¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2021 » Lado Rosa Oscuro » Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG

Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG

+13
Dicahe01
Lady Ardlay
Cely Graham
Nanamy
Legafa05
Claudia Ceis
Lore Campos
Beatriz Rodríguez
Azul pequeña
Noelia Graham Guajardo
Elby8a
Evelyn Rivera Strubbe
DTG
17 participantes

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Buenas tardes lindas combatientes, antes de que me de un ataque de pánico y me arrepienta de publicar, dejaré por aquí el segundo capítulo de este minific que está totalmente dedicado a Elby8A y ella me ha pedido "yummiyumeo" intenso pues, aquí está.

ADVERTENCIA: Contenido YAOI que es una relación homosexual chico con chico, si eres sensible a las malas palabras, escenas sexuales explícitas y contenido homosexual, abstente de leer, conste, sobre aviso no hay engaño.


Aquí puedes leer el
Capítulo 1

Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  Whatsa15

Remontando el Vuelo
Minific
Capítulo 2


Cuando llegué a mi departamento, me sentía agotado y triste, pero fue necesario despedirme de Candy, me pesa que yo haya sido tan cobarde que si ella no toma la iniciativa hubiéramos seguido jugando a ser amigos.  Arreglé un poco el departamento, cambié las sábanas de la cama, y quité el letrero con el nombre de “Candy” que aún seguía colgado en la puerta de la habitación que de nuevo estaba vacía. Probablemente solo podría permanecer este semestre aquí, mi padre en cuanto se entere que soy homosexual, me quitará todo el apoyo económico, pero me he adelantado a solucionar ese futuro problema, me han nombrado capitán del equipo de tenis, y por mis calificaciones me otorgarán el próximo semestre una beca del 100% más mis gastos de manutención, me mudaré a los dormitorios masculinos, y me darán alimentos gratis en todas las cafeterías de la universidad, nuestro entrenador consiguió un buen patrocinador por lo que no tendré que preocuparme por ropa para entrenar, raquetas y calzado deportivo. Tengo dinero ahorrado y venderé mi auto, usaré sólo mi bicicleta que mi madre acaba de mandarme, tomaré el control de mi vida y de mis finanzas, será complicado, pero no imposible.

Antes de que llegue Neil, me doy un baño, estoy nervioso y excitado, más excitado en realidad. Cuando acabo con mi arreglo, se oye el timbre, es él, abro la puerta, estoy descalzo, con sólo mi pantalón de mezclilla, en mi apuro de abrir no me puse ninguna camiseta y mi cabello está mojado. Y ahí está él, boquiabierto y paralizado, no puede quitar su mirada de mi torso.

—Vas a quedarte toda la noche babeando en el marco de mi puerta o vas a pasar—le digo burlonamente.

—Carajo, eres tan estúpidamente guapo que hasta te odio un poco—me dijo Neil casi en un gruñido mientras por fin atravesó el umbral de la puerta, traía una bolsa con cervezas en lata para él y botellas de agua para mí, en un mes empezarían los nacionales y el alcohol estaba prohibido para mí, bajaba mi rendimiento físico.

Dejó la bolsa encima de la barra de la cocina y simplemente se abalanzó contra mí, antes nos habíamos besado, pero no de esta manera descontrolada.

Sus manos frías acariciaban mi espalda desnuda, su boca devoraba la mía, nuestras lenguas se saboreaban, nuestros gemidos morían en casa beso, yo estaba ahogado de un placer que jamás había sentido en mi vida, Neil no es una persona cariñosa, más bien es como un troglodita furioso ansioso de sexo, seguíamos embebidos en nuestras bocas, en una pausa logré decirle:

—¿No íbamos a cenar? — me vió con fuego en su mirada, me tomó del cabello de mi nuca jalando mi cabeza un poco hacia atrás y con la respiración agitada me contestó:

—Si quieres cenar antes, jamás me vuelvas a recibir sin camisa

Yo estaba recargado en una de las paredes de la cocina y ahí mismo, soltó mi cabeza, ambos estábamos visiblemente excitados, entonces él comenzó a besar de nuevo mis labios, pero se desplazó a mi cuello, fue bajando poco a poco a mi torso, mi abdomen, Dios mío, me estaba volviendo loco, por fin llegó hasta los botones de mis jeans, desabrochó uno a uno, no eran los de cierre, eran los de botones y se hincó, con desespero de un jalón bajó mis jeans junto con mis boxers, mi excitación saltó dándole la bienvenida, él me miró, con ojos llenos de lujuria, yo respiraba y gemía ante la anticipación, él se relamió y comenzó a acariciar mi miembro con su maravillosa y prodigiosa lengua, primero succionaba un poco la punta, probándome, saboreándome, después lo introdujo casi todo, con el ritmo perfecto en sus movimientos, yo acariciaba su hermoso cabello castaño rojizo, sus hombros, sus brazos, su boca Dios mío, él era todo perfecto, por más que me esforcé no pude durar tanto, tenía que venirme, intenté retirarlo, pero él me volvió a dirigir esa deliciosa y malvada mirada que me daba a entender que lo quería en su boca, gruñidos, jadeos, yo tiraba de su cabello como respuesta a mi éxtasis, finalmente me derramé, él me recibió hambriento.

