LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2018 » Lado Rosa Oscuro » LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2

LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2 el Lun Abr 16, 2018 6:36 am

cilenita79

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Guerra Florida 2018

Derivación: AU con bases históricas reales, pero para adecuarlos a las edades de los personajes tuve que mover las fechas. Lenguaje adulto y contenido explícito. /+18 años. Voy a ser majadera con que es un Alternate Universe, porque van unos cambios que a algunos les va a causar un síncope XD pero es necesario para la historia que quiero contar



Su cabeza dolía, su vista permanecía borrosa, pero aun así pudo reconocer su entorno. Estaba en su habitación, agitada se removió en la cama. Un peso a su costado, una fina mano que buscaba apaciguarle, su madre. Ahora su vista se nublaba, pero ya no era el efecto de la droga, sino del llanto. Se lanzó a sus brazos buscando consuelo. “Por qué?” “Cuando?” “Cuanto tiempo ha pasado?” Una a una las preguntas brotaban de su boca como las lágrimas de sus ojos. Su madre solo se limitó a palmearle en la espalda. “Ya lo veras”. Pero ella no quería, le había traicionado de la peor manera. Lo que no entendió en su momento, era que su madre no se refería a Richard, sino a su padre. Una vez recuperada, uno de sus matones fue por ella, siguiéndole todo el camino desde su habitación hasta el despacho. Él ya le esperaba, sentado en su enorme Berger, y para su estupefacción Richard de pie a su costado. “¿¡Que significa todo esto!?” le dijo a su marido mirándole con odio. “Eso debería preguntártelo yo a ti!” Contesto su padre calmadamente, pero a ella no le engañaba, ojos eran gélidos y la voz estaba cargada con tal nivel de ira que le hizo temblar. Se levantó lentamente de su asiento, camino hasta ella y comenzó a pasearse a su alrededor. “Abandonaste a tu familia” dijo cerca de su oído. Eleonor temblaba. “Cambiaste el color de tu cabello” dijo tomando uno de sus mechones. “Tu madre casi perdió la cabeza, pero eso no podía importarte menos, ¿verdad?” su tono de voz era amenazante. “Tu querías ser actriz! ¿De verdad fuiste tan estúpida en creer que ibas a poder escapar de mí? ¡¿Que usando ese ridículo apellido y cambiando el color de pelo bastaría?!” dijo subiendo el tono de voz haciéndola soltar un pequeño chillido, mientras miraba de forma desesperada a su marido. Richard estaba paralizado en su puesto, mirando la escena. “Al menos tu esposo fue más sensato” Eleonor abrió de forma desmedida los ojos, sabía del tipo de relación que mantenían, sería que él se lo conto? Su padre se colocó nuevamente frente a ella. “Lo cierto es que yo quería deshacerme de él. Ni tu ni tu marido son muy inteligente que digamos, ni siquiera se esforzaron por esconderse de mis hombres. Una vez saliste del departamento, hice que Luigi te vigilara mientras yo entraba. Debo admitir que sentía cierta curiosidad por este hombre” dijo apuntándole, haciendo que Richard se enderezara. “Como podía mantenerte siendo un inútil, bueno para nada… Sin ánimo de ofender, querido yerno” sonrío girándose para mirar nuevamente a su hija. “¿Así que Ingles, un aristócrata? Porque los italianos somos poca cosa para ti, ¿verdad?” “No es eso! ...” comenzó a llorar Eleonor, pero su padre le callo. “SILENCIO! ... Eso ya no es importante, no seré yo quien los separe a este punto. El espíritu de tu abuela no me dejaría en paz si intentara romper el vínculo. Además, él me dio una gran idea, finalmente tu matrimonio no fue del todo un desastre” le dio una sonrisa torcida. “Ven acá hijo” le ordeno a Richard, quien en un abrir y cerrar de ojos ya estaba a su lado. Les abrazo a ambos. “Vamos a hacer uso del título de tu marido, ¡esto nos ayudara enormemente con el negocio! Pero primero, me ocupare de tus padres. Dicen que puedo ser muy disuasivo, así que no serán una molestia, te lo aseguro” le guiño. “Segundo, tenemos que organizar vuestro matrimonio, el espíritu de tu abuela no me dejará en paz si no los caso por la iglesia…” Soltó del hombro de Eleonor, mientras seguía hablando de sus planes con Richard.


