¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2021 » Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística

Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Chapis Betancourt Weasley

Chapis Betancourt Weasley
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  681bad10

Capítulo 5

1916…

A sus dieciocho años, Eliza cumplía su sueño más preciado, el hombre que la había desposado representaba todo lo que ella deseaba y requería para cumplir a cabalidad con todos sus propósitos, que no eran otros sino adelantarse a esa moza de establo, humillarla y aplastarla con la felicidad que esa sirvienta nunca obtendría.

Su boda fue perfecta, todos elogiaron el buen gusto en cada detalle del magno evento.

Complacidos y satisfechos, los recién esposos viajaron hasta Grecia, esa hermosa ciudad sería el inicio de una idílica luna de miel.

Desde el primer momento David demostró ser todo lo que la chica Lagan pensó, y los meses posteriores fueron cada vez mejores, su esposo, como ella se lo imaginaba, resultó ser un gran experto en el arte de la seducción, entre el Templo del Partenón y el crucero por el canal de Corinto, Eliza se encontraban siempre saboreando las mieles del placer que él le hacía sentir hasta volverla loca.

Así fue hasta que después de cruzar el mar Egeo rumbo a Turquía su esposo la convino a hacerse examinar por el doctor del barco para ver si sus mareos, los cuales últimamente la atenazaba, eran causados por un embarazo.

¿Hijos? ¿Embarazo? ¡No! Ella no quería, al menos por ahora, pero era su deber. Pensó furiosa.

Se sintió preocupada al salir del camarote del médico. ¡No hay embarazo! Pensó preocupada, aunque no lo deseaba sabía muy bien que era una exigencia social muy importante y se asustó al imaginarse las burlas y las críticas, ¡Hasta podría ser repudiada por su esposo!

Había pasado un año, entre viajes, paseos y noches de pasión el tema de los hijos no volvió a surgir, sin embargo, no se olvidó del todo.

1918…

Debido a las circunstancias bélicas en Europa, Eliza y David regresaron a Chicago antes de lo planeado, se instalaron en una hermosa mansión en una zona de residencial, exclusiva para personas de gran caudal económico, se acoplaron muy bien a la vida social, cenas, tertulias, compras, en apariencia todo perfecto, pero, en ocasiones, cuando Sara Lagan visitaba a su hija, las pláticas banales de las fiestas quedaban a un lado, y la discusión siempre incurrió en lo mismo, la falta de hijos.

— Eliza es tu deber, necesitas buscar la manera de quedar embarazada, ¡Serás la burla de todos! — Le decía su madre.

— ¡Madre! ¡No es cosa mía! Los médicos me han dicho que estoy sana, mi marido también, simplemente que debemos darle tiempo al tiempo, no creas que estoy tan tranquila, ni puedo ¡Ni quiero ser la burla de nadie! Menos de esa huérfana a la que por desgracia no pudimos acabar hace un par de años, solo de recordar quien resultó ser el tío abuelo… ¡Peor todavía me da pensar que David me abandone! ¿Y mis privilegios?

Esos pensamientos la comenzaban a desesperar, sobre todo después de una nueva revisión, con un colega de su marido.

David, un poco pasado de copas, esa misma noche, le increpó acerca de eso.

— ¡No es posible Eliza! ¿Si entiendes la posición en la que me dejas? ¡Necesitamos un heredero! Y si tú no puedes, aunque te ame tendré que buscar una solución, se me va a partir el corazón hacerlo, pero… — Le decía David, con tristeza tras el resultado negativo de la consulta.
.
.
.
El trabajo en el hospital donde era director mantenía la mente de David ocupada, sin embargo, en los escasos momentos de descanso se ponía a pensar.

Andando de un lado a otro en su oficina hablaba consigo mismo, se daba cuenta cuán afortunado era al haberse casado con Eliza, era hermosa y la amaba aunque en ocasiones le parecía altanera y malcriada, no podía negar su belleza, y que bajo su guía ella  había aprendido muchas de las artes del amor que lo volvían loco, en casi dos años de matrimonio ella había florecido, su cuerpo ahora estaba maduro, perfecto, listo para albergar a su hijo, pero este, por alguna extraña razón, no llegaba, y con las nuevas circunstancias en su familia, que su esposa no sabía, no podía perder tiempo necesitaba un heredero, era imperativo.
.
.
.
Eliza necesitaba un respiro, una alegría, su madre, Sara, preocupada por ella decidió organizar una enorme fiesta para celebrar el aniversario de su hija, buscando así acallar los rumores sobre su infertilidad y triste matrimonio que ya empezaban a circular.

