¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2021 » Lado Rosa Oscuro » Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG

Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG

+21
ladylore
AstridGraham
Adela Daffodil
Chapis Betancourt Weasley
Nanamy
Rosi Kary
Letzabeth arevalo
Claudia Ceis
Lucía Perez P.
kzr2005
Lady Ardlay
Azul pequeña
Rochi Romsa
Beatriz Rodríguez
Amethyst
Dar042
Parisa21
Evelyn Rivera Strubbe
Cely Graham
Laura Carreño
DTG
25 participantes

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 2.]

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Buenas tardes lindas combatientes, será que algún día podré salir del Rosa Obscuro? no lo sé, seguramente ya mi Ángel de la Guarda se fué a colgar de algún árbol por ahí, les traigo un pequeño reto producto de la mente calenturienta de Elizabeth Dowell mejor conocida en el medio como Fantasía, ella lo puede leer sin problemas lo que implica que es "medio rosita", espero que lo disfruten





Song Fic de la canción "Hacer el amor con otro" de Alejandra Guzmán
Título: No es la misma cosa



Chicago
Octubre 1926


Despierto un poco sobresaltada, miro a mi alrededor, estoy en mi recámara en el Magnolia, Bert lo compró para mí para que viviera de forma independiente, y este último mes he ido y venido de la mansión de los Andley a mi departamento por lo que ahora casi siempre despierto desubicada y necesito despabilarme para saber en dónde estoy, siento mis ojos inflamados e irritados por haber llorado y junto a mí, dormido sin inmutarse de todo el remolino de sentimientos está él, una  corta y castaña cabellera, pero no es quién yo quisiera, su espalda es más pequeña y su piel es más bronceada. Las lágrimas regresan a mis ojos, estoy vestida con un camisón muy ligero y él no sé si solo se quitó la camisa del pijama o está desnudo, me quedo inmóvil sin querer averiguarlo, estamos a dos días de casarnos y él insistió en quedarse ayer conmigo, grave, gravísimo error. Yo ya me había resignado a aceptar su segunda propuesta de matrimonio, ya no podía esperar nada de la vida, y él ha sido tan dulce, de ese niño odioso que me jodía la vida nada queda, se ha alejado de su familia y ha formado su propio camino. Hace un mes y medio nos comprometimos, yo lo acepté…pero, siempre hay un “pero”.

Ayer Neil llegó muy tarde a mi departamento, estuvo todo el día en juntas que a mí me parecían engorrosas con posibles inversores, también se ha desligado por completo de los Andley, y cuando lo ví en mi puerta con una dulce expresión, tan agotado y con una caja de chocolates en su mano izquierda y la cena en la mano derecha y una pequeña maleta en el piso, no tuve corazón para no recibirlo. Me dio un suave beso y entró.
Cenamos y sólo él hablaba de lo maravilloso que había sido su día, yo solo le observaba, me preguntaba si podría ser feliz con Neil, entonces las memorias llegaron a mi mente, desordenadas y llenas de nostalgia y anhelo, mi estómago se cerró y no pude seguir cenando, Neil ni lo notó.



Nueva York
Agosto 1926


Justo un día después de comprometerme, viajé en un ataque de pánico a Nueva York, no sabía exactamente porqué lo hacía, supongo que en mi febril pensamiento tenía que decirle adiós, despedirme por fin de él, todo el camino la pasé llorando silenciosamente, sólo Annie sabía de este viaje, ella jamás me ha juzgado, al contrario me ha comprendido y me ha consolado, ella misma me ha rogado para que no me case, que un matrimonio debe ser por amor, pero, lo que yo no le he confesado es que yo quiero tener también una familia propia igual que ella con Archie y el pequeño Alistair, algo que sea mío, algo que se sienta normal y Neil ha sido mi salvavidas. Con mil pensamientos confusos por fin he llegado a Nueva York, es el final del verano y hace un clima esplendoroso, aún así yo dudo de seguir con mi propósito, hice tres intentos de comprar un boleto para regresarme en el primer tren a Chicago, pero ya estoy aquí, no voy a arrepentirme ahora. Salgo de la estación para tomar un taxi, sé perfectamente a dónde: Teatro Stratford, en el taxi trato inútilmente de componer mi cabello que ahora lo llevo corto y me pongo un poco de maquillaje, una vez que he llegado, con toda la amabilidad posible, le doy una nota al guardia para Karen, será más fácil si pregunto por ella, el guardia se va y regresa aún más malhumorado de lo que ya estaba, abre la puerta y me da instrucciones para llegar a su camerino, la obra empezará dentro de hora y media y recé para que ella ya hubiera llegado, mis plegarias fueron escuchadas. Caminé por dónde el guardia me dijo, casi no había nadie, no sabía si él ya había llegado por lo que sentía mi corazón palpitar en mi garganta, por fin llegué a la puerta de cedro que tenía el letrero de “Karen Kleiss”, toqué e inmediatamente una mano femenina me haló hacia adentro, la bella Karen que tenía más de nueve años sin verla desde que la conocí en Florida, era una mujer muy hermosa, de la chiquilla que recordaba no quedaba nada. Estaba muy asombrada de verme.

—¡Candy! ¡Por Dios! — fue lo único que dijo y me abrazó, sin preguntas, sin juicios, sin cuestionamientos, solo comprensión.

