¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2020 » Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula)

Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula)

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Wendolyn Leagan

Wendolyn Leagan
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

WINTER MOON
LUNA DE INVIERNO
(UNA FÁBULA)





Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 18744611


(ESTA CANCIÓN INSPIRÓ ESTA PEQUEÑA FÁBULA, CUANDO PUEDAS ESCÚCHALA POR FAVOR)




En los bosques bajos, nacidos del hielo y la nieve,
Hay una doncella llorando esta noche.
La nieve cae suavemente bajo la Luna de invierno
A un bosque desnudo y blanco, que ella habita de noche.
Escucha una canción de llanto y pena.
Lágrimas caen suavemente bajo de la Luna de invierno
Sin aliento, helada, brillante hija de la noche.
« ¿Por quién lloras, niña, suavemente bajo la luna de invierno? »

(“Winter Moon” – Erutan)






La Luna… Señora absoluta, reina de la Noche, gustaba de admirar los campos de la Madre Tierra en la época del invierno.

¡Nunca era más bella la Tierra!... Ni ella tampoco; que brillaba entera y redonda; lozana y completa, alumbrando el camino de los viajantes de la madrugada, quienes aún con la escarcha a las rodillas, no cejaban en su intento de lograr un destino.

Sus mejillas, perladas y nacaradas, brillaban plateadas cuando la nieve que cubría la Tierra, cual si de un espejo se tratase, refractaba su propia luz, envolviéndola en ese halo diamantino que la hacía sentir como toda una diosa.

Vagando, sin ser vista por ojo humano alguno, la Luna, paseaba su resplandor por colinas nevadas de un hermoso bosque que culminaba en un lago. La Luna, vanidosa como ella sola, esperaba llegar a él, para mirarse reflejada sobre su superficie congelada… pero un sonido llamó la atención.

Un sonido leve, muy leve; pero que en el absoluto silencio de la noche nevada, se podría haber escuchado a kilómetros.
Su curiosidad fue grande, así que descendió; vestida de plata y oropel, siguiendo, con pisadas de pies humanos, el sonido que la llamaba.

Entre unos árboles, encontró a una joven; una humana, casi una niña en realidad; que se abrazaba a sí misma apegándose lo más que podía al tronco de un árbol.

Su vestido no era lo suficientemente largo para cubrir del todo sus piernas.
Sus botas, no eran lo suficientemente gruesas, y de la nevada que había mermado hace poco, y que había dejado el bosque vestido de impoluto blanco; ella llevaba el cabello húmedo aún, y la ropa igual, pero formándose ya ligeros cristales sobre ella, que no harían sino enfriar cada vez más su ya helado ser.

Tiritando, temblando incontrolablemente, con volutas de vapor cada vez más leves brotando de su aliento, y con la piel casi tan pálida como la nieve que la rodeaba; sollozaba penosamente, como si fuera lo único que le quedara por hacer en esta vida.

- ¿Por quién lloras, niña…? – preguntó la Luna, hecha mujer.

La joven levantó ligeramente su cabeza rubia; sus ojos verdes se abrieron apenas, y parpadearon delicadamente a causa de la luz que rodeaba a la Señora.

Sin embargo, no tuvo ánimos ni para sorprenderse de su presencia y ni tan siquiera para suplicarle auxilio; ella sabía bien que su fin estaba cerca.

- Por alguien que ya no está, pero me espera… - balbuceó ella – yo sé que me espera.

- Tú dices, ha muerto…

- Y pronto yo lo estaré también. – respondió la joven con un hilillo de voz.

- ¿Qué fue lo que le sucedió?

- Que me amaba, y yo a él…

- Pero el amor jamás es causa de desgracia, pequeña.

- Él no pudo soportarlo…-

- ¿El qué?

- Que nos separaran…

- ¿Quién los separó?

- La vida… el destino… una trampa… un accidente que no fue culpa de nadie… Todo se confabuló. Simplemente, no pertenecíamos juntos.

- ¡No mi niña, claro que no! – respondió la Luna, queriendo consolarla con sus manos, pero sabiendo que ella era tan helada como la nieve – Los seres que no pertenecen juntos, simplemente no se encuentran jamás. Los seres que no pertenecen juntos, simplemente no se aman. No nace el amor entre ellos. Cuando el amor nace entre dos, el uno pertenece al otro; es así y punto.