Se puso de pie y me besó, sentir mi sabor en su boca me volvió a prender, me deshice del pantalón y mis interiores y los dejé botados en la cocina, lo arrastré a la habitación, él se desnudó en un santiamén, era infinitamente guapo, musculoso, bronceado con un aspecto de macho sexy y por lo menos 5 centímetros más alto que yo.

Seguía habiendo fuego en sus ojos avellana. Lo aventé de espaldas la cama, los dos éramos nuevos y sólo seguíamos nuestro instinto. Yo me situé en medio de las piernas de Neil, seguíamos besándonos en completa excitación, nuestras masculinidades seguían nuestro ritmo acariciándose, frotándose, quise corresponderle haciéndole lo que él me hizo, poco a poco fui bajando con mi boca dejando un camino húmedo de saliva en su cuerpo, besos, chupadas, pequeñas mordidas, estaba como en un trance, quería darle la mejor mamada de su vida, o por lo menos que la primera que yo le diera una fuera memorable, llegué hasta mi objetivo, ese enorme y exquisito instrumento, afinado y dispuesto para ser saboreado con mi boca, no pude aguantar más y lo introduje hasta donde mi sensible garganta lo soportó, miré a Neil, dio un grito grave y lascivo, mi boca iba arriba y abajo, a veces me quedaba en esa punta brillante y sedosa para darle profundos besos, después seguía con mi cometido, Neil ya gritaba, las palpitaciones en esa delicia suya que seguía en mi boca me avisaban que no iba a tardar en regalarme su semen, igual que él lo recibí gustoso, solo dimos un pequeño respiro para continuar en nuestra faena, besos y caricias llenas de lujuria y placer, rodamos así unos minutos por la cama, hasta que él se separó un poco de mi y me dijo casi en una orden:

—Te quiero adentro, ya—me ordenó

—Me excita tanto que seas tan romántico ¿Será tu primera vez corazón? —le dije con una sonrisita burlona

—Sabes que sí princesa, entonces sé dulce y comprensivo—ambos nos reímos en grandes carcajadas, estábamos sudorosos y aún muy excitados, él tomó posición de cuatro puntos: manos y rodillas en la cama Dios…ver esas nalguitas abiertas y esperando por mí hizo hervir mi sangre, en un movimiento rápido, saqué de mi mesita de noche una tira de condones y un tubo de lubricante para facilitar nuestra primera vez, saqué uno y me lo puse rápidamente, puse un poco de lubricante en la punta de mi miembro, Neil movía ese rico trasero incitándome, no resistí y antes de empezar le mordí una de sus nalgas.

—¡Pendejo! No te atrevas a seguir mordiéndome, y ya entra—me ordenó

—¡JAJAJAJA! Insisto, te dicen el rey del romanticismo

Yo ya me estaba colocando detrás de él, yo estaba más que listo, los dos estábamos jadeantes, tomé otro poco de lubricante entre mis dedos y los dirigí a su entrada, introduje dos dedos, un gruñido seco salió desde la garganta de Neil, me agaché un poco, apoyándome en la espalda de Neil, con la otra mano empecé a masturbarlo, saqué mis dedos de su trasero y puse mi pene justo en su entrada, vigoricé los movimientos de mi mano en su miembro, Neil ya estaba muy excitado, poco a poco fui introduciéndome en él,  esperando a que se relajara y me aceptara completo, estaba tan estrecho que casi me vengo en esa primera intromisión, hice uso de todo mi poder de concentración, por fin, todo yo estaba dentro de él, comenzó a moverse contra mí, supe que ya podía follármelo con libertad, nuestro ritmo empezó vigoroso, fuerte, gemíamos al unísono, mientras arremetía contra él. No duramos tanto, cuando sentí su eyaculación tibia en mi mano, yo le seguí, al acabar, salí con cuidado de él y me quité el condón y lo aventé por ahí en algún lugar del piso, caímos de espaldas a la cama, uno al lado del otro, nos vimos a los ojos y ese macho de 1.95 metros, modales un poco rudos y al que nadie creería que sea capaz de sacarle ningún acto de ternura me veía con la más profunda dulzura, sus ojos avellana brillaban de amor, así también como los míos.