—Yo he venido…

—Oh no, conmigo no tienes que explicarte—Me sonrió y me dio un beso en la mejilla— Él no debe tardar en llegar— abrió su puerta y se asomó, —¡Ya llegó! — me lo dijo tan emocionada como una niña que está a punto de hacer una travesura, me tomó de la mano y aprisa salimos de su camerino, golpeó una puerta, y desde adentro se escuchó una malhumorada voz:

—¿Y ahora que carajos quieres Karen?!?

—¡Graham, voy a pasar y espero que estés vestido! — ella le gritó sin ningún tipo de cortesía, y sin advertirme nada, abrió la puerta, él estaba de espaldas quitándose el saco, y Karen sin decir nada me empujó hacia adentro y se fue cerrando de un azotón la puerta riendo escandalosamente.

—Carajo Karen...— no completó su protesta y cuando volteó a ver, solo abrió sus ojos con clara sorpresa.

—¿Candy? ¿Pecosa? —Yo no podía hablar, tenía los ojos llenos de lágrimas y solo pude asentir con la cabeza, ninguno se movió, volvíamos a reconocernos, él era muchísimo más alto, mucho más fornido, aunque tenía el cabello corto traía una sombra de barba que lo hacían ver peligroso, sensual y deliciosamente peligroso. Lo abracé, solo pude decir.

—Me voy a casar, estoy comprometida—y no pude evitar volver a llorar, él apretó su abrazo.

—Espero que ese tipo te merezca, y logre borrar estas lágrimas— se separó un poco para mirarme, había demasiada tristeza en esos hermosos ojos azules, demasiado amor, demasiada añoranza. Me limpié las lágrimas, le sonreí un poco, y lo tomé del cuello para obligarlo a bajar su cara y acercarlo a mis labios.

—Por favor, no nos digamos nada, no quiero saber de tu esposa, y yo no te diré nada de mi prometido, pero yo necesitaba verte una vez más…— inmediatamente sentí sus labios sobre los míos, sensuales carnosos y dulces, un beso lento y cadencioso, su lengua tibia y deliciosa que proclamaba en mi boca que él era mi único conquistador, yo me dejé llevar por su ritmo, por su pasión. Me arrastró a un pequeño sillón y el sé sentó conduciéndome a su regazo, yo solo subí un poco mi vestido chemisse para sentarme sobre él a horcajadas, él reprimió un gruñido, yo nunca había hecho algo semejante, pero solo el amor guiaba mis pasos, mis piernas desnudas sentían la textura de sus pantalones y mi húmeda intimidad sentía por encima de las bragas y a través de sus pantalones, su miembro duro y caliente. Un toque en la puerta nos sacó de nuestro paraíso, desde afuera Karen gritaba:

—Romeo, en media hora entramos a escena.

Yo me levanté como pude, casi me caigo de nalgas en mi prisa de quitarme de encima de él, él logró agarrarme antes de caer.

—Pecosa, necesito prepararme, ¿Quieres esperarme aquí? ¿O prefieres que te consiga un asiento para ver la obra?

—Prefiero esperarte aquí—me muero si alguien me reconoce.

—Por favor, no te vayas, espérame, tomaba mis manos entre las suyas, y se percató de mi anillo de compromiso, pude ver ese viejo destello de celos, ese mismo que yo sentí al ver su anillo de casado, me miró con amor y me sonrió con comprensión, con esa tristeza que pareciera era su aura permanente.

—Descansa aquí en el sillón, nadie te molestará, espérame por favor, me dio un último beso antes de empezar a arreglarse detrás de un biombo se cambió rápidamente, y frente a un espejo con muchas bombillas empotradas se maquilló aún más rápido, verlo listo para irse al escenario me recordó verlo cuando aún era un adolescente vestido del más guapo Romeo, pero quité de inmediato los recuerdos de esa cruel época, le sonreí antes de que saliera. Un poco cansada del viaje, me recosté en el sillón y me quedé dormida.



Chicago
Octubre 1926


Cuando acabamos de cenar Neil me besó, no como esos breves besos castos que apenas rozaban mis labios, si no un beso profundo y apasionado, creí que me soltaría a llorar, pero fingía, solo fingía, me condujo a mi habitación, apagó la luz y siguió besándome acomodándome delicadamente sobre la cama, no veía nada, solo sentí su cuerpo encima del mío, lo intenté, juro por Dios que intenté corresponderle, él sería mi esposo en dos días, qué más daba adelantar la luna de miel, lo abracé y comencé a acariciar su cabello, su espalda…pero no pude, simplemente no pude , no era lo mismo, él no era Terry.




Nueva York
Agosto 1926


Estaba tan cansada que cuando desperté Terry ya estaba de vuelta en el camerino, ya tenía puesta su ropa y estaba desmaquillado.

—Por fin despertaste dormilona, ya sé que el viaje desde Chicago hasta aquí es cansado— me ayudó a levantarme y besó mis labios, con infinita ternura— vámonos, es domingo y es la última función de la semana, la siguiente es hasta el jueves, ¿Te quedas conmigo hasta entonces? ¿Por favor?  

