LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2018 » Desde la Mansión Leagan ~~ Neil in Wonderland ~~ (minific) (ENTREGANDO FIRMAS)

Desde la Mansión Leagan ~~ Neil in Wonderland ~~ (minific) (ENTREGANDO FIRMAS)

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

YARO

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony





- ¿Neil?  Tu profesor de matemáticas está aquí, ¿Neil?  Pero,  si hace solo unos minutos lo vi entrar en la sala de estudio  ¿dónde se habrá metido este muchacho?,  disculpe un momento profesor,  enviaré a la mucama a buscarlo,  pase por favor.

La señora Leagan se alejó enseguida y envió a la mucama y otros sirvientes a buscarlo por toda la casa,  era inconcebible que este jovencito se desapareciera así como así,  un Leagan jamás se caracteriza por la impuntualidad y mucho menos por no asistir a sus compromisos.

- Buena la has hecho Neil – se decía a sí mismo el moreno en voz extremadamente baja – buena que la has hecho,  mira que haberte metido en este incómodo armario, que encima está obscuro y tiene cosas pegajosas en el piso, por favor que sean dulces,  ¡¡por favor que sean dulces!! – se repetía dándose pequeños golpecitos en la cabeza – pudiendo haber salido por la ventana,  ¡¡pero no!!  Mira que poder más el temor a romperte un brazo o una pierna,  ¡tonto tonto tonto!, eso hubiera significado vacaciones!!  Pfff  era solo un saltito,  pero mírate ahora, estás miserablemente encerrado aquí a saber por cuanto tiempo,  porque ese anciano obstinado seguramente no se irá de aquí sino hasta que hayan concluido las 3 horas de clase,  las que mide siempre con ese estúpido reloj con cadena de plata,  yo no sé qué tiene esa cosa, pero seguramente está hechizado, las horas que marca con él siempre pasan mucho  más lentas, se hacen una eternidad.

Los minutos pasaban lentamente y él se sentía cada vez más incómodo ahí, empezaba a notar que no le gustaban los espacios cerrados,  su ansiedad se incrementaba y lo que era peor, comenzaba a darle hambre y eso que hacía poco había comido unas galletas que robó de la cocina.  O tal vez no había pasado poco tiempo, tal vez ya llevaba ahí horas  y no podía salir porque seguía escuchando el sonido estresante que hacía el reloj del viejo al ser abierto y cerrado constantemente.

No pudo más y trató de cambiar de posición lo más silenciosamente posible,  al hacerlo tocó algo extraño,  palpó en la obscuridad y descubrió una cosa curiosa,  un sombrero de copa al parecer con un ridículo listón adornándolo,  que cosa más absurda y ridícula,  al sentarse y acomodarse lo mejor posible escuchó un pequeño click,  entonces el piso se desvaneció bajo él y sintió como se precipitaba.  En ese momento pensó que debió haber saltado por la ventana,  seguro no se hubiera comparado con el terrible vértigo que sentía en ese momento,  la caída no llegaba a su fin, sentía su estómago revolverse al ir girando en el aire.  De pronto, escuchó una extraña y a la vez familiar voz a su derecha, y luego a su izquierda e incluso arriba de él.

- Ponte el sombrero, ¡Tonto!
- ¿quién ha dicho eso? ¿cómo te atreves a llamarme tonto?  … tú, cosa, quien seas

A unos cuantos centímetros de su cara se empezó a materializar un rostro bien conocido por él  

- ¿Archie?  ¿Qué haces tú aquí?  ¿eres tu quien me está haciendo esta estúpida bromita?
- Uhm que mal genio, parece que alguien se levantó con el pie izquierdo,  ¿Y quién es ese Archie?  Para nombre ridículo que tiene
- No te hagas el tonto y dime lo que está pasando,  o ya verás, me vengaré Arch… -  las palabras se quedaron sin pronunciar al ver que a ese rostro que creía conocer se le había materializado el cuerpo y hasta la cola de un felino,  y luego, a verlo bien,  se dio cuenta de que el rostro aunque familiar,  también era extraño, tenía orejas puntiagudas, nariz, boca y hasta bigotes de gato. -  Bueno, si Archie fuera gato, ya sé exactamente cómo luciría -  Soltó una carcajada y por segundos olvidó que seguía en caída libre.
- Que te pongas el sombrero, ¡Tonto!  O quedarás atrapado aquí,  y te lo digo no porque me agrades, sino porque ya dejó de ser divertido para mi el verte caer y blasfemar.

