LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2020 » Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA

Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Empty Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA el Lun Abr 27, 2020 3:39 am

Wendolyn Leagan

Wendolyn Leagan
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
LA NIÑA MIMADA



Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA F324f311




Cuando eran pequeñas, allá en el Hogar de Pony, Annie y Candy soñaban con tenerlo todo...

Cuando se escabullían al sótano, y hurgaban en los baúles de ropa tan pero tan vieja, que no servía para seguirla heredando a los niños que llegaban, y que las dos gobernantas usaban, a veces, para hacer juguetes de trapo; ellas jugaban a disfrazarse.

Jugaban a que eran grandes damas con cantidades inconmensurables de dinero, con carrozas de oro y zapatillas de cristal, y que comían en platos de oro y copas de plata, como en los cuentos de hadas.

Pero, como todo cuento que se termina; una llamada a comer y el juego también se terminaba; y mientras se sentaba, ante la vieja mesa comunal que despedía carcoma, para que le pusieran enfrente un plato de gachas de avena; ella volvía a la triste realidad.

¡Ella deseaba mucho un papá y una mamá! Incluso, no era necesario que fueran ricos. Le bastaba con que fueran buenos.
Un par de buenos padres que las adoptaran a ella y a Candy, para que estuvieran juntas siempre, como las hermanas que siempre habían sido.

Las cosas no se dieron así…
El matrimonio que se la llevó a ella, la quiso solo a ella.

Intentó no aceptar ¡no iba a aceptar! Pero ¿quién escucha a una niña pequeña? Nadie…
Ni siquiera Candy la escuchó ese día, que hizo de todo para convencerla de irse con ellos.
Annie suplicó durante años, que por favor adoptaran a Candy también.

Todo fue a peor cuando se enteraron que esta chica Candy, había sido llevada por los Leagan como parte del servicio doméstico.
¡Ahora sí que menos! No había manera.

Las advertencias de su madre eran claras ¡clarísimas!
Ni una palabra, ni una sonrisa, ni un arrumaco ¡Nada!

Si no obedecía ¡ya encontraría ella la manera de hacer que su gran amiga Sarah Leagan, se deshiciera de la chiquita esa, cuanto antes!

Nadie debía saberlo… nadie debía enterarse.

Ella obedecía; porque su madre, que a veces parecía quererla tanto y la colmaba de regalos, a veces parecía condicionarle ese cariño llenándola de advertencias y amenazas; y si Annie jamás olvidó el Hogar de Ponny, a pesar de haber sido adoptada muy pequeña a una edad en que olvidar, pudo ser posible; fue porque su madre, con tanta advertencia, no hacía sino recordárselo todo el tiempo.

Annie alguna vez soñó con una habitación enorme para ella sola.
Con tener un ropero propio, lleno de ropa preciosa, y lo mejor de todo ¡nueva!
Con zapatos y accesorios para el cabello, que le gustaban tanto.

Ahora mismo, había celebrado su décimo cumpleaños, con una “matinée” en el jardín de la mansión de sus padres; rodeada de un montón de niños y niñas, remilgados y elegantes que ella ni siquiera sabía quiénes eran.
Por eso no les hablaba; porque no les conocía y porque, la verdad, no sabía bien cómo comportarse con ellos ¿y qué les iba a decir? Si ella no tiene nada qué contar.

Y se queda ahí, en su rincón, mirando hacia el piso y contestando con monosílabos, mientras ellos hacen una mueca y se alejan, diciendo que “Annie Britter es una modorra”… “Annie Britter es una creída”… “Annie Britter es una mimada”…
Y ni siquiera era su cumpleaños de verdad; sino el día en que había sido adoptada.

La habían colmado de regalos y obsequios que seguramente eran más ropa, más zapatos, más alhajas; o más juguetes de los que tenía a millares… Pero lo que ella quisiera es que alguien, aunque sea uno de ellos, viera más allá de todo lo que su madre le ponía encima, y que la vieran a ella.