Lo besé tiernamente en los labios y le quité un mechón de cabello sudado que caía en su frente.

—Entonces, después de esto, ¿Qué somos? —le pregunté con una sonrisa de absoluto placer.

—Pues yo tomé como proposición matrimonial tu pene en mi culo, pero realmente no sé que quisiste insinuarme—me contestó juguetonamente.

Los dos estallamos en carcajadas

—Eres mío Grandchester, bueno, en realidad este culito—me abrazó para poner sus dos manos en mis nalgas y apretarlas—en unos momentos será mío, pero tú eres mío, eres mi pareja y no tendría que explicarte que seremos exclusivos.

—Neil, no puedo esperar para tenerte dentro—le dije antes de volver a perderme en esos labios carnosos que hacían que el alma se me fuera del cuerpo. Pocos minutos después de otro candente escarceo, Neil estaba de frente, yo acostado boca arriba, él arrodillado con mis piernas en sus hombros, empujando contra mí su miembro mientras me acariciaba el mío, juro que el aire no llegaba a mis pulmones, una mezcla tóxica de dolor y placer muy primitivo, caí en una espiral de éxtasis, a esto se refieren con eso del canto de los ángeles y sentir que mueres y revives, terminamos casi al mismo tiempo, Neil se dejó caer encima de mí, nuestra respiración agitada comenzaba a tranquilizarse poco a poco, sutilmente lo hice a un lado, me estaba aplastando con sus ochenta y cinco kilos  de masa corporal.

Cerré mis ojos tratando de asimilar todo lo sucedido, me sentía pleno y feliz…

—Bueno, ¿No vamos a cucharear? o cómo ya obtuviste lo que querías de mí, me vas a mandar a mi casa en taxi para dormir solo—Me dijo juguetonamente Neil al oído mientras pegaba su cuerpo al mío, yo estallé en carcajadas y lo besé.

—Eres un idiota, más que cucharear y decirnos ternuras, necesito comer, me muero de hambre, voy a pedir la pizza—le dije mientras me comenzaba a levantar de la cama.

—¿No te bastó con mi caramelo? —se quitó la sábana y me mostró desvergonzadamente su pene.

—Tu “caramelo” es el culpable de que yo esté hambriento, pediré la maldita pizza y mientras llega me daré una ducha ¿Me acompañas? —le sonreí seductoramente

—Pero sólo nos ducharemos, si hago alguno de mis “movimientos” probablemente muera en el intento por el esfuerzo y la falta de alimento—me dijo mientras se levantaba de la cama y me iba siguiendo, me acerqué para volver a besarlo.

Los días pasan rápido, Neil y yo no podíamos vernos tan seguido, además de que teníamos gustos completamente distintos. Yo estaba muy concentrado en el entrenamiento, mantenerme en el ranking de los 100 mejores tenistas universitarios era mi pase directo a la beca, y a él le encantaba ir de fiesta en fiesta, pocas veces lo acompañé y alguna vez, en una de ellas, alcancé a ver a Candy a la distancia, los dos simplemente fingimos no vernos, a veces me encontraba con Albert y pasaba horas hablando con él. Pero los pocos días que pasábamos solos en nuestro muy privado oasis era maravilloso, me divertía mucho con él y el sexo era épico.

Pasó muy pronto el Día de Gracias, pero mis padres salieron de viaje por lo que afortunadamente no los ví, se acercaba el fin del semestre, los días eran fríos y lluviosos, afortunadamente la universidad tenía canchas cubiertas, los nacionales serían la primera semana de diciembre, me adelantaron casi todos los exámenes para que pudiera asistir sin dejar ningún compromiso escolar, fue una semana intensa en la Universidad de Florida, llegué a cuartos de la final, lo cual alcanzaba y rebasaba para asegurar la beca, de regreso antes de que acabaran las clases comencé a tramitar mi estadía en los dormitorios, Neil guardaría los muebles de mi recámara y mi bicicleta en su departamento durante las vacaciones de diciembre, y todo lo demás lo vendí. Estaba preparado para hablar por fin con mis padres.

Llegaron las vacaciones de diciembre, estuve deambulando en el que había sido mi hogar por casi 18 años, mis padres habían ido a una convención y regresarían hasta Noche Buena, me sentía un poco solo, Neil había ido a Chicago a visitar a su hermana mayor, Albert se fue a Vail a esquiar, solo me dediqué a leer y ver películas en la televisión.

Por fin en Noche Buena llegaron mis padres, pero no pude hablar con ellos hasta la cena, seguramente estaba a punto de arruinar su Navidad, pero yo no podía esperar un día más, sentados a la mesa, vestidos de manera formal en un tenso silencio simplemente solté la bomba:

—Mamá, padre, soy homosexual—mamá tenía tan abiertos los ojos que pensé que le iba a dar un síncope en cualquier momento, mi padre se puso rojo de furia, yo me preparaba para su cruel ataque, recordé las palabras de Albert “No puedes vivir en las sombras”, respiré profundamente y sólo esperé.