Tal y como ordenara su padre, el matrimonio eclesiástico fue a todo lo grande. La iglesia atiborrada de gente que jamás había visto en su vida, gente de la “familia”, políticos, nuevos ricos y la familia de Richard. Una fiesta fastuosa, la cual observo desde su asiento, nuevamente se había vuelto una espectadora de su propia vida, todo gracias a su flamante marido. Él parecía disfrutar de todo esto, y de la nueva libertad ganada gracias a su padre. Lo cierto es que Richard se esforzó cada vez más por caer en la gracia de su suegro, haciendo todo lo que este le pidiera. Si le preguntaban a Eleonor, ella diría que Richard encontró su norte en los negocios de su padre. Pero a medida que su marido crecía en la gracia de Don Giuseppe, más se alejaba de la de ella.



Terrence nació un frio día de enero. Eleonor se esforzó lo que más pudo por darle una infancia lo más normal posible, aparentando amar a su marido, tratando de tapar los negocios de su padre a los ojos y oídos de su hijo. Pero sus esfuerzos parecían fatuos. Su padre adoraba al pequeño y el amor era mutuo. Terry siempre corría tras su padre y abuelo. Historias de Sicilia, de la “familia” y de sucesiones, que espantaban a Eleonor. Por más que intento apartarlo, no pudo. El niño tenía un espíritu rebelde, como el que ella tuviera alguna vez en su vida. Siempre lograba hacer lo que él quería. Su bello rostro le recordaba dolorosamente al de su marido, pero lo que más atormentaba a Eleonor era su sonrisa, pues era la misma sonrisa retorcida de su padre. Cuando tuvo edad suficiente, y escudándose en lo importante que era la educación de su hijo, logró engatusar a Richard, volviéndolo su aliado para sacar a Terrence de Nueva York. Claro que su marido lo enfoco a los “negocios” de la familia, convenciendo a su suegro. Fue así como Terrence termino en casa de los padres de Richard en Inglaterra. El niño no tenía más de cinco años cuando llego a la fría ciudad.


El castillo de Warwick se encontraba a las afueras de Londres, a orillas del río Avon, un fuerte diseñado por Guillermo el conquistador. En cuanto estuvo disponible a la venta el conde de Grandchester lo compró para su familia, originalmente como casa de campo para pasar sus vacaciones, pero después de que Richard hubiera enlodado el apellido al involucrarse con una americana e hija de mafiosos, la familia había optado por retirarse de la ciudad enclaustrándose en el castillo. Este lugar resulto ser tan grande y frío para el pequeño Terrence, que no hacía más que extrañar el calor de su madre, el abrazo de su padre, pero sobre todo el amor de su abuelo. Y es que el contraste era tan grande, su abuelo lo llenaba de regalos, le contaba historias antes de irse a dormir, mientras que sus abuelos paternos apenas y le prestaban atención. En cuanto pudieron lo dejaron al cuidado de los sirvientes del castillo. Sus primeros días transcurrieron entre su habitación y la biblioteca con alguno de los tutores que habían contratado para educarle. La soledad comenzaba a hacer mella en el pequeño, y dado su espíritu rebelde, comenzó a crearle problemas a la servidumbre y a sus profesores, escapándose hacía las caballerizas, o corriendo hacía al río, haciendo lo que le fuera posible con tal de salir de aquel enorme y frio lugar. En tres meses de estadía, las pocas veces que vio de frente a sus abuelos, eran las ocasiones en las que era atrapado por algún mayordomo para luego ser arrastrado ante su presencia para luego ser juzgado por sus actos. Septiembre llego casi sin darse cuenta, Inglaterra era tan fría que el paso de las estaciones no podía apreciarse, se iba el verano y llegaba el otoño. Un día encontró a su mayordomo armando su maleta, su alegría fue tal que como nunca se comportó, por fin partiría a casa.  