No a los vestiditos elegantes ni  las alhajas; sino a ella, a Annie.
Alguien que la viera a ella, como siempre la vio Candy…

Ahora, tenía absolutamente todo con lo que siempre había soñado ¡lo tenía a manos llenas!
Tenía tanto, que muchas veces los vestidos y los zapatos eran desechados aún en sus cajas, aún con etiquetas, porque ella crecía y los dejaba chicos, sin haber podido llegarlos a usar.

Sus mucamas personales, no la dejaban ni bañar sola; y si contara esto a alguien, con seguridad nadie le creería pero, a veces se despertaba mucho más temprano de lo normal, y tendía su cama ella misma, porque había descubierto que valerse por sí sola alguna vez, le proporcionaba cierto placer…

Ahora a su aún muy corta edad, Annie se daba cuenta que los sueños y las fantasías, lo son por una muy buena razón: porque a veces, si se realizan, no son lo que uno esperaba.
Porque ahora ya sabía ella que, en realidad, no necesitaba todo lo que tenía.

Que cuando su madre llegaba de algún viaje trayéndole montañas de obsequios, ella preferiría un abrazo.
Que cuando la dejaban temporadas enteras en manos de mucamas y tutores; ella preferiría que la llevaran de nuevo al Hogar.
Que cuando se prueba vestido tras vestido, uno más elegante que el otro, le gusta imaginar que está de nuevo en el viejo sótano del Hogar, jugando a disfrazarse; con la diferencia de que ahora Candy no está a su lado.

¡Cómo la extrañaba!

Ojalá nunca hubiera escrito esa carta que le dictó su mamá; ojalá pudiera salir corriendo y volver nuevamente a su viejo orfanato. No ha debido dejarse convencer.

Seguro que si hubiera hecho un buen berrinche, nadie la habría adoptado nunca… pero, ella no era de berrinches.
Ella era una niña dulce, sosegada y en extremo obediente.

Y era por eso que, en premio por no hacerlos pasar vergüenzas, sus padres le daban todo lo que ella necesitaba y lo que no, también.

Ojalá no la dejaran tanto tiempo sola; no le importaría que los niños con los que la obligaban a juntarse la llamaran “mimada” si en realidad lo fuera.
Si en realidad recibiera esos mimos que tanto extrañaba.

Cuando vivía en el Hogar de Pony, tenía la atención de todos; todos la amaban, todos la procuraban y cuidaban de ella. No tenía vestidos caros, pero tenía amigos.

No tenía banquetes fastuosos, pero la Hna. María cantaba nanas y alabanzas mientras preparaba las gachas de avena, y cuando había pasas ¡siempre le ponía más que al resto de los niños! Porque ella sabía que le encantaban.
Y con eso, ella era feliz.

Cuando tenía una pesadilla, podía correr a la habitación de Miss Pony, que la abrazaba y le acariciaba el cabello hasta que se dormía; o cuando había tormenta, Candy se metía a su cama y la abrazaba fuerte…

Todos ellos se equivocaban, Annie Britter no era una niña mimada.

Annie Britter era una niña abandonada, menoscabada, llena de inseguridades a causa de tantas amenazas y advertencias; llena de miedos porque guardaba demasiados secretos.

Una niña, obligada a representar un papel de alguien que no era. A Annie Britter, nadie la mimaba…

Pero la otra, la Annie sin apellido. La Annie del Hogar de Pony.

Esa que vestía remiendos y comía gachas de avena, la que jugaba a disfrazarse con ropas viejas, ella sí; esa Annie sí era una verdadera niña mimada; porque sin tener nada ¡Lo había tenido todo!
Y ahora, Annie Britter, lo único que tenía era cosas ¡miles de millones de cosas!

Pero, nada más.




Gracias por leer... Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 245289



ÍNDICE A MIS OTROS TRABAJOS EN ESTA GUERRA:

AQUÍ

http://www.maldita-bruja.blogspot.com

Maga Cafi

Maga Cafi
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que cierto lo que nos compartes, Annie no tuvo fácil la aparente vida privilegiada que tuvo, si al final no se le dio verdadero amor y aceptación, solo fue un accesorio más de su madre, siempre cuidando su decir y su hacer, siempre bajo una lupa llena de condiciones. Annie siempre me resultó antipática y de la forma como la retratas me generas una gran empatía y tristeza por su realidad tan triste. Me enternece la forma como habla con tanta dulzura de la niñez de los personajes. Muy hermoso relato querida Condesa!!! ❤😘😍

cilenita79

cilenita79
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que buen enfoque le diste a este trabajo!! Tan cierto, Qué es "tenerlo todo", cuando se carece de lo que es realmente importante. 


