¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2020 » Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor.

Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor.

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Doralix Garcia Salinas

Doralix Garcia Salinas
Rosa Blue
Rosa Blue
Gracias a las que siguen esté minific. Hoy les traigo el tercer capítulo. Los personajes y algunas escenas pertenecen a Mizuki-Igarashi.

Odiando al Amor.

Capitulo 3

Día de picnic



 Ese Terry es un cabeza hueca, mira que que ponerme apodos. Pero no sé porque estar cerca de él me pone tan nerviosa. Ese día que me puso los sobrenombres tuve que salir corriendo, mi escusa que se terminó mi tiempo libre, cuando en realidad me faltaba media hora para continuar con mi trabajó. 



 Iba dando vuelta hacía mi consultorio, cuando note que un hombre salía de ahí, lo cual se me hizo raro. Pero llegué a pensar que sería algún paciente, no le ví el rostro ya que él tomó el lado contrario de dónde yo iba.



 Al entrar a mi consultorio pensé que estaría más tranquila pero mi corazón palpitaba como potro desbocado, Terry es lo único que mi mente se empecinaba en mencionar una y otra vez. Su cercanía me hizo ver lo guapo que es, parece un ser fuera de este mundo.



 Pasó una semana, y no lo he podido ver, según me enteré por Annie mi asistente y Patty la contadora que Terry se fue de viaje de negocios con Susana. — No dudo que pase algo entre ellos— menciono Patty. 



¡ Es verdad! Sí esa Susana, siempre anda de ofrecida con Terence. Aunque él ni caso le hace. Comento Annie.



Con eso que decían sentía como si un alfiler traspasara mi corazón. ¿ Que es lo que estoy sintiendo? ¡ Acaso son celos!



Candy, Candy. Decía Patty mientras pasaba su mano enfrente de mi rostro, ni cuenta me había dado de que me había metido tanto en mis pensamientos.



Hoy será el dichoso picnic que organizó el cabeza hueca y él ni siquiera está… ¿ Tengo que ir Albert? Era mi pregunta, ante un Albert algo sonriente quizá se reía porque me veía como una niña chiquilla haciendo su berrinche. Es que yo tengo muchas cosas que hacer aquí… ¡Aja! ¿ Cómo que Candy? Albert se empeñaba en hacerme preguntas que de momento no tenía cabeza para contestar, mis celos me estaban matando.



En fin y aquí voy en la camioneta de Albert junto a Annie, Patty, Stear y Archie. Todos ellos platicaban muy amenamente, aunque siempre he sido muy parlanchina en está ocasión no tanto, sólo contestaba alguna que otra cosa que me preguntaban. Pero mi mente estaba desidia a no dejarme en paz y mi corazón latía de una manera extraña, entre incertidumbre por si iría y tristeza al pensar que si llega de seguro lo haría junto a ella ( Susana).



 En fin ya estaba ahí me dedicaría a convivir con todos ellos, son personas muy agradables todas, a pesar de todo me siento como en familia. ( Todo estará bien Candice) pensé al momento que sacaba la lengua y me daba un coscorrón en la cabeza. ¿ Estás bien Candy? Fue la pregunta de Archi  al ver mis expresiones.— Sí si todo bien.  



 Un tramo del camino era pura terracería, pero más adelante se alcanzaba a vislumbrar un tono amarillo, todavía no se distinguía muy bien de ¡ Que era! Pero por los tonos se veía que era un lugar hermoso. Cuando por fin llegamos me quedé maravillada con lo que vi. Narcisos...



Yo creó todavía no se estacionaba la camioneta cuando yo ya estaba abriendo la puerta, quería correr en ese fantástico paisaje de flores. Así que sin esperar a nadie baje de un salto y corrí, me sentí libre. Llevaba buen camino recorrido cuando mire una preciosa colina un poquito más adelante con un enorme árbol que con su movimiento parecía que me llamaba, corrí con más entusiasmo, me moría por trepar, poco antes de llegar tropecé con algo que me hizo caer, cerré mis ojos con todas mis fuerzas pensando que ese sería un duro golpe ya que ni tiempo me dio de meter las manos, pero fue todo lo contrario digo si caí pero no dolió, era realmente algo acogedor sentí unas manos en mi espalda y me asusté. Levanté la mirada cuando oí un quejido, pero al segundo escuché una sonrisa. ¡ Terryyy! Mi voz sonó más entusiasta de lo que hubiera querido. ¿ Que haces tirado como una piedra?— Valla que buen recibimiento, no pensé que verme te daría tanta alegría Tarzán Pecoso. Además las piedras no pueden oler el delicioso aroma de los narcisos…



Yo, yo no me alegre, digo es bueno verte pero nada más.— Pues tu recibimiento demuestra todo lo contrario. Dijo esto mientras yo lo veía cada vez más cerca de mí rostro. Sentí sus manos acariciar mi espalda y reaccione eso, eso no podía pasar y de un salto me puse de pie. 



Seguí mi camino al gran árbol pero mis planes cambiaron, me daba pena que el me viera trepar y sólo me senté, note que un poco más adelante había un hermoso lago. 