Sin decir nada más, el extraño gato-Archie desapareció y a Neil no le quedó otra que seguir el consejo,  se puso el ridículo sombrero,  que ahora con la luz de… luz de extrañas esferas o luciérnagas gigantes, daba igual, se veía aún más ridículo que en penumbra,  pero total, nadie de su casa lo vería portándolo.  En cuanto se lo puso sintió que el sombrero succionaba su cabeza y luego, que aleteaba ¿Aletear?  Si, aleteaba como si fuese un ave y antes de poder asimilar lo que pasaba,  se vio transportado a un extraño  jardín, con plantas que conocía y no a la vez.  

- Vaya, creo que ahora si el cocinero se mandó con lo que sea que le pone a las galletas,  nota mental: despedirlo en cuanto lo tenga enfrente, pero antes hacer que envíe unas cuantas a esos tres cretinos para poder burlarme de ellos.  – Sonrió al imaginar lo que esas galletas podrían hacer a esos tres que se la pasaban amargándole la vida. -  Ojalá Archie se vea como lo he visto, seguro se desmaya de la impresión.


Sin otra opción, caminó y caminó,  el paisaje cada vez le resultaba más extraño, era como un loco sueño, y sin embargo parecía muy real.

- Maldito cocinero,  ¿Qué le habrá puesto a las galletas?  Pero reconozco que esto es más interesante que las benditas clases de matemáticas,  yo no sé para qué tanto número,  jamás en mi vida me he visto en la necesidad de sacar la circunferencia de un pay.  – No dejaba de hablar consigo mismo y manotear,  quien lo viera seguro pensaría que estaba loco.  

Se sintió cansado y decidió sentarse un rato a la sombra,  total, nadie lo esperaba en ninguna parte,  encontró una  piedra a orilla del camino, la encontró extrañamente cómoda, no era ni dura ni nada por el estilo, incluso era blanda,  pronto se dio cuenta de que la piedra no era tal,  sino un hongo que se asemejaba al color y forma de una piedra. Observó a su alrededor y se dio cuenta de que se encontraba en medio de un bosque de hongos,  los había de todos tamaños y colores, unos obscuros, otros brillantes.

- Vaya sitio, espero que ninguno de esos sea venenoso.
- Mmm pareces perdido -  dijo una melosa  voz
- ¿Quién habla?  ¿Dónde estás?
- Estoy donde no has mirado aún -  dijo casi arrastrando las palabras.
- ¿Quién eres?
- Yo, soy yo
- No estoy para bromas – Neil se puso de pie buscando a su alrededor y por fin la vio, sintió un gran alivio y se encaminó hacia el hongo donde ella reposaba -  Pero si eres tu Eliza ¿Sabes dónde estamos?  ¿Cómo demonios llegamos a este lugar?
- Mmm ¿Qué es una Eliza? ¿Y que cómo llegamos?  Pues como todos.  Que pregunta tan mas tonta
- Vamos Eliza ¿Tu también? ¿Y qué haces con ese cigarrillo?  Mamá te va a retar si se entera – Ella, por respuesta solo se limitó a reir y le soltó una bocanada de humo en la cara,  Neil estaba entre extrañado y molesto, su hermana era rara,  pero este comportamiento era aún mas raro.
- Pareces perdido
- Y vamos con lo mismo – giró los ojos con hastío y fue en ese movimiento que se dio cuenta,  Eliza no era Eliza,  pero se le parecía mucho, salvo por esos cuantos kilitos de más  y claro, por ese extraño cuerpo de oruga que sobresalía de la bata de ceda que portaba,  ella en definitiva no era Eliza,  aunque se le parecía y no pudo evitar imaginar que pasaría si ella un día se viera así,  -  jajajaja seguro se sometería a una dieta y dejaría los dulces y chocolates por todo un año -  sin querer dijo eso en voz alta
- Vaya, aparte de perdido,  loco de remate,  no me extraña, ese sombrero dice tanto de ti – soltó otra bocanada que hizo toser a Neil
- Está bien, lo reconozco, no sé dónde estoy ni a donde tengo que ir o hacia donde tengo que caminar para salir de este lugar. ¿contenta?
- No, hoy estoy aburrida,  y tú me estás aburriendo también,  vete de aquí  los perdidos me provocan somnolencia
- ¿Y hacia dónde se supone que tengo que ir?
- Fácil,  solo sigue el camino amarillo
- ¿Amarillo? ¡Oh que bien!  Ahora resulta que estoy en Oz ¡Vaya broma! - pensó para sí mientras giraba sobre  sus talones y se dio cuenta de que estaba en un cruce de caminos  -  Espera espera espera,   ¿Y por qué tengo que ir por el amarillo?  ¿Por qué no por el azul, el verde o el rojo?
- Sencillo,  me gusta el color amarillo, pero si quieres ir por otro, tú sabrás
- ¿A dónde me lleva cada uno?
- A donde tengas que llegar,  ahora vete,  es hora de mi siesta de belleza,  solo verte  ha hecho que me salga una pequeña arruga – Se giró dándole la espalda y soltando más humo de su cigarrillo, poco a poco se quedó dormida
- Vaya,  ronca igual que ella, y es igual de insoportable cuando se trata de sus dichosas siestas de belleza.

