LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Foro Rosa Aniversario 20 años » Feliz Año Nuevo Candy

Feliz Año Nuevo Candy

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1Feliz Año Nuevo Candy Empty Feliz Año Nuevo Candy el Dom Abr 07, 2019 10:51 pm

Lita Wellington

Lita Wellington
Rosa Pink
Rosa Pink
Feliz Año Nuevo Candy
By: Lita Wellington




La familia Andley decidió romper la tradición de su fiesta de año nuevo, que era una de las más esperadas en Chicago, ahora la celebrarían en su Villa de Escocia. ¿Por qué tal decisión?, lo hacen por Candy, ella tenía viviendo en Inglaterra aproximadamente seis años y nunca iba a las reuniones familiares, siempre tenía la excusa perfecta de último minuto, solo que en esta ocasión Albert no aceptaría ninguna negativa por su parte ahora no se saldría con la suya.

A principios de diciembre llegaron Albert, su esposa Belén Roberts y su pequeña hija Pauna. Después de ellos llegaron a las dos semanas los Cornwell Archie, Annie y sus dos pequeños Edwin y Sherley. Solo faltaba Patrice O’Brien quien llegaría el mismo día 31 de diciembre junto con su esposo Alexei y su hijo Vladimir para celebrar el año nuevo con sus amigas del colegio.

Fue una gran sorpresa para Candy la llegada de su familia, como era su costumbre tenía su propia forma de celebrar cada víspera, consistía en hacer guardia en esos días y dejar que el año nuevo se llevará parte de su tristeza que albergaba en su corazón, aunque este se quedó congelado en aquel día de  invierno de 1914 y ya han pasado diez años de aquel pasaje de su vida. Pronto sería 1925 y en sus propósitos venideros deseaba la paz y la armonía para todos sus seres queridos y ser una tía consentidora.

Albert seguía la vida de Candy con cierto hermenisto, fue una gran sorpresa para la familia cuando les informo que iría de Estados Unidos para irse a Inglaterra, aunque sabía perfectamente los motivos por los cuales se alejaba de su país y tenían un nombre en concreto "Terry Grandchester”.

= o =

La nieve cubría las veredas y el bosque alrededor de las villas de los alrededores del lago escoces, estás estaban iluminadas con luces multicolores, árboles navideños tapizados de infinidad de adornos y obsequios que esperaban ser abiertos por los más pequeños, algunas eran reuniones familiares y otras eran cenas y baile para celebrar el año que estaba por iniciar.

Nadie esperaba que en la Villa de los Andley se uniera a las celebraciones era bien sabido  que siempre recibían el año en su casa de Lakewood o en la Mansión en Chicago.

Aunque no todo era dicha y felicidad y unas de las tantas mansiones del lugar se encontraba sombría y nos referimos a la Villa Grandchester. La nueva familia Grandchester no vivía en un lecho de paz y armonía, al contrario vivían como una novela de Dostoievski "Crimen y Castigo", aunque la novela tiene un concepto diferente solo tomaremos el título para engalanar tan falso matrimonio.

Susana Grandchester se retiró a su alcoba muy temprano ya que, su esposo no se encontraba en casa, el recibía el año nuevo a su manera si no era en un bar o en la gran biblioteca de la enorme mansión para luego terminar con solemnidad su reunión personal junto a la chimenea con una armónica y la fotografía de "ella" Candy White Andley.

- Gracias Alma que descanse
- Buenas Noches Sra. Grandchester, aunque no sé si deba decirlo, Feliz Año Nuevo - dijo la joven bajando la cabeza, sabía que recibiría una reprimenda por decirlo.
- Feliz Año Nuevo Alma- Susana embozó una sonrisa.
- Disculpa Alma, con ¿quién vas a celebrar año nuevo?
- Con una amiga quien trabaja en la mansión que está cerca de aquí creo que son los Andley.
- Te refieres a los Andley – dudo en decirlo pero algo dentro de ella le pedía a gritos saber más.
- Si señora, la familia Andley decidió pasar las fiestas en Escocia, al parecer una de los familiares no iba a visitarlos y bueno decidieron celebrar año nuevo con ella.
- Y sabes el nombre de la persona – aunque Susana ya lo sabía, esperaba la respuesta de la mucama.
- Creo que se llama Candy White – bajo un poco la mirada para hacer un poco de memoria – si se llama Candy, tiene viviendo en Escocia alrededor de cinco o seis años.
- Oh comprendo, gracias puedes retirarte Alma – Susana se subió un poco su edredón para descansar.
- Con permiso – la chica hizo una reverencia para retirarse.