Cuando Sara se lo comentó Eliza aceptó resignada, no estaba de humor para fiestas, pero no quería ser el hazmerreír de esas arpías adineradas.
.
.
.
Dos semanas antes de la celebración, que se realizaría contra sus deseos, Eliza miraba por el aparador unos vestidos cuando vio el reflejo de un hombre de cabello castaño largo recogido en una coleta, que miraba unos hermosos anillos en la tienda de enfrente.

— ¡Terry Grandchester! — Exclamó admirada.

Lo miró atentamente, apreciando su figura alta, enmarcada en un traje gris oscuro que le ajustaba todo lo necesario para resaltar esa figura varonil y el porte de gran caballero inglés.

Por un momento, Eliza se imaginó rodeada de esos brazos, cubierta por completo en ese cuerpo regio… distraída en esos pensamientos, no se dio cuenta, que él ya se había ido.

Cuando regresó a su mansión se encontró a David esperándola en el balcón de la sala, estaba recargado en el dintel de la puerta fumando un puro mientras leía una tarjeta, ella todavía se sentía abstraída por la sensación que le producía el haber visto al joven inglés, pensaba pasar de largo con algún pretexto, pero la expresión que tenía su esposo en el rostro le llamó la atención.

— ¡Hola querido! ¿Qué noticias me tienes? — Le preguntó mientras le besaba en la mejilla.

— ¡Cariño! ¡Qué bueno que llegas! — La tomó por la cintura y la atrajo a él para regresarle el beso, pero esta vez en los labios.

Como cada vez que tenían contacto, los esposos Winchester olvidaron todo a su alrededor, enfrascados en sus arrebatos de pasión, besándose y tocándose al estar en privado.

David, más experimentado, fue el primero en dominar sus deseos, poco a poco fue separándose de su mujer, hasta que, finalmente, la guío hasta el sofá y le mostró el sobre.

Muy entusiasmado y orgulloso, enseñó el papel lacrado con el sello de la alcaldía.

— ¡Hemos sido invitados a una gala! ¡La más importante del año! El alcalde de puño y letra ha enviado la invitación, sólo las mejores y más importantes familias de la ciudad serán las privilegiadas en asistir.

— ¿Para qué o quién es esa celebración tan importante? — Inquirió Eliza curiosa.

— Es a beneficio, se ofrecerá después de una función especial de una compañía de teatro que viene de Nueva York, estarán todos los actores, incluso un tal Terrence Graham.
.
.
.
La luna se encontraba hermosa, el cielo despejado dejaba ver claramente las estrellas, y la temperatura era muy agradable.


Eliza se esmeraba en su arreglo, su esposo le permitió comprar el más bello y caro vestido para la ocasión, además de comprarle un hermoso juego de aretes, collar y pulsera de diamantes que hacían juego con sus prendas. Le habían hecho un intrincado pero exquisito peinado a la moda, La señora de David Winchester no podía estar más bella esa noche.

La de cabellos rojizos se dio los últimos toques, y antes de salir de su habitación, se observó al espejo, complacida por la imagen que este le regresaba, vestida y arreglada de esa manera, estaba segura que Terrence no podría ignorarla, ¡Imposible si ella lucía tan hermosa esta noche! Se le erizó la piel recordando todas estas noches de su estadía en el Real Colegio San Pablo cuando deliciosamente ella se imaginaba en sus brazos, en besar su boca, en sus manos sobre toda ella.
.
.
.
David caminaba orgulloso y muy enamorado, llevando del brazo a su esposa, él estaba más que feliz, ella se le había dedicado todas esas noches deliciosas y ahora la llevaba tan hermosa a una de las fiestas más importantes de la temporada, serían la pareja más envidiada de toda la fiesta y eso lo complacía.

La cena estuvo deliciosa, la gente se movía de aquí para allá, departiendo con los actores, con los políticos y con los intelectuales.

Eliza había divisado a Terry, pero no había podido acercarse, en todo momento estaba con su marido, hasta que, por suerte, él la dejó libre para entablar plática con el alcalde.

Ella vio al ahora hombre de sus sueños, parado en un balcón, en una parte semi oscura, apartado del gentío, tenía una expresión imperturbable, se veía tenso, como si no estuviera a gusto.

— Hola Terry — Saludó apenas llegar a él — ¿Me recuerdas? — Preguntó poniéndose de frente, muy erguida, haciendo gala de sus atributos físicos.

— Imposible olvidarte Eliza — Contestó él con esa voz tan varonil que si no fuera porque ella se controló se habría caído pues las piernas le temblaron al escucharlo.

