¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » FORO ROSA » Divinas Místicas de Terry... presenta "LA ESTRELLA DE COCO" by Aetea P6

Divinas Místicas de Terry... presenta "LA ESTRELLA DE COCO" by Aetea P6

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Parte 5




"LA ESTRELLA DE COCO" P6
By Aetea





Al llegar frente al vagón donde estaba la habitación que compartía, la rubia sintió que no podía entrar… su mano tembló cuando la acercó a la puerta. Incapaz de poder continuar cae de rodillas sobre la tierra, es entonces que se da el lujo de soltar su sollozo que había reprimido por el incidente… incluso, puede que sea de antes… de todas esas emociones que ha tenido que guardarse para sí misma y poder parecer fuerte ante los demás.

-¿Qué… qué estoy haciendo? ¿Qué está pasando en mi vida? ¿Qué debo hacer?

Todo su cuerpo tiembla por el miedo, lleva sus manos hasta su boca para opacar los sollozos. Por primera vez se detiene en seco para reflexionar lo que está pasando con su existencia. Reconoce que tiene miedo, inseguridad y que está lejos de casa, lejos del Hogar de Ponny, lejos de sus amigos… sola… más sola que la luna y con mucho dolor reprimido.

Se siente perdida y sin rumbo, toda su vida ha cambiado drásticamente que no había tenido tiempo de asimilarlo ni siquiera de meditar los pasos más convenientes que debía dar. Presa del pánico había decidido abandonar la mansión donde los Leagan querían encerrarla y obligarla a un compromiso que no aceptaba bajo ningún concepto. Debido a eso se había encontrado por las calles de Chicago deambulando sin rumbo fijo hasta que vio el accidente de Plim y había corrido en su socorro. Sin habérselo propuesto había logrado que Tylor le diese trabajo en el circo… pero ¿Qué tan segura estaba de querer eso? ¿Qué tan segura estaba de saber lo que quiere para su vida?

El permanecer con esta gente no terminaba de solucionar su problema, no podría hacer si quiera algún plan para su vida si no lograba determinar cómo zanjar el asunto de Neil con el tío abuelo… tenía que ponerse en contacto con él, aunque eso la pusiese vulnerable y accesible ante los Leagan. Podía seguir escondiéndose y fingiendo que todo está bien ¿Por cuánto tiempo? ¿Un par de semanas? ¿Meses? La incertidumbre le aterra. Y este dolor sólo puede compararse con el de la pérdida y separación de Terry

-¿Qué estás haciendo Candy? ¿Qué haces con tu vida?... ¿Será lo mejor quedarme con estas personas? Hasta el momento todos se han portado tan amables conmigo que no me había detenido a pensar si estaba haciendo lo correcto. No es esto lo que hubiese deseado. No me gradué como enfermera para terminar en un circo… aunque… aunque ellos también pueden necesitar de mis atenciones. A caso ¿Es esto lo que quiero realmente? ¿Cuánto tiempo podré mantener esto en secreto? ¿Cuánto tiempo podré huir de los Andrew?

No es consciente del tiempo que ha pasado en esa posición mientras su cerebro le acribilla con pregunta tras pregunta, cuestionando si ha hecho lo correcto, y si será capaz de seguir adelante. Unos pasos se acercan hasta donde está ella, se sorprende de encontrarla en ese estado de derrota; se coloca de cuclillas a su lado, posa una mano en su hombro y con voz grave le pregunta:

-¿Qué estás haciendo?

Candy con ojos ahogados en lágrimas gira su rostro para ver a la persona a su lado… no puede distinguirlo claramente, pero la calidez que siente en la zona donde ha posado su mano sirve para que termine de abrir el grifo del llanto. Leo sorprendido por la reacción de ella, casi se vuelve de piedra al ver como se refugia en su pecho y lloriquea desconsoladamente.

Le costó un par de segundos reaccionar, pasa su palma por la espalda un poco incómodo por la posición y el gesto. Nunca se hubiese imagino verla tan rota cuando horas antes había hablado con tanta vehemencia, haciéndole creer que estaba bien.

-White An es capaz de preocuparse por lo demás y fingir ser fuerte, cuando en verdad está devastada… ¿Por qué te esfuerzas en parecer valiente?  

Incapaz de poder permanecer más tiempo en cuclillas, la toma en sus brazos y entra en la recamara. Las gemelas están acostadas en una litera que hay a un lado; entonces Leo ve la cama donde supone que ella duerme y la recuesta ahí. Al final resultó ser que estaba más afectada por el incidente con el fuego de como había querido hacerle creer y lo peor de todo es que no sabe cómo consolarla. Suelta un suspiro largo y se sienta en el borde de la cama antes de pasar el dorso de su mano por su mejilla.

