¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2021 » Lado Rosa Oscuro » RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER**

RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER**

+2
Lady Supernova
Dylan Kovac
6 participantes

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Dylan Kovac

Dylan Kovac
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa
RECUERDAME

Un relato contado por Dylan Kovac
Boina Rosa y 100% Terryteísta



CAPÍTULO 1

Ayer y hoy

La música sonaba apenas en un susurro; en un lugar apartado de su mente llevaba una cuenta involuntaria 1, 2, 3, 1, 2, 3 respirar, exhalar, respirar... se había vuelto un experto en acompasar sus latidos al ritmo de la melodía; por la ventana el inconfundible olor a lluvia entraba llenándolo de aire fresco y dulzón. La habitación en general hablaba mucho de la personalidad y estado de ánimo de aquel que la moraba: elegante y austera. De techo a piso grandes anaqueles de roble tallado albergaba libros de todo tipo y tamaño, algunos deshojados de tanto ser leídos, llenos de pensamientos y frases sueltas en sus costillas o pasajes completos subrayados, algunos guardaban manchas de sangre, alcohol o lágrimas dependiendo del estado de ánimo en el momento de ser leídos, lo único que tenían en común, era que todos gritaban una historia escrita paralela a la propia... la historia de quien los leía.

Encendió el cigarrillo y aspiró lentamente saboreando el acre sabor del tabaco, la curva cínica de un atisbo de sonrisa se dibujó en su cara, cerró los ojos y agradeció a quien fuera por la enorme casa que habitaba, no era por la bonanza que reflejaba lo que agradecía; era por la salvaguarda... el resguardo que le permitía ocultarse de los demás habitantes de la Casa Grandchester.

Estaba en uno de sus períodos relativamente tranquilos, en los que se sentía casi en paz con la vida.  Sus éxitos en el teatro eran muchos y continuos, al morir su padre vendió sin miramientos la casa ancestral en el corazón de Londres a un adinerado comerciante que pagó muy bien por ella y ofendió a los nobles que tenía por vecinos el día que la ocupó, para beneplácito de su antiguo dueño.  Cedió su lugar en el parlamento a un primo lejano y empobrecido al que le pagaba una nada modesta pensión por realizar la labor, el pobre hombre casi muere de felicidad así que poco le importó que la razón detrás de tan buena acción estaba el hecho de que no les dejaría a sus hermanastros nada, ni una propiedad, ni dinero ni nada que pudieran reclamar como suyo.

Todo aquello que estaba protegido por el ducado se encerró en una bodega una vez vendida la mansión y los cotos de caza en Norfolk y Yorkshire. Los títulos menores fueron alquilados a quien pudiera pagar por ellos. Nunca, nunca olvidaría la cara de la honorable y fina duquesa de Grandchester cuando tuvo que abandonar la mansión, jamás pensó que podrían salir tantas maldiciones de la boca de una dama noble, sonrió como cualquier chiquillo al recordar una travesura.  

Mantuvo la propiedad de Cumbria, 20 mil acres de tierra dedicada a la ganadería y la agricultura de cuyos rendimientos vivió su padre y sus antepasados. Era orgulloso, pero no era un tonto.  

Con todas estas decisiones arregló lo que llamaba “su problema inglés “. El único lugar que conservó convencido fue el Castillo junto al lago en Escocia, nunca regresó, por lo menos no en los últimos 20 años, pero cuando pensaba en el casi podía tocarla otra vez…

Frunció el entrecejo y apagó el cigarro casi con violencia. Ella… la odiaba tanto como la amaba, aunque para estas alturas era más como un suspiro, como una idea, como un concepto. En este lugar ha imaginado mil veces diferentes finales para su vida, ha explorado diversas posibilidades solo para salir de él y encontrarse atrapado nuevamente en su realidad.

Huyó lo más que pudo de la madre de Susana hasta el día que se presentó con una mudanza en su apartamento de la 5ª Avenida, nunca en su vida había estado más molesto y nunca tampoco había conocido a alguien que lo ignorará con tanta certeza. Aprendió a golpes que cualquier amabilidad con Susana inmediatamente era mal interpretada y llevada al punto de crear realidades alternas muy ajenas a la verdad.