Neil se quedó pensativo por un rato,  la oruga le había dicho que debía seguir por el camino amarillo,  pero, los consejos de Eliza por lo regular resultaban mal,   ¿y si se topaba con un Stear-espantapájaros o un Anthony-hombre de hojalata,  o lo que era peor,  una bruja mala con el aspecto de su mad… cortó ese pensamiento de inmediato por temor a que se materializara en ese momento,  la pasaría muy mal luego de dejar plantado al profesor “Rabitt” como él solía llamarlo, encima de eso, el camino amarillo podía ser muy muy largo,  y con lo que él odiaba sudar.  No, ese no era un cuento en el que quisiera estar,  y éste,  después de todo, no estaba del todo mal,  era extraño y olía raro luego de tanto aspirar el humo de ese cigarrillo,   pero no estaba mal.

Lo decidió entonces,  iría por el rojo,  total, ¿Qué tan malo podría ser? Fue realmente corto el trayecto que tuvo que caminar. En breve estaba frente a la entrada de un laberinto de setos, estaba a punto de dar la vuelta y volver, meterse en un laberinto no era una buena idea,  pero antes de dar un paso llegó hasta él, el mas agradable de los aromas,  galletas recién horneadas seguramente,  de nuez y mantequilla, de chocolate y vainilla,  en seguida se le hizo agua la boca y recordó que llevaba ya un buen rato sin comer,  horas o quizás todo el día sin probar bocado.  Ni siquiera se dio cuenta de en qué momento puso un pie dentro,  pronto se encontró siguiendo el aroma,  girando a derecha e izquierda conforme su sentido del olfato le indicaba.  Y llegó,  ante él estaba una larga mesa con infinidad de postres,  pero lo único que él vio, fue una gran bandeja con las más deliciosas galletas (si, Neil Leagan tiene un serio problema de adicción a las galletas).  Comía una tras otra apenas dando tiempo a su garganta a tragar.

- Ahí hay té o leche si lo prefieres,  no te vayas a atragantar
- ¿Quién piensa en té o leche cuando hay galletas?  Si bebo algo de eso  no habrá cupo para todas las que faltan.
- Vaya jovencito insolente,  viene a mi jardín, se come mis galletas y encima osa despreciar mi té, que es el mejor que jamás nadie haya probado.  

Hasta entonces Neal fue consciente de la presencia de la mujer  y de otros hombres más que se encontraban ahí rodeándolo.