Al abrir la puerta escucho la voz de su patrona para que la esperara un momento.

- Alma antes que te vayas puedes hacerme un favor muy grande.
- Con mucho gusto señora en que le puedo ayudar.

= o =

- Tía Candy, dile a mi mami que si puedo abrir mi regalo, por favor – con  ojos de súplica pedía la pequeña Pauna a su tía.
- Creo que en esta ocasión no podré complacerte cariño, debes obedecer a tu mamá.
- No es justo – la niña se sentó en la alfombra cruzo sus brazos en señal de protesta y berrinche.
- Es imposible educar a esta diablilla- fueron las palabras de Belén.
- Enseguida se le pasará, sabes que en cuanto llegue Vladimir se le olvidará todo. Albert abrazó a su esposa mientras veía el soberano berrinche de su hija que era su adoración.

Los Andley  esperaban la llegada de los Cornwell y los Adams, su amigo y mano derecha George fue a recogerlos calculaban que estuvieran de un momento a otro en la villa.

La Familia Legan decidió  quedarse en Chicago, por varios motivos, el embarazo de Elisa el cual estaba programado para los primeros días de Enero, después regresaría a Italia con su esposo Francesco Montrealli. Elisa para sorpresa de todos  cambio un poco su carácter no mucho que digamos, todavía conservaba el orgullo y la altanería que la distinguía, pero ya era amigable con Candy y Annie, rogaban que el instinto maternal la hiciera cambiar definitivamente.

Neal por su parte continuaba con su vida desenfrenada, Candy y Albert esperaban que cambiara muy pronto sino sería demasiado tarde, sus peticiones fueron escuchadas al final, Albert recibió un telegrama de Charles informándole que Neal había sufrido un accidente automovilístico, no fue de gravedad pero lo tendrían postrado en cama algunos meses y esto era un respiro para Sara quien necesitaba un poco de tranquilidad.

- Sr. Andley llego la Familia Adams – dijo el mayordomo con rigurosa etiqueta

Pauna al escuchar el nombre se levantó rápidamente y corrió hacia la puerta principal para ver a Vladimir. Albert se sorprendió y rió efusivamente al ver la reacción de su hija.

- No cabe duda que estos niños algún día se casaran.
- De esto estoy segura Belén- dijo Candy mientras caminaban al vestíbulo junto con Albert.
- Candy que alegría es verte aunque estoy muy molesta contigo por dejarnos tan abandonados.
- Patty tenemos tantas cosas de que platicar, Buenas Noches Alexei, gracias por venir, como dijo mi amiga es mucho tiempo de no vernos.
- La comprendo a la perfección llevo casado con ella ocho años y la he de conocer – Alexei es hijo de un industrial americano y una bailarina rusa, parte de su niñez y adolescencia la vivió en Rusia y conserva el acento ruso.
- Alexei, no me avergüences – Patty se sonrojo.


Mientras se daban los saludos respectivos llegaron los Cornwell y al fin Candy, Annie y Patty se reunieron después de varios años de no estar juntas en una celebración tan especial.

Como ya era costumbre, Candy era la encargada de controlar a sus sobrinos aunque Vladimir no era su sobrino este la llamaba Tía.

Los niños la conocían muy poco, aunque en las ocasiones que la llegaban a ver no reprochaban nada de lo que ella dijera, lo cual sorprendía a sus mamás quienes no podían controlarlos. ¿Quién sería capaz de controlarlos?, Pauna, Vladimir y Edwin de seis años y Sherley de cuatro años. Estando los cuatro juntos son un torbellino, pero la Tía Candy podía con ellos.