-Eha, eha… ya pasó… estarás bien, no ha sido tan grave… eha, eha

Al escuchar esas palabras Candy soltó una risa amarga y de sus ojos brotaban ríos de lágrimas. Estaba segura que si Leo supiese la verdadera razón de su congoja no diría eso, no la consolaría, ni le ayudaría. Se había prometido que no volvería a llorar, a derrumbarse de la misma manera como cuando terminó con Terry para no preocupar a Albert. Pero ahora le parecía imposible ser fuerte.

-Intenta descansar White An, sino buscaré entre los potingues de la clínica algo que te haga dormir como una roca

Una pequeña sonrisa se dibujó en su labios y como pudo balbuceo un <<”Gracias”>> mientras él la arropa y pasa su mano por su espalda como consuelo. Leo la observa detenidamente. Sal y Pimienta se mantienen rígidas en sus lugares incrédulas con los que sus ojos ven… <<"Leo está consolando a White An">> que ellas recuerden nunca lo han visto preocuparse por otra persona que no sea él mismo o Nilka. Sin duda esto es algo inesperado.

Con su cálida mano barre las lágrimas que corren a sus anchas por el rostro de la rubia, ese gesto sosegó el tormento que la torturaba, y sin darse cuenta cayó dormida ante la mirada de Leo; quien al cerciorarse que ella estaba descansando salió de ese pequeño cuarto y se fue a hacer su rutina de ejercicios como cada día. Durante las horas que estuvo haciendo estiramientos y levantado pesas no dejaba de pensar en la mujer que había ayudado a recostarla en su cama, la había encontrado derrumbada, destrozada, sin fuerzas y devastada.

La primera vez que vio a White An lo había observado de una manera intransigente pues deseaba ayudar a Plim, fue impulsiva su determinación exigiendo que le proporcionaran una atención adecuada, no le importó mancharse de sangre con tal de salvarle la vida. También pudo apreciar cuando observaba con genuina fascinación los números de las actuaciones, sus ojos brillaban de sorpresa y alegría.

Pero cuando escuchó a Nina decir que había tenido un accidente con fuego no pudo evitar inquietarse, deseaba saber cómo estaba, si se había hecho daño o algo por el estilo. Por eso se acercó hasta donde está el vagón de Mila y esperó paciente por si escuchaba algo más. Al verla salir y ella hablarle tan normal no sospechaba que llegaría a derrumbarse, de haberlo sabido no la hubiera dejado sola

-O quizás por mi intromisión terminó desmoronándose de esa manera… o ¿Será que hay algo más que la tiene preocupada?

Leo tuvo que dejar sus divagaciones a un lado tras la llegada de Nilka, quien se paraba a su lado para indicarle que estaba lista para ensayar el nuevo número que estaban montando.




oooOOOooo



Candy después que se hubiese marchado él, durmió hasta muy tarde, el hecho de haber sacado todo eso que mantenía oprimido en su corazón la había dejado devastada. Cuando sus ojos vinieron a abrirse se da cuenta que está sola en la recamara, se levanta para ir a lavarse la cara; es entonces que se percata que el pañuelo que le había liado Mila en la cabeza se le ha caído, su mandíbula casi se desencaja al ver su nuevo corte… era diferente, muy diferente… nada que ver a comparación a su abundante melena recogida en dos coletas. Casi vuelven las ganas de llorar nuevamente al sentir pena por haber perdido su hermoso cabello, no se había preparado mentalmente para esa imagen que le regresa el espejo.

-¡Oh cielos! Está tan corto… ¡Vamos Candy! Despierta, no puedes echarte a llorar sólo porque ya no tienes el mismo cabello que antes

Se exigía a la vez que se daba un coscorrón en la cabeza y sacaba la lengua… no, sabía que no podía darse el lujo de decaer en la tristeza y desesperación, debía salir adelante sea como sea

-¡Pero qué hora es! De seguro Tyler se molestará porque me he quedado dormida y no estoy en mi puesto de trabajo.

Rápidamente se cambia de ropa para ponerse un vestido blanco que utiliza como uniforme, corre hasta donde han levantado la tienda que hace de clínica rogando porque no haya nadie esperándola. De vez en cuando observaba el paisaje por la ventana mientras doblaba unas vendas, sin proponérselo los pensamientos de ella se encuentra analizando lo que es ahora su vida, cómo todo ha cambiado de la noche a la mañana.