De reojo vi que Terry se sentó junto a mí. Al mismo tiempo que decía hace muchos años venía aquí con mis padres, yo era apenas un niño mi padre jugaba conmigo mientras mi madre acomodaba una manta y ponía todo lo que había traído para disfrutar del picnic. Yo escuchaba lo que él me decía con atención y en su voz se notaba un tono de melancolía.



Yo nunca pude disfrutar de un día de campo, no conocí a mis padres ellos por alguna razón me abandonaron en un orfanato. Pero no me puedo quejar allí fui muy feliz.



Estábamos tan tranquilos disfrutando de las maravillas que nos rodeaban, que ni cuenta me di del tiempo que pasó, hasta que llegaron Annie y Archie algo agitados, no batallaron en encontrarme ya que ellos vieron para donde iba. Se sorprendieron al ver a Terence ahí conmigo. Annie muy nerviosa dijo– ya los estamos esperando para almorzar.



Terence se levantó y cuando vio que Archie estiraba su mano para ayudarme a levantar, él de inmediato me ofreció la suya al mismo tiempo que decía— Yo le ayudó, Archivald.



Justo estábamos por comenzar nuestro almuerzo, cuando se escuchó una voz chillona— Terry creí que nunca llegaría. — Sí como piensan fue Susana quien se acercó a Terry y con su trasero me empujó, se sentó junto a él. 



A mí se me hizo un nudo en la garganta que no dije nada, simplemente comencé a comer lo que ya tenía servido, Neal y Elisa se me quedaban viendo mucho y se acercaban para hablar, como si no quisieran que los demás escucharán. La verdad no me interesaba lo que ellos decían. Termine de comer, bueno si a picar la comida se le pudiera llamar así. Me levanté y me dirigí al lugar donde habíamos estado Terry y yo. Necesitaba estar sola, ese nudo no me dejaba ni respirar.



Poco antes de llegar a mi destino escuché que alguien mencionaba mi nombre así que me gire para ver quién era— ¡ Elisa! ¿ Que quieres? 



Candy es que saliste tan aprisa que tuve que correr para alcanzarte, verás te quiero enseñar un lugar muy bonito estoy segura que te gustará. Algo en mi interior me decía que no fuera, pero ella me tomo de la mano y casi me llevaba a rastras.



–¿ A dónde me llevas, Elisa?



– Espera, Candy ya lo verás.



– Ya llegamos. Pueden salir muchachos.



– ¡ Qué! ¿ Que es esto? Dije algo asustada, aunque trataba de ocultarlo.



– Pues es la bienvenida que te vamos a dar, Candy. Esa era la voz de Neal.



– Bueno chicos yo me voy ahí se las dejó. Dijo Elisa al momento que me empujaba a dónde estaba Neal y otros dos chicos que nunca había visto.



– ¡ Hola! Doctora…fue el saludo de Neal.



– ¿ Que es lo que quieres Neal?



– Pues a ti mi bella doctora, sabes es una pena, que seas una huérfana y que te hayan dado trabajo con los Andley.



Porque a nosotros no nos gusta la gente pobre.



Bueno muchachos sostenga la. 



Vi cuando esos dos me sostuvieron de los brazos y Neal como si fuera un chiquillo me jalo del cabello y me tumbó, los hombres me volvieron a tomar de los brazos y yo pataleaba. No quería que se dieran cuenta de mi miedo. “ Ustedes no pueden hacer esto”. Claro que podemos mi querida Candice. Neal se me hecho encima y se puso en medio de mis piernas comenzó a besarme del cuello, me quiso besar la boca pero yo lo mordí, y el me abofeteo. Grité pidiendo ayuda, pero nadie me escuchaba, ese hombre me tapo la boca mientras con su otra mano comenzaba a desabotonar mi blusa. Pensé que todo estaba perdido, mi fuerza me abandonaba. 



Comenzaba a cerrar mis ojos para no ver lo que me hacían. Cuando escuché esa voz que me llena de calma, diciendo— Valla tres hombres atacando a una chica, eso no está nada bien. Les mostraré como un caballero inglés defiende a una dama y así fue que me soltaron. Terry acababa de darle un puñetazo a Neal, los otros dos tipos lo quisieron agarrar a golpes, pero Terry era muy hábil y con gran facilidad se los quito de enzima.

No recuerdo muy bien lo demás, sólo recuerdo el calor del pecho de Terry, me había cargado y sentirme salvada fue lo mejor…



Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. Picsar13

palasatenea

palasatenea
Dulce Candy
Dulce Candy
mendigo cobarde @#% de Neal Ojalá que paguen Terry al rescate yiiii
me encantó que Candy y Terry ya se lleven mejor
pinche gusana siempre metiéndose
que buen capítulo amiga
Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 189452 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 189452 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 189452 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 189452 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 189452 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 189452 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 53278 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 53278 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 53278 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 53278 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 53278 Divinas Misticas. Doralix lanza ataque burbujas de arcoiris. Con el tercer capítulo de Odiando al Amor. 53278

https://historiasatenea.blogspot.com/

Doralix Garcia Salinas

Doralix Garcia Salinas
Rosa Blue
Rosa Blue
Muchas gracias, amiga Palasatenea. Por leer y por tú comentario.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.