Faltaban quince minutos para las doce y todos se encontraban en el comedor.

Candy llegó junto con la Tía Abuela Elroy para dejarla en su lugar de siempre la relación de ambas mejoro bastante después de una recaída sufrida de la dama meses atrás.

Ahora los niños hicieron lo posible para no dormirse y celebrar en año nuevo con sus padres.

La cena consistía en Lomo en salsa de queso, crema de champiñones, ensalada de manzana, róbalo en vino blanco, codorniz en salsa de ciruela, paste de chocolate y tartaleta de fresa, Vino Tinto, Vino Blanco y Champagne para los adultos y Jugo de Uva para los pequeños.

Albert observo su reloj y siendo el señor de la casa se levantó de su lugar para dirigirse junto a la Sra. Elroy.

- Es momento de contar para la bienvenida del año nuevo – Albert  levanto su copa y todos en coro empezaron 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1 Feliz Año Nuevo. Empieza 1925 y que todo sea de dicha y felicidad para todo.-Albert abrazó a la Tía Abuela y brindo con ella. Para después ir con su esposa.
- Annie feliz año nuevo – chocando sus copas.
- Te deseo lo mejor Archie – abrazando a su esposo.
- Gracias Patty por estar conmigo y feliz año.
- Alexei sabes que siempre estaré contigo en las buenas y en las malas.

Candy observaba las escenas de sus amigas con sus esposos, una gran tristeza le vino de repente y sus ojos verdes se llenaron de lágrimas. La pequeña Pauna se acercó a su tía de inmediato la abrazo y con manitas seco sus lágrimas.

- Feliz Año Nuevo Tía Candy, no llores este año pedí que encontrara la felicidad.
- Gracias Pauna - Candy seco sus lágrimas sus sobrinos se acercaron también para abrazarla.

La cena transcurrió tranquilamente con asuntos futuros y ocurrencia de los niños. Al terminar la cena los pequeños huracanes corrieron a la sala y abrieron sus regalos.

***Edwin recibió de regalo unos soldaditos de plomo.
***Sherley una muñeca de porcelana.
***Pauna lo que más deseaba un cachorro labrador.
***Vladimir lo que siempre quiso un violín, su gran sueño es ser un reconocido violinista.

Los niños jugaron un rato, aunque también debían tomar su descanso. Pauna siendo la rebelde de los cuatro no quería soltar su perrito pero el sueño la venció mientras Albert la llevaba a su habitación.

- Esto parece un funeral que les parece un poco de música para entrar en calor – dijo Archie mientras colocaba un disco en el fonógrafo y se escuchó un tema muy alegre de Foxtrot.

No era una fiesta majestuosa como las que ofrecían cada año los Andley en esta ocasión era familiar y estaban los que tenían que estar reunidos.

Pasaban de las 2:00 a.m. aunque hacía algo de frio el cielo estaba algo despejado. Candy se dirigió a la biblioteca, abrió la puerta de la terraza.

- Feliz Año Nuevo Terry – Candy se abrazó así misma e imagino que Terry se encontraba con ella.
- Solo que ese pequeño momento de soledad fue interrumpido.
- Si, adelante puede pasar.
- Srita. Candy disculpe mi intromisión, una amiga mia vino a dejarle este sobre.
- Gracias Denisse puedes retirarte- la joven cerró la puerta tras de ella.
- ¿Quién me mando esto?- se preguntó la joven mientras abría el sobre.

Feliz Año Nuevo Candy:

Creo que el destino deseo enmendar su error de años atrás, nuestros caminos se han cruzado de nuevo.

Espero no perturbar  tu inicio de año con esta carta, sería posible hablar contigo, te estaré esperando en la Villa Grandchester.

Por favor es una petición de año nuevo.

Saludos.

Susana Marlowe

Candy leyó por lo menos diez veces la nota, tenía que ir o dejarlo todo olvido, su gran corazón necesitaba sanar  de una vez por toda y esa plática era necesaria con Susana.