Yo odio este personaje, por más que he intentado no hacerlo. Logras que al menos sienta "algo" aunque sea pena por ella. 

Mimicat Cornwell

Mimicat Cornwell
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Todo comportamiento tiene un trasfondo, las razones de nuestras inseguridades y miedos no siempre son entendidas por los otros, te juzgan y etiquetan.
Gracias por tus letras que enternecen el corazón.

Claudia Ceis

Claudia Ceis
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Muy buen escrito y una realidad que tuvo que haber pasado Annie...  Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 355103 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 355103 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 355103 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 355103 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 355103

6Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Empty Re: Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA el Mar Mayo 05, 2020 12:16 pm

LyricCinema

LyricCinema
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
va a sonar tonto pero este relato casi me hace llorar...

7Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Empty Re: Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA el Miér Mayo 06, 2020 3:40 am

ANJOU

ANJOU
Lakewood's Primrose
Lakewood's Primrose
¡Madre mía de mi vida, qué comprensión de la naturaleza humana!

Muy triste lo de Annie. Yo siempre le he tenido animadversión, ¿para qué negarlo?,
pero viéndola desde esa perspectiva, pues lástima le tengo.

¡Me encantó, "porsupuestísimo".

Un abrazo,





_________________

8Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Empty Re: Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA el Miér Mayo 06, 2020 7:59 pm

GEZABEL

GEZABEL
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
Que puedo decir, realmente el enfoque que el diste a Annie en esta historia se acerca mucho a lo que pudo haberle pasado, exactamente lo tenia todo, sobretodo a una hermana que daria la vida por ella y alla sola, con "sus padres", nunca tendria lo mismo, ellos querian una hija, pero bien pudo haber pasado que nunca supieron darle amor porque al final de cuentas ella no era su hija, sino algo asicomo el adorno que le hacia falta a su vida social...me encanto wendo...


_________________

Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Logofa12



Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Ryegvr10

9Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Empty Re: Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA el Miér Mayo 06, 2020 9:18 pm

Julieta Granchester

Julieta Granchester
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
. A sí es Annie apesar de qué no lo tenía todo tenía lo más importante Amór y pues por sus decisiones y egoísmo cosecho lo que sembró, pero bueno existe el arrepentimiento , además era una niña en ese entonces y lo más importante es que supo valorar lo qué tenía.

10Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Empty Re: Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA el Dom Mayo 10, 2020 11:09 pm

Esmeraldagraham

Esmeraldagraham
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Excelente trabajo!! Es verdad todo lo que dices de Annie tenía todo lo material, pero no lo que realmente ella necesita que era un padre y una madre amorosos, siempre tenía mirada triste cuando trataba de ocultar y aparentar por darle gusto a su madre, creo que después de ser descubierta en el colegio se le volvió a ver que era feliz porque volvía a ser ella misma sin tener que ocultar y aparentar nada!! Muchas gracias por compartir!! 👏🏼👏🏼

11Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Empty Re: Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA el Mar Mayo 12, 2020 12:12 am

igzell

igzell
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Y todo vino por la necesidad de tener una familia.
Sin saberlo ya la tenia,pero se dio cuenta tarde como muchas veces pasa...

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

12Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Empty Re: Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA el Mar Mayo 12, 2020 12:35 am

Lady Letty

Lady Letty
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Muy bueno tu

Relato,me gusto ..gracias Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 334740 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 334740 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 334740


Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 189452 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 133559 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 189452 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 133559 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 189452 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 133559 Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA 189452

13Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA Empty Re: Desde La Mansión Leagan... LA NIÑA MIMADA el Sáb Mayo 16, 2020 5:33 pm

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
aawwwww... qué bonitoooooooo... bravo, bravo

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.