LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2018 » Lado Rosa Oscuro » Una Calada al Amor CAPITULO 4

Una Calada al Amor CAPITULO 4

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Una Calada al Amor CAPITULO 4 el Dom Abr 08, 2018 3:20 pm

igzell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

UNA CALADA AL AMOR
CAPITULO 4



Un espectral silencio se había apoderado de la casa el cual solo era cortada por los llantos del bebé que clamaba y extrañaba las atenciones de sus padres para con èl; pero ellos parecían haberse olvidado de èl. Las servidumbres se desvivían en atenciones para con el niño, pero simplemente eso no parecía ser suficiente para la pobre creatura que lloraba a mocos tendidos desbaratando y descontrolando la paciencia de los del servicio quienes ya no sabían que hacer.

 Eliza, quien dormía con el niño, apenas si le daba unos fríos mimos por las noches para dormirlo; aunque eso no era lo que el niño buscaba, el chiquillo parecía conformarse por el momento con ese gesto mas no le era suficiente …

 Terrence había cumplido con eso que se había propuesto: no se había ido de la casa y había sometido al personal a un duro y cruel interrogatorio, levantando innecesariamente el tono de voz, para al final no encontrar la respuesta que quería. Ningún hombre ajeno a la familia de los Andrews o Leagan  había visitado la casa, Eliza apenas si salía y recibía visitas; pero eso no tranquilizó al hombre en su afán, al contrario, eso no lo detuvo en su paranoica idea de contratar personas para custodiaran la propiedad y  pisarle los pies a la esposa. Sus órdenes habían sido específicas.

Sus días habian sido rutinarios y aburrido después de la discusión que había mantenido con su esposa: salía al trabajo mas temprano para regresaba temprano, se tomaba unas cuantas copas que acompañaba con un cigarro, para luego encaminarse por el pasillo y pararse frente a la habitación de su hijo, donde sabía que su esposa se había refugiado. Ahí se quedaba, con los puños al aire, con el deseo de tocar la puerta para al menos escuchar su voz.

Ella, al ver esa sombra oscilante por debajo de la puerta, siempre corría y se ponía delante, con el corazón palpitándole por la expectativa. Ambos terminaban en lo mismo, recargados en la puerta, con el impulso de posar sus manos sobre la helada perilla, deshacer esa barrera que lo separaba.


-“PERDON”-decían al unisonó, en un susurro tan bajo, ajeno  a lo que el otro hacian y decían,  acariciando la madera, para luego retirarse de la misma y quedarse con la incógnita de que hubiera pasado si…

 Eliza terminaba llorando, tapando, por supuesto, con una mano su boca para conducir la otra a su pecho, el cual parecía que se le desprendería sino lo atajaba. Sentía ese desagradable nudo que la privaba del aire y la hacía inhalar con desespero. 

 Escuchó el llanto de su niño quien la sacó de inmediato de su tormento. Aunque estuviera lejos de la puerta, aun se mantenía mirándola, con la esperanza de que Terry entrara usando cualquier pretexto. Limpió sus lágrimas rápidamente con sus manos, tomó al niño y se sentó con èl en la mecedora. Eso era lo que hacia cada noche, lo mecía hasta que este quedaba de nuevo en un muy profundo sueño. Verlo asi, tan pequeño, tan hermoso, le provocaba retractarse en esa decisión que había tomado ¿Renunciar a èl, a su vida? Fue una estupidez… No, ella no llegaría nunca odiarlo, pero recordaba los absurdos celos que nacían en ella cada vez  que Terrence le dedicaba más atención y amor al chico, la hicieron dudar.

Hizo su abrazo mas fuerte, convencida ahora mas que nunca de que no estaba para nada errada en la decisión que había tomado. Quería recordar esos momentos con ese amor de madre que le profesaba, no con los celos absurdos de una gata en celo.