Sus ojos suplicaban, y yo había ido a buscarlo dispuesta a todo

—Sí Terry, me quedo contigo— yo quise preguntar si ella no se preocuparía, pero teníamos un acuerdo, no hablaríamos nada de nuestros compromisos, sólo seríamos los dos. Tomó mi mano y se asomó a la puerta, ya no había nadie, era muy tarde, tomó mi pequeña maleta con la otra mano y caminamos en la más completa obscuridad. Salimos por una puerta que estaba un poco escondida a un pequeño callejón, ahí se encontraba su coche, me ayudó a subir y acomodó mi maleta en la cajuela, comenzó a conducir, el aire era fresco, pero no tenía frío, mi mente se perdía en recuerdos felices, en cuánto ansié hacer mi vida junto a ese muchacho solitario, que ahora se ha convertido en un hombre aún más sombrío, pero que cuando me mira puedo ver que sus ojos brillan, brillan solo por mí y para mí.
Vamos saliendo de la ciudad, conduce por casi dos horas, el cielo está despejado y puedo ver cómo brillan las estrellas, quisiera que fueran otras las circunstancias, pero esto es lo único que tenemos y no voy a dejar que la tristeza esté presente.

Llegamos a un lugar con bellas casas, cada una muy lejos de la otra, y el sonido del mar a lo lejos.
—Es mi casa, aquí es donde vivo.

Volteé a verlo sorprendida sin entender lo que me decía.

—No voy a hablar de ella estando aquí contigo— me dijo un poco avergonzado, mientras estacionaba el coche frente a una hermosa casa no muy grande, con techo a dos aguas de tejas, me ayudó a salir del coche y mis zapatos se hundieron en la arena, yo completamente emocionada volteé a verlo.

—¡Arena!!! La playa debe estar muy cerca—pero él ya me arrastraba al interior de su casa.
Al entrar, toda la casa estaba prendada de su perfume, de su aroma, paredes blancas y muebles en combinaciones de azules, blancos y grises que daban un aspecto náutico.

—¿Tienes hambre?

—Sí, un poco— me sonrojé, simplemente había olvidado comer y mi estómago hacía ruidos, ví un reloj que estaba en la sala, eran las 2 de la mañana.

Terry sacó de la nevera dos sandwiches de roastbeef con tomate y queso y limonada fría. Comimos entre risas y bromas, él burlándose de mis pecas como si no hubiesen pasado 9 años desde la última vez que nos vimos, casi había acabado mi sándwich, cuando él limpió con su dedo pulgar una pequeña migaja de pan, con la misma mano bajó y acarició mi cuello y me tomó de la nuca, su expresión era tan intensa, sus ojos ardían de deseo, me acercó poco a poco, y sus labios besaron mi mejilla, bajaron un poco a mi mandíbula, lento tortuosamente lento, yo cerré los ojos abandonándome a ese perturbador placer, nunca antes había sido besada más que por él, ni siquiera con mi ahora prometido, mucho menos en la forma que él lo hacía, enredé mis manos en su cuello, su cabello era tan suave, cuántas veces no fantaseé con acariciarlo de esa manera, sabía cosas básicas de la reproducción humana, pero jamás había experimentado el amor sensual. Sus labios dejaron mi mandíbula y chuparon el lóbulo de mi oreja, entonces tuve una sensación entre mis piernas completamente desconocida, después de dejar el lóbulo de mi oreja, me tomó de la cintura acercándome a él, sus ojos profundos viendo a través de mí, la sombra de su barba haciéndolo verse salvaje e indomable, sus labios tan cerca de los míos.

—Nunca he dejado de amarte, y sé perfectamente que soy el menos indicado para dar consejos y te prometo que nunca más me volveré a entrometer en tu vida, pero, si no lo amas, no te cases, no hagas desdichadas a dos personas, pero, yo no volveré a decir nada,  prometimos no hablar de nuestros compromisos, entonces estos días seamos egoístas, solo nosotros dos, nadie más importa más que nosotros dos.

—Aún te amo— logré decirle antes de que volviera a besarme, su boca, su lengua, él tomándome toda en un solo beso, yo correspondiéndole con mi alma, con mi cuerpo, el beso fue intensificándose, ví ante mis ojos cómo ese sombrío hombre se transformaba en pasión pura, en mi perverso favorito. Terry dejó de besarme y sin aviso me cargó por la cintura, yo por instinto enredé las piernas alrededor de su torso, él me agarró de las nalgas para no dejarme caer, y yo me sujeté de su cuello.

—Dime que esto no es un sueño amor, dime qué no despertaré sólo y sin tí— me decía mientras besaba desesperado mi clavícula.

—Hoy estaremos juntos, nadie podrá evitarlo—le dije dándole libre acceso a mi cuello, aferrándome a su cuerpo.

Terry me cargó así hasta el primer piso, entramos en su habitación y sin apagar la luz me depositó en la cama, mientras que, ansioso me quitaba las zapatillas y jaloneaba mi vestido para deshacerse de él, después comenzó también a desvestirse, ver su torso marcado y ligeramente bronceado, sus amplios hombros y una breve cintura, un poco de vello en su pecho siguiendo por su torso en una pecaminosa línea que se perdía debajo de sus pantalones me hizo sentir mil sensaciones en mi piel y lo que nunca antes había sentido, un dolorcillo demasiado placentero en mi intimidad. Él por fin se deshizo de su pantalón, yo ya sentía la urgencia de verlo completo, por fin se quitó la última prenda que lo cubría, no pude disimular mi asombro ni mi deleite, él me regaló esa sonrisa torcida sabiéndose observado y deseado. Se paró al lado de la cama y con una calma muy mal disimulada se deshizo de mis bragas y de mi corpiño a juego. Sin importar mi inexperiencia, ese hombre me hacía sentir hermosa, deseada y amada. Se sentó junto a mí, yo tomé su mano y la dirigí a mis pechos, con una súplica:

— Tócame, ámame— y entonces liberé al tigre que había estado preso por tantos años.