- Entonces ¿Por qué no pudimos estar juntos? - preguntó la joven en un levísimo sollozo.

- Eso, no lo sé, pequeña… ¿Qué le sucedió a él?

- El dolor lo embargó; y lo fue arrastrando con él, hasta el fondo de una botella, donde se dejó ahogar sin remedio. Simplemente no pudo más. Se dejó ir.

- ¿Y tú qué estás haciendo aquí? ¿Cómo llegaste aquí?

- No lo sé… buscaba mi hogar; mi refugio. Quería dar remanso al peso de mi dolor entre los brazos amorosos de las mujeres que me criaron, pero…  me perdí; no sé cómo. Yo, conocía el camino con los ojos cerrados, pero, comenzó a nevar... nevaba cada vez más y más fuerte. Me atrapó la nieve y… Supongo que no debía llegar. Supongo que, así es como deben ser las cosas… Pronto estaré con él.

La Luna, sufrió con el dolor de la joven; cuyos ojos verdes perdían brillo a cada minuto, y cuyos labios, otrora rosados, se volvían rápidamente violetas, como sus manos.

- Tengo mucho frío…-  la escuchó murmurar; y a pesar de que ella sabía bien que un toque suyo no haría sino enfriarla más, pensó que quizá sería mejor ayudarla a terminar pronto con todo y que no agonizara más. Así que la tomó tiernamente entre sus brazos, cubriéndola con su mantilla plateada y acunándola en su pecho.

La joven abrió los ojos un instante y se encontró con los ojos grises de la Luna.

- Lo siento – dijo ella – Lamento no ser capaz de darte calor, pequeña. Soy muy fría…

- No, no es verdad – respondió ella acomodando su cabeza entre sus brazos – eres muy cálida; como los amorosos brazos que me acunaban cuando era una bebé… Me habría gustado volver a verlas aunque sea una vez más; volver a abrazarlas, sentir su calor…

Unas lágrimas rodaron por las mejillas de la joven y cayeron sobre el pecho de la Luna; y por medio de ellas, pudo sentir en carne propia, todo el dolor que la embargaba.

Le habría gustado poder hacerlo volver, poder hacer que él ¡quien quiera que fuera! Volviera a vivir, que fuera él quien la tomara en sus brazos; calentarla y devolverle la vida que se le escapaba rauda, para que pudieran amarse de nuevo, y ser felices  como se merecían. Como se lo merece todo el que ama con el alma entera.

La Luna, alzó sus ojos grises al cielo; como buscando respuestas en aquella bóveda casi negra,  de la que pronto volverían a caer los blancos copos que caerían sobre esa pobre niña, cubriéndola por completo; escondiéndola de toda vista, hasta que la encontraran en primavera.

Cerró sus ojos con fuerza… “Por favor…” murmuró… “¡Por favor…!” y al abrirlos de nuevo, vio que el mundo, comenzaba a llenarse de oscuridad, porque ella no estaba en el cielo para alumbrarlo.
Debía irse, acarició los húmedos cabellos rubios que tenía en su regazo por última vez.

- Tengo sueño… - murmuró la joven, cerrando los ojos, con el último aliento que le quedaba.

- Duerme, pequeña… duerme. – le susurró ella al oído – Que cuando despiertes, él estará ahí, en algún lugar; esperándote sin siquiera saberlo.



A muy, pero muy pocos metros de ahí, una pequeña villita se perdía entre la alta nieve.
Una columna de humo salía por su pequeña chimenea, y de una ventana emanaba ligera luz.

Quien hubiera andado cerca, habría podido escuchar los cuchicheos, risas y llantos, de todos los niños que la poblaban; mientras las dos buenas mujeres que dirigían el lugar, les atendían con cariño y cuidadosa premura.

Miss Ponny sirvió el último plato de avena, que un pequeñito comenzó a devorar, y se acercó a la ventana, mirando hacia la nieve, y hacia los árboles, más allá de la colina.

