¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2020 » Lado Rosa Oscuro » MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2

MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Maga Cafi

Maga Cafi
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 Albert10

CIRCLES
CAPITULO 2



Candy llegó al departamento y se sentía muy cansada por la faena del día, por lo que percibir el delicioso aroma de un guiso le levantó el espíritu caído. Albert cantaba alegremente desde la cocina y se sorprendió de manera agradable la cálida y hermosa voz que él muchacho tenía, muy afinado. Siguiendo sus costumbres aniñadas, decidió jugarle una broma y entrar sigilosamente para asustarle por la espalda mientras él lavaba loza. Una vez atrás de él le picó las costillas a lo que reaccionó volteando sorprendido y tomándola por ambas manos con una fuerza tal que a ella le desconcertó, él la miró con una exaltación que la hizo quedarse fría sin atinar a decir nada, Albert la acercó hacía su pecho y con una extraña e indescifrable sonrisa le dijo con suavidad:

-No hagas eso, Chiquilla, que me vas a provocar una amnesia peor de la que tengo. Le guiñó un ojo y de inmediato la soltó para dirigirse a la estufa y proceder a servir dos platos de estofado de res con verduras. Candy siguió en silencio mientras se sobaba las muñecas extrañada de la reacción inesperada de su amigo. "Vaya", pensó, "No lo tomó a bien, creo que no fue buena idea bromear así con él, que tonta soy! Está delicado y yo portandome como una inconsciente". Candy se sentó con una expresión de niña regañada en silencio sin atreverse a pedir disculpas. Albert puso el plato frente a ella y se sentó en su lugar de siempre en el otro extremo de la mesa. Comenzó a comer y la vio cabizbaja.

-Candy, se puede saber que te ocurre?

-Albert, lo siento! No fue mi intención asustarte así, no en tu condición!

-Y cual es esa condición, Candy querida? Albert seguía mirándola con esos ojos penetrantes que a ella la preocuparon y le parecieron desconocidos, lo interpretó como alguna evidencia de que el susto le podía haber afectado de una manera inconveniente.

-Pues, por tu problema de la memoria...

-Candy... Albert entrelazó sus largos dedos haciendo a un lado su plato y haciendo evidente que lo que diría era algo importante, - Quiero que dejemos algo en claro. A mi ya no me molesta tener amnesia, la verdad, ya no pienso dedicarle un minuto más de preocupación a ello. Quizá no recuerdo nada por que de verdad no hay nada trascendental o importante que recordar, ya no me interesa forzar recuperar algo que no se si de verdad valga la pena. Yo quiero que lo que me quite el sueño y me interese y perturbe sea el hoy, lo que tengo y lo que deseo para mi vida futura.

Candy lo miraba incrédula de escuchar la seguridad con la que hablaba, le recordaba demasiado al antiguo Albert que alguna vez conoció y a quien tanto admiraba, que siempre estaba ahí en los momentos más delicados de su vida, pero su mirada y gesto no eran afables, ni de ese bonachón adulto que la ayudó sin interes de por medio en cada momento difícil. Tragó con dificultad al ver un extraño brillo en esos ojos azules, y un estremecimiento le recorrió la piel que no supo interpretar. Los labios de Albert sonrieron y se dio cuenta de que algo, algo muy sutil había cambiado. Lo palpó en el aire.  

-Ahh... que bien! Me da gusto por ti... Albert se percató de que Candy se había puesto nerviosa y eso le agradó sobremanera. Cambió de actitud y regresando a su habitual amabilidad, retomó su comida y comieron en silencio sumidos en sus pensamientos.

-Albert, es muy probable que tenga que partir de la ciudad en un encargo de parte del hospital, apoyaré en una clínica móvil del ferrocarril. Ella estaba lavando los trastes y él la escuchó desde la sala donde se preparaba para irse a dormir.

-Cuando partes Candy? Albert tomó con poco agrado la noticia, sintió un escozor en su pecho de saber que ella se marcharía, sabía que no tenía ningún derecho de irritarse por ello, aun así hizo un gran esfuerzo por ignorarlo y seguir en el papel del amigo incondicional, se acercó hasta la cocina y se asomó por la puerta. Candy oyendo la voz cariñosa de su amigo se sintió aliviada y le dedicó una gran sonrisa.

-Lo más probable es que sea mañana mismo, hay mucha urgencia.

Albert sin poder evitarlo, se acercó a ella y poniendo sus manos en su antebrazos la miró con gravedad, Candy se estremeció extrañada por ese proceder desconocido en su gran amigo, sus grandes ojos verdes miraban con azoro los ojos azul claro que jamas la habían mirado de esa forma.