El colegio San Pablo fue su nuevo presidio. Ahora, en vez de escapar de sus mayordomos, lo hacía de las monjas y curas del colegio. Existían alumnos que podían salir del recinto durante los fines de semana, pero este no era su caso. Confinado en su habitación como castigo por patearle las canillas al cura, miraba por la ventana cuando la vio, casi al final del recinto, una pequeña colina. Su habitación se encontraba en la planta más alta, por indicación de sus abuelos, pero no contaron con el espíritu temerario del pequeño, que se las ingenió para salir por el balcón. Corrió entre medio de los arboles hasta llegar a los pies de la colina. En la cima un enorme y solitario árbol. Gobernado por sentimientos que no entendía, volvió en su loca carrera para escalarla. Una vez arriba, se abrazó del árbol contemplando el paisaje, para luego llorar amargamente. Horas, minutos, el niño no sabría decir, lloro hasta que un sonido que le pareció estridente lo saco de su pesar. Soltó su abrazo para mirar hacia dónde provenía semejante ruido. Sorprendido, restregó sus ojos, limpiando las lágrimas con las mangas de su camisa. Un chico con su mismo uniforme, apretaba de una extraña bolsa, mientras soplaba de un pito. Soltando la boquilla, el niño le miro, brindando una brillante sonrisa.

“Te gusto?”


“No!”


Anthony rompió a carcajadas, haciendo reír también a Terrence. Desde entonces se volvieron inseparables. Ambos chicos tenían que pasar los fines de semanas encerrados. En el caso del primero, por el desinterés de sus abuelos y la nula comunicación que mantenía con su familia en Estados Unidos, lo cierto era, que desconocía si su familia en Nueva York sabia de su situación. El segundo, porque su familia no podía acompañarlo en Inglaterra, ya que los asuntos en Chicago requerían de la presencia de su querida tía abuela y su tío.



Tony, como Terrence solía llamarlo, le presentó a sus amigos del colegio. Entre ellos, se encontraban los hermanos Archie y Alistar Leagan-Cornwell. El padre de ambos era el mejor amigo de su padre además de ser su padrino. Fue gracias a Neil Leagan que Vincent conoció a Rosemary, durante la fiesta de matrimonio. A diferencia de su amigo, la unión de Neil con Janice nunca fue bien vista por la familia de su mujer, ya que intuían que esta era más por conveniencia que por amor. Siempre buscaron la forma de dividir a la pareja, pero con la llegada de su primogénito desistieron en sus maniobras. Como prometieran en la infancia, Leagan le pidió a su amigo y a su futura mujer ser los padrinos de Alistar. Desde entonces, se mantuvo cercano al matrimonio, él, su mujer y su hijo, los visitaban con frecuencia. Enorme fue su alegría al saber del embarazo de la pareja, ya que ellos ya esperaban a su segundo retoño. Siempre hablaba de la posibilidad de que cualquiera de ellos concibiese a una niña, y de cómo uniría a ambas familias en un matrimonio. Brown solía reír con las ocurrencias de su amigo, pero Rosemary no lo veía con mucho agrado. En más de alguna ocasión le había manifestado a su marido que la presencia de su amigo le inquietaba, pero él siempre descartaba sus comentarios, sabía que Neil tenía mala fama, pero con él, siempre había demostrado ser el mejor de los amigos. Enorme fue la decepción de Leagan al ver que ambos habían traído al mundo a dos niños. Pero se consoló pensando en que sus hijos serían los amigos. Pero las visitas tuvieron que cesar con la enfermedad de Rosemary, pues no quería exponer a su familia. Se mantuvo al lado de Vincent todo el tiempo, y tras la partida de su mujer, trato de hacerle entrar en razón, de disuadirlo de su viaje y del abandono de su hijo, pero no lo logro. Mientras le despedía en el muelle, junto a Elroy y el pequeño, prometió cuidar de su hijo hasta su regreso. Elroy al igual que Rosemary desconfiaba del hombre, por lo que se decía de él y sus negocios en los altos círculos de Chicago, pero se ganó su venia al oír sus palabras esa fría mañana en el puerto. No solo permitió las visitas de sus hijos a su sobrino, sino que también tomo a toda la familia Leagan-Cornwell bajo su alero. Algo que resulto muy beneficioso para Neil ahora que se había hecho cargo de las cadenas hoteleras de la familia de su mujer, tras la sorpresiva muerte de su suegro.