Su ceño fruncido, dejaba entrever un semblante preocupado.

- Miss Ponny... ¿Se encuentra usted bien? – preguntó su compañera al verla.

- Hermana María ¿No escuchó usted?

- ¿Qué cosa, Miss Ponny? – preguntó la religiosa, mirando por la ventana.

- Fue como… como si…

- ¿Qué?

- Ay… nada, nada; no me haga caso, Hermana María. Cosas de una que ya está vieja.


Miss Ponny se retiró de la ventana; se quitó los lentes y los limpió brevemente con un pañuelo.

Miró hacia la larga mesa del comedor, llena de pequeños que tomaban su cena; y sonrió contenta y aliviada, de saber que todos sus niños estaban ahí, en su hogar; abrigados y comiendo caliente bajo la cariñosa tutela suya y de la Hermana María. Sí, todos estaban ahí… ¿O no?

Los miró de uno en uno; una y otra vez. Uno a uno, mirando sus caritas que se sabía de memoria.
De pronto su corazón dio un salto, y tuvo la sensación de que no estaban todos. Aquella amarga sensación de una madre que sabe que le falta un hijo…

Sintió un dolor en el pecho, y estuvo a punto de ponerse a llorar de angustia, cuando un ruido llamó su atención.
Se volteó y vio a uno de sus pequeños, golpeando la ventana ¡con una cuchara!

El niño, se había bajado de la mesa donde cenaba, y ahora aporreaba el cristal con la cuchara, llamando la atención de todos.


- ¡Tom! – exclamó la Hermana María – Tom ¿qué haces? Vuelve a la mesa, cariño…

- ¿Qué pasa Tom? – preguntó Miss Ponny, al niño que gimoteaba – Pasa algo ahí fuera ¿No es así?

- ¡Miss Ponny! – exclamó la religiosa, mirando azorada a su compañera - ¿¡Escuchó usted!? Es…

- Es un bebé… Hermana María ¡¡Es un bebé en la nieve!!


Ambas mujeres salieron corriendo del hogar, sin importarles el frío que hacía afuera; y que ya había comenzado a nevar nuevamente.
Miss Ponny aguzó su oído, y fue su compañera quien señaló con su mano un punto a lo lejos.
Corrieron, helándose; y llegaron hasta el gran árbol que colinda con su orfanato.

De pronto, Miss Ponny tuvo la extraña sensación de que esto, ella ya lo había vivido…

Y ahí estaba; en un pequeño moisés de mimbre, en el que apenas cabía, cubierta con una mantita que no la habría protegido de nada si ellas no llegaban a tiempo.

La Hermana María la tomó en brazos a la bebita rubia que lloraba con toda la potencia de sus pulmones; mientras Miss Ponny recogía una pequeña muñequita de trapo vieja.


- “Candy”… - murmuró la mujer - ¿Así que te llamas Candy? ¡Pues desde hoy serás Candy Blanca! Porque te hemos recogido de la nieve…


A lo lejos, en su cielo; La Luna observaba la escena, con su plateado corazón henchido de alegría porque su plegaria había sido escuchada.
Ella no tenía dones con los cuales ayudar, pero habían una fuerza máxima a la que ella obedecía; una fuerza que creaba todo lo que ella amaba, una fuerza que era amor en su más pura expresión, y a la cual rogó, poniendo de garantía su propia alma si fuere necesario, para que aunque sea por esta única vez, fuera otorgada una segunda oportunidad…


- Recuerda Candy… - murmuró la Luna desde su cielo – Cuando el amor nace entre dos, el uno pertenece al otro. ¡Así es, y punto! Tal como te lo prometí, sin siquiera él saberlo ¡En algún lugar ya te espera!
Ama, llora, ríe, sufre, sé valiente, sé paciente, esfuérzate, da siempre lo mejor y por sobre todas las cosas ¡nunca dejes de amar!
Dulce pequeña;  sonríe siempre, y nunca olvides que, mientras hay vida, hay esperanza…



Con la bebé ya abrigada entre los brazos de la Hermana María, iban contentas rumbo a su hogar, cuando un nuevo llanto llamaba la atención de ambas mujeres.

