¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2020 » Lado Rosa Oscuro » Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS"

Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS"

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Wendolyn Leagan

Wendolyn Leagan
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Desde la sagrada colina de Terryland, y el Monasterryo Terrylover, esto es...


VENUS


Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" Venus111


No era raro que, en Escocia, aunque pertenecía a una región insular al norte del continente, se pudiera disfrutar de veranos cálidos.
Ese verano estaba siéndolo particularmente.

Terry ya conocía la situación, y no era raro por eso que, buscando huir del calor que imposibilitaba el sueño durante la madrugada, saliera a cabalgar por la campiña, cerca del lago.
Sin darse cuenta, los pasos lentos de su yegua le iban acercando a la residencia donde pasaban su verano, sus compañeros del Real Colegio San Pablo.

Por un momento lamentó él, la mala suerte de sus compañeros.
Conocía la residencia; nunca ha pasado el verano ahí, pero conocía el sitio y sabía que las habitaciones eran demasiado pequeñas, y por ende, calurosas.
No debía ser muy agradable intentar dormir ahí, con ese calor veraniego.

Se retiraba, cuando un movimiento llamó su atención.
Una pequeña figura se desplazaba rápidamente desde la residencia.

Aún en bata de dormir, se levantaba el ruedo de la prenda sujetándola con ambas manos, mientras de cuando en cuando la veía mirar hacia atrás, confirmando satisfecha que nadie la había visto… o eso es lo que ella creía.
La alborotada mata de cabello rizado rubio, resplandeció a la luz de la luna, cuando la vio caminar apresurada hacia la orilla del lago.

Para estas alturas, ya Terry había reconocido a la imprudente escapista, la había reconocido nada más verla. Reconocía esa bata de dormir.

"Candy…" murmuró él quedamente, y la vio quedarse de pie a la orilla del lago, sobre las ligeras piedrecillas redondeadas que las ligeras ondas acuosas lamían con delicadeza.

Con la bata arremangada hasta la altura de las rodillas, la vio adentrarse un poco más, hasta que el agua le dio a los tobillos y hasta donde él estaba, oculto en los árboles, llegó su exclamación satisfactoria, al sentir la fría agua del lago mojando sus pantorrillas.

Terry sonreía abiertamente, ya se imaginaba que la pecosa debía estar muriendo del calor; igual que el resto de los compañeros, pero claro; solo ella era tan osada como para escaparse, en medio de la madrugada, en bata y descalza.
Terry ató la brida de su yegua al tronco de un árbol, dispuesto a salir de su escondite.

Ya iba pensando en qué ligereza soltarle a la muchacha; tenía que ser algo ingenioso, como siempre; algo que la sorprendiera y la sonrojase, obligándola a fruncir el ceño y arrugar esa naricita suya donde parecían bailar el montón de pecas que la adornaban. Pero al instante se quedó plantado en el mismo sitio donde estaba.

A su semblante ladino, le remplazó una expresión de absoluta estupefacción.
La sonrisa abierta, dio paso a una boca que quedó entreabierta y sus ojos, parpadearon varias veces, al no ser capaces de terminar de asimilar lo que estaban viendo.

Candy, mirando a todos lados (excepto a su espalda) para comprobar que nadie la veía, tomó los ruedos de su larga bata de dormir y la deslizó hacia arriba, dejando ver que no traía nada debajo; la mata de cabello rizado y dorado, desapareció un instante, mientras ella terminaba de liberarse de la pesada prenda. La deslizó retirándola de sus brazos, y la arrojó tras de sí, sobre la hierba a un par de metros de la orilla del lago.

Su virginal figura quedó totalmente descubierta; Terry no pudo evitar exhalar todo el aire que tenía en sus pulmones, tanto, que hasta se sintió un poco mareado. Volteó la cabeza hacia otra dirección; jamás se imaginó que esto pudiera sucederle ¿por qué… por qué a él? ¿¡Y por qué así, con ella!?

Pero la blanca desnudez de Candy se había quedado ya impregnada, como a fuego, en su mente. La tentación fue mucho más grande que su pudor de caballero, y la curiosidad puberal ganó la partida.

El muchacho volvió su incrédula vista azul, hacia donde la luz de la luna veraniega, tal que actuara como un reflector, parecía confabularse con lo prohibido, alumbrándola como si ella fuera algún tipo de diosa céltica, a punto de iniciar un ritual pagano.