—¿Y qué estupidez te acabas de inventar Terrence? ¿En que momento tuviste la “maravillosa” idea de volverte maricón? Esto es lo que nos faltaba, nuestro único hijo, al que le dimos todo sin límites, nos sale con esta pendejada, pero es tu culpa Eleonor, tú siempre lo has malcriado, jamás podré aceptar que seas un pervertido, ¡Jamás! ¿Me escuchas bien?— mi padre se levantó de la silla, camino hacia mi lugar y me tomó de las solapas de mi saco, me jaloneaba mientras me gritaba—te desconozco como mi hijo—por fin me soltó, caminó hacia el ventanal del comedor dándonos la espalda—es imposible que esta noticia no tenga consecuencias ¿Lo sabes verdad Terrence?

—Sí padre y asumiré mi responsabilidad—lo encaré lo más tranquilo que pude, haría lo imposible porque él no se diera cuenta que yo también estaba furioso, decepcionado y triste, por más que lo había mentalizado, que sabía que esto sería así, no pude evitar sentirme desdichado de nunca haber sido lo que mi padre esperaba de mí, que jamás he sido digno de una muestra de amor o de cariño de parte de él, que toda mi vida he sido una constante desilusión para él. Mamá, al contrario, ella me ama y siempre me ha apoyado, pero nunca ha sido capaz de enfrentar a mi padre, ella ha compensado todo el desamor que he obtenido de él, me miraba angustiada en un llanto profundo y silencioso, yo le hice un ademán tratando de tranquilizarla.

—¡Lárgate en este momento de esta casa de gente decente! Y olvídate de que yo siga pagando tus estudios o tus gastos, espero que muy pronto regreses muerto de hambre, rogando para que te vuelva a dar dinero, arrepentido y reformado diciéndome que eres por fin un hombre y no un maricón como lo acabas de declarar—yo sentía cómo mis mejillas se encendían, respiraba profundamente para no irme a los golpes con el hombre que me había dado la vida, mamá estaba devastada.

—No te preocupes padre, prefiero morirme antes que volverte a pedir cualquier cosa, espero que por fin tengas una vida feliz ahora que desapareceré de tu vida para siempre—me levanté, dí un beso a mi madre en su frente, caminé al vestíbulo en dónde había un pequeño clóset, tomé mi maleta que ya tenía lista y mi chamarra, salí sin mirar atrás.

Caminé unas calles para alejarme de ahí, cuando consideré que estaba bastante lejos, pedí un taxi al aeropuerto. Neil tenía un departamento en Miami, quedamos de vernos ahí, sabía que no iba a pasar las vacaciones con mis padres y él sólo pasaría la Navidad con su hermana para encontrarse después conmigo, le mandé un mensaje a mi madre pidiéndole que en cuanto tuviera oportunidad me llamara, y que no se preocupara, le quería explicar que tenía más o menos resuelto mi problema económico.

Cuando Neil llegó a Miami, toda la frustración, la furia, la tristeza contenida se desbordaron y lloré un buen rato en sus brazos, me sentí tan estúpido porque yo sabía perfectamente lo que iba a pasar con mi padre, pero aún así no dejaba de dolerme, un día antes de que Neil llegara, había hablado con mi mamá, ella quería darme a escondidas de mi padre dinero, pero yo lo rechacé, sólo quería contarle lo de la beca para que ella no estuviera preocupada, no entiendo cómo siendo una mujer talentosa y profesionista siga siendo tan sumisa con él.

El resto de las vacaciones la pasamos fabuloso, pasábamos el día en la playa, la noche en nuestras candentes sesiones de amor y por fin tuvimos que regresar a la universidad.

Unos días antes de regresar a clases, estábamos descansando felices y cansados después de haber estado toda la tarde teniendo sexo.

—Mi compañero de departamento no va a regresar, quédate conmigo, vive conmigo—me suplicaba mi amor, mientras me veía con esos hermosos ojos avellana y acariciaba mi mejilla.

—Neil, ya lo hemos hablado— me acerqué para besarlo.

—Te prometo que me portaré bien, no haré fiestas y nos gastaremos el dinero de mi viejo como venganza de que no me habla ni me acepta como soy—rió divertido.

Me reí muy fuerte, amaba a ese hombre tan recio, pero que conmigo se convertía en un dulce cachorrito.