Alistar era un chico calmado como Anthony, benévolo, dulce e inteligente. Siempre destacaba por sus buenas calificaciones, se le podía encontrar en alguno de los jardines del colegio absorto leyendo, cuando no le tocaba sacar a su hermano de alguna pelea. Archie era del tipo fogoso, su corto temperamento lo metía en problemas desde muy pequeño, varias ocasiones tuvo que compartir castigo con Terrence. A pesar de ser similares, no gustaban mucho de la mutua compañía, ambos tenían en gran aprecio a Tony y solían competir por la atención del que ambos consideraban “su mejor amigo”


El primer semestre paso rápidamente para Terrence gracias a la compañía de Anthony, y aunque no lo reconocía, también gracias a los hermanos Leagan-Cornwell. Ya no se sentía solo, pero aun así extrañaba a su familia. Hacia el final del semestre comenzó a sentirse nervioso, venia el primer periodo de vacaciones y todos dejarían el colegio, él por su parte no tenía ninguna certeza de si sus abuelos vendrían por él. La angustia comenzó a carcomerle y su mal humor se hizo aún más evidente, peleándose más seguido con Archie, con los curas y las monjas. Anthony trataba de tranquilizarlo.


“Si no vienen por ti, vienes conmigo a Escocia” dijo mientras se sentaba en el suelo, acompañando al chico que miraba, en castigo, hacia la pared del salón de clases.


Terrence le miro sorprendido, pero esperanzado. “No se enojará tu tía?” dijo volviendo el rostro hacia la pared.


“No, ella siempre me da en el gusto” sonrió.


“Archie… lo invitaste también?”


“No” volvió a reír, esta vez con ganas. “Ellos tienen su propia residencia, pero siempre vienen a jugar conmigo”


El chico refunfuño por unos minutos, para luego responder. “Está bien”


Desde entonces las conversaciones entre ambos giraban en sus planes para las vacaciones. Anthony solía describirle todo, la mansión, su entorno, el lago. Cabalgarían, andarían en bote, nadarían en el lago. Llegado el día, ambos miraban con entusiasmo hacia las puertas del colegio esperando el carruaje de los Andley. Enorme fue la sorpresa de Terry, como solía llamarlo Anthony, al ver a la persona que salía del primer carruaje que se detuvo. Salió corriendo a su encuentro llamándolo a viva voz.


“Nono!”


“Mio Bambino!*” El hombre se agacho a mitad de camino para permitir que su nieto le abrazara. “Sono venuto per te, piccolo*” dijo mientras le tomaba el rostro y limpiaba sus lágrimas. “Me extrañaste?” El niño hablaba a borbotones, tratando de contarle a su abuelo todo lo que había pasado en estos meses. De pronto se detuvo, girándose para enfrentar a su amigo, quien se encontraba de pie mirando la escena con una triste sonrisa en los labios. Tomo la mano de su abuelo y apunto hacia Anthony. “il mio amico*” caminaron al encuentro de Anthony de la mano.


“Mi nono” le dijo Terry a modo de presentación. El hombre se inclinó extendiendo la mano al pequeño quien la tomo con gusto.


“Giuseppe Morello”


“Anthony Brown Andley” sonrió al hombre. “Ya no vienes conmigo, ¿no?” dijo Anthony encogiéndose de hombros. Terry le miro contrariado, ya se había hecho a la idea de pasar esa semana de vacaciones con Tony, pero ahora que su abuelo estaba aquí todo cambiaba.


“Me temo que no, Tonino” dijo el abuelo. “todos esperan a Terry en Warwick” Los ojos de su nieto se iluminaron ante las palabras. “Si, tu nona, tu madre y tu padre te esperan” dijo sonriendo a su nieto, para luego mirar al otro niño. “Pero, se verán nuevamente en una semana” dijo acariciando la rubia cabeza. Pronto se les unieron los hermanos Leagan-Cornwell para el desagrado de Terry y el entretenimiento de su abuelo. Giuseppe decidió quedarse con los niños hasta que todos fueran recogidos por sus familias. “Tienes buenos amigos, Bambino” dijo con un tono de alivio, mientras miraban el carruaje de los Andley marchar, Anthony casi colgando de la ventanilla despidiéndose con la mano.


“Solo Tony… Stear es simpático, pero Archie no”  