- Este, no, mil perdones, he sido un mal educado -  Dijo haciendo una reverencia pero con complicación, ya que aún tenía casi la mitad de una galleta en la boca,  finalmente vio el rostro de la mujer -  Tía abuela ¿Usted aquí?
- ¿Cómo que tía?  Y encima ¡¡ABUELA!! Mocoso insolente ¡Arréstenlo de inmediato!! – ordenó a los hombres – nadie me llama abuela,  yo, que estoy en plena flor de mi juventud.
- No no ¡¡Por favor!!  Mil perdones,  es sólo que el ingrato sol me deslumbró y no fui capaz de admirar lo joven y bella que es – Decía Neil tratando de ahogar con todas sus fuerzas la risa,  es que era la viva imagen de la Tía Elroy
- Mmmm, está bien,  te perdonaré esta gran ofensa con una condición
- La que usted ordene,  bella dama – Neil se mordía los labios por dentro
- Juega al cricket conmigo,  ninguno de estos inútiles lo hace decentemente y si los sigo castigando por eso,  pronto me quedaré sin ejército.
- Será un placer para mí – mientras pensaba para sus adentros -  Lo que sea con tal de que no me arreste,  pero principalmente,  que me deje seguir comiendo.

Neil jamás se detuvo a pensar en el castigo que recibían los guardias que no sabían jugar “decentemente”,  fue un grave error no preguntar.

El partido inició, él no lo jugaba desde hacía tiempo, siempre le pareció aburrido, pero le tomó poco tiempo el adaptarse al ritmo.  Los dos eran muy buenos,  en cuanto uno cobraba la ventaja él otro le alcanzaba,  ambos tensaban los labios cada vez que el otro tomaba la delantera.  Neil estaba tan concentrado en el juego,  que no tomó en cuenta las señas que los guardias le hacían, al parecer querían que perdiera,  pero él era un Leagan, y los Leagan no se dejan vencer así como así. La caballerosidad se la dejaría a otros,  ahora lo que importaba era ganar.   Finalmente la mujer cometió un error tras otro y perdió,  cuando Neil se giró para verla y anunciar su victoria,  se quedó sin palabras,  el rostro de la que ahora entendía  era la reina de ese lugar,  se había tornado de un rojo tan intenso  que parecía brillar aún siendo de día.  Lo único que necesitó escuchar para saber que tenía que salir de ese lugar fue el grito aterrador que dio la mujer.

- ¡¡Arréstenlo de inmediato y córtenle la cabeza!! Nadie le gana a la reina

Neil no supo ni cómo,  salió corriendo lo más rápido que pudo, sentía como los guardias se acercaban a él.

- No debí comer tantas galletas,  no debí seguir este camino,  no debí faltar a la dichosa clase de matemáticas.  En buen lío estoy.

Pero si en algo era experto, era precisamente en huir, sus piernas estaban adoloridas  y cuando estaban casi por atraparlo salió del laberinto  y se internó en el bosque.  Ni siquiera volteó a ver si aún lo perseguían, él solo corrió hasta que no pudo más.  Cuando se sintió a salvo paró y se tiró bajo la sombra de un árbol y se quedó dormido.  

Comenzó a sentir un cosquilleo en la nariz,  él manoteó en el aire sin abrir los ojos, no quería despertar,  estaba tan a gusto y seguro así, que no quería abrir ni un ojo.  Pero ese molesto cosquilleo no paraba y no tuvo más remedio que incorporarse y abrir los ojos.  Al hacerlo vio unos redondos ojos de aspecto desquiciado que lo miraban a escasos centímetros, el sobresalto fue suficiente para ponerse de pie enseguida y tomar distancia.  Lo que vio fue a una extraña mujer que lo miraba fijamente, como inspeccionándolo, movía de un lado a otro la cabeza mientras un extraño sombrero se bamboleaba sobre ella. Por suerte,  a ésta parecía no conocerla.