—Neil, amor, estamos en la universidad, yo no quiero quitarte la diversión porque mi beca deportiva me impide llevar una vida de juerga y alcoholismo, jamás me perdonaría quitarte esta etapa—Le volví a dar otro beso—mi dormitorio quedó muy cómodo, ahí podré llevar a gusto mi vida de monje, y algunas veces podré acompañarte en tus fiestas llenas de perdición, y cuando me quieras en tu cama, me tendrás más rápido que una pizza.
—Y tan más caliente que la pizza, después de esta segunda negativa, más te vale que compenses con creces a mi pobre corazón roto…ahhhh—no pudo acabar su frase, mi boca ya estaba compensando otra cosa que no era su corazón, haciendo hábiles movimientos con lengua y dientes.

Y pronto pasaron casi 3 años, mi vida universitaria casi se reducía a clases, tareas y entrenamiento, en los descansos pasaba tiempo con Neil, quizás sin querer nuestros caminos se iban separando poco a poco, él comenzó a hacer una pasantía en un despacho muy famoso de abogados, ese hombre temible que en mi cama era un tierno osito de peluche estaba a un año de convertirse en abogado, que además sería un tiburón, pasábamos menos tiempo juntos, los dos estábamos demasiado ocupados y a veces cuando me quedaba en su departamento, simplemente nos quedábamos dormidos. Nos queríamos, pero he aprendido que eso no era suficiente.

—Necesito tiempo, tiempo para mí, yo no creo que debamos seguir en esta relación que no avanza, estamos estancados—Neil me lo dijo en una forma odiosamente indiferente, después de que pasamos algunas semanas sin vernos.

—Neil, amor, sé que serás uno de los mejores abogados de Carolina del Norte por tu increíble habilidad de mentir y hacer que los demás te crean ciegamente, pero conmigo no tienes que fingir—Neil estaba impávido, no podía creer que yo le dijera eso—sé que te has enganchado con alguien de tu oficina ¿Cómo lo sé? Estaba desayunando con Albert en un restaurante de Durham, y te ví muy cariñoso con alguien que vestía un traje, casi igual a los que tú usas, supuse que era de tu oficina, no quise enfrentarte ni decir nada porque realmente tenía mucha curiosidad por saber hasta cuándo me lo dirías—le espeté con un poco de burla y sarcasmo—hace tiempo que lo nuestro se enfrió, pero no te creí capaz de ser desleal, si me hubieras hablado con la verdad, yo lo hubiera entendido—mis ojos lo miraban ardiendo en furia y humillación, él no decía nada, sólo miraba fijamente el piso, hasta pensé que estaba contando los hoyitos de sus finísimos zapatos italianos de agujeta.

—Terry, amor…

—Por favor, dejemos este jueguito de fingir que aún me quieres, déjalo así Neil, pasamos momentos maravillosos juntos, fuimos nuestra primera vez, pero no trates de verme la cara de pendejo, aunque parezca que lo sea te aseguro que no lo soy. Te deseo toda la felicidad del mundo y gracias por estos años maravillosos, mucho tiempo fuiste mi ancla, mi brújula cuando más perdido me sentía y eso jamás lo olvidaré—sus bellos ojos avellana brillaban por las lágrimas contenidas, y podía ver qué estaba profundamente arrepentido.

—Terry, perdóname por ser un completo cretino, yo...yo, perdóname por favor…

—Adiós Neil, fue un verdadero placer haberte conocido, sólo un consejo, si alguien te importa aunque sea un poquito, por favor, no seas deshonesto con él.

Me fui de su departamento, con el corazón roto. Pocos meses después, Neil se cambió a la universidad de Columbia, le habían ofrecido en su despacho una plaza en Nueva York, se fue sin despedirse.

Cuando Neil y yo nos separamos, anduve un tiempo un poco perdido, Albert no podía verlo tan seguido, tenía un trabajo muy demandante en las empresas de su familia, aunque tenía dos años de haberse graduado, seguíamos siendo amigos y cada vez que teníamos oportunidad nos juntábamos para comer o por lo menos tomar un café, era mi mejor amigo, mi confidente y mi gurú de lo gay según él.

Me enfoqué aún más en el entrenamiento, me hice de una amiga con la que últimamente comencé a jugar en pareja, Karen Kleiss, cuando entró al equipo pude ver que estaba completamente afectada de sus facultades mentales, boca floja, escandalosa y sin ningún sentido de la prudencia. Al llegar al equipo se me insinuó descaradamente, más que molestarme me pareció muy divertido.

—Hola corazón, después de entrenar, ¿No te gustaría embarrar tu mantequilla en mi bizcocho?— esto me lo dijo con una coqueta sonrisa y sin sombra alguna de pudor.

—Eres una vulgar, nos acabamos de conocer—Logré decirle entre sonoras carcajadas.