La piel de Candy, de tan blanca ¡parecía brillar, como el mismo nácar!
Los cabellos desordenados y alborotados, que sin las coletas, se mostraban en toda su extensión y esplendor, caíale sobre la espalda en armonioso caos.

Vio sus manos, recogerse el cabello desde la nuca y hacia arriba; exponiendo a su vista la majestad de su espalda esbelta, la misma que se estrechaba hasta la curva de su cintura y volvía a ensancharse hacia la redondez de sus caderas; dando paso a sus nalgas redondas, erguidas, nacaradas. Perfectas.

Él dio un paso hacia atrás lentamente, y luego otro más, y otro; hasta volver a perderse entre la oscuridad que le otorgaban los árboles.
Terry sabía que no estaba bien; que observarla así, espiándola entre los árboles, no era correcto y de hecho, es algo que, a propósito, él jamás habría hecho.

Habría intentado irse hace rato, pero es que era imposible hacerlo sin ruido, porque ahí, en el silencio absoluto de la madrugada, roto apenas por las ondas del lago en su orilla, el más mínimo movimiento lo habría descubierto.

¡Jamás se perdonaría poner en situación tan vergonzosa a Candy! Además, que lo más seguro es que ella no volviera a dirigirle la palabra nunca más si lo descubría espiándola.

Para terminar el cuento, él mismo ni siquiera podía moverse.

Estaba como cosido al suelo, oculto tras un árbol, cerrando a ratos sus ojos para no seguir mancillando la pureza de su figura, pero al hacerlo la imagen de aquella Venus imposible, lo atormentaba, y tenía que abrirlos de nuevo. Tenía que verla… no podía dejar de admirarla.

Su belleza era un embrujo del que él jamás se imaginó ser preso; jamás se imaginó que ella pudiera hacerlo sentir así.
Con las manos bien sujetas al tronco que lo escondía, e intentando tragar saliva para hidratar su garganta, seca de la impresión, la vio adentrarse poco a poco en el agua del lago, hasta que su cabello quedó flotando prácticamente a su alrededor.

Sabía que Candy era excelente nadadora, y que si no nadaba ahora, era para no hacer ruido que podría alertar a alguien de su presencia.
Por eso ella se quedó ahí, con el agua hasta los hombros, admirando la vasta extensión de agua gris ante ella.

Cuando la vio sumergirse de pronto, dejando en el lago nada más que unas ondas que movieron el agua en pequeñas olas hasta la orilla, Terry se sobresaltó, y a punto estuvo de correr hacia allí para asegurarse que no le había sucedido nada. Pero al momento la vio aparecer nuevamente, con todo el cabello echado hacia atrás; con la luz de la luna refractando en la superficie del lago.

Sonriendo, dibujando formas sobre el agua con sus manos; sumergiéndose y volviendo a emerger, más bella y más brillante cada vez; dejándose flotar a ratos, sobre la superficie, exponiendo de nuevo ante él la maravilla de sus formas desnudas.

Poco a poco la vio emerger del lago; quiso nuevamente voltear los ojos, no verla ¡No seguir mirándola, especialmente al verla venir de frente mostrando toda su belleza!... pero no pudo.

Pero ¿¡Qué era esto!? Era imposible, esa diosa, esa Venus que venía emergiendo de las aguas no podía ser Candy ¡No podía!

La Tarzán con pecas, la mona pecosa; aquella niña insolente de voz chillona y berrinches tan graciosos que él no podía evitar reírse en su cara, haciéndola rabiar más todavía… No, no podía ser ella, pero, sí era…

Ahora sí es verdad que, si Candy lo sorprendiera, esta vez él no podría sacarle la vuelta con un pícaro “te vi, pero no te miré…”, porque esta vez sí que la había mirado ¡La había mirado todo el tiempo! Y vaya, de qué manera.

Continuó así, con la mirada fija en la pequeña figura que emergía, húmeda y destilando gotas que brillaban indiscretas al descender, como a propósito, como si su única intención fuera que sus ojos siguieran su camino a través de su piel, hasta perderse en la intimidad de la jovencita, que brotaba del lago, como una sílfide,  sonriendo feliz gracias a la travesura que le devolvía la tranquilidad de la frescura.

Mostrando ante él toda la magnificencia de su virginal adolescencia: su cintura y su vientre plano, sus pequeños senos cuyos pezones de rosa intenso llamaron poderosamente su atención, y bamboleaban, orgullosos de su belleza, como invitándolo a acercarse a ellos.