-Candy... yo no puedo pedirte que no te vayas, desde que estoy contigo siempre he respetado y apoyado tus decisiones, pero en esta ocasión necesito decirte que si es posible que evites hacer ese viaje, lo hagas. Fue muy triste para mi verte llegar en las condiciones como regresaste la última ocasión, para mi sería intolerable imaginar que estas exponiendote a riesgos y que yo pueda hacer nada para protegerte...
-Albert...!
-Escúchame Candy, no soy nadie, no tengo ningún derecho para impedirte hacer lo que sea tu voluntad, lo comprendo, pero si vas a partir, si no puedo hacerte cambiar de opinión, te ruego que por favor te cuides mucho, si algo te llegara a pasar, no me lo perdonaría, no podría vivir con ello...
-Albert, yo, yo...
-Por que te vas Candy? No eres feliz aquí, acaso no te sientes amada y valorada? Que te obliga a exponerte, por Dios?
Candy escuchaba las palabras de quien había considerado un gran amigo y no daba crédito a lo que oía. La forma como las manos de Albert apretaban con ternura sus brazos hacían que su corazón latiera con fuerza inesperada.
-Yo, yo pensé que alejándome, podría olvidar...
-Olvidar que, Candy? Olvidarte de Terry, de lo que ocurrió y que no tiene remedio ya? Crees que un recuerdo se disipa poniendo distancia? que más distancia quieres que la que separa Chicago de Nueva York? Crees que yo puedo quedarme con los brazos cruzados? No puedo, no puedo hacerlo. Me importas demasiado.

Albert cerrando los ojos le dio un beso en la frente, el cual la rubia recibió cada vez más y más asombrada, un temblor la invadió y el llanto comenzó a correr por sus ojos. Nadie le había hablado de esa manera, ni siquiera Terry.
-Albert! Estoy harta de estar sola y corriendo en pos de algo que nunca consigo alcanzar. Siempre he sido fuerte, me lo repiten constantemente, pero...
-No corras entonces ya, echemos raices. Yo también he corrido, tanto así que por ello he terminado en esta situación en la que me encuentro. No quiero que te expongas más, permíteme compartir esto contigo, permíteme compartir lo poco o lo mucho que haya. Dejame cuidar de ti.

Albert hablaba con tanta ternura, tanta serenidad, Candy se sentía llevada por una suave marea que le dio una súbita paz, con su rostro levantado hacia él, Albert simplemente se dejó llevar por el momento y acercando con gentileza sus labios los posó sobre los de la jovencita que con docilidad les recibió. Albert tomó entre las palmas de sus manos las mejillas húmedas por las lágrimas y Candy sin poder evitarlo le rodeó la cintura con un abrazo amoroso. Ningún recuerdo del pasado vino en ese momento a perturbarla, simplemente se dejó llevar por la deliciosa sensación del deseo que se alimentaba con la suavidad de los labios de ese hombre extraordinario y el calor de su cuerpo acoplado al suyo. Se miraron de nueva cuenta y ella recargó su cabeza contra su pecho, disfrutando del latir del fuerte corazón del joven que la abrazaba emocionado.

-Dejame quererte, permíteme crear una nueva historia desde cero. Yo mañana me iré a buscar un lugar donde vivir para no seguirte exponiendo, quiero hacer las cosas como deben de ser. Si por mi fuera, me iría esta misma noche.
-No Albert, no es necesario, hemos estado viviendo de lo más tranquilos, las cosas no tienen que cambiar.
Albert la miró con tristeza.
-Es que yo si quiero que cambien, necesito que cambien. Buenas noches mi estrella. Mañana hablamos con más detenimiento de todo esto, por favor, descansa y no trata de no pensar en nada.

El la soltó de su abrazo y se dirigió a su habitación y ella se quedó recargándose del zinc tratando de digerir todo lo que en un santiamén había cambiado en su vida. Ya no estaba segura ni del piso en el que estaba parada, el beso de Albert le había removido el mundo entero y puesto de cabeza al revés. Una risilla de nervios le atacó y se dirigió a su habitación donde se puso la bata y se acostó sintiendo que su corazón latía violentamente estrellándose contra su pecho. "Así se siente ser amada? Así te habla alguien que te ama? Así es como el amor se manifiesta entre dos adultos? Sin sobresaltos, sin juegos ni obstáculos en cada esquina ?" De pronto sintió unas ganas enorme de ir hacia él, de correr a sus brazos y decirle que no quería que se marchara, un calor y un sofoco le sobrevino y actuando por impulso, salió de su habitación y corrió hacia donde Albert dormía, abrió la puerta y él se sorprendió de verla entrar por ella y pararse al lado de su cama en bata.

