LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2019 » Lado Rosa Oscuro » Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<

Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 2.]

EFantasia

EFantasia
Recién plantada/o
Recién plantada/o
"Hacemos arder nuestro cosmos por... Terry"  study

Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  334740 Desde la Fundación K-G | Ataque de Amazonas en colaboración
CandyPecosa-Amazona Honoraria & Elby Ochoa-Amazona Marcela Luna
Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  334740




oOoOoOoOoOo

Ahora sí... Apto para corazones sensibles.
Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  391439


Estúpida Revancha Ch. 3

Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  8168 Bomba atómica Terrytana.  Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  53278


Capítulo II!
Por CandyPecosa






– ¿Es por ella verdad? – Le gritó a viva voz la rubia de lacia cabellera mientras apretaba sus puños y cerraba sus ojos recordando – Ella es la razón por la que no quieres estar conmigo… – Sigues viéndola… ¿Acaso no quieres que veas sus marcas en tu espalda?

– Déjame en paz.  ¿Cuándo vas a dejar de fastidiarme con eso? – Dijo el joven sentándose en la cama tratando de quitarse aquellas botas de montar que en este momento tanto le fastidiaban al igual que la mujer que estaba junto a él.

– Desde la noche de bodas no me tocas. HE DADO MI VIDA POR TI Y ME PAGAS ACOSTANDOTE CON OTRAS. SOY TU ESPOSA GRABATELO DE UNA VEZ… – Le vociferó la rubia mientras tomaba al joven por una de sus mangas para llamar su atención.   Estaba obsesionada con la existencia de otra mujer.  Investigó y para su falsa tranquilidad sabía que la rubia enfermera se encontraba en Chicago, eso la volvía loca ya que era la única mujer que ella consideraba capaz de robarle a su marido; estaba segura que Terry sufría por ella, y encontraba cierto consuelo en ello. Que sufriera por no tener lo que deseaba, al igual que ella había pasado incontables noches pensando en él, las cuales se habían intensificado desde que lo probara en toda la extensión de la palabra.

Se encontraba desesperada, necesitaba sentir su aliento recorrer su piel, deseaba sentir el choque de las caderas contra las suyas.  Las manos de Terry estrujar sus senos y que la hiciera explotar en mil pedazos como en su luna de miel.

Recordaba cada detalle de esa noche.   Se centró en su goce personal, en sus ansias de al fin compartir el lecho de ese hermoso hombre que tanto la había rechazado.  No podía negar que a su corta edad había tenido muy buenos amantes. De alguna manera era el ejemplo que había visto en casa. Así era que había logrado su primer protagónico.

Desde sus inicios en el teatro estuvo siempre acompañada de los más deseables caballeros.  Todos sin excepción alguna morían por estar con ella. Todos besaban el suelo que ella pisaba, hasta que llegó Terry.  Él no la miraba con los mismos ojos, él simplemente la ignoraba haciéndola sentir poca cosa, indigna de él. Eso había calado hondo en su orgullo. Desde entonces era que se había prometido así misma que ese hombre sería de ella, y que lo haría ver su suerte por haberse atrevido a despreciarla.

Desde la primera vez que lo vio, lo deseó.  Fueron tantas las ganas que tenia de probar a ese hombre, que ninguno de sus amantes en turno pudieron ser capaces de saciarla.  Ella no se consideraba promiscua (¿En serio?), tan sólo estaba en busca de algo. Eso que sólo podía alcanzar por breves momentos en brazos de esos hombres que la miraban e idolatraban.  Aunque al final siempre terminaba igual, sintiéndose más vacía que antes.

Sus recuerdos volvieron a la apasionada entrega, dónde pudo sentir la cálida piel de Terry sobre ella y al éxtasis que experimentó entre sus brazos.  Todo su cuerpo vibraba de sólo recordar aquel momento.  Sin lugar a dudas había sido la mejor experiencia de toda su vida. Él era fuego puro, el trofeo que demostraba que ella era la ganadora.

Sabía que la había hecho suya gracias a la promesa que le había logrado arrancar a la insípida enfermera, pero no le importaba.  Ella pudo tenerlo para sí, cosa que la insignificante rubia con todo su “infinito amor” no había podido obtener. Se lo merecía por atreverse siquiera a rivalizar con ella.

Tenía la certeza de que su esposo pensaba en otra en aquel momento de intimidad. Ella sabía que Candy todavía ocupaba un lugar importante en su mente y corazón, pero como su esposa, se aseguraría de que esa situación cambiaría con el tiempo. Que más le daba, si su ardoroso cuerpo era suyo.  Ella, Susana Marlowe, era la dueña absoluta del hombre que ocuparía su cama desde ese momento hasta el final de sus días. Algún premio debía de tener por haberlo salvado a costa de su carrera.