Había mandado a preparar ese tè que se usaba para deshacerse del niño que llevaba en su vientre, ese otro error que había sido procreado de la misma manera que había hecho con  el que tenia entre sus brazos; a decir verdad, ese tè fue la única cosa que  había consumido repetidas veces durante esa semana, no le importaba las advertencia que le hacían las criadas de que eso solo se ingería tres veces al dia, después de alimentarse como Dios manda, por un laxo de dos a cinco días por  que podría ser peligroso para ella también; pero eso no lo importó, esas eran sus intenciones, que en el camino también se fuera ella, no queria vivir; ya no tenia el deseo de cargar el peso de esa vida que cada dia se volvía mas difícil para ella.

 
Meció al niño para sumirlo en un sueño profundo para minutos más tarde acostarlo y después ponerse a su lado. Le acarició las mejillas, las besó, sollozó…


*-*-*-*-*

Los aplausos se hacían escuchar en todo el salón después de que el cabecilla de los Andrew diera su habitual discurso para abrir de una buena vez aquella fiesta que había sido creada con el propósito de recaudar algunos fondos para la ampliación de lo que era el Hogar de Pony.  
Las personas recibían con ovaciones y aplausos cada palabra dicha por el patriarca mientras este, aparentemente daba las gracias una vez más a los asistentes para finalizar el discurso; pero no fue asi, quiso agregar algo mas al tiempo que hacia un ademan hacia su derecha, donde se encontraba una escurridiza  rubia  y la presentaba como la  culpable de que todos estuvieran  reunidos allí. Todos rieron y aplaudieron nuevamente.   
Viendo que la joven estaba renuente a subir al escenario, el rubio no tuvo de otra mas que ir a por ella,  ya que no era justo que la dueña de ese proyecto no se le diera el reconocimiento que se merecía. La chica hacia repetidos gestos de negación con su dedo y su cabeza; eso hizo reir al rubio, quien con los brazos extendidos a cada lado, se acercaba a ella, haciendo que  los ojos de las cámaras se voltearan a mirarla como debió de haber sido desde un principio.
Con algunas chistes hecho por Albert mismo que arrancaron carcajadas de los presentes,  le había dado el merito que tanto se merecía la casi  señora de Grandchester…uno de los periodista se había acercado hacia ellos para tomar la fotografía en un ángulo más cercano e íntimo; pero cuando el hombre se acercó tropezó con un cable, empujando a Candice a un lado; pero Albert fue mas rápido y la sostuvo en  sus brazos de una manera tan protectora que no fue desapercibido para los demás reporteros presentes, quienes rápidamente activaron sus cámaras y dejaron caer lluvias de flashes sobre ellos, dejándolo aturdido y obligarlos a permanecer  en  aquella posición tan incomoda.

En ese momento, Terrence había llegado a la fiesta y se había hecho espacio entre la multitud con ramo de rosas en las manos y con su habitual media sonrisa; las rosas eran una manera de disculparse con su  amada por su llegada tardia, cuando vio aquella escena entre quien se decía su amigo y su prometida; era cierto que su noviazgo no era público porque aun se encontraba comprometido con Susana, pero algunas personas-sus amigo mas cercanos-lo sabían. Las murmuraciones y lo que veía lo habian cegado. Dejò caer las rosas al suelo y abandonó el salón para internarse en la obscuridad del jardín delantero, donde soltò toda su frustración quitándose la chaqueta para poco  después hacerla una bola y lanzarla al suelo.
Estaba enojado, pero se exigía asi mismo calmarse, que todo ello tenia una explicación; si, la tendría. Caminaba de un lado a otro, despeinando su melena, mientras esperaba que con eso toda esa furia menguara.


 -Cálmate-por un momento creyó que se lo decía asi mismo, pero vio como se le tendía una copa a su espalda. Por un momento creyó que había sido Candy que se había percatado de su presencia y le había ido a explicar lo que realmente sucedió. Con los ojos rebosante de esperanza se volvió hacia esa personita especial con esa sonrisa que al instante se borró al ver de quien se trataba. -Toma-insistía la persona mientras sonreía como si le diera gusto verlo


-Eliza…-dijo en un suspiro de frustración, ya que ella era  la ultima persona que deseaba ver en esos momentos.
-Terry…-dijo para solo imitarlo, insistiéndole con un gesto de su mano que tomara la bebida que ella le brindaba; lo vio tomarla, eso la hizo feliz.