Se dirigió a su habitación, para tomar su abrigo y unas guantes para resguardarse del frio, posteriormente salió por la puerta de servicio para que nadie notase su ausencia, la mansión Grandchester no estaba lejos de ahí y la madrugada era tranquila la luz de la luna iluminaba la vereda que recorría Candy quien llevaba un trotar tranquilo con Azul la yegua blanca que le regalo Albert dos años atrás el día de su cumpleaños.

Recordó muchos acontecimientos de sus días de estudiante al mismo tiempo la ocasión cuando Terry le pidió quedarse en su villa, solo que esto no pudo ser por la presencia de Elisa.

Faltaban solo unos metros para llegar a la puerta principal de la mansión, observo a lo lejos que una de las habitaciones había una luz encendida, dándose por enterada que era la habitación de Susana. Lo más extraño del asunto fue que alguien la esperaba, era alguien conocido pero no recordaba quien era en aquel momento su mente estaba en blanco.

- Buenas Noches Candy, creo que no me recuerdas.
- Disculpa, la verdad no – contesto Candy mientras bajaba del caballo.
- Soy Mark, el niño que dejo escapar las ovejas en el festival.
- Ya te recuerdo, que memoria la mía.
- No has cambiado nada – riendo a todo pulmón.
- Es una sorpresa verte y a estas horas.
- Si tienes razón, la Sra. Susana me pidió que te esperara.
- Bueno creo que es momento de entrar, después nos veremos.
- Suerte Candy – murmuro Mark mientras veía la silueta de la joven que estaba a un paso de encontrar la felicidad, tomo la rienda de la yegua para llevarla al establo.

Candy observo con detenimiento cada lugar de la gran mansión mientras subía las escaleras no tardo en localizar la habitación de Susana, ya que la puerta no estaba cerrada y un resquicio de luz iluminaba el pasillo.

- Adelante Candy por favor cierra la puerta.
- Buenas Noches Susana.
- Por favor toma asiento debemos hablar.
- En un principio me negaba a venir, pero en el último minuto cambie de opinión – Candy se sentó en una pequeña butaca cerca de la cama de Susana.
- Te preguntaras que es todo esto – Susana se quedó un momento en silencio, Candy no dijo nada y continuo con la conversación - son por dos asuntos importantes el primero de ellos es pedirte perdón por todo el daño que te he hecho directamente o indirectamente, pero sabes que cuando una mujer enamorada lucha por todos los medios de alcanzar el amor de ese alguien, pero me di cuenta que Terry te ama desde el día que te conoció y hasta el momento sigue enamorado de ti. Todos los triunfos que ha tenido son por ti, su fuente de inspiración, lo único que él me puede brindar es compañía y cuidar de mí, pero nada más su corazón quedo destrozado el día que te marcharte de New York.
- Pero lo necesitabas, por eso me aleje de él, para que te hiciera feliz.
- Ese fue el error de los tres.
- ¿Por qué dices eso Susana?
- En primer lugar yo soy la causante de que ustedes se separaran, tu Candy por renunciar a él por un tonto deber que no era, todo por un simple accidente que fue causa del destino y el momento y Terry por no correr para detenerte cuando dejaste Nueva York.
- Pero eso paso hace mucho tiempo.
- Aunque Terry se lo reprocha como si hubiera sido ayer.
- Yo siempre desee que fueran felices por siempre.
- Nuestro matrimonio solo fue civil, antes de que muriera mi madre siempre espero que me casara por la iglesia, pero para llegar al altar la pareja debe estar consiente que esto es de por vida, además debe existir un amor de ambas partes, lo cual ni Terry ni yo cumplimos al pie de la letra.
- Tienes razón todos cometimos un error grave y ahora debemos afrontarlo.
- No Candy, no debemos recaer en la culpabilidad, además el destino nos ha brindado una segunda oportunidad, por favor abre ese cajón – señalando un buró cerca del tocador - encontraras un sobre.

Candy abrió con nerviosismo el lugar indicado saco el sobre, Susana le pidió que lo abriera y encontró un acta de divorcio.

- Si Candy, no te sorprendas Terry y yo nos hemos divorciado, no era justo que ambos viviéramos en un infierno sofocante. Y tu siguieras sufriendo por su ausencia.
- No, debe ser un sueño.
- No es ningún sueño, solo sean felices, el día de mañana viajaré a Londres para después regresar a Chicago.