Nada la había preparado para el mal sabor de boca que le dejó el final de tan gloriosa experiencia.   La noche en la que se declararía ama y señora del delicioso cuerpo de su esposo se había visto ensombrecida. Alguien había estado antes ahí.  Su espalda estaba marcada por otra. Bien sabía que el corazón de aquel hombre que tanto deseaba, ya estaba ocupado.  El amor de Terry era para la enfermera de Chicago, se decía a sí misma que no le importaba, mientras que estuviera por siempre con ella. Pero su cuerpo era de ella y no pretendía compartirlo con nadie mas. La voz de su esposo la regresó al presente.

– No es como que se me fuese a olvidar; cada día me lo recuerdas – Le articuló el joven en un tono seco y sin mirarle a los ojos continuando con aquella labor que parecía tener más importancia que las constantes exigencias de su “Querida Esposa”

Dos meses habían pasado desde aquel nefasto día donde por orgullo, por ira o por dolor decidió seguir con aquello que hoy lamentaba más que nada en su corta vida. Dicen que “Mientras buscas la venganza, prepara dos tumbas, una de ellas será la tuya”; y sin duda alguna el joven cavó su propia tumba al aceptar ser parte de este enlace matrimonial que ahora veía sin sentido.

Luego de haberse traicionado a si mismo faltándole a ella decidió jamás volver a hacerlo.  Había tomado la decisión de serle fiel a su esposa de corazón.  

Jamás tocaría a ninguna otra mujer y aunque los reclamos de Susana eran diarios e interminables; tenía la firme convicción de cumplir con la promesa a sí mismo.  Eso sería la fuerza que le impulsaría a seguir de pie.  Él sabía que la amaba, que su cuerpo y alma le pertenecían.  No existiría nada ni nadie en el mundo que borraría aquello que sentía por su amada pecosa.

No te entiendo Terrence.  Dime… ¿Por qué? Soy tu mujer y tengo derechos y necesidades – Le gritó la rubia al intentar tocarlo una vez más, una noche más, una agonía más.

– No tengo deseos, duérmete – Le dijo dándole la espalda y cubriendo su cara con la suave manta de aquella fría cama que odiaba a morir, pero que tenía que compartir con ella. Luego de haberse dado cuenta del error garrafal que había cometido, se había sentido aún más culpable de rechazar a la mujer que le había salvado la vida. Por tal motivo había accedido a compartir la cama con ella, aunque solo fuera para dormir, aunque le resultaba cada vez más difícil.

– ¿Dime quién es ella? ¿Es Candice? ¿La has vuelto a ver? – Le volvió a gritar haciendo que este volteara a verla y le mirará fijamente. La furia apenas contenida se reflejaba en sus pupilas.

– Jamás, escúchame bien – Le dijo inclinándose hacia ella – Jamás vuelvas a mencionarla.  A ella déjala fuera de esta estupidez de matrimonio que compartimos; que te quede claro, no te deseo, no quiero, estoy cansado.  ¿Dime que otra excusa quieres para que me dejes dormir en paz? - Le dijo tajante mientras intentaba contener la cólera que rápidamente se apoderaba de él al tener que explicarle día tras día que no quería estar con ella.
– ¡ERES MI ESPOSO! – Le volvió a recriminar –  ¡Yo tengo derechos!
– Si ya estás cansada de este “matrimonio” sabes lo que tienes que hacer.  – Dijo volteándose y cubriéndose la cara nuevamente – Me avisas cuando quieras firmar el divorcio.

– Nunca, primero muerta que dejarte para que vuelvas con ella o con cualquier otra zorra que se te cruce en el camino –
– ¿Zorra? – Pregunto levantando su ceja sarcástico ante su elección de adjetivo. Pero su educación de caballero no le permitía contestarle como se lo merecía. – Deja ya de engañarte Susana, esto es lo que es, no eras ninguna niña inocente. Así que no pretendas aplicar tu bien estudiada rutina de damisela en desgracia que conmigo no te va. O peor aún la de esposa indignada y déjame dormir de una maldita vez – la discusión era lo mismo diariamente desde que Susana viera las marcas dejadas por su pecosa. Estas eran la fiel confirmación de que lo acontecido en su última noche en su apartamento no había sido un sueño, sino una hermosa realidad.  Por momentos, su corazón seguía anhelando la posibilidad de volver a encaminar su vida a lo que tenía preparado antes del accidente.  Pero le bastaba con percibir la pesadez de su compañera de cama, para admitir que ya era tarde.