— Me da gusto saberlo ¿Cómo estás? Veo que estás triunfando en tu carrera de actor.

Terry arqueó las cejas, al parecer, esa chica no entendió el sarcasmo en sus palabras.

— Me ha costado sangre, sudor y lágrimas, pero al fin lo estoy logrando — Declaró al tiempo que miraba hacia afuera.

— Me da gusto — Dio un paso al frente — Yo también estoy muy bien — Otro paso — Tal vez ahora podamos recuperar la amistad que un día tuvimos — un último paso y extendió la mano para pasarla muy suavemente por la solapa del traje negro.

Terry se apartó inmediatamente, al parecer esa bruja con pinta de mujer decente no era más que otra esposa buscando algo más que plática, y la razón por la que se apartó de la gente.

— Hasta donde yo recuerdo, jamás fuimos amigos — Le quitó la mano de encima suyo — Es más — Sino fuera por ti jamás me habría separado de… — No terminó la frase.

— ¡Éramos tan jóvenes! ¡No sabíamos lo que estábamos haciendo! — Replicó ofendida, pero volviendo a la carga — Ahora somos adultos, tenemos otra vida, olvida el pasado — Le acarició el brazo.

— Tienes razón, éramos muy jóvenes — Volvió a quitarle la mano — Ahora podré hacer lo que en ese tiempo no pude, con tu permiso — Finalizó para luego irse, dejándola sola.

El resto de la velada ella no lo perdía de vista, cada que podía intentaba acercarse, hasta que en un momento dado lo vio platicando con nada más, ni nada menos que William Albert Ardlay, su tío.

No le agradó para nada verlos juntos ¿Que querría Terry con él? ¿Cómo que qué? Se dio un golpe mental y un nombre se le vino a la mente, Candy.

Con disimulo se acercó al balcón donde los hombres charlaban, se ocultó tras unos arreglos de flores para escuchar, lo que en ese momento dijo su tío la llenó de rabia, ¡El muy maldito planeaba una cita para que se viera con la huérfana! ¡¡No!! Gritaba para sus adentros, ¿Cómo puede seguir interesado en esa maldita moza? Se preguntó mientras sentía el ardor de los celos y la envidia hacia esa chica ordinaria.

Decidida a no dejar pasar la oportunidad, cuando vio a Terry solo de nuevo lo interceptó.

— Me encantaría recibirte a comer en mi mansión — Le dijo en tono meloso — Mi esposo no va a estar — Dijo sugerente — Podríamos pasar un rato muy agradable.

— Antes preferiría ser comida de gusanos que pasar un momento más contigo Eliza — Le dijo él, inclinado hacia ella, muy cerca del oído, tan cerca que la mujer pudo sentir su aliento a champagne.

Terrence Graham se retiró dejándola ahí, entre temblorosa y furiosa.

Más tarde, sentada en un sofá, esperando a que su marido al fin se decidiera a irse a su casa, Eliza Winchester recordaba con coraje lo dicho por su otrora compañero de clases.

— ¡Eres un imbécil Terry! — Decía muy bajito, apretando su cartera con las manos — ¿Cómo te atreves a tratarme de esa forma? — Susurró, sintiendo, como hacía mucho tiempo, como su corazón se partía en mil pedazos, de nuevo, por culpa de esa sirvienta.

En la privacidad de su habitación, Eliza fue exigente con su marido, pedía más y más.

Apenas entrar a la casa lo atajó, se le colgó del traje, lo besó con inmensa pasión, se atrevió a tocarlo en su parte masculina, David se dejó arrastrar por ese fuego que amenazaban con quemarlo, le rompió el vestido para poder tomar sus pechos, la tomó por las nalgas haciendo que ella enredara sus piernas en su cintura, besando y chupando la piel expuesta, subieron a la recámara, terminado ahí, de desnudarse para hacer el amor de manera desenfrenada en el piso.
.
.
.
La melodía era suave, Terry la llevaba con soltura al recorrer la pista de baile, era el festival de mayo, él se ponía a sus pies, solo eran ellos, cuando la melodía acabó, él se acercó despacio, se inclinó hacia ella, y la besó, primero en los labios, luego, fue dejando un camino que llegó hasta su cuello al tiempo que sus manos acariciaban sus pechos, para después bajar lenta y desquiciadamente despacio hasta su entrepierna, acariciando lo más profundo de su ser. Sintió sus labios atrapados por un beso atrevido, y después, no se resistió al sentir como era llevada al éxtasis…
.
.
.
Eliza despertó irritada, el sol le llegaba directo a la cara, se encontraba recostada en el piso, con David dormido a su lado.  Supo entonces que había sido un sueño, que quien la tomaba era su marido, no Terry, aunque no le importaba, se sentía tan bien, que se propuso buscarlo de nuevo.  

