¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2020 » Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda

Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

RossyCastaneda

RossyCastaneda
Rosa Morada
Rosa Morada
Directo Al Corazon
Capítulo X
By Rossy Castaneda


@@@@@@@@@@


Susana miró por la ventana del carruaje que los llevaba desde la estación de Chicago a Lakewood, a la Mansion de los Leagan.

El día estaba tan gris como su ánimo. Su plan de instalarse en la Mansión Ardley y echarle pesca a Terrence Graham se había ido literalmente al drenaje.

—Susie, por el amor de Dios, quita esa cara de amargura

—No estoy amargada—dijo mirando a su padre.

—Cariño compréndela —intervino la señora Marlowe —deseaba hospedarse en la Mansion Ardley.

—Ella también de comprender que eso no es posible, Anthony nos dijo en la estación de New York que tendrían casa llena —respondió el señor Marlowe apretando la mandíbula y frunciendo el ceño. 

Al ver la tormenta que estaba por desatarse entre padre e hija, la señora Marlowe palmeó la mano de su esposo para tranquilizarlo.

Con el ceño fruncido, Susana observó como su madre lograba tranquilizar un poco a su padre. Suspiró, se dio la vuelta y miró hacia la ventana.

Se sintió decepcionada. Le apetecía mucho decir algo que lo provocara, pero se tragó las palabras. Ya no era una niña y debía comportarse como la joven de veintitrés años que era. Pero sentía una necesidad casi física de pelearse. Una buena discusión aliviaría la tormenta interior en la que estaba inmersa.

Apoyó la frente contra la ventana. Había concebido muchas esperanzas tras conocer aquel guapo inglés en la fiesta de cumpleaños de Candice y aquella esperanza creció cuando Robert Hathaway les había dicho que ambos hacían una muy buena dupla para personificar a Romeo y Julieta... ¡argggg! Pero el día de la audición se había enterado que no solo los Ardley habían dejado New York, sino también él. Y fue por esa razón que convenció a su padre para que partieran esa misma mañana a Chicago con la excusa de acudir a la fiesta vaquera que se celebraba cada año en Lakewood.

—La ultima vez que venimos a en la fiesta Vaquera recuerdo que estabas hablando con Niel y te veías muy sonriente —dijo su padre de repente

El movimiento repentino del aquel condenado carruaje que se movía como el infierno, hizo que Susana disimulara su asombro ante el comentario de su padre, ¡Demonios! Creyó que nadie los había visto.

—Hable con mucha gente en aquella ocasión —respondió Susana balbuceando. Solía hacer aquello cada vez que estaba nerviosa.

—Pero no tan intensamente ni durante tanto tiempo. Los dos estuvieron un buen rato en un rincón apartado y luego se dirigieron a los establos. 

Susana miró por la ventana para evitar la mirada inquisitiva de su padre

—Lo felicité porque a pesar de ser su primera participación lo hizo muy bien.

—¿Durante más de dos horas?

—Hablemos de algunas otras cosas, no recuerdo bien... —añadió mirando brevemente a su padre —. La verdad no recuerdo la razón por la cual fuimos al establo, fue hace un año, aunque lo mas seguro que lo hicimos para darle una manzana al caballo.

Su padre la observaba con la intensidad que había temido, pero se obligó a no apartar la mirada otra vez.

—Niel me parece un buen chico y está en edad casadera —dijo el señor Marlowe ignorando la tonta explicación de su hija.

Los ojos de Susana amenazaron en salir de sus cuencas. ¡Por todos los cielos! —Estaba su padre acaso insinuando que Niel y ella....? ¡Ay no! Aquello sería lo peor que pudiera pasarle, lo sucedido aquella ocasión fue solo un revolcón nada más.

@@@@@@@@@

A la hora que se suponía debían partir, Candy bajo las escaleras enfundada un hermoso vestido color azul. 

—¡Sorpresa! —gritaron todos en cuanto llegó a la sala de estar.

—¿Que es todo esto? —Preguntó la rubia con los ojos muy abiertos.

Albert se acercó a ella y la abrazó.

—¿Pequeña, olvidas que dio es hoy?

—Sábado supongo, ¿que tiene de particular?

—Como que tiene de particular —respondió Albert negando con la cabeza —hoy es 7 de mayo, tu cumpleaños.

—¿Y que con eso?

—¡Por Dios Candy!, sabes que siempre lo celebramos.