Compró la propiedad que vive actualmente y construyó la casa más grande que se le ocurrió, los periódicos lo exhibieron como excéntrico, como un aristócrata malhumorado y berrinchudo incluso algunos dijeron que hacia una ostentación innecesaria de su riqueza y poder, cuando en realidad él vivía solo en un cómodo apartamento dentro de la mansión dejando el resto del lugar para sus visitantes indeseadas. De esta manera vivían juntos pero lo más alejados posible.

Los especialistas en teatro se dieron un festín tejiendo historias de amor y aventuras alrededor de él y Susana. La señora Marlow dió una rueda de prensa para anunciar el compromiso de los actores y la fecha para su boda, que coincidió con el viaje a Inglaterra para arreglar sus asuntos dejando a Susana casi plantada en el altar. Cuando volvió de nada sirvieron los llantos, las súplicas ni las recriminaciones, la respuesta siempre iba a ser la misma, “no me casaré con ella”. Esta fué su única victoria  

Los primeros años, la señora Marlow no se cansaba de proclamar a los cuatro vientos la maravilla de yerno que iba a tener, alabándolo hasta el hartazgo; iba a todas las fiestas a las que las invitaban en nombre de Susana, agradeciendo, sonriendo y contando una y otra vez con voz dolida como su hija había quedado impedida.  En muchas ocasiones obligaba a Susana a vestirse y maquillarse y la arrastraba por toda la ciudad entre cenas y tertulias hasta que dejaron de funcionar sus fantasiosas historias y las increíbles excusas que utilizaba para justificar la falta de compromiso y entonces guardó silencio, pero con ello, la sociedad neoyorkina les cerró la puerta. Poco a poco, dejaron de llegar invitaciones, las hijas de buena familia tenían prohibido siquiera mirarla, Susana había caído en desgracia mientras que él seguía siendo un duque, un artista famoso y un hombre muy rico... un excelente partido.  Ni aun así Gertrude Marlow, cedió.

Cuando era joven, el lastre de Susana lo salvo de las madres con hijas casaderas, él sabía que de no existir Susana no hubiera habido poder humano que evitara que lo hubieran cazado y exhibido como premio, pero ninguna madre quería que sus respetables hijas se vieran vinculadas con un escándalo que las relacionara con mujeres de mala reputación como las Marlow o con un libertino como él. Pero el tiempo implacable lo cambió todo, el apuesto Terry Grandchester era un bocado muy apetecible para las casadas maduras que querían diversión y atenciones sin compromiso, mujeres a las que algunas veces complacía, pero de las que se separaba en cuanto los rumores comenzaban. Ya bastantes escándalos rodeaban su vida.

Llevó la copa de coñac a los labios y dio un largo sorbo, el calor de la bebida comenzaba a bajar por la garganta cuando un movimiento fuera lo alertó.

- ¡Te atrapé! - su voz fuerte y varonil rompió el silencio de la habitación, tomó de la mesita cercana unos prismáticos de los que se usan para el teatro que ya tenía preparados y observó.

Una figura flacucha y con una mata de pelo rubio despeinado intentaba guardar el equilibrio en la barda que bordeaba su propiedad

- Belle! Belle! ¡Ten cuidado! ¡Te vas a caer! - De algún lado en la obscuridad la voz musical de una mujer le susurraba con apremio. La chiquilla emitió una risa cantarina y se lanzó con agilidad al árbol más cercano cayendo con gracia en una de sus ramas.

- ¡Te lo dije! Pan comido- y acto seguido comenzó a cortar los melocotones que el árbol ofrecía metiéndolos en una bolsa de lona que llevaba a sus espaldas.  

Desde lo lejos, Terry podía ver la sonrisa de satisfacción que le llenaba la cara y oía el murmullo de una tonadita que le recordaba las rondas infantiles mientras la veía hacer. Sin pensarlo sonrió

Tenía cerca de un año que la casa junto a la suya había sido ocupada, una noche llegó uno de los pocos carruajes que quedaban en la ciudad y descendió una mujer pequeña y delgada de aspecto frágil, completamente cubierta, miró rápidamente hacia un lado y otro entrando a la propiedad antes que la mujer mayor y los dos criados que la acompañaban, rara vez se la veía fuera de la casa... pero no es que buscara verla.