Ahora entendía que sólo junto a Candy era que podía respirar, que solo con ella podía vivir.  Su alma seguía en duelo.  Cada noche recordaba aquel momento que entre mil caricias llegaban a la plenitud de su amor, pero ahora no estaba, en su lugar había un hueco, un hoyo negro que amenazaba con consumirlo por completo.  Una vez más se sentía desolado, sufriendo por la ausencia de la única persona que le daba sentido a su vida.

Dos meses que no sabía nada de ella, ni una carta que le dijese que había llegado bien, ella se marchó. Al despertar le cayó el balde de agua fría que le representaba el desamparo mezclado con la hiel de su contundente renuncia a una vida juntos.  Ella se había ido, había desertado a ser parte de su vida como su madre, como su padre, como todos.  

Entendía sus razones, sabía que no había marcha atrás a todo lo que en ese momento vivía, pero la amaba y la deseaba no sólo a la mujer de ardiente cuerpo que descubrió en esa su noche, sino a la joven alegre que brillaba y hacia todo resplandecer con su presencia.  Ansiaba colocar aquel pequeño anillo en las suaves, blancas y delicadas manos de la mujer que tanto amaba.

Se asfixiaba, cada minuto sentía que su vida se le iba de entre los dedos, dejando a un hombre que no reconocía, un hombre que codiciaba con ahínco regresar el tiempo y decirle en aquellas escaleras que no la dejaría ir.

Miró a su derecha y se dio cuenta que Susana ya estaba dormida.  Se levantó de la fría cama, se colocó su bata y bajo a su estudio.  Ya era costumbre todas las noches luego de pelear con ella, él se hacia el dormido esperando que su esposa hiciera lo mismo, para luego bajar al estudio a pensar en su pecosa y a desear desde lo más profundo de su corazón que volviese. Rememorando su encuentro, lo único que le había quedado para no morir. Lo único que era de ellos.

Odiaba amarla de esta forma, imaginando sus tímidas caricias recorrerlo. Aborrecía a su cuerpo por desearla y recordarla como cada noche lo hacía. Desahogándose pensando en ella. Era tan primitivo, tan solo un alivio momentáneo, un acto puramente carnal, que no tenía punto de comparación con lo sublime de lo que habían experimentado él y su pecosa.

oOoOoOoOoOo

Las luces se encontraban fijas en la pareja que intercambiaba promesas de amor, muy cerca uno del otro, tomados de la mano sus miradas lo decían todo.  Él le recitaba versos del alma que hacían a más de una suspirar.  Su acento inglés era notorio en estos momentos y la suave forma en que tocaba a la mujer denotaba que entre la pareja existía algo más que una amistad.

Sus zafíreos ojos se perdían en los castaños frente a él, expresándole con amor lo que ella deseaba escuchar.  Ambos se demostraban cuan fuerte era el lazo que los unía, mientras el silencio hacia rebotar sus palabras en el recinto, logrando crear la atmósfera más romántica, superada únicamente por las letras del autor al que citaban.

– Suelta a mi esposo – Fue el furioso grito que se escuchó mientras todos los allí presentes volvían su vista a la mujer que en silla de ruedas entraba vociferando por todo lo alto. Exigiendo que Karen Klaiss se alejara de Terry.  Ante sus ojos no era una obra de teatro lo que se proyectaba en el escenario.  
No, para ella, era la realidad de una infidelidad, el motivo por el cual no podía ser feliz junto a su esposo.  Karen Klaiss era esa mujer que cual gata callejera, dejaba muestras en la espalda de su hombre todas las noches y por ella es que él no la quería ni tocar.  Ahora entendía sus largas horas de trabajo.  Sus llegadas a altas horas de la noche y su mirada ausente; era por la actriz de segunda. La que había ocupado “SU” lugar en el escenario y que al parecer no descansaría hasta ocuparlo también como esposa de su marido. Esos pensamientos inundaban la mente de la ex actriz, mientras se dirigía lo más rápido que podía a donde se encontraba su esposo con la designada amante. Su rabia se reflejaba en lo turbulento de su mirada, iba directo a la joven actriz con el firme propósito de embestirla con su silla para herirla.

– ¿Qué te pasa mujer? – Le gritó el actor interponiéndose rápidamente entre Susana y su objetivo, antes que alcanzara a Karen, agarrando fuertemente la silla para evitar que siguiera su curso.