Chicago
Octubre 1926


En completa obscuridad acostados en mi cama con Neil sobre mí, él tratando dulcemente de iniciar un encuentro íntimo, y yo intentándolo sin tener éxito, recordando sin querer todo lo vivido con Terry, dándome cuenta que nunca podría ser ni remotamente parecido, sintiéndome como la peor de las mujeres, no pude fingir más, al sentir su miembro rozar mi vientre tuve un ataque de pánico y comencé a llorar y tuve que empujarlo.

—Neil, por favor, yo…yo no quiero, por favor…

Él se detuvo en seco dando un resoplido de frustración y enojo. Sentí como se quitaba de encima de mí, se levantaba de la cama caminando y entrando al baño azotando la puerta, estuvo un buen rato ahí, hasta que escuché la regadera, después de un breve baño, salió con su pijama puesta, ni siquiera volteó a verme y se metió a mi cama, casi se durmió instantáneamente, yo dejé salir todo el llanto contenido, recordando lo diferente que había sido con él, con su cuerpo estrujando mi alma, había querido olvidarme de él con Neil, pero no pude, simplemente no pude.



Los Hamptons
Agosto 1926


—Tócame, ámame.

Cómo un animal feroz se abalanzó a mí, eso es lo que era, lo que yo quería, mi tigre, mi T.G.
Quizás en otra época hubiera pensado que tener la luz prendida no era decente ni prudente, pero en estos momentos yo no quería perder detalle de él, de él sobre mi cuerpo, de nosotros haciendo el amor, su cuerpo sobre el mío, su barba de pocos días irritando mis zonas más sensibles, marcando mi piel, mi alma.

Mientras devoraba mi boca, con una mano estrujaba mi cabello, con la otra mano se entrelazaban nuestros dedos, abruptamente se separó de mi, con nuestra respiración demasiado agitada, supongo que vió la duda en mis ojos.

—Estos días fingiremos que éstos no existen— con rudeza se quitó su alianza de matrimonio, y con delicadeza tomó mi mano izquierda, se llevó mi dedo anular a su boca succionándolo y acariciándolo con su lengua, quitándome el anillo de compromiso, ambos anillos los guardó en el cajón de la mesa de noche.

Una vez que hubo escondido el recordatorio de nuestra realidad, continuó con lo que ya había empezado, su cuerpo encima del mío, sus labios viajando de mi boca a mi cuello, de mi cuello a mis pechos, con lamidas y chupadas que hacían que yo comenzara a perder el control aferrándome a su cabeza y abriendo mis piernas, quería más, aún más, él seguía bajando dando besos y mordiscos en mi torso, mi vientre y llegando hasta el nacimiento de mi intimidad, yo lo veía completamente extasiada, no sabía que en las relaciones íntimas se pudieran hacer tantas cosas. Él sin pedir permiso, separó mis piernas, y con sus manos las empujó hacia atrás, casi pegando mis muslos a mi torso, me vió con esos ojos azules llenos de fuego, y yo estaba un poco asustada, no sabía qué iba a hacer, entonces él hundió su lengua en mi intimidad, acariciando un pequeño punto que no sabía que existía, haciéndome perder el poco control que aún me quedaba, solo podía gritar, con mis manos me aferraba a las sábanas, cerré los ojos ahogada en el placer, pero él me volvió a hablar.

—Candy, no cierres tus ojos, quiero que me veas, que recuerdes como te saboreo, cómo te doy placer.
El volvió a ese punto entre mis piernas, comenzó una sensación de que algo muy profundo que comenzaba a surgir y a querer explotar en mí, cuando hundió uno de sus dedos  en mi ya húmeda intimidad, dí otro grito, mis manos dejaron de estrujar las sábanas para estrujar la cabeza de Terry, oleadas de placer iban y venían, comenzando a convertirse en algo que muy pronto estallaría, su lengua, su boca, sus dedos lograron llevarme a ese punto sin retorno, a un explosivo éxtasis en medio de mis gritos de placer acompañado de algo húmedo que mojó su boca y su mano, al mismo tiempo que me rendía ante semejantes sensaciones, también me avergoncé, sentía que lo que me había pasado era algo sucio y desagradable.

—Oh Terry, lo siento, perdón, perdón no supe lo que me pasó, no fue a propósito— le dije avergonzada al mismo que seguía extasiada.

Él me sonrió triunfante, se relamió los labios y chupó los dedos de esa mano que me había dado placer como si fuera el más delicioso de los sabores.

—Esto que te pasó mi vida, pocas mujeres lo logran, no es otra cosa que el producto del placer y me has honrado mucho porque he sido yo quien lo ha logrado.

Volvió a posicionarse encima de mí, al besarme aún tenía en sus labios mi sabor, los besos ahora eran calientes y desesperados, abrí mis piernas y con ellas lo abracé, lo quería más cerca, dentro de mí.
Se levantó para quedar arrodillado enfrente de mí, mis piernas aún rodeaban su cintura, pero él las volvió a separar, su rostro estaba transfigurado por el placer, puso su miembro grande, caliente y palpitante en mi entrada, embistiendo sin ninguna delicadeza, topándose con mi virginal barrera al mismo tiempo que yo grité sin poder reprimirlo de dolor, el abrió sus ojos asustado de muerte y se retiró rápido de mí, levantándome de la cama para abrazarme y consolarme.