—¿Eso es un sí? Un espécimen como tú lo debe hacer delicioso—Otra carcajada mía.

—Karen, un espécimen como yo solía hacerlo delicioso con mi ex novio, un hombre, por si tenías la duda—Le sonreí coquetamente.

—¡Carajo! ¿Eres gay? me quiero dar de topes contra la pared, ¡Qué desperdicio! porque ese short blanco no deja nada a la imaginación, se ve que Diosito te proveyó de buen equipamiento—sus ojos libidinosos se dirigieron a mis partes íntimas.

—Deja de verme, me haces sentir sucio—Normalmente esto con cualquier otra persona me haría sentir muy incómodo, con la misma Candy, cuando estábamos en nuestra necia e infructífera misión de intentar ser amigos, ella me hacía insinuaciones en modo de broma, pero a mí me hacían sentir culpable y era muy irritante. Pero con Karen inmediatamente compaginamos y comenzamos a ser amigos y sus bromas sucias me causaban mucha gracia.

Tardé más tiempo del que esperaba superar a Neil, pero ahí estaba siempre la molesta castaña, con su escandalosa presencia recordándome que yo no estaba solo, Karen se convirtió en mi mejor amiga, nos contábamos absolutamente todo, y ella me ayudó a sobrellevar la reciente pérdida de Neil. Karen estudia economía, antes estudiaba en Yale, pero al descubrir a su antiguo novio en la cama con dos señoritas, simplemente no pudo manejar de manera saludable la situación (voy a evitar el relato de cómo las sacó desnudas de su departamento arrastrándolas de los cabellos y al pobre infeliz adúltero le aventó salsa Tabasco en sus partes íntimas) y le rogó a su padre que la cambiara de universidad, él como todo capricho de su hija, lo cumplió, Karen perdió va su madre a la tierna edad de 5 años y su padre la consiente demasiado. Yo le conté absolutamente todo lo que pasé con Candy, mi relación con Neil, cómo mi padre cortó toda relación conmigo y de cómo mi mamá y yo nos vemos a escondidas de él.

—Terry, si a mí después de que hubiésemos sido novios, viviendo juntos y haciendo el “delicioso” me hubieras dicho que te diste cuenta que eras gay, no hubiera sido tan linda como Candy.

—¿Me hubieras echado salsa Tabasco en mis partes íntimas?— le cuestioné curioso y burlón.

—Simplemente te lo hubiera cortado, si no era mío no sería de nadie más—Karen hizo una seña de tijeras con sus manos.

—¿Y por qué no se lo cortaste a Phil?

—El no era tan guapo como tú.

—Tu cabecita está muy desacomodada—le contesté riendo.

—Ese Neil se va a arrepentir de haberte botado, ya verás.

—Deja de sudar calenturas ajenas Kleiss, pensándolo bien no éramos el uno para el otro, y fue muy divertido mientras duró, aunque dicen que el primer amor no se olvida.

—¿No me dijiste que tu primer amor fue Candy?— preguntó solo para joderme.

—No sé en qué carajos pensaba cuando te conté mi vida—yo me daba palmaditas en mi frente.

—En que soy tu mejor amiga y me quieres—me puso su sonrisita cínica.

Me había escabullido a su dormitorio, la guardia de seguridad que resguarda la entrada fingió no verme, Karen semanas antes se encargó de divulgar que su mejor amigo “el tenista” se le “hacía agua la canoa” todo esto dicho con un altavoz y con casi todas las habitantes de los dormitorios como testigos, nunca antes había pasado semejante vergüenza. Desde entonces, todas sus vecinas de dormitorio incluyendo a los guardias de seguridad me veían inofensivo.

Estábamos recostados en su cama, la abracé y le dí un beso en su cabeza.

—Gracias por acompañarme en estas semanas terribles, si no fuera por ti, estaría llorando en mi dormitorio—le dije suavemente.

—Tú también me has dado buen consuelo amigo, ojalá fueras hetero para que pudiéramos ser amigos con beneficios—Soltó una risotada

—Como olvidar esa finísima expresión de “tu mantequilla en mi bizcocho” cuando nos conocimos—volví a besar su cabeza.

Así, sin sentir, pasaron rápidamente los meses, en dos meses nos graduaríamos, yo había estado trabajando en un plan de negocios, Albert y Karen me ayudaban para que quedara perfecto y me dieran un crédito para iniciar una empresa que manufacturara prótesis de bajo costo, para que cualquier persona que la necesitara pudiera tener acceso a prótesis de calidad sin tener que pagar una fortuna, a Karen y a mí nos ofrecieron ingresar a la Asociación Profesional de Tenis para jugar a nivel profesional, Karen aceptó sin pensarlo, pero yo ya tenía bien definido lo que quería hacer con mi vida.