-Yo no quiero que te vayas, así como tú me pediste que reconsiderara irme en la clínica móvil, yo no quiero que te apartes de mi. Quiero que estemos juntos de ahora en adelante y compartámos lo mucho y lo poco.
-Candy! Albert intentó sentarse en su lecho y ella se le acercó impidiéndole. No dijo una sola palabra más, abrazándolo lo besó con una pasión inesperada que él aunque perplejo al principio, no pudo resistir mucho a la emoción que ya se había adueñado de él desde la cena. Albert la abrazó besándola con delirante pasión, la alzó acomodándola a su lado en la cama de la cual Puppet se bajó corriendo para meterse de un salto en el ropero, mientras la pareja se acariciaban uno a otro presas de una emoción inesperada. Candy tenía los ojos cerrados y en la penumbra del cuarto, Albert la miraba deleitado como ella desabrochaba uno a uno los botones del pijama, acariciando la piel de su pecho y provocando espasmos de placer en sus extremidades, él a su vez besaba su cuello sintiendo la vena de este latir con violencia y aspirando con ansiedad el aroma que despedía su cabello y su piel, con sus manos desató los listones de su cabello y metió hasta el cráneo sus dedos disfrutando de la tersura de lo que sus yemas tocaban. Oírla respirar alterada le provocaba reacciones en el cuerpo que ya no sentía la capacidad de frenar, con el pecho descubierto y aún con el pantalón de su pijama puesto, se acomodó sobre ella quien a su vez abrió generosamente los muslos permitiéndole a él acomodarse de tal forma que sus anatomías estaban acopladas desquiciantemente. Candy sintió la dureza de la erección de Albert y se encontró moviéndose al compás de un ritmo que ella no podía dominar, su vientre palpitaba y un calor agobiente subía por sus entrañas, mientras que las manos de Albert la tocaban sin pudor ni restricción alguna, cuando una mano la tomó de un seno ella gimió de una forma voluptuosa, la otra impulsada por ese sonido bajó hasta la cadera y comenzó a subir la falda de la bata para exponer la piel que estaba erizada por el placer que fluía descontroladamente entre ellos. Su mano se posó sobre la cintura y al ritmo de movimientos circulares, su cadera se restregó en la entrepierna de la chica quien ya había humedecido su ropa de sudor y flujos íntimos.
Candy se arqueaba pidiendo más, deseando más. Con ambas manos acarició a placer la espalda poderosa del hombre que ahora ya gemía también de la desesperación de no poder controlar sus reacciones, necesitaba con urgencia derramarse. Cuando sintió los dedos de Candy bajar el elástico de su pantalón se separó un poco para mirarla con los ojos entornados y sintiendo pequeñas gotas de sudor correr por su frente y nariz. Candy lo miró también mordiéndose los labios y exhalando con ansiedad su aliento. Sintió como la piel de su trasero quedaba expuesta, y como su miembro salía y el dolor que resultó lo hizo gemir, a lo que ella respondió tomándole la boca con un beso voluptuoso, él sentía los gemidos de la chica dentro de su cabeza a través de sus labios, desesperado terminó de sacarse la prenda y terminó de desnudarla, el contacto de los cuerpos sin barrera entre ellos fue subir a otro nivel de demencial goce.

-Que nos está pasando, no puedo parar, no puedo Albert! Candy apenas podía articular palabras, Albert la escuchaba como un gramófono descompuesto, en la distancia y ahogada por la sangre que a borbotones le corría por los oídos en el trance amoroso.

-Oh Candy, no te vas a arrepentir de esto? No puedo detenerme, no puedo, te necesito!

Candy llevó sus manos a su braga y comenzó a bajarla y Albert al darse cuenta la ayudó esforzándose por no lastimarla con un rescoldo de autocontrol que se le iba como agua entre los dedos.

-No te detengas, Albert, oh por favor, sigue, sigue!

Albert vió estrellas cuando la joven tomó su miembro y acarició con desesperación la sensible piel de su ingle, un sonido aturdidor comenzó a ensordecerlo pero aun así siguió besando los suaves pechos hasta que sintió como la piel de la feminidad de Candy se iba rasgando ante la fuerza de su penetración. Candy lo mordió en el brazo derecho, ahogando el grito que su desfloramiento le estaba ocasionando, el se sostenía sobre sus codos para no aplastarla y poder sostenerse mientras se abría paso en su interior. No sintió los dientes de la jovencita clavarse en su brazo hasta casi arrancarle el cacho de carne. Una vez que estuvo dentro de ella, acunó sus manos sobre las mejillas sonrosadas de la embebida joven y besándola en la boca la embistió preparándose para derramarse al fin mientras los dos gemían al unísono, las bocas acopladas, aturdiendose entre latidos y la sal de sus cuerpos mezclados en un sólo sudor.