—Creí que con la fiesta de New York bastaba.

—Claro que no —respondió Albert —aquella fiesta solo era una ...

La señora Elroy, Martha y Pony carraspearon la garganta impidiendo que Albert cometiera una indiscreción.

—¿Una que? —lo instó Candy a que prosiguiera, achicando los ojos

—Una fiesta para compartir con amigos y socios —Albert sonrió  —pero hoy es tiempo de celebrar en familia.

—¿¡En familia!? —Anthony, Stair y Archie no están presentes

—Feliz cumpleaños —gritaron los tres ingresando a la sala de estar acompañados por dos personas a quien Candy no conocía.

—Candy, ellos son los padres de Terry —Anthony los presentó

Al recordar el título que ostentaban, la joven rubia hizo una perfecta reverencia

—Un placer conocerlos Milord, Milady 

—El placer es todo nuestro querida —Eleonor rompió todo protocolo y la abrazó —y por favor olvidémonos de los títulos y de las cortesía, puedes llamarme Eleonor 

Candy sonrió ampliamente.

—¿Y la fiesta en casa de los Leagan? —preguntó poniéndose seria de pronto.

—Olvídate de eso —respondió Albert —Terry ha ido ya que fue en su honor.

Aquella información no fue del agrado de Candy..¿Terry a solas con Lady Zorra? . Sintió deseos de salir corriendo e ir a la casa Leagan y agarrar a Elisa por los cabellos.

@@@@@@@@

—Terrence qué agradable sorpresa volver a verle.

—¡Usted! —exclamó el castaño frunciendo el ceño tras levantar su atractivo rostro y encontrarse con aquella molesta joven.

Susana sonrió tontamente, instalarse en casa de los Leagan esa tarde había resultado después de todo bastante provechoso. Su presa se encontraba ahí, al alcance de su mano. 

—¿Qué hace usted aquí?

—Créame señorita Marlowe, si hubiera sabido que usted estaría aquí, me habría ahorrado el viaje. —respondió en un susurro para asegurarse que nadie alrededor lo escuchara. Tenia suficiente con soportar a Elisa como para encima soportar a esta otra atrevida.

Susana cerró la boca con fuerza, formando una línea recta, era mas que evidente que se estaba mordiendo la lengua para no responderle. El sentimiento de alegría que la inundó al verlo dio paso a la furia.

—Hola Susana —Luisa y Nathalie se acercaron a ella —veo que estas en muy buena compañía —musitó Luisa

—Has conseguido rápido un compañero de baile —dijo Nathalie. 

—Pues tendrá que buscarse otro compañero —Elisa apareció de la nada —Este ejemplar es mi invitado especial y por lo tanto, como la anfitriona que soy me corresponde brindarle toda la atención que se merece —Elisa sonrió coquetamente y movió sus pechos —Ahora si nos disculpan —hizo una señal para que les cedieran el paso  —iremos a abrir el baile.

Susana empuñó  sus manos con tanta fuerza que sus nudillos se veían blancos, su furia era mas que evidente, algo que no pasó desapercibido por Nathalie y Luisa

—Han visto eso —Nathalie rió  —Elisa no se anda por las ramas, se ve que ya le ha echado el ojo a ese guapo Inglés y no lo dejará ir tan fácilmente.

Cuando la pieza de baile llegó a su fin, Terry agradeció a Elisa el dar aquella fiesta en su honor y se despidió.

—¿Pero por que tines que marcharte tan pronto?

—Hoy es el cumpleaños de la señorita Ardley.

—Creí que lo habían celebrado en New York.

—Lo hicieron, pero hoy es el día de su cumpleaños y su familia le preparó una fiesta sorpresa, prometí que regresaría a casa en una hora,  y la puntualidad en un caballero Inglés es su carta de presentación y el cumplimiento de su palabra no se diga —Forzó una sonrisa. Se sintió raro rindiendo explicaciones. —Ahora si me disculpa, debo retirarme.

Terry suspiró al salir de aquel lugar, la verdad creyó que no lo conseguiría. Jamás imaginó encontrar a Lady Pulpo en aquella fiesta. Reconocía que había sido poco caballeroso de su parte responderle de aquella forma, se había salido de la tangente, pero ¡Por Dios! Era aquello o tolerar su tonta sonrisa durante su corta estancia en aquella casa

@@@@@@@@@@

Elisa estaba que no la calentaba el sol. ¿Bueno como podría?..Era de noche. Maldita Candice, siempre ella. Estaba harta que todos la prefirieran, primero Michael y ahora Terrence. 

