Señorita... —Trata de decir algo, pero tan solo ver ese triste rostro le llena de tristeza, la ve siendo llevada por dos mujeres junto al joven que estaba frente a las rosas, y a este tomándola de una mano. Ella parece no querer que él la toque siquiera.




Ve como la chica derrama lágrimas que rápidamente el joven aprovecha para quitar de forma brusca. Parece que no quiere que en la foto ella se vea triste , pero es inevitable.




—¿Puede tomar la foto rápido? Ya se va a ocultar el sol —Ordena la tía abuela a fotógrafo, quien traga en seco mientras se posiciona para retratar esa escena que le parece de lo más incómoda.




—Bien ¡Sonrían! —Dice el hombre colocándose debajo de la tela oscura, enfoca la cámara y ve el sonriente rostro del caballero Leagan quien se muestra imponente, pero e de la chica era todo lo contrario, era el reflejo de la tristeza más profunda.
Y justo cuando sale el disparo del flash, descubre que una lágrima nueva ha descendido por sus mejillas, quedando la misma retratada.
Continuara...












BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 16489932





LAS BANDOLERAS DE TERRY NO BUSCAMOS SUPERAR A NADIE, SINO A NOSOTRAS MISMAS.
BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 16489931

A Lady Supernova, Dar042, Letzabeth1, Gabisita, Evelyn Rivera Strubbe, Parisa21, lmarchan y a les gusta esta publicaciòn

prisscess902021


Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 523232

Evelyn Rivera Strubbe

Evelyn Rivera Strubbe
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689

Lady Supernova

Lady Supernova
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

¡Caray! Candy no puede salir del problema, insisten en forzarla a estar con ese tipo BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 523232 Ya quiero que lleguen a salvarla! Muy bueno Maxine! Gracias por compartir!

https://www.fanfiction.net/u/2786408/Lady-Supernova

ladylore

ladylore
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

que alguien salve a candy...

Letis

Letis
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Pobre Candy




: BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689 BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 498689

Jennyellizu

Jennyellizu
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Pero que salvajes y la tía Abuela se enloqueció, que lleguen rápido a salvarla por favor.
💕💕💕

Marlene

Marlene
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Que desgraciados los Leagan y la tía abuela es peor!! ya quiero que llegue el patriarca a partírselas jaja, ya quiero leer el siguiente capítulo, bella historia Maxinewinters19  BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 1f60d  BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 2764  BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 1f44f  

Gabisita

Gabisita
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony


Imposible ocultar a un fotógrafo emociones. Candy está atrapada en un verdadero infierno, pero qué cuarteto de arpías!  Cuándo llegará Albert a poner a todos en su lugar?

GEZABEL

GEZABEL
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood

imagine exactamente la foto y aquella lagrima... muy buen capitulo


_________________
BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 Fth10

BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 Undefi12



BANDOLERAS DE TERRY —MINIFIC —ESA NOVIA ES MÍA, CAP 3 Undefi10

Letzabeth1

Letzabeth1
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Pobre candy

Letzabeth1

Letzabeth1
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Esa Elroy es una desgraciada.
Albert reacciona y yo a tu lugar, salva a candy.
Y terry usa el apellido y todo lo que puedas para recuperar a candy

lmarchan


Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Por dios este será el destino de candy ???? Sufrir por esta gente !! Habrá alguien que la rescate!!!!!

Contenido patrocinado



Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Este foro está cerrado y no puedes publicar, responder o editar temas  Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.