Cuando al fin Albert reaccionó, sintió la humedad de nuevas lágrimas de la chica, le pesó en ese instante no haber podido detenerse, de haberla lastimado en esa su evidente primera vez. A cuantas mujeres había el amado en su vida anterior? No lo sabía y se sintió dichoso de no recordarlo, por que para él, ella era la primera y sería la última. Y así quería que fuera hasta el fin de su vida. Acariciando su cabello, la miró con preocupación.

-Que pasa mi amor, Candy, te he hecho daño? Por qué lloras mi amor?

-No, Albert, no me has hecho daño, no es nada malo. Lloro de felicidad, de todo lo que me había perdido hasta este momento, estoy feliz y no se que otra cosa hacer más que llorar, eso se me da con tanta facilidad!! Albert la abrazó riendo al igual que ella, cansados, felices y lívidos pasado de ese primer encuentro íntimo. Después de besarse y hablarse en susurros acerca de planes y sueños que ahora habrían de compartir, se quedaron dormidos abrazados y con las piernas entrelazadas.

Con la luz del sol, el primero que despertó fue Albert, con una resaca espantosa, como si despertara de una borrachera monumental, que hasta nauseas tenía. La luz del sol que entraba por su ventana le encandiló, y extrañado, se sentó en la orilla del colchón tratando de ubicarse en donde estaba, lo último que recordaba era el estallido del tren a sus espaldas, y reaccionando, volteó a todos lados sin alcanzar a comprender que había ocurrido. Se percató que estaba desnudo, y entonces sintió a sus espaldas una mano que le tocó con suavidad.
Quiso morirse de la impresión al voltear hacia atrás y mirar a Candy profundamente dormida, y desnuda al igual que él.


CONTINUARA




Última edición por Maga Cafi el Jue Mayo 14, 2020 8:00 pm, editado 2 veces

Wendolyn Leagan

Wendolyn Leagan
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
OOOOOHHH!!! affraid affraid

QUÉ BELLO CAPITULO, QUÉ BELLA ENTREGA... ¿Y AHORA QUÉ VA A PASAR?

AHORA ME VA A SALIR CON QUE NO SE ACUERDA DE LO QUE PASÓ ANOCHE...

(SNIF SNIF) OLFATEO EL DRAMA xD

AY POBRECITA CANDY...

http://www.maldita-bruja.blogspot.com

Yudit


Rosa Negra
Rosa Negra
¿ahora qué pasará? 👀

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
awwwww Maguita gracias gracias gracias gracias

Sabia yo que me iba a encantar... soberviooooooo

Desde la.confesion que le hizo mientras comian... luego cuando ella le dijo que se marchaba y él le pidió que no se fuera...

Y la entrega... ya ni te cuento, estoy cardiaca ¡calor, calor, mucha calor!

Me encanta... quiero maaaaaaas..

igzell

igzell
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
😳😳😳😳😳😳 ay coñoooooo!!!mal momento para recordar xD

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

cilenita79

cilenita79
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Me paras el webeo ya! Si me dices que este pastel recuerda todo olvidando lo vivido cuando estaba amnésico te juro que quemo... el facebook! XDDD no puede ser así!!!!!! MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 523232 MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 523232 MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 523232

LyricCinema

LyricCinema
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
y si no se acuerda no paso (8)

Maga Cafi

Maga Cafi
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Jijiji jijiji ji!!! Niñas como reía al escribir este final de capítulo, me tienen que perdonar, no fue intencional ponerles este buscapiés pero con tanta adrenalina a nuestro pobre werito le tronó un fusible en la sesera!! Quien le manda por andar de apasionado y la pobre de Candy, soñando con querubines e ignorando que el mundo se le va a venir encima por andar de colipresta😄😄😄😄
Gracias por leer!!!🥰🥰🥰🥰🥰

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 416519 MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 416519 noooo Maga, así no se hace... ahí lo pones a que de un gustazo de cuarentena y entonces le devuelves la cecera hahahahaha

Rhodb

Rhodb
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ayyy!!! Güey MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 746140 MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 746140 ese cuarto de arde 🔥😁 y de tanta pasión le regreso la memoria MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 504400 MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 504400 esto ya se puso bueno MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 355103 MINA Plantada para las niñas del team RETOS: CIRCLES CAPITULO 2 971718 te sigo maga

LORENA **ALSS**

LORENA **ALSS**
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Una entrega muy apasionada, llena de tantas emociones que hasta me las imagine!
Sigo con la lectura.

Saludos fraternales

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.