—¡Dios Candy! Mira que soy un pendejo, debí saberlo, soy un completo estúpido, debí saber que nunca has estado con nadie más, perdóname por ser un completo bruto, creo que he olvidado lo que es estar en presencia de una inocente dama.

—Hazme tuya, el dolor pasará rápido— le dije antes de empujarlo a la cama y besarlo apasionadamente, así rodamos un buen rato por la cama, besándonos y acariciándonos, algunas caricias inocentes y muchas muy atrevidas, hasta que de nuevo al calor de la pasión él estaba otra vez encima de mí, su miembro en mi entrada, se apoyaba en uno de sus antebrazos para no aplastarme, mientras que con la mano libre acariciaba ese punto de placer con el que ya me había vuelto loca, mientras que me excitaba con su mano, su miembro iba dando pequeños empujones para enterrarse lentamente en mi, al estar al borde de mi segundo orgasmo, la desaparición de mi virginidad fue una mezcla extraña de dolor con placer, él ya estaba por completo dentro y su mano logró su cometido, tuve otro húmedo orgasmo mientras que mis manos arañaban su espalda, antes de recuperarme él comenzó a embestirme, y un tipo distinto de placer comenzó a surgir dentro de mí, yo siempre he sido suya, solo suya, verlo arremeter con ferocidad contra de mi, rugiendo, raspando mi garganta con su barba,  mordiendo hambriento mis labios, mi cuello, mis pechos, mi tigre, mi hermoso y salvaje tigre, con esa rudeza, esa pasión me demostraba que nunca había dejado de ser mío, sus rugidos se combinaban con mis gritos de placer y los sonidos de nuestros cuerpos chocando con furia y pasión, sólo los dos, el mundo podría dejar de girar porque los dos hacíamos por fin el amor.

Sus embestidas comenzaron a ser más rápidas, más violentas, presentí que estaba a punto de llegar a su clímax lo que hizo que una sensación de infinito placer comenzara a formarse desde mi vientre, sabía que vendría mi orgasmo, uno completamente distinto  a los que ya había experimentado, casi al mismo tiempo los dos alcanzamos el cielo, él derramándose profusamente dentro de mí, sudorosos y en éxtasis, nos abrazamos y lloramos de felicidad, de soledad y añoranza y quizás un poco por el futuro nada prometedor. No hablamos, solo nos mantuvimos abrazados, con nuestros corazones latiendo en sincronía.



Chicago
Octubre 1926


Neil aún duerme, estoy tan aterrada que tengo unas náuseas implacables, no lo lograré, no puedo, simplemente no podré casarme con Neil, mi corazón está roto, tanto por él como por mí, pero él no merece migajas de amor, verlo dormir y su espalda desnuda, remueve esos recuerdos…con él.

Con prisa me levanto, aunque trato de no hacer mucho ruido para no despertarlo, debo correr al baño, la última náusea ha hecho que yo termine de rodillas con mi cabeza en el W.C. después de haber vomitado hasta el hígado, camino temblorosa a la sala, esporádicamente me asomo a mi recámara cerciorándome de que él aún dormía, aún es temprano, apenas va a amanecer, me asomo a la ventana viendo una serie de tonos naranjas que anunciaban la llegada del sol, en la sala está mi vestido de novia en un maniquí que Annie me consiguió, encima tiene una funda de tela que lo protege del polvo, junto a él hay un espejo de cuerpo completo, desde que Annie me ayudó a elegirlo y comprarlo no me he atrevido a volver a mirarlo, ahora sé que no lo usaré, veo mi imagen en el espejo, solo a tres personas les he permitido verme sin esa máscara de felicidad y optimismo, Annie, Albert…y a él. La imagen en el espejo se burlaba de mí, por esa estúpida predisposición de anteponer la felicidad de los demás a costa de la mía, y yo ahora solo me veía ojerosa, pálida, más delgada y definitivamente triste. Al asomarme por la ventana, sin querer recordé lo que era ser sorprendida por el alba en los brazos de la persona que amas. En cuanto Neil despierte, debo romper el compromiso, no sé cómo se lo tomará, pero será lo más honorable y honesto que puedo hacer.



Los Hamptons
Agosto 1926


Mi feroz tigre al parecer es insaciable, por fin nos quedamos dormidos cuando comenzaba a amanecer, dormimos abrazados, desnudos, yo tenía años de no dormir con absoluta tranquilidad. Al despertar no estaba a mi lado, un temor cruzó por mi mente, pero, cuando él entró a la habitación con una charola llena de comida, solté un suspiro de alivio.

—Buenas tardes hermosa Pecosa dormilona.

—Buenos días, ¿Sabes? Alguien me mantuvo despierta hasta las seis de la mañana.

—Pues que persona más desconsiderada.

Él solo llevaba su ropa interior, verlo a la luz del sol despeinado y con una sonrisa que jamás le había visto me dejó impactada. Desayunamos en la cama, con una divertida plática, moríamos de hambre.

—¿Y tú cocinaste esta delicia? — le pregunté extasiada con las moras, los panqueques y la miel de abeja.

—No, digamos que tengo un asistente que consigue todo lo que necesito con absoluta discreción, sin que nadie ubique que yo vivo aquí, de hecho, él me ha conseguido esto para ti.

Sacó de no sé dónde un diminuto traje de baño para mí.

—¿Quieres que yo use eso? Pero, pero ¡¡Se me verá todo, no deja nada a la imaginación!!!— le dije escandalizada al ver el pequeño traje color azul con unas franjas blancas.