- ¿Qué tanto me miras? – No obtuvo respuesta a su pregunta
- ¿Qué eres tú?,  tiemblas como un ratón acorralado
- Es de mala educación responder con otra pregunta.
- Es de mala educación presentarse a mi fiesta de té y no tomar ni una sola taza
- Estás loca, ¿Qué fiesta de té?  No sé de qué me hablas
- El que esté un poco loca no significa que no haya fiesta del té,  mira – señaló hacia sus espaldas y al girar Neil vio una larga mesa similar a la que había donde la reina,  pero por suerte sin postres ni galletas,  solo filas de teteras de todos tamaños y formas.
- ¿Quieres té?
- Lo único que quiero es ir a casa
- Bebe un poco de té
- ¿Y eso en que me ayudará?
- En nada,  pero el té siempre está listo para servirse.
- Qué locura.
- ¿Quieres té?
- Está bien,  beberé un poco de ese dichoso té,  siempre y cuando me digas cómo puedo regresar a casa – dijo reprimiendo los deseos que tenía de sacudir a esa atolondrada mujer que no hacía más que pensar en té.
- Jajajaja eres gracioso
- ¿Gracioso yo?  ¡¡No te pases!! Y no quiero más de tu té  -  Aunque estaba muy bueno,  ni siquiera la tía Elroy tenía un té tan delicioso, pero no se lo diría.
- Si, eres gracioso,  no sé cómo puedes ser un sombrerero y no saber cómo regresar
- Yo no soy un sombrerero
- ¿Ah no?  ¿entonces por qué llevas ese sombrero en la cabeza?
- ¿Sombrero?  ¡¿Cuál sombrero?! -  Dijo palpándose la cabeza y entonces lo recordó -  Oh, éste sombrero,  pues no es nada,  sólo lo encontré, me lo puse y no he logrado sacármelo desde entonces.
- Ah,  Toma más té.
- ¡Que ya no quiero té!  
- Si quieres, y lo sabes,  tómalo y te diré cómo regresar
- ¿Segura que sabes? ¿No me estás tomando el pelo?
- Daaah!! Claro que sé cómo usarlo,  todos los sombrereros lo sabemos
- Está bien, una y ya -  estaba delicioso, pero Neil no aguantaría  mucho, su vejiga estaba casi a tope, sabía que si no regresaba pronto a casa, algún accidente podría ocurrir. -  Ya está, ¿contenta?  Ahora si dime lo que tengo que hacer.
- Sencillo, solo tienes que pedírselo
- ¡¿Qué?! Pero esa es una tontería,  ¿O sea que pasé tanto por nada? Ya me veo diciendo algo como: “Sombrerito, sombrerito, tu que eres el más bonito,  ¿me podrías llevar a casa por favor?”  jaaa qué estuidés.
- ¡¡Exacto!!  Para no ser sombrerero te salió bastante bien  jajajaja


De pronto Neil se sintió que pisaba sobre nada, se iba elevando mientras seguía escuchando la risa de la loca del sombrero, se vio en un túnel extrañamente iluminado, pasaban a su lado relojes de todo tipo, sombreros de todos tamaños y formas, luego todo fue obscuridad  y entonces se precipitó pesadamente sobre un piso de madera.  No entendía cómo fue que cayó si no hacía más que elevarse. Pero al final todo era familiar a su alrededor,  y aún a pesar de la obscuridad pudo sentir los abrigos que estaban ahí colgados,  sus manos estaban pegajosas por algo que había ahí y que no tenía intensión de averiguar que era.   Afuera ya no se escuchaba el sonido del reloj del profesor al abrirse y cerrarse.  Abrió la puerta y simplemente se rodó hacia el frio suelo del salón de estudios.  Jamás se había sentido tan feliz de estar ahí.  Con trabajo se puso de pie, debía ir a su habitación antes de quedar inconsciente,  se sentía terriblemente agotado.

- ¿Se puede saber dónde te habías metido?  

Esa voz jamás en su vida  la confundiría,  pero por un momento tuvo miedo de voltear y ver su rostro con un cuerpo extraño.

- Eh,  yo… lo siento mamá,  te prometo que no volverá a pasar
- Claro que no volverá a pasar,  tu profesor se acaba ir y está muy molesto…  y una cosa más Neil
- Dime
- Quítate y deshazte de ese ridículo sombrero,  ya suficiente tengo con los estrafalarios sombreros de tu hermana, para que tú me remates usando algo tan horrible.
- Te juro que jamás me lo volverás a ver puesto

Mientras se lo quitaba recordaba el raro “sueño”  que había tenido,  estaba seguro de que nunca en su vida se lo pondría de nuevo,  pero por una extraña razón, sabía que jamás podría deshacerse de él.