Continuará…

Por: Jossette
Para: Guerra Florida 2021 y el grupo de Las Divinas Místicas de Terry.

En Sinergía, Cambiando el destino por Terry.

A Rosi Kary, Esmeraldagraham, Laura Carreño, Beatriz Rodríguez, Olga Delia, Legafa05, Jekapc y a les gusta esta publicaciòn

Evelyn Rivera Strubbe

Evelyn Rivera Strubbe
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Fabulosa, interesante la historia.  Karma le llego a Eliza que parece no podrá tener hijos.  Pobre Eliza, sigue soñando, Terry nunca te hará caso. Bravissimo.  Estupenda historia.  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  334740  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  334740  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  334740  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  355103  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  355103  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  355103  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  355103  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  971718

A Olga Delia le gusta esta publicaciòn

Cely Graham

Cely Graham
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Bravo 👏 👏 👏
Esta buenísimo el capitulo
Felicidades
 Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  133559  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  133559  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  133559
Bien por Terry que sabe muy
bien quien es Eliza
Cree que el dinero lo es todo
Muy interesante
Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  334740  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  334740  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  334740

A Olga Delia le gusta esta publicaciòn

Laura Carreño

Laura Carreño
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
👏👏👏 excelente esta historia, en cada capítulo se pone más interesante, Eliza nunca deja de arrastrarse por Terry😒,

A Olga Delia le gusta esta publicaciòn

Olga Delia

Olga Delia
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Terry siempre será el amor frustrado de Eliza!!! Muy buen capitulo, seguimos adelante!! 

Esmeraldagraham

Esmeraldagraham
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Esa odiosa de Eliza, nunca esta conforme con lo que tiene, siempre trata de obtener lo que no es suyo, como Terry es una buscona, vaya le está pasando lo mismo que a Annie, no puede tener hijos, excelente historia!! 👏🏼👏🏼

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Bueno Elisa, quiérete un poco y ten dignidad Terry te detesta y allí vas, de arrastrada

Dilcia


Rosa Blue
Rosa Blue
Que tonta Eliza nunca aprenderá que Terry la detesta por separarlo de Candy , por su fea personalidad en fin por ser como ella es, una víbora. Gracias por otro interesante capítulo.

Rosi Kary

Rosi Kary
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡Que cosas!  affraid  está mujer creo está mal de la cabeza, si ya se casó, el marido la tiene bien en todos los aspectos ¿Que le busca?

ladylore

ladylore
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
que pasará--- terry cuidate de eliza

Gabisita

Gabisita
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Qué esperaba Elisa?  Qué la recibiera con los brazos abiertos?  Semejante rogona!!  Siempre pensando en “esa huérfana”, cuando Candy ni siquiera recuerda que existe. La envidia la corroe!  

Reyna de los Ángeles

Reyna de los Ángeles
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Genial capítulo, cada Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  189452 Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  189452 Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  189452 vez más interesante Muñeca de Trapo

Beatriz Rodríguez

Beatriz Rodríguez
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Fantástico!
un capitulo en el Cual Eliza deja ver lo zorra y arrastrada que es
Que bueno que Terry la corta como el sabe hacerlo
Me enoja lo descarada que es Eliza, teniendo un marido que la ama y la tiene como reina
Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  523232  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  523232  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  523232

Legafa05

Legafa05
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
 Se siente una dama ,  y como anda de ofrecida lo bueno que Terry la puso en su lugar , y que Albert le ayudará a encontrarse con Candy, lo que debería hacer Eliza es pensar en la amenaza de su esposo, respecto al hijo que no a podido darle

Nancy

Nancy
Rosa Morada
Rosa Morada
Que picosa la Eliza ,échenle agua que Mí Terry ,jamás será tuyo  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  53278  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  53278

A Nancy le gusta esta publicaciòn

Nanamy

Nanamy
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Me fascinó está historia, quiero la actualización porfavor.

Legafa05

Legafa05
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  355103 Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  355103 Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  355103 Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  355103 Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  355103

Nancy

Nancy
Rosa Morada
Rosa Morada
ESPERANDO POR MAS

Esa Eliza jamás probará un huesito de mi Terry Bonbom

Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  416519  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  416519  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  416519  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  416519  Las divinas místicas de Terry… En Sinergia…Muñeca de trapo Capítulo 5 por Jossette desde la morada mística  416519

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.