Aquellas muy bien definidas columnas de nácar, que desde la distancia se notaban fuertes y atléticas, y el detalle dorado de los vellos de su entrepierna… Terry jamás había visto a una mujer desnuda, a no ser por las pinturas renacentistas y sí, se le figuraba que ahora mismo admiraba una pintura; la Venus de Cabanel ¡O no mejor aún! La Venus de Hiremy-Hirschl.

Sí; era como si acabara de presenciar el Nacimiento de la Venus, de Hiremy-Hirschl; así de bella, así de delicada. Así de inmaculada…

Candy llegó hasta la hierba, se sujetó el cabello y lo exprimió fuertemente como si fuera un trapo. Tomó la bata que había abandonado y se la volvió a poner, cubriendo su desnudez; y fue tal el shock, que para Terry fue como si de pronto hasta la luna misma hubiera dejado de brillar, solo porque ya no podía alumbrarla.

La vio una vez más, mirar hacia todos lados excepto hacia él, y agradeció ser totalmente invisible en ese instante.

Tal como había llegado, sujetando los ruedos de su bata, y dando una carrerita; la joven desapareció entre los matorrales que llevaban a la parte trasera de la residencia.
No le sorprendería nada a él que hubiera saltado algún muro o algo así.
Es que, después de hoy, ya no le sorprendía nada.

Se deslizó lentamente hasta quedar sentado en el suelo; una vez ahí, exhaló todo el aire de sus pulmones y sintió como si lo hubiera estado reteniendo un largo rato… Quizá así era.

Se pasó las manos por la cabeza, sujetándose el cabello hacia atrás, y notó que estaba sudando profusamente ¡Maldito verano tan caliente!

Pero de inmediato se arrepintió de ese pensamiento ¡Bendito mil veces! Porque le había permitido regodearse con semejante visión celestial.

Ahora que estaba solo, cerraba los ojos y rememoraba las dulces imágenes que presenciara hace unos momentos; ya no se sintió como un espía que hacía algo indebido. De pronto, se sintió favorecido por alguna deidad misteriosa; porque lo que acaba de suceder, era algo que solamente estaba destinado a él; era un obsequio de los dioses ¡del que más les guste! De la Madre Tierra si quieren, pero había sido solo para él.

Su boca estaba seca, su pecho agitado y, habiendo cosas naturales que son imposibles de evitar a cierta edad y bajo ciertas circunstancias, su cuerpo adolescente había reaccionado ante la angelical desnudez de Candy, descubriéndose completa y dolorosamente erecto.

La tentación era fuerte y casi cede, porque a su edad esas cosas son naturales e inevitables, pero sus manos, en lugar de buscar su miembro camino a la autosatisfacción, se quedaron quietas.

El regalo que acababa de recibir, no podía tener otra naturaleza más que la angelical; y siendo así, no lo profanaría dejándose llevar por los deseos de su cuerpo.

Inhaló profundamente, exhaló con suavidad, para recuperar la paz y la compostura. Se quedó ahí, en el mismo sitio, sentado mirando hacia el lago; intentando definir si todo había sido sueño o realidad, viendo como el cielo iba cambiando poco a poco de color; como la aurora rayaba por encima de la quietud celeste del pacífico lago; hasta que la luz del sol le hirió los ojos y decidió entonces volver a casa, llevándose consigo un carísimo secreto que, sin saberlo aún en ese momento, llenaría su corazón y su pensamiento, con un sentimiento y un deseo interminable por aquella graciosa “mona pecosa”, que él tendría que acarrear –y no siempre dulcemente-  durante el resto de su vida...




Gracias por leer... Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 245289




MIS OTROS TRABAJOS EN ESTA GF:

LLUVIA segundo movimiento (Clan Andrew)

LLUVIA primer movimiento (Imaginario de Stear)

ROCKSTAR (Clan Andrew)

SIDERAL (Imaginario de Stear)

LA MEJOR LECCIÓN DE PIANO (Monasterryo Terrylover)

EL RELOJ DE BOLSILLO (reto Terrytano)

A maira614 le gusta esta publicaciòn

http://www.maldita-bruja.blogspot.com

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Fue muy dulce que él no haya querido autosatisfacerse para no mancillar la visión de Candy ❤

Amyrai

Amyrai
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Un regalo de los Dioses para Terry y que hermoso regalo, me ha gustado muchisimo, gracias.

Rhodb

Rhodb
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Esto fue hermoso Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 856396 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 856396 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 867592 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 867592 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 413636 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 413636 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 10498 suertudoto Terry 😆🤭 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 971718 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 971718 Wendolyn Leagan

Cherry Cheddar

Cherry Cheddar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 355103 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 355103 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 971718 ¡Me gustó mucho!