Los vecinos pudieran haber pasado desapercibidos como tantos otros antes de ellos, de no ser por la chiquilla que observaba con tanto interés. Había algo en su andar y en su hacer que lo remontaba a etapas de su vida fuertemente cerradas, había algo en su risa... entonó los ojos y la vio hacerse de su botín acomodando el morral en la espalda de vuelta, la vio agacharse en la rama midiendo la distancia y el impuso que debía de emplear para saltar

- ¿Sabes que mañana podríamos pedir a la señora Potts que compre melocotones en el mercadillo y así no tendríamos que robárselos al señor Grandchester?

- Pero no estarían ni por asomo tan frescos como estos... ni tan grandes, estos melocotones no han sido tocados por nadie si quisiera podría comerlos en este momento sin mayor problema...

- Pero no lo harás- interrumpió la voz- bajarás de esa barda con cuidado y prometerás que es la última vez que lo haces

- Puedo pedírselos al Señ...

- ¡No lo harás! ¡Conoces las reglas! - la voz otrora dulce y amable se tornó firme y molesta en un segundo.

Belle sabía que era el momento de terminar su pequeña aventura, de la misma forma ágil que entró salió de un brinco y aterrizó del otro lado del muro y hecho a correr dejando su risa fantasmal ondeando en la espesura de la noche.

Terry se retiró de la ventana y apagó el gramófono, apuro el resto del licor y llamó al mayordomo con la campanilla, se sentó en su escritorio y escribió en una tarjeta marfileña con el monograma de los Grandchester con su caligrafía limpia y varonil



“Para la pequeña ladronzuela, una gran cesta de melocotones frescos, limpios y nunca tocados”
Con admiración  

T. Grandchester

Era la tercera vez en un día que sonreía divertido.




¡Gracias por leer!


Dylan Kovac, tirada en una hamaca fuera de su trinchera fumando con su muy amada comaye Lady Mara que esta en espera que le autoricen la entrada al Forito Rosa mientras escuchamos bossa and beatles

A Gyamila, Nancy G, Evelyn Rivera Strubbe, Parisa21, Giovanna y a Lady Mara Grandchester les gusta esta publicaciòn

Lady Supernova

Lady Supernova
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hola! Bienvenida! Que gusto leer a alguien nuevo. Me ha gustado mucho el arranque de tu fic, quedo a la espera del siguiente capítulo RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 73684 ¡Saludos!

A Dylan Kovac le gusta esta publicaciòn

https://www.fanfiction.net/u/2786408/Lady-Supernova

Evelyn Rivera Strubbe

Evelyn Rivera Strubbe
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Muy linda.  Viene una segunda parte?  RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 355103  RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 355103  RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 355103  RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 355103  RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 836918

A Dylan Kovac le gusta esta publicaciòn

Dylan Kovac

Dylan Kovac
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa
Evelyn Rivera Strubbe escribió: Muy linda.  Viene una segunda parte?  RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 355103  RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 355103  RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 355103  RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 355103  RECUERDAME mini fic Territeísta Capitulo 1 **BOINAS ROSAS 4EVER** 836918

Hoola! sí tiene un siguiente capitulo... a ver hacia donde me lleva la musa!
Gracias por leer!!!

Dylan Kovac
Boina Rosa y 100% Terryteísta

Parisa21

Parisa21
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que bonita historia, pendiente de la continuación!! 👏👏😀

Giovanna


Dulce Candy
Dulce Candy
A la espera de tu actualización, me gustó tu historia. Felicitaciones

A Dylan Kovac le gusta esta publicaciòn

Dylan Kovac

Dylan Kovac
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa
Giovanna escribió:A la espera de tu actualización, me gustó tu historia. Felicitaciones

Por la tarde subo el siguiente capitulo! gracias por leer!


Dylan!!! Muy feliz en su trinchera aporreando su vieja maquina de escribir, mientras su comaye esta tirada en la hamaca hilvanando su siguiente historia

ladylore

ladylore
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
me encantó el capitulo

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.