De nada había servido hacer venir a aquellas dos reporteras con todos los gastos pagados. Su plan de llevar a Terry al jardín y seducirlo se habían ido por la borda. Así como había llegado, Terry se había marchado sin importarle que la fiesta fuera en su honor.

Ver que sus amigas se reían de ella desde una esquina donde estaban la hizo enfurecer mas. Estaba por ir a reclamarles cuando el padre de Susana hizo un anuncio que dejó a mas de uno con la boca abierta.

Elisa se mordió los labios para ahogar una carcajada al ver el pálido rostro de Susana cuando escuchó de labios de su padre que estaba comprometida formalmente en matrimonio con su hermano Niel.

<<Una menos>> —pensó

****************

Era el colmo, esta era su fiesta de cumpleaños, una que todos habían preparado a espaldas de ella, y él no estaba ahí. Candy salió al jardín, necesitaba respirar aire fresco para tranquilizarse un poco.

—¿Por que estas tan enfadada Candy?

Candy se giró y se encontró con el sonriente rostro Albert 

—No lo estoy —respondió la rubia forzando una sonrisa consiente que no se estaba comportando de manera razonable. Se daba cuenta que estaba demasiado irascible y quisquillosa con todos, pero era incapaz de evitarlo. Había sentido esa horrible mezcla de miedo, enfado y desesperación esa mañana en el rancho de los Cartwright justo cuando Elisa le coqueteaba a Terry.

—¿Estas molesta porque Terry se marchó a casa de los Leagan?.

—¡Eh! —Musitó Candy.

—¿Sucedió algo entre ustedes esta tarde?

—¿Por que lo preguntas?

—Vi llegar a Terry esta tarde con su ropa húmeda al igual que las tuyas —era típico que  en algunas ocasiones, Albert no se anduviera por las ramas, sino que se iba directo a la raíz del problema.

Candy fue víctima de un ataque excesivo de tos y apartó la mirada de la mirada de halcón de su hermano mayor, algo que la delataba por completo.

—Sabes que puedes confiar en mi ¿verdad? —Albert la abrazó —He observado a Terry cuando cree que nadie lo mira y me doy cuenta la manera como te ve.

Candy permaneció en silencio. Cuando Albert adoptaba aquella actitud, debía tener mucho cuidado lo que iba a responder, su hermano la conocía mas de lo que a ella le hubiese gustado... Albert  prosiguió..

—He hecho mis investigaciones, bueno mejor dicho le he preguntado a los chicos sobre Terry y ellos coinciden que es un muchacho responsable —Albert la miró detenidamente —Terry es un buen partido ¿no te parece?

¡Por todos los cielos!. —Candy deseo que la tierra se abriera y se la tragara. Debía controlarse.

—¿Y no les ha parecido raro que les preguntaras eso?.

—No —Respondió el rubio.

—¿Y desde cuando eres un investigador que no me había dado cuenta? —Preguntó haciéndose la desentendida.

—Desde la fiesta de New York cuando ingresaste por la puerta de servicio toda desaliñada, con hojas en tu cabello y llena de polvo. Te pregunté que te había sucedido, y me respondiste que te habías ensuciado mientras Terry y tu se besaban apasionadamente.

—Oh vamos Bert, sabes que lo dije porque estaba molesta. —además te recuerdo que tu mismo me reprendiste por decir tal cosa, dijiste que debía tener cuidado con las palabras que salían de mi boca, porque podrían traerme consecuencias —Candy forzó  una sonrisa. No iba a admitir nada frente a su hermano, no hasta que hablara con Terry. —En todo caso —prosiguió —si de verdad piensas que hice cosas que no debía con Terrence , ¿por qué no has hablado con él,  para exigirle que cumpla con su deber y pida mi mano en matrimonio? —Candy puso mirada triste —creí que teníamos un trato —suspiró necesitaba llevar la conversación a terreno seguro —pero al parecer Tia Elroy te ha convencido y ahora estas ansioso al igual que ella por deshacerte de mi —Hacerse la víctima era un truco que jamás le fallaba.

Albert apretó la mandíbula.

—No estamos ansiosos por librarnos de ti, ni mucho menos. Pero ya tienes veintitrés años, y debes pensar en tu futuro.