—Candy, hay muchísimas partes de tu cuerpo que ya he visto y saboreado que estarán perfectamente cubiertas debajo de este traje, vamos dormilona, póntelo y vayamos a la playa, es lunes y te prometo que estará desierta, nadie te verá.

Efectivamente, cuando llegamos a la playa estaba desierta, no sé veía ni un alma, aunque de la nada había una pequeña carpa con bebidas, alimentos y toallas adentro que no solo nos protegería del sol, nos daría privacidad.

Pasamos gran parte de la tarde corriendo por la arena y brincando olas en el mar, riendo como chiquillos, fuimos a descansar un poco a la carpa, el sol estaba muy intenso, bebíamos agua y comíamos unos deliciosos bocadillos, cuando pude reconocer esa mirada intensa de él.

—Te ves maravillosa con ese traje Candy, te has bronceado un poco, ya no podremos seguir en el sol si no te vas a quemar.

—¿Y qué sugieres que hagamos mientras cae la tarde? — le dije insinuante mientras bajaba los tirantes de mi traje y descubría mis pechos ante la mirada hambrienta de él, hicimos varias veces el amor sobre las toallas, siendo amortiguados por la suave arena, y en el fondo el sonido del mar mientras éramos acariciados por la brisa marina. Por la tarde vimos juntos la puesta del sol, el cielo coloreado de amarillos, naranjas, azules y violetas en un absoluto mutismo.



Chicago
Octubre 1926


Oigo movimiento en mi habitación, Neil ha despertado, otra náusea me asalta, debo controlarme, estoy temblando y respiro de manera agitada, me quedo sentada en el sillón de la sala dándome ánimos para no seguir postergando lo inevitable, él sale un poco malhumorado en pijama y me ve impaciente buscando una explicación.

—Buenos días Neil— por supuesto no me contesta— creo que debemos hablar.

—Deja de dar rodeos y dímelo de una maldita vez Candice.

Debo ser fuerte y no dejar que él trate de maltratarme.

—Neil, debo devolverte este anillo, y mi promesa de matrimonio, tú mereces a alguien que te ame profundamente, yo no puedo ser esa persona— le dije lo más tranquila que pude, puse mi anillo en su mano.

Neil enfurecido aventó el anillo al piso, me dirigió una mirada de furia y odio y no volvió a decirme nada, entró a mi habitación y en pocos minutos estaba vestido para irse, con su maleta lista, antes de marcharse me dirigió las últimas palabras que escuché de él.

—Maldita seas Candice, espero que hayas disfrutado haberte revolcado con un casado, porque eso te costará haber despreciado tu última oportunidad de convertirte en una mujer decente – él siempre lo supo…

—¡Plafff! —le dí una bofetada— ¡Vete!
No tienes derecho a hablarme de esa manera, yo siento mucho no haber sido honesta conmigo pero no puedo dar vuelta atrás, vete y se feliz pero jamás vuelvas a buscarme— sin una sola lágrima y llena de determinación lo saqué a empujones de mi departamento, él se fue sin regresar nunca más, y hasta que se fue me permití llorar.



Nueva York
Agosto 1926


Pasamos tres días maravillosos, entre risas besos y encuentros íntimos, pero esa burbuja tenía las horas contadas, el miércoles a media noche dejamos esa casa en la playa donde sin duda he pasado los días más felices de mi vida, Terry antes de irnos sacó nuestros anillos, símbolos de las obligaciones que nos esperaban, el recorrido de regreso lo hicimos en absoluto silencio, él insistió en llevarme a la estación, tomaría el último tren a Chicago que salía a las 3 de la mañana, a esas horas habría muy poca gente y Terry no sería reconocido fácilmente.

Finalmente llegamos, tenía una opresión en el pecho, tres días con él han hecho que yo me pregunte si voy a hacer lo correcto casándome con Neil, él me ha acompañado hasta el tren que debo de abordar.

—Candy, amor, por favor, por favor, no te cases, quédate conmigo, si tú te arrepientes y vuelves conmigo te prometo que moveré cielo y tierra para que yo arregle mi situación civil y podamos casarnos ¿Dime cómo regresaré al infierno cuando he vivido estos tres días contigo en el cielo? — me decía al oído en un abrazo desesperado.

—Sabes que debemos retomar nuestras obligaciones.

—No importa si tardas mucho, yo te esperaré siempre.

Nos fundimos en un beso triste, lleno de lágrimas. Abandoné por segunda vez Nueva York con el corazón destrozado.



Chicago
Octubre 1926


Llevaba varios días encerrada, apenas probando alimento, triste por Neil, por Terry y por mí. También llevaba varios días muy indispuesta. Era medio día y yo no había logrado salir de la cama, lloraba sin cesar. Entonces alguien tocó muy insistente a la puerta, yo me levanté para abrir sin ningún ánimo, abrí la puerta y era Annie.

—Por Dios Candy, mira cómo estás— me regañaba mientras me entregaba varias cajas.

—¿Veniste sola?

—Archie está trabajando y dejé a Alistair un momento con la niñera, no notará que no estoy, pensé que ya estarías de regreso a Nueva York.

—¿Cómo Annie, cómo? Cómo podría regresar así como si nada hubiera pasado, después de casi dos meses?