Al llegar a Warwick corrió a abrazar a sus padres y a su nona. Para su sorpresa sus otros abuelos también se mostraron felices de verle. Desde entonces, todos los términos de semestre los pasaba en el castillo con toda la familia reunida, sus padres y sus nonos viajan con anticipación para esperarle. Una vez ya aprendió a leer y escribir, la comunicación con su familia se volvió constante. Para vacaciones de verano cruzaba el atlántico de vuelta a Nueva York, lo único que llego lamentar, es que nunca tuvo la oportunidad de pasar un verano con Tony. Llegando a la adolescencia comprendió mucho de lo que sucedía a su alrededor, el cambio de sus abuelos paternos hacía su persona, el cómo su familia americana parecía disponer de todo lo concierne a él y su vida en Inglaterra. Era la poderosa influencia de su abuelo Giuseppe, el radical cambio en sus abuelos no fue por un cariño adquirido hacia él, sino más bien el miedo. La curiosidad, y la forma insistente en que su madre trataba de apartarle de los asuntos de su padre y abuelo, hizo que un día de verano, se escondiera en el despacho de su nono. Fue ahí cuando aprendió quien y que tan poderoso su abuelo podía llegar a ser…


*Mio Bambino: Hijo mio

*Sono venuto per te, piccolo: Vine por ti pequeño

*il mio amigo: mi amigo


CONTINUARA...



Última edición por cilenita79 el Lun Abr 16, 2018 1:25 pm, editado 1 vez

2 Re: LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2 el Lun Abr 16, 2018 7:22 am

Lady Supernova

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ya llegó al mundo nuestro Terry y por lo visto, se va convertir en un verdadero dolor de cabeza para su madre, con las figuras paternas que tiene es lo más normal, pobrecito.
Me sorprendió ver el apellido Leagan junto al de los Cornwell, está buenísima esa variante
¡Y qué bueno es ver a Anthony siendo amigo de Terry! Terry lo aprecia mucho, ojalá no venga una discordia después ¡Espero el siguiente capítulo con ansia! ¿Qué va pasar con el pobre Terry? ¿Tan jovencito lo van a meter al negocio?

https://www.fanfiction.net/u/2786408/Lady-Supernova

3 Re: LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2 el Lun Abr 16, 2018 1:35 pm

igzell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Eso hubiera sido meraviglioso,si Tony y mi terrucho hubieran sido amigo...
Oye,hasta imagine un yaoi entre esos dos al leer la frase "te gusto?",no se porque siempre tengo esa mala costumbre de tener mi lado "fujoshi" activo ...


Es bueno que el Nonno a pesar de su "historial" tenga el poder de unir las familia a su conveniencia...¡io amo!

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

4 Re: LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2 el Lun Abr 16, 2018 3:33 pm

Bleu Moon

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Meravigliosa storia
Veremos que pasa ahora
te sigo

5 Re: LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2 el Lun Abr 16, 2018 7:37 pm

cilenita79

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
supernova, seee ya llego nuestro amore al mundo a dejar la acatombe XDD

Hija mia: te dire que no eres la unica que leyo esa parte de la historia con ojos turbios

bleu! gracias por tus palabras bella! ya pronto espero subir lo siguiente

6 Re: LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2 el Miér Abr 18, 2018 5:53 pm

igzell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
De tal madre...digo,palo 

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

7 Re: LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2 el Miér Abr 18, 2018 9:34 pm

Friditas

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Pobre Eleanor. Al menos Richard dió la cara esta vez y se casó por todas las de la ley.

Ese abuelo mafioso me intriga. Tan rudo con su hija, pero tan amable con su nieto. ¿será que ko quiere en verdad o solo lo ve como su sucesor en el negocio?

Me encantò la relación con Anthony. Terry y él juntos son adorables.

Por cierto, Igzell, hay una historia yaoi en fanfiction preciosa, protagonizada por esta parejita justo en la época del san Pablo. No recuerdo al autor, pero está en clasificación 'M"
Y es algo reciente.

Me dejas muy intrigada y porsupuesto con ganas de más

8 Re: LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2 el Miér Abr 18, 2018 10:11 pm

igzell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Siii,me la leì antes de ayer ¡Me super encantò! pero muy corta xD 
Gracias!

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

9 Re: LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2 el Miér Abr 18, 2018 11:04 pm

Elby8a

avatar
Rosa Negra
Rosa Negra
Que bueno que el abuelo lo rescato de su triste soledad.
Me causo gracia ver que muy amigo de Anthony pero a Archie lo sigue detestando!!  
Muy mechas cortas los dos!! espero solo en caracter???    
Ya quiero ver cuando conzca a la Pecas.
Sera a caso un matrimonio arreglado??
Te sigo, me encanta tu creatividad

10 Re: LA COSA NOSTRA: GANGSTER ROULETTE 2 el Jue Abr 19, 2018 7:52 pm

cilenita79

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Chicas! muchas gracias por sus comentarios! abrazos a todas

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.