NOTA:  si alguien decea tener la firma, por favor deje su nick y en los próximos dias se les estará entregando  por mensaje privado.  Gracias.



Última edición por YARO el Dom Mayo 06, 2018 8:40 pm, editado 1 vez

http://losrecuerdosdecandy.foroactivo.mx/

Bleu Moon

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hermoso minific Yaro, 


me imagine a mi   y a Eliza.




Me anoto para la firmita


1. Scarlett 

mayosiete ED

avatar
Rosa Roja
Rosa Roja
Jajajajaja muy entretenida tu mini historia.
Me encantó, imaginé a Niel, en todo
Un abrazo, y linda semana

1-Scarlett
2-Mayosiete

cilenita79

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Buenísimo aporte! y claramente me anoto para la firma

Mon_Andrew

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Sensacional tu mini, este Neal y sus locas aventuras.
Ya me imagino el bendito sombrero.... jejeje.

Anotada para la firma!!

Mon Andrew

Mimicat Cornwell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡Cuñis!

Qué padre aporte. Mira que el señorito es bueno para las historias así, me encantó.

Gracias por compartir tu talento.

PanchiskaLeagan

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Me encantó tu aporte, Nunca me imaginé al morenazo así.


Me apunto para mi firmita.
Panchiska por favor



Última edición por PanchiskaLeagan el Lun Abr 30, 2018 6:21 pm, editado 1 vez

elsa de larios

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Muy divertido , yo quiero una porfa

Rhodb

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
🤣😂🤣😂ya dejenlo ser a Neil!! Me encantó tu historia 😄😊.
Yo pido firma
Nick:lolyta

Enviado desde Topic'it

GEZABEL

avatar
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
apartame esa firma pero yaaaa


_________________

stormaw

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que lindo.  

Yo quiero la firma por favor,

Gracias por todo lo que nos has regalado este año        


Yaro y si llegas a dar la firma de tu hermosa historia "Amigos No"  yo tambien la quiero esta hermosa la imagen y la historia.

Gracias


Wendolyn Leagan

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
QUÉ BACÁN JAJAJAJAJA CÓMO ME HE REÍDO!!


LA VERDAD COMO DICE MIMI, ESE NEIL SE PRESTA SOLO PARA COSAS COMO ESTA.

ESTUVO GENIAL LA HISTORIA ESPOSA ¡SOY TU FAN!

http://www.maldita-bruja.blogspot.com

Letty0

avatar
Rosa Jaspeada
Rosa Jaspeada
Wuau..muy bonita Historia Me gusto????????



Ya ni pido Firma llegue tarde ????????




YARO

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Me alegra mucho que les gustara este sencillo aporte, y me alegra mucho más que se divirtieran tanto como yo al hacerlo. Gracias por sus comentarios y apoyo.

Y como lo prometido es deuda, aquí les dejo el link de sus firmas, no las posteo completas para no ralentizar la carga de la página debido al tamaño.

Cilenita
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/4zmg2e39z/Cilenita.jpg

Elsa
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/rbk8vshtj/Elsa.jpg

Geza
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/i3s0f6as7/Geza.jpg

Letty
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/4zmg2f5uv/Letty.jpg

Lolyta
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/6eo0r5enr/lolyta.jpg

Mayosiete
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/hr0m8x7x3/Mayosiete.jpg

Mimicat
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/4a3nq306f/Mimicat.jpg

Mon Andrew
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/86gzm0vfr/Mon_Andrew.jpg

Panchiska
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/m05cb50wn/Panchiska.jpg

Scarlett
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/nryb627ev/Scarlett.jpg

Stormaw
https://2img.net/h/s5.postimg.cc/i3s0f6ihz/stormaw.jpg

Nuevamente gracias, y si faltó alguien, por favor hágamelo saber por mensaje privado.

http://losrecuerdosdecandy.foroactivo.mx/

elsa de larios

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
GRACIAS! MI BELLO AMADO ES HERMOSO

Bleu Moon

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Muy linda 


Atesorada 


Yaro

Rhodb

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Gracias yaro está chula

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.