Los estragos del fuego por su cabellera dorada casi son imperceptibles gracias a la atención de Mila y Nina, incluso ahora está más sedoso y suave, con un aroma nuevo que no le desagrada en lo más mínimo, pero no es el suyo; quiso agradecerle al payaso Coco por haberla auxiliado, lo buscó por todos los rincones más no lo encontró por ningún lado, de seguro ha salido junto con Tylor. Por otra parte, tiene la ligera impresión que el joven Leo está muy pendiente de ella cada vez que se encontraba cerca de su campo de visión.

Le observó ensayar junto a Nilka en la cuerda floja y el trampolín, las demás bailarinas también repasaban sus números; cuando no estaba atendiendo a nadie en la clínica le encantaba ayudar a Kent con los animales o a Nina en cocina.

Era cierto que Leo reaccionaba cuando divisaba que Candy pasaba cerca de donde se encontraba, estaba sorprendido de verla reír, correr y hasta atender a una de las chicas que se sabía dado un golpe tras trastabillar ensayando. No se parece en lo más mínimo a la chica que había encontrado llorando devastada frente a su camarote. Estaba tirando de su codo con la otra mano sobre su cabeza para realizar los últimos estiramientos cuando ve que ella camina en su dirección, no puede evitar levantar una ceja expectante a la razón de su acercamiento.

Los ojos de Candy lo observan detenidamente de la cabeza a los pies, el hecho de que esté realizando esos movimientos le permite apreciar cuán alto, fornido y atlético es Leo, la ropa que utiliza parece una segunda piel ajustándose a cada curva de manera muy sugerente; al percatarse de un pequeño gran detalle siente que un rubor se asoma por sus mejillas y se obliga a sí misma a mirarlo sólo a la cara o mejor a otro lado… aunque eso último le suponía un inconveniente si quería hacer lo que había pensado

-Ehh… este… yo… quería darle las gracias
-¿Cómo dices?

Al escucharla titubear algo parecido a un agradecimiento era lo que menos se hubiese esperado que le dijera ella, y como si todavía no le había quedado claro, Candy vuelve a repetir las palabras, pero esta vez más segura.

-Gracias
-White An ¿Se te han aireado tanto las neuronas que andas de gentil con todo mundo?
-¡¿Qué?! No, sólo estoy diciendo que le agradezco por haberme…
-Me estás agradeciendo por algo que me gustaría haber hecho, pero no ha sido así… por lo que será mejor que lo dejes pasar
-¿¡Qué!? – estoy intentando agradecerle que me haya consolado hoy en la madrugada ¿Y me dice que no ha hecho nada? ¿O es que no quiere que nadie se entere de lo que ha hecho? – está bien, perdón por la interrupción. Adiós.

Candy se aleja del lugar, es entonces que Leo hace una rotación de su cadera y se da cuenta que Nilka lo está mirando de una manera pérfida… hace un último movimiento antes de tomar la toalla y pasarla por su rostro para disimular su suspiro. No entiende qué lo llevó a ser tan frío con la enfermera cuando ella solo se había acercado con la intención de agradecerle… o simplemente lo hace para mantener la distancia, algo en su interior le grita fuerte que <<”Debes tener más cuidado, ella es frágil, muy frágil”>> eso solo logró que se estremeciera por la línea que seguía sus pensamientos.



oooOOooo






A la mañana siguiente Chad se había acercado para decirle que ese sería el último día que estaría en la ciudad porque lo que tenía que dejar todo guardado para que los chicos pudiesen desmontar la tienda; Candy estaba expectante pues pronto se encontraría de camino sepa judas a qué ciudad y antes de que fuera el ocaso el tren se había puesto en marcha.

Continuará...


Parte 7

A LadyKarol le gusta esta publicaciòn

LadyKarol

LadyKarol
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Jajaja esooo Candy aprovecha y echa tu taquito de ojo!! 🤤🤤😅🤩

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Divinas Místicas de Terry... presenta "LA ESTRELLA DE COCO" by Aetea P6 87337 Divinas Místicas de Terry... presenta "LA ESTRELLA DE COCO" by Aetea P6 87337 Divinas Místicas de Terry... presenta "LA ESTRELLA DE COCO" by Aetea P6 87337 Divinas Místicas de Terry... presenta "LA ESTRELLA DE COCO" by Aetea P6 87337
gracias por leer wuapísima Divinas Místicas de Terry... presenta "LA ESTRELLA DE COCO" by Aetea P6 104578

A LadyKarol le gusta esta publicaciòn

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.