—Si ese es el problema, puedo buscar mi propio camino —Candy sabía que estaba yendo demasiado lejos con aquello, pero la verdad se sentía molesta porque Terry no estaba con ella en esos momentos y estaba descargando su enfado con quien no debía. —Discúlpame Albert —le sonrió —sé que todo cuanto haces y dices, lo haces porque te preocupas por mi y te lo agradezco, eres el mejor de los hermanos que solo busca que yo sea feliz, y lo soy, realmente lo soy. No te preocupes por mi futuro, yo he comenzado a forjarlo por mi cuenta.

—¿En verdad? —preguntó Albert con una sonrisa.

—Buenas noches 

Albert y Candy se giraron y se encontraron con el rostro sonriente de Terry 

—Hola Terry que bueno que llegaste —Albert lo abrazó —¿te importaría acompañar a Candy de regreso al interior de la casa?

Candy lo observó de pies a cabeza dándose cuenta que estaba en una pieza y su ropa en su lugar, su cabello peinado perfectamente, pero el perfume de él no fue el único que llegó a sus fosas nasales.

—No necesito que nadie me acompañe, puedo llegar sola hasta la casa sin perderme —respondió Candy de forma mordaz—. También puedo subir los escalones y traspasar el umbral sin la ayuda del señor Grantchester, no es la primera vez que lo hago.

—Disculpa los modales de mi hermana Terry, creo que han tenido un mal día ¿no es así Candy? —Albert le dirigió una mirada de reprobación por su tosca actitud. Al ver que ella no respondía ordenó con seriedad : —Candy, discúlpate con Terry.

Terry creyó que Candy iba a dar rienda suelta por completo a su enfado, que hasta ese momento había mantenido bajo un relativo control y se había limitado al sarcasmo. 

Por su parte, Candy apretó la mandíbula con tanta fuerza que sus dientes rechinaron. Finalmente alzó el rostro en dirección a él, aunque sus ojos rehuyeron su mirada.

—Disculpe mi comportamiento señor Grantchester, como lo ha dicho mi hermano, he tenido un mal día. —Lo miró de manera fría —pero estaría encantada de que me ayudara a subir las escaleras de la casa, tarea que me resultaría mucho más penosa sin su inestimable ayuda —ironizó comenzando a andar

Los ojos de Terry se abrieron como platos ¿Como podía decir tal cosa, si el día había sido perfecto...—bueno casi perfecto ya que él tuvo que soportar a la medusa pelirroja y a Lady Pulpo.

—Creo que no le ha hecho ninguna gracia que hayas ido a casa de los Leagan —Albert sonrió.

—Ya veo —respondió Terry de manera inconsciente —Ahora si me disculpas —dijo yendo tras ella.

Candy caminaba con rapidez, pero Terry la alcanzó cuando aún faltaban unos cuantos pasos para el primer escalón.

—Por favor, Candy, toma mi brazo.

—Soy una mujer adulta, pero no decrépita anciana —dijo sin mirarlo siquiera—. No necesito su ayuda señor Grantchester.

—Por supuesto que no la necesitas, pero te recuerdo que acabas de decir que estarías encantada de que te ayudara.

Esas palabras captaron su atención. Lo miró inquisitivamente.

—¿Cuándo he dicho eso?

—Hace un momento. —Terry rió de medio lado —Formó parte de la sincera disculpa que Albert te sacó a la fuerza.

—¡Ah, tienes razón! —apoyó la mano sobre su brazo—. Y ahora te ruego que me disculpes por volcar en ti mi malhumor —dijo con sarcasmo tuteándolo nuevamente —¿Te divertiste en casa de los Leagan?

—¿Por que lo preguntas?

—Hules a zorra y no a una sino a dos —respondió arrugando la nariz con desagrado — mejor te es que te cambies esa camisa, si es que quieres sentarte junto a mi en el comedor —ladeó el rostro

—¿Estas celosa? —Preguntó él echándose a reír.

—¿Debería estarlo? —le respondió ella con otra pregunta enarcando una ceja.

—Claro que no —respondió él lanzándole un beso al aire provocando que ella sonriera.

—Ahora que entremos, ve a tu recámara y te cambias esa camisa —le ordenó.

—De acuerdo, se hará como tu digas —miró hacía atrás para asegurarse que Albert no los veía —Feliz cumpleaños —le dijo depositando un ligero beso en sus labios.