– Es por ella… ¿Dime? Es ella la mujer que te ha alejado de mí… DIME – Él se acercó a Susana intentando sacarla del lugar, pero la rubia le mordió fuertemente la mano y comenzó a gritar intensamente a Karen señalándola con el dedo agitándolo con violencia. La actriz la miraba y no entendía su proceder.
– ¡Es por ti, es por ti, te voy a matar!  ¡No dejaré que me lo quites!  Él es mío… Mío.  Se lo quité a ella.  Tú no eres rival para mí.  Si pude contra ella, podré contigo – Siguió gritando hasta que Terrence la tomó cargándola entre sus brazos para alejarla del lugar.  

Al llegar al camerino ella seguía reclamando desenfrenadamente y golpeando al joven. Él, la colocó en el sillón rojo que muchas veces utilizaba como cama para evitar llegar temprano a casa. La tomó por los brazos para tranquilizarla. Ella estaba fuera de sí, pero seguía manoteando, luchando por volver a donde se encontraba Karen así tuviera que arrastrarse.  Sus chillidos se escuchaban en todo el lugar, muchos de los que no estaban en el escenario ahora salían de sus lugares de trabajo para buscar la causa de estos.

– ¡¡¡Tranquilízate!!!

– Nunca, ¿Entiendes? Nunca serás de otra que no sea yo.  Eres mío Terrence y yo soy tu mujer – Le volvió a gritar – Soy tu esposa – vociferaba, esta vez con deseos de que los demás escucharan. Se sentía con total derecho sobre él y con autoridad de demostrar que ella era la única dueña del actor más cotizado del momento. Había sacrificado demasiado por él. Había tenido que renunciar a sus amantes por él. Después de esa tarde era él lo único que le quedaba, así que se aseguraría de que todo valiera la pena.

– ¡¡¡Detente, Susana estás haciendo el ridículo!!!

– Me importa un bledo, a eso he venido, a que le quede claro a la gata esa, y a todos los demás, que entiendan que soy tu esposa – Le susurró amenazante, mirándolo con sus ojos turbios, encendidos por la ira y la determinación.

Terry la veía desconcertado, tratando de reconocer a esa Susana que tenía frente a él...

OoOoOoO
¿Qué les parece?

Las Amazonas haremos arder el cosmo por Terry.

Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  189452


Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  16290 ¿Ya me puedo ir saliendo de ice coffin?
Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  895558


OoOoOoO

Continuará...

Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  3232282398

Viene lo bueno (ñaca, ñaca, ñaca...)

Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  4149639568

Fabiola Ruiz Angeles

Fabiola Ruiz Angeles
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ya se volvió loca por los celos, ojalá se divorcien, pobre Terry vivir añorando algo que tuvo y dejó ir Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  189452 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  189452

Claudia Ceis

Claudia Ceis
Rosa Amarilla
Rosa Amarilla
Vaya por fin enloqueció esa mujer...la detesto se merece todo lo que pasa por su cabeza y más...que muera de celos y se vuelva loca..pobre rebelde lo compadezco pero en el pecado lleva la penitencia..por su actuar sin pensar...por recurrir a la venganza en lugar de buscar una solución...ay me como las uñas de saber que pasara en el siguiente capitulo...saludos y gracias por actualizar..
Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  53278 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  53278 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  53278 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  53278 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  53278 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  53278 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  120532 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  120532 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  120532 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  120532 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  8168 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  8168 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  8168

Ladyofimagination98

Ladyofimagination98
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa
Asi la queria ver a la tipita esa; loca; esa es la verdadera Susana Marlowe!

5Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  Empty Genial el Jue Abr 11, 2019 4:33 pm

Adry Grandchester

Adry Grandchester
Rosa Blue
Rosa Blue
Jajajajajaja…. todo esa es su condena por arrastrada, egoísta y manipuladora.... Es horrible amar a alguien y no ser correspondida, que bueno, es lo julsto por gata!!!


Excelente trabajo, me gusta mucho el ritmo que ha tomado la historia...

Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  463717 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  334740

palasatenea

palasatenea
Rosa Lila
Rosa Lila
ay nooo hoy si se le terminó de sacar el tornillo a la gusi

https://historiasatenea.blogspot.com/

Andreia Letellier

Andreia Letellier
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  416519 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  416519 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  416519

Non, je n’ai pas encore défait le ice coffin (No, todavía no he deshecho el ice coffin); sí, ya se volvió loca la Susanita, pero esto todavía no se arregla, y hasta que no quede resuelto... desolée (lo siento) Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  674529 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  674529 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  161932 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  161932

De verdad que tengo gansas de sacudir a Terry y Candy por mensos Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  523816526 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  523816526 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  523816526 están en esa situación por que quieren... y la otra también, porque eso se ganó por aferrarse a lo que nunca fue ni será suyo Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  158523231

Merci belle amazone honoraire! Sigo al pendiente de este ataque, quiero saber cómo piensan solucionar este enredo Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  660239 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  660239  Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  77731 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  77731    Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  867592  Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  867592  Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  867592

https://www.fanfiction.net/u/7428859/AyameDV

Esmeraldagraham

Esmeraldagraham
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Bueno pero en qué momento de su retorcida mente de esa mujer, pensó que Candy rivalizaba con ella Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  416519


Me agrada que Terry por fin sea malvado con la gusi Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  504400 

Pero que rayos con la maldita lisiada Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  951582 al haber ido hacer el ridiculo al teatro Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  898997

Por fin se le safo el tornillo que tenía pegado con plastilina esa loca Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  746140

Lau_4_U

Lau_4_U
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que horror vivir con una mujer como Susana... creo que su estrategia es incorrecta... debería de buscar seducirlo, ser amable y comprensible con él...  Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  275964

En fin los dos tienen la culpa.

Muy buen capítulo amazonas
Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  4149639568 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  500265

akasha lunar


Rosa Lila
Rosa Lila
Esta pagando su egoísmo...justo es!!

Mariposa

Mariposa
Rosa Lila
Rosa Lila

Elby me podrías hacer de mandar a esa loca a tres metros bajo tierra para que deje de fastidiar? Pobre Terry pero ahora sufre por sus arrebatos y está pagando caro su error, ya no dejes que sufra, pobrecito, que castigo tan grande tiene. 

igzell

igzell
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  808200 ay susi,ahora si que te dechavetaste 

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

edithcastillo

edithcastillo
Rosa Pink
Rosa Pink
VAYA CON LA LOCA! POR FIN MOSTRÓ SU VERDADERA PERSONALIDAD,
Y ESO QUE NO SABE QUIEN LE HIZO LAS MARCAS EN LA ESPALDA AL BOMBONCITO Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  3790938126

Luz de Granchester

Luz de Granchester
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Susana ya está cu cu,cu cu.

Lokacris20

Lokacris20
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Gussana, Gussana que mujer posesiva, como pueden algunas mujeres llegar tan bajo...no te ama Gussana, qué ególatra 😣💔🎆Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  53278 esperando el siguiente capítulo 😜💞

Enviado desde Topic'it

AndyGraham

AndyGraham
Dulce Candy
Dulce Candy
Cuando los celos se vuelven obsesión y llegan a la locura... Pobre Terry... Shocked

Karym wg

Karym wg
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
AHORA SI LA PERDIMOS ESTA COMPLETAMENTE LOCA LA GUSANA PERO SE LO MERECE
Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  3125376616 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  3125376616

Magnolia Moon

Magnolia Moon
Rosa Pink
Rosa Pink
Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  498689 ¡Ay mala Susana! ¿Porqué me lo maltratas? Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  391439

JATZIRY SARAHÍ

JATZIRY SARAHÍ
Rosa Roja
Rosa Roja
Hay Gusanita... Tú de verdad no tienes remedio... Cuando vas a comprender que Terry no te ama y jamás lo ara. Tú solo eres una piedra en el zapato... Y una muy grande eee

DTG

DTG
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Maldita Gusana loca...ya, directo a la casa de la risa, con uno choques eléctricos que le saquen a Satanás del cuerpo

an le mon

an le mon
Dulce Candy
Dulce Candy
que pena pues con la susi ya era bien toquilla y embauco a un chaval y el pobre terry todavía colaborandole Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  808200

Karitina

Karitina
Recién plantada/o
Recién plantada/o
Qué horror,la gusana está más tocadiscos. Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  808200 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  746140 yevenla al loquero.

Gissa Alvarez

Gissa Alvarez
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Les gusta jugar con mis emociones Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  16290

Esta chica está desquiciada y así está con Terryo Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  391439 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  895558

Son malas Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  142879

Lokacris20

Lokacris20
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
😯😩 mucha tristeza en mi corazón ❤💋 y

Enviado desde Topic'it

Pitufa terriana

Pitufa terriana
Rosa Pink
Rosa Pink
Cada  vez esta mas loca Susana  Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  523232
 Desde la fundación K-G Ataque de Amazonas > Estúpida Revancha Ch.3<  746140

Que la encierren en el manicomio y deje libre a Terry para amar a Candy

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 2.]

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.