Candy se despidió de Susana en otras circunstancias podrían haber sido buena amigas, solo que tuvieron que ser rivales de amor, al salir de la mansión no encontró a su yegua ni a Mark, supuso que dejo a Azul en las caballerizas y no estaba errada la encontró en uno de los corrales.

- Es mejor irnos Azul, Albert y los demás deben estar preocupados por nosotras.
- Vaya, creo que encontré una nueva faceta de la Srita. Pecas, robar caballos de una propiedad privada, esto no le gustaría a tu familia.

Candy quedó petrificada al escuchar la voz de Terry tras de ella.

- Y es de mala educación sorprender inesperadamente a alguien – entrando a la defensiva.
- Debe saber usted Srita. Andley que esta es mi propiedad y puedo hacer y deshacer a mi antojo.
- Perdón no fue mi intención molestarlo Sr. Terrence Grandchester.
- Creo que esto lo tomare como un cumplido - Terry se acercó a la joven para abrazarla.
- Terry, por favor no me dejes te necesito.
- Lo sé, ya hablaste con Susana.
- Si me conto todo lo de ustedes y creo que estoy viviendo un sueño del cual no quiero despertar.
- No Candy, estamos viviendo la realidad de ahora en adelante estaremos juntos – Terry tomo con ambas manos el rostro de Candy para besar aquellos labios que una vez probo en sus años de estudiante y en esta ocasión no recibió ninguna cachetada.

Ambos se fundieron en varios y deseados besos, Candy y Terry descubrieron al fin la felicidad anhelada.

= o =

Ha transcurrido un año de aquel encuentro.

Nos encontramos en la Ciudad de New York para recibir el año nuevo, en esta ocasión los anfitriones serían la Familia Grandchester conformada por Terry, Candy y recién nacida Diane.

Es un día de fiesta para todos, las familias Andley, Cornwell y Adams asistirían al evento.

Esperemos que a partir de este momento la vida de todos se llene de gran alegría aunado con una paz en el alma para todos.

FELIZ AÑO NUEVO.

THE END

Esta historia son mis primeros trabajos sino me falla mi memoria la hice entre el año 2003 o 2004, acabo de hacer unos cambios pequeños en la redacción. Este es un regalo de año nuevo 2019.
Feliz Año Nuevo 2019.

2Feliz Año Nuevo Candy Empty Re: Feliz Año Nuevo Candy el Sáb Jun 08, 2019 8:05 pm

Rosario Vallejos B

Rosario Vallejos B
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Me encantó tu historia Susana se dió que en el amor no se obliga ella fue la se metió no cabía lugar para ella :sad:solo para Candy y Terry Feliz Año Nuevo Candy 463717 Feliz Año Nuevo Candy 463717 Feliz Año Nuevo Candy 463717 se casarón son felice con hija Diane Feliz Año Nuevo Candy 73684 Feliz Año Nuevo Candy 73684 Feliz Año Nuevo Candy 73684


Hermosa historia Feliz Año Nuevo Candy 391439

3Feliz Año Nuevo Candy Empty Re: Feliz Año Nuevo Candy el Lun Jun 10, 2019 10:53 am

amor 79

amor 79
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
O POR DIOS ME ENCANTA  ES HERMOSA
Feliz Año Nuevo Candy 334740 Feliz Año Nuevo Candy 334740 Feliz Año Nuevo Candy 334740 Feliz Año Nuevo Candy 334740

4Feliz Año Nuevo Candy Empty Re: Feliz Año Nuevo Candy el Lun Jun 10, 2019 7:24 pm

Lau_4_U

Lau_4_U
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡Que linda historia! Feliz Año Nuevo Candy 463717

Que bueno que Susana recapacitó y dejó libre a Terry para que se quedara con la pecosa. Feliz Año Nuevo Candy 1317166263 Me da gusto leer historias con finales felices . Feliz Año Nuevo Candy 189452 Feliz Año Nuevo Candy 189452

Gracias por compartir Feliz Año Nuevo Candy 971718

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.