—Gracias —respondió ella —¿donde está mi regalo?

—Lo tomaste esta tarde en el río —Terry se carcajeó al ver las mejillas de ella sonrojadas —estoy bromeando —aclaró sacando una caja la cual abrió para dejar ver su contenido.

—¡Oh Por Dios! Son hermosos —dijo ella al ver el collar de esmeraldas con sus pendientes a juego.. pero ¿como le hiciste para comprarlos?

—Le pedí a Albert que lo hiciera por mi.

—¿Entonces tú también sabias sobre esta fiesta sorpresa?

—Albert me lo dijo anoche, al igual que me advirtió sobre las mañas de Cesar.

Candy apretó los labios.

—Disculpa —musitó avergonzada al darse cuenta que la había pillado.

—Descuida no pasa nada —él le guiñó un ojo y le colocó el collar y los pendientes antes de ingresar a la casa.

¡Demonios! Los ojos de Terry estuvieron a punto de salir de sus cuencas cuando vio a sus padres muy sonrientes conversando con aquel trio de pícaras ancianas.

<<¿Que estaban haciendo ellos aquí?>> —se preguntó a si mismo —sonrió para sus adentros —Por  si tenía alguna duda, la presencia de sus padres en Lakewood le confirmaba que no estaba mal en sus sospechas, todo había sido orquestado por ellos. En fin, no podía estar molesto con ellos sino todo lo contrario, estaba agradecido que lo hubieran hecho de aquella manera. La presencia de ellos y el que los Ardley estuvieran de acuerdo, sería algo que usaría a su favor. Se saltaría el cortejo y todo lo que seguía, en su lugar, iría directo al grano. Luego de lo sucedido esa tarde entre Candy y él, el tiempo apremiaba, no podía permitirse que las consecuencias de sus acciones salieran a relucir antes que ellos estuvieran casados. Hablaría con Candy esa misma noche mientras se encontraran bailando algún vals, la pondría al tanto de todo y la mañana siguiente pediría su mano en matrimonio.

Lady Letty

Lady Letty
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
jajaja Esa Lady pulpo

Se quedó echando humo.. Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87337 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87337 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87337 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87337

Muy buen capítulo..Rossy Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 73684 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 73684


Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635

Lady Letty

Lady Letty
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Rossy

Queremos Boda !! Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439



Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635

Cecilia Lagunes

Cecilia Lagunes
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
dejo a lady pulpo y lady Zora babeando de coraje, asi se hace Terrybombom !!! Hermoso regalo para la pecosa por su cumple, lindo capitulo mi Rossy, espero pronto haya boda !!! Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 463717 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 463717 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 463717 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 189452 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 189452 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 189452 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 189452 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 189452 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 8168 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 8168 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 8168 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 87635 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 934299498 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 934299498 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 934299498 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 934299498 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 934299498 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 934299498

Amyrai

Amyrai
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Y se quedaron con las ganas 😁😁😁
Al menos Terry logró apaciguar a la fiera en que se convierte Candy, aunque espero tome a bien todo lo que ha pasado cuando se entere que fué orquestado por ambas familia.

Claudia Ceis

Claudia Ceis
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Jaja pobre lady pulpo si se va a casar pero no con quién quería jaja 
Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 523232 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 523232 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 523232 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 523232 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 523232 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 523232 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 523232 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 523232  Pobre pecosa y esos celos jaja y Albert queriendo sacar mentira por verdad jaja, creo que el rubio se divierte mucho con este par que cayó redondito en la trampa  Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 391439  Ay ese trío hablando con los duques es de temer y lo digo principalmente por Martha jaja esa abuela es de cuidado  Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 891429 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 891429 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 891429  Ay Rosy se viene lo bueno vdd? Compromiso, boda y noche de bodas jajaja y que pasará con Elisa  Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 895558 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 895558  
Me divertí muy buen capítulo  Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 408560 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 408560 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 408560 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 408560 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 408560 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 408560 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 189452 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 189452 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 189452 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 189452 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 189452 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 53278 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 53278 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 53278 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 53278  Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 120532 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 120532 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 120532 Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 120532

LadyKarol

LadyKarol
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Directo Al Corazon —Capítulo X —By Rossy Castaneda 334740 Huyuyuy esto se está poniendo muy bueno...y hablando de bueno, que bueno que lady pulpo ya esta comprometida con Neil, yuju 2 menos!!!

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.