—Pues justamente por eso, nada ha pasado, no te casaste y sabes muy bien que él espera por ti, ¿Porqué insistes en sufrir y hacerlo sufrir a él? Hasta pareces su peor enemiga Candice — Annie estaba bastante enojada, su dulce voz se convirtió en un reclamo— Pero nada, deja de poner pretextos estúpidos, te traje ropa nueva, arréglate que hoy te vas a Nueva York en la noche— me entregó un boleto de tren— ¿O cuándo le vas a decir que estás embarazada?

—¿Qué? ¿Embarazada? ¿Yo embarazada?

—Candy, tú eres la enfermera, aún no puedo creer que no te hayas dado cuenta, supongo que olvidaste por completo que no has tenido tu periodo, y hace dos semanas que comiste en nuestra casa rechazaste el pastel de chocolate, pero comiste manzanas verdes de nuestro árbol como poseída.

Annie me abrazó, y me besó la mejilla.

—Vamos Candy, no dejarás que tu hijo crezca sin un padre, piensa en ustedes tres, permítete ser feliz hermana.

Esa noche salía de nuevo rumbo a Nueva York, el viaje se me hizo muy corto porque pasé dormida la mayor parte del tiempo.

Al llegar era poco más de media noche, al salir de tren, él ya me esperaba, al verme me regaló una deslumbrante sonrisa, él contestó mi muda pregunta.

—La señora Tímida de Cornwell me mandó un telegrama al teatro y yo ahora soy un hombre libre, desde que te fuiste inicié el juicio de divorcio y por fin mi absurdo matrimonio se ha terminado, era una estupidez seguir casado con esa mujer…— no lo dejé seguir hablando, me arrojé a sus brazos y nos besamos.

Él cortó el beso y me preguntó muy serio

—¿Te quedarás conmigo verdad? ¿Para siempre?

—Para siempre amor, no podría dejar a nuestro hijo sin un padre…

Sonrió ampliamente y ya no contestó nada, sus labios volvieron a reclamar mi boca, ya era tiempo de ser felices juntos.


FIN



Última edición por DTG el Jue Abr 22, 2021 9:37 am, editado 1 vez

A kzr2005, Claudia Ceis, AstridGraham, Dar042, Felicity Grand, Laura Carreño, Amethyst y a les gusta esta publicaciòn

Laura Carreño

Laura Carreño
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Maravilloso!!! Tenia miedo, pero realmente me hiciste muy feliz, gracias Deny TG, te luciste!!!

A DTG, Letzabeth arevalo y a Lucía Perez P. les gusta esta publicaciòn

Cely Graham

Cely Graham
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Wow!!!  
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740
Hacer el amor
con otro No, no...
Excelente
Me encantó
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 133559  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 133559  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 133559
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 189452  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 189452  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 189452

A DTG le gusta esta publicaciòn

Evelyn Rivera Strubbe

Evelyn Rivera Strubbe
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Awwwww Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 1f60d  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 1f60d  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 1f60d Me encanto.  Un final perfecto. Muy bella historia  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 355103  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 355103  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 355103  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 355103  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 836918  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 971718

A DTG le gusta esta publicaciòn

Parisa21

Parisa21
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Mi bella Deni TG , me tenías con los nervios de punta , pero le diste consuelo a mi corazón 💓👏👏👏, gracias por tan bello final !!! 🎉🎉🎉

A DTG le gusta esta publicaciòn

Dar042

Dar042
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ya me temia lo peor!!!!
Gracias!! Hermoso!!!

A DTG le gusta esta publicaciòn

Amethyst

Amethyst
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Awww! ❤ ¡Me encantó Dení TG! Hermoso🥰❤😍

A DTG le gusta esta publicaciòn

Beatriz Rodríguez

Beatriz Rodríguez
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hay que barbara mira que me insiste llorar
Me alegro que si se quedaran juntos
Me siento feliz después de tanto moqueo
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 498689  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 498689  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 498689  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 498689

A DTG le gusta esta publicaciòn

Rochi Romsa


Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Pero que hermoso¡!¡Me has hecho muyyyy felizz ¡! Muchas gracias😭😍❤

A DTG le gusta esta publicaciòn

Azul pequeña

Azul pequeña
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Deni por lo que leo ya nos tenías espantadas pero te reivindicaste con esta historia además que me encantó 😍🥰🥰 muchas gracias 😘

A DTG le gusta esta publicaciòn

Lady Ardlay

Lady Ardlay
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
BRAVOOOOOOOO!!!! La ame, gracias Dení por tan maravillosa historiaaaa!!!! Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 189452 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 189452 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 189452 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 189452 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 189452 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 189452 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740

A DTG le gusta esta publicaciòn

https://www.wattpad.com/user/LadyArdlay?utm_source=ios&utm_m

kzr2005

kzr2005
Rosa Amarilla
Rosa Amarilla
Por Dios!!!
Adoré tu historia.
Lloré desde el título hasta que Annie le entrgó el boleto de tren.
Maravillosa!!!

KAREN ZAMORA

A DTG le gusta esta publicaciòn

Lucía Perez P.


Capullo de Rosa
Capullo de Rosa
Me encanto la historia y el final. Por un momento pense que no terminaría asi, y estaba sufriendo , pero el final me devolvio el alma. Excelente

A DTG le gusta esta publicaciòn

Claudia Ceis

Claudia Ceis
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Jajaja Dení eres mala  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 504400 todo el fic sufriendo pensando que esto iba a acabar muy mal y mira que final  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 87635 y con bebé en camino.
Muy buena historia amiga, me encantó. 