Maga Cafi

Maga Cafi
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que lindooooi, todo el tiempo que duró mi lectura tuve una sonrisa ñoña en mis labios, hermoso y tierno relato, me en can tooo!!!
Gracias Wen💖💖💖

cilenita79

cilenita79
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
DEVUELVETE!! QUE TE PA SAS TE!!!

igzell

igzell
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Muy pero muy dulce lectura

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

GEZABEL

GEZABEL
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
oooooh con razon la vio con otros ojos cuando regreso... magistral wendo :D


_________________

Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" Mansio12
[/url]



Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" Ryegvr10

Friditas

Friditas
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Un Terry muy mirón, ¿quién lo habría imaginado? Pero a la vez dulce y caballeroso dentro de la situación en la que terminó. Hermosa narración, nada vulgar aunque podría haberse prestado a tantas acciones...

Aunque el relato resalta la virginal figura de Candy, se vuelca a la actitud inocente y probablemente también virginal del adolescente voyeur.

Excelente trabajo, felicidades

Gissa Alvarez

Gissa Alvarez
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Precioso shot, casi tierno, no sé qué hace en el lado oscuro, está hermoso y la manera de narrar no deja que uno se imagine nada extraño, ni Terry lo hace. Aplausos Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 355103 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 355103

Mimicat Cornwell

Mimicat Cornwell
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Una historia tan tierna y salaz.
Con un chico que antes que hombre sin freno, es un caballero de buen corazón, con ´codigo de vida.
¡Maravilloso mi querida Wen!

LyricCinema

LyricCinema
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
que bonitoooo, me gusto demasiado, ahora me ire a leer todos tus trabajos, gracias.

Lady Letty

Lady Letty
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Omg!!Hermoso relato Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 334740 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 334740

Me súper encanto Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 334740 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 334740 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 334740 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 334740


Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 87635 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 87635 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 87635 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 87635 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 87635


Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 87635 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 87635 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 87635 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 87635

Drako

Drako
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Me requeté encantó Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 934299498 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 413636 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 535481 fabulous 🥰🤓 Wendolyn

ANJOU

ANJOU
Lakewood's Primrose
Lakewood's Primrose
¡Oh! Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 413636

Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 362558 ahora sì que ni iba a poder decirle lo de "te vi pero no te mirè", ¡genial!

Me encantò... ¿falta la segunda parte? Yo aceptarìa tercera y cuarta, Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 504400


_________________

lililedyiya

lililedyiya
Rosa Abierta
Rosa Abierta
Excelente descripción, un caballero ... Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 413636

Lau_4_U

Lau_4_U
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
OMG...  affraid que genial FIC Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 334740

Un Terry viendo a Candy en completa desnudez, el muy atrevido ni siquiera pudo dejarla de ver... pues se le hizo hermosa Venus regalo del cielo... Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 73684  Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 73684


Me encantó mil gracias por tú hermosa escritura Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 971718 ... como siempre un abrazo
. Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 752716
 

Julieta Granchester

Julieta Granchester
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que hermosa historia ,un regalo de los dioses para el
Solo para el , que caballeroso se portó digno de un noble
Me encantó y Candy como si nada tan traviesa y sin pensarlo hizo de las suyas nuestra pequitas
Pobre Terry me imagino al día siguiente si se la encontraba , no creo que pudiera verla de la misna
manera . Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 463717 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 463717 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 463717

Andreia Letellier

Andreia Letellier
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡Oh qué belleza de relato! Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 413636 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 413636

Me ha encantado jolie, merci! Por compartirnos de tu talento y creatividad; ha sido muy sensual y hermosamente relatado, me pude imaginar cada escena, sentimiento y emoción de Terry al descubrir la beldad oculta de la Pecosa; ahora la sabe bella de cuerpo y alma Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 10498 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 10498

Me iré leyendo tus otros aportes, ¡lo haces precioso! Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 535481 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 535481

https://www.fanfiction.net/u/7428859/AyameDV

Yuriko Yokinawa

Yuriko Yokinawa
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Qué hermosa descripción, me encantó, pura poesía. 

Claudia Ceis

Claudia Ceis
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que bello escrito  Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 836918 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 836918 Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 836918 

Saadesa

Saadesa
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Woow esto te saca el suspiro, Terry agunto para conservar solo la vision de su Venus  Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 754880 vaya sique la vio y remiro  Desde el Monasterryo, ataque trasnochador insomne "VENUS" 692777

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.