Estudié Ingeniería Biomédica, pensando en Susy, era la hija de la ama de llaves de mis padres, cuando éramos niños jugábamos y éramos como hermanos. Su mamá dejó de trabajar en mi casa y meses después ellas tuvieron un accidente en coche, su mamá solo tuvo raspones pero Susy perdió su pierna derecha, su seguro de gastos médicos apenas cubrió la rehabilitación y Susy tuvo que esperar casi 2 años para que su mamá ahorrara por una prótesis decente. Cuando se fueron de mi casa Susy y yo nos escribíamos correos electrónicos muy seguido, después simplemente dejó de escribir y le perdí la pista. Pero me pesó mucho ser demasiado pequeño para poder ayudarla. Ahora con mi carrera terminada será posible ayudar a mucha gente y además tener un beneficio económico para mí.

Un mes antes de mi graduación, me llamó mamá en un mar de llanto, mi padre estaba grave en el hospital, sin pensarlo fui de inmediato.

Al llegar la encontré desecha, él acababa de morir, un infarto fulminante, ese fue un círculo sin cerrar que después requirió de muchísimas horas de terapia para mí, solo me limité a no apartarme de mi madre en esos días, pero yo debía regresar a cumplir con mis obligaciones académicas y deportivas, también estaban a punto de aprobar mi crédito, todo excepto lo de mi padre comenzaba a acomodarse poco a poco.

En esos días Albert y yo nos veíamos seguido porque me ayudaba con lo de mi naciente empresa, y entonces, sin pensarlo, comenzó a resurgir eso que nunca se concretó: ese maravilloso beso en esa biblioteca y todos los sentimientos que en esos momentos no fueron más allá.


Continuará...


Aquí puedes leer el
Capítulo 3



Última edición por DTG el Dom Abr 25, 2021 4:25 pm, editado 1 vez

A DTG, Nanamy, Claudia Ceis, Dar042, Marysole, Amethyst, Caro Graham Slz y a les gusta esta publicaciòn

Evelyn Rivera Strubbe

Evelyn Rivera Strubbe
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
De lo que se va a perder Neil, pero lo prefiero con Albert o alguien nuevo. Muy interesante historia. Gracias 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼😊

A DTG y a Adela Daffodil les gusta esta publicaciòn

Elby8a

Elby8a
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hay Me has dejado con la boca abierta, primero ese encuentro de Bombones estuvo 😋🤤🤤🤤🤤 DE-LI-CIO-SO! y me encantó como se hablaban esos dos aunque bueno duró lo que quería que durar 🤷🏻‍�
Después la salida del clóset de Terry ante sus padres y la horrible reacción de Richard, lo peor que se fue sin que pudieran arreglar sus asuntos. Bien que lo conocía Terry y al menos se anticipó a las represalias económicas que tomó en su contra.
Luego la amistad con la irreverete de Karen y sus bellas y muy elegantes frases de "coqueteo" jajajajja
Morí de risa! Sobretodo la manera como le aseguró el libre paso a Terry en el dormitorio de mujeres 🤦🏻‍�
Ah pero lo que me deja con muy bien sabor de.voca y francamente salivando es lo que pasará entre Albert y Terry uff sí con Neil los envutros fueron apasionados con el güero ya me imagino que despues de tantos años de ser "solo" amigos ahora sí sacarán chispas YEEEEIII!!
Muchísimas gracias mi querida Princess Kitri por dedicarme tus letras 🤗❤😘
Me está encantando tu historia y se que falta lo mejor, esa profundidad de sentimientos mezclada con pasión que a tí y a mí tanto nos encanta y que es infaltable en alguno de nuestros relatos
🔥❤🔥❤🔥❤🔥

A DTG, Amethyst y a Azul pequeña les gusta esta publicaciòn

Noelia Graham Guajardo

Noelia Graham Guajardo
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Woow hasta el chocolatito se enamoro del bombón. Esque es muy hermoso el bombón que hasta los hombres babean por el . Me encanto

A DTG le gusta esta publicaciòn

Azul pequeña

Azul pequeña
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Deni está historia es estupenda muero de risa, de gozo y emoción .ahora que va a comenzar algo con Albert .que va a estar mejor que con Neal espero el próximo capítulo 😁

A DTG le gusta esta publicaciòn

Beatriz Rodríguez

Beatriz Rodríguez
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Wooooo que duro es el rechazo de la famila al enterarse de que las preferencias sexuales de algun miembro de la famila son diferentes a lo esperado
Que difícil
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  498689  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  498689

A DTG le gusta esta publicaciòn

Lore Campos

Lore Campos
Rosa Roja
Rosa Roja
Que delicioso!!!
Yo a mi amiga con palanca al piso le decía, " Que ricas tortillas haríamos chiquilla"