A DTG le gusta esta publicaciòn

Letzabeth arevalo


Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Omg estuve toda la historia jalandome los cabellos si quedaban o no juntos y con la esperanza que estuviese embarazada, gracias por este escrito tan bueno, muy bellos esos días en la playa, aunque quise saber con quien carrizo estaba casado terry, lo importante es que ella volvió por él y su hijo excelente felicidades

A DTG le gusta esta publicaciòn

Rosi Kary

Rosi Kary
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡Ayyy que lindo! ¡Me gusta, me gusta como llevaste el ritmo! Soy tu fanss  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740

A DTG le gusta esta publicaciòn

Nanamy

Nanamy
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Kitri, te pusiste en modo intensa golosa, que cosa tan intensa, las partes donde interactúa con Neil y sus diálogos me fascinaron esa es la parte intensa y la parte golosa pues no hace falta decir cual es. Esos encuentros candentes te quedaron de alarido, definitivamente perteneces al rosa oscuro  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 162544
Sigo esperando actualización del Yaoi con Bert Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 460690 urge, urge plis Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 63071

A DTG le gusta esta publicaciòn

Chapis Betancourt Weasley

Chapis Betancourt Weasley
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hermosa ! Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 10498 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 10498 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 10498 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 10498 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 142879 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 142879

A DTG le gusta esta publicaciòn

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Pues casado con la innombrable...pero sutilmente dejé entrever que él vivía solo en su casa de los Hamptons Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 1f601

Letzabeth arevalo escribió:Omg estuve toda la historia jalandome los cabellos si quedaban o no juntos y con la esperanza que estuviese embarazada, gracias por este escrito tan bueno, muy bellos esos días en la playa, aunque quise saber con quien carrizo estaba casado terry, lo importante es que ella volvió por él y su hijo excelente felicidades

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ahora mi reto será escribir en el rosa claro, jajaja!!!

Nanamy escribió:
Kitri, te pusiste en modo intensa golosa, que cosa tan intensa, las partes donde interactúa con Neil y sus diálogos me fascinaron esa es la parte intensa y la parte golosa pues no hace falta decir cual es. Esos encuentros candentes te quedaron de alarido, definitivamente perteneces al rosa oscuro  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 162544
Sigo esperando actualización del Yaoi con Bert Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 460690 urge, urge plis Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 63071

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Traté de hacer los "cortes" de manera que no sufrieran tanto, pero creo que ya tengo el alma negra

Rosi Kary escribió:¡Ayyy que lindo! ¡Me gusta, me gusta como llevaste el ritmo! Soy tu fanss  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 334740

Adela Daffodil

Adela Daffodil
Rosa Lila
Rosa Lila
HACER EL AMOOOOOR CON 8, NO, NO.....por eso digo que no solo con uno, casi dos jajaja. Mi Deny Moore, como amo tus relatos. Ademas de maravilloso yummiyumeo, siempre ese humor que de verdad lo manejas como las grandes, es tan sutil pero tan acertado en las escenas que lo ameritan.

Disfrute (como alguien que todavía cree en el amor jejeje) este intenso y delicioso relato donde esa complicidad en ambos pareciera que su amor es prohibido y se esconden, pero la verdad es que entre ellos nunca se esconden su amor que es lo más importante, esa escapada a los Hamptons realmente fue una liberación para su corazón y su alma.

Eres una gran escritora y agradezco al Candy mundo por haber coincidido contigo, Deny my love TG  

A DTG le gusta esta publicaciòn

https://www.wattpad.com/user/AdelaDaffodil?utm_source=ios&ut

AstridGraham

AstridGraham
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Qué alegría, paz, gozo, regocijo, felicidad y tantas cosas bonitas que me ha dejado este final, seré sincera no sabía que esperar. Jiji Gracias Kitry, eres regia. 
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 10498 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 413636 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 413636 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 10498
PD. ¡TG es incomparable, ni Neil ni otro jamás darán  la talla, jaja Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 504400

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Adekita , muchas gracias por tus palabras, casi lloro ( sí a veces tengo sentimientos)

Adela Daffodil escribió:HACER EL AMOOOOOR CON 8, NO, NO.....por eso digo que no solo con uno, casi dos jajaja. Mi Deny Moore, como amo tus relatos. Ademas de maravilloso yummiyumeo, siempre ese humor que de verdad lo manejas como las grandes, es tan sutil pero tan acertado en las escenas que lo ameritan.

Disfrute (como alguien que todavía cree en el amor jejeje) este intenso y delicioso relato donde esa complicidad en ambos pareciera que su amor es prohibido y se esconden, pero la verdad es que entre ellos nunca se esconden su amor que es lo más importante, esa escapada a los Hamptons realmente fue una liberación para su corazón y su alma.

Eres una gran escritora y agradezco al Candy mundo por haber coincidido contigo, Deny my love TG  

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ay ya sé que a veces no saben qué esperar de mí, pero es culpa de la premenopausia, gracias mi linda damita de fuego

AstridGraham escribió:

Qué alegría, paz, gozo, regocijo, felicidad y tantas cosas bonitas que me ha dejado este final, seré sincera no sabía que esperar. Jiji Gracias Kitry, eres regia. 
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 10498 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 413636 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 413636 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 10498
PD. ¡TG es incomparable, ni Neil ni otro jamás darán  la talla, jaja Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Respondiendo al reto de Fantasía: No es la misma cosa, songfic por Kitri/Dení TG 504400

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 2.]

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.