¡Otro bebé les esperaba! Miss Ponny la recibió entre sus brazos, complacida de haber logrado hallarlas a tiempo, antes de que acaeciera una desgracia.

Antes de entrar, Miss Ponny volteó hacia el cielo, donde la gran Luna, llena y redonda, parecía observarlas, y haber alumbrado el camino con su luz para que ellas pudieran encontrarlas.
La buena mujer, sonrió agradecida y después, entró a su hogar, con aquel pequeño tesoro entre sus brazos.

De pronto aquella angustiante sensación había desaparecido.

Lo supo de inmediato: ahora todos sus niños, estaban en el hogar...




Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 8608aa10



Gracias por leer... Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 245289


ÍNDICE A MIS TRABAJOS EN ESTA GUERRA FLORIDA

AQUÍ

http://www.maldita-bruja.blogspot.com

Maga Cafi

Maga Cafi
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Wendolyn!!!! Parece que estamos sintonizadas, el reto del cuadro gótico es como la contraparte de este 😱😱😱😱
Por cierto, esta hermoso!! Excelente Luna, excelente reto!
👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻

Yudit


Rosa Negra
Rosa Negra
¡Qué hermoso!

cilenita79

cilenita79
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
óyeme! pero óyemeeee!!! que es esto? Me dejaste flipando, más con como se dieron las cosas después... NO TE LO CREOOO! XDD 


RETO MEGA CUMPLIDOOOOO


Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452



Pd: el reto es doble, te falta la la Luna de Gusano (Susana personaje fijo) XDDD te pusiste a escribir XD

Sussy

Sussy
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Muy bellamente escrito, todo un poema y la música sólo crea el entorno para ser leído.

Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) Llorar10
No hay como los brazos de una madre, yo aún después de muchos años
extraño los de mi mami, pero sé que su amor esta conmigo siempre.
Gracias Wendolyn

igzell

igzell
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ahhhhhhhhh esto si que me ha encantado,la bella luna quiso darle una segunda oportunidad a esos dos,hermoso!

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

GEZABEL

GEZABEL
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
que manera mas linda de cumplir el reto, de hecho no se porque no se me hubiese ocurrido relacionar la luna con ese evento pero ahora que lo haz escrito siento que no pudo haber sido de otra manera... excelente reto wendo


_________________

Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) Mansio12
[/url]



Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) Ryegvr10

Julieta Granchester

Julieta Granchester
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
.       Muy hermosa historia , a mi me encanta la luna , me inspira , me da nostalgia en fin, la luna tan bella  les concedió una segunda oportunidad maravilloso


Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 463717 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 463717 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 463717 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 463717 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 463717 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 463717

Drako

Drako
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Qué bonita lectura Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 334740 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 334740 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 334740 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 355103 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 355103 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 355103 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 971718 no,paras de leer y gozar. Gracias 🥰 Wendolyn Leagan 😊👌

Lady Letty

Lady Letty
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Bello! Me gusto mucho Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 971718


Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452


La música muy linda Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 73684 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 73684


Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 189452

Mimicat Cornwell

Mimicat Cornwell
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡Pero que belleza!

Coffe Cat

Coffe Cat
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡Qué bárbara! ¡Qué belleza de cuento! me siento muy comnovida, con todo la segunda oportunidad el renacer, la señorita Pony!!!!! Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 498689 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 498689 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 498689 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 498689

Ojalá que esto desembocara en el final feliz o lo que no entendí muy bien es si a partir de aquí se construye un nuevo final a la imaginación de cada quien... bueno el caso es que está bello, bello. Muchas gracias Wen!!!

Maca

Maca
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa
Que linda historia Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 334740 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 334740 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 334740 la luna testiga del encuentro de estas criaturas Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 355103 Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 971718 wendolyn
Superlinda historia

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
awwwww.... pero queeee bonitooooo... por poco voy tras de ti Desde una trinchera lejana cumpliendo un reto: "WINTER MOON" (una fábula) 3642660317 porque pensé que matabas a Candy... estaba que me tiraba de los pelos... me decía: ¿¡Qué les pasa a estas mujeres que matan a Candy, la maga a Terry y yo a Neil!? hahahahaa ¡¡bravo wuapísima!

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.