A DTG le gusta esta publicaciòn

Claudia Ceis

Claudia Ceis
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ay ay ay que calor esos bombones quedaron derretidos  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  504400 . Que mala onda que Richard haya sido tan injusto con él pero pues... no modo. 
Esa Karen me encanta siempre que esa amiga loca jajaja
Ayyy pero el siguiente capítulo con Terry y Albert creo que va a ser genial, ya quiero leerlo 🥰🥰
Muy buen capítulo amiga :clap: 

A DTG le gusta esta publicaciòn

Legafa05

Legafa05
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Insisto, nunca había leído algo con esta temática, pero me gusta lo que estás haciendo, Felicidades amiga, 

A DTG le gusta esta publicaciòn

Nanamy

Nanamy
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Pero Deniiiii!! Definitivamente te perdimos en mundo goloso yumiyumesco  affraid así me quedé con esos encuentros candentes entre el choco bombón.
Precisamente estaba pensando que había pasado con Bert, pero ya aclaraste mis dudas, esto pinta para romper colchones y raspar paredes :sweat_smile::rofl::rofl::rofl: no tardes en actualizar ehhhh!! 
FABULOSO, simplemente FABULOSO. :clap::clap::clap::clap::clap::clap:

A DTG le gusta esta publicaciòn

Cely Graham

Cely Graham
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Wow!!!
Muy interesante
Es increíble como
lo redactaste
Y muero de risa
con esa Karen
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  334740  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  334740  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  334740  
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  133559  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  133559  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  133559
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  189452  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  189452  Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  189452

A DTG le gusta esta publicaciòn

Lady Ardlay

Lady Ardlay
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Súper intenso, que idiota es Neil como pudo engañar a Terry.

A DTG le gusta esta publicaciòn

https://www.wattpad.com/user/LadyArdlay?utm_source=ios&utm_m

Dicahe01

Dicahe01
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Huy quede atónita esta buenisimo Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  334740 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  334740

A DTG le gusta esta publicaciòn

ladylore

ladylore
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
me encanta

A DTG le gusta esta publicaciòn

Felicity Grand

Felicity Grand
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Deníiiiiii, no sé qué sentir, jajajajajajaja, tengo una lucha entre reír, llorar, borrar todo de mi mente... Creo que haré lo último jajajajajajaja, es que ni haciendo yaoi pierdes tu estilo...
Qué puedo decirte, espero con ansias lo que sigue 😘😘😘

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
JAJAJAJAJA!!!!! esta historia creo que va a hacerme la histerectomía, he pensado seriamente que me gusta leer YAOI, NO que me guste escribirlo, gracias por pasar a leer, sé perfectamente que no es tu género favorito Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  463717

Felicity Grand escribió:Deníiiiiii, no sé qué sentir, jajajajajajaja, tengo una lucha entre reír, llorar, borrar todo de mi mente... Creo que haré lo último jajajajajajaja, es que ni haciendo yaoi pierdes tu estilo...
Qué puedo decirte, espero con ansias lo que sigue 😘😘😘

A Felicity Grand le gusta esta publicaciòn

cilenita79

cilenita79
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Por fin poniéndome al día! Resultó bueno este par, pero quiero ver que tienes deparado con Albert... 

A DTG le gusta esta publicaciòn

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
yo también jajaja! Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  808200

cilenita79 escribió:Por fin poniéndome al día! Resultó bueno este par, pero quiero ver que tienes deparado con Albert... 

cilenita79

cilenita79
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
YA POH!!! no nos dejes así T.T

A DTG le gusta esta publicaciòn

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
el fin de semana me voy a inspirar, lo prometo, la historia debo terminarla en la Guerra Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  162544

cilenita79 escribió:YA POH!!! no nos dejes así T.T

cilenita79

cilenita79
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  463717 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  463717 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  463717

Adela Daffodil

Adela Daffodil
Rosa Lila
Rosa Lila
Mi Deny my love, que super capítulo, amo la forma en que se llevaban Neil y Terry, tan sarcásticos y deliciosos, pero supongo que todo fin tiene un porque y una razón aun mejor llamada Albert, delicioso bombón. Por el lado de Richard, que terrible para él, haber muerto sin abrazar una última vez a su hijo, ojalá que se haya llevado ese remordimiento a la tumba jajaja (bien vengativa yo). Pero el futuro seguro pintara mejor para Terry. Gracias por este maravilloso relato Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  334740 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  334740 Las Divinas Místicas de Terry en Sinergia presentan>>Remontando el vuelo capítulo 2 por Kitri/Dení TG  334740

https://www.wattpad.com/user/AdelaDaffodil?utm_source=ios&ut

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.