-¿Qué haces aquí?-dándole la espalda y tomándose de una envestida el trago que se le había dado, sintió como este hacia mella en su interior.
-Solo te vi presenciando esa desagradable escena entre esos dos traidores-dijo en un tono de rabia y de decepción como queriendo demostrarle a Terry un sentimiento que no sentía.
-¿A que te refieres?-una vez mas la enfrentó, la tomò del antebrazo y la zarandeo cual sonaja para, según èl, sacarle de esa manera una verdad que no existía.
-¡Por favor Terry!-rodando los ojos, como queriendo dejar dicho con eso que lo que había dicho era tan evidente para todos menos para èl. Se deshizo del agarre del actor.-¿Tan enamorado estas? ¿Tan ciego eres? -se acercó a èl y lo abrazó por el cuello. Èl no dijo ni hizo nada, solo se quedó quieto y miraba ceñudo hacia la mansión que se alzaba imponente ante ellos-.¿Necesita mas que esa demostraciones de cariño que se dieron esos dos al hacer público su compromiso? Esa mujer los tiene tan idiotizado a todos…No entiendo que es lo que le ven, por que  no se dan cuenta que no les conviene…-se detuvo al ver como todo ese rencor que siempre le había tenido a la rubia se reflejaba en ese torrente de palabras.
-Por favor, Eliza, ve adentro y déjame solo.-Queriendo deshacerse de ese agarre de la pelirroja, pero ella no se lo había dejado fácil. Por poco y la besa al hacer un movimiento inapropiado al quererse quitar los brazos de Eliza de su cuello…optó por solo señalar a la casa, pretendiendo que de esa manera  ella comprendería que sus palabras iban enserio.

-No, Terry, se que también lo deseas…que también me deseas, siempre lo has hecho...-decia una Eliza coqueta, pegándose mas a èl, inclinando y apoyando sus labios en las lampiñas mejillas masculinas.-Ella solo se burló de ti, se aferró a ti para asegurar su futuro por si Albert no le hacia caso…-dejaba caer lluvias de besos en las mejillas y chupaba la barbilla del actor, arrancándole  suspiros de excitación, jugaba con el autocontrol del hombre.
 -Eliza, por favor-decia intentando una vez mas escaparse de las redes de esa araña que intentaba tenderle una trampa con esas saltas de palabras que estaban cargadas de veneno. Sabia que lo que ella decía no era cierto, que Candice si lo amaba, que no jugaba con nadie  y que toda eso  tendría alguna justificación en la que todos saldrían  riéndose a carcajadas.
Luego no estuvo tan seguro  después de que la pelirroja le susurrara algo acerca de que la relación de esos dos había nacido en aquellos días cuando Vivian juntos.
-¿Has estado con Candy, Terry?-le preguntaba mientras le besaba los labios al tiempo que dejaba salir unos gruñidos de satisfacción al notar que sus palabras estaban dando resultado, que su osadía lo estaba llevando al rumbo que  quería.-No ¿Verdad? Siempre se ha negado en entregarse a ti, en estar a solas contigo  porque te habrías dado cuenta de lo sucedido entre ellos en aquel departamentito-una sonrisa poblaron sus ojos al sentir las manos de Terry titubeando en si tomarla o no por la cintura. Al final no lo hizo. -Te niegas eso que  ya sabias, que todo mundo sabe y que hoy han confirmado.-Lo dejó libre, no porque se hubiera rendido, sino porque deseaba arriesgarse un poco.-Me retiro, te dejo con tus demonios…
Con pasos lentos, se fue alejando de èl, esperando ese movimiento que la coronaria como triunfadora. Cada vez mas se iba alejando, hasta el punto de acercarse hasta la puerta que dividía la entrada con la salida, quitándole de apoco esa sonrisa  de triunfo que creía asegurado. Eliza  dejò escapar unas lágrimas mientras sostenía el pomo de la puerta, el cual, con su helado contacto, le restregaba que no había sido una buena idea jugar de esa manera, que comportarse como una ofrecida no era el camino de ganarse el cariño o hacer despertar de ese embrujo a un hombre como ese.

Dejó escapar un suspiro de resignación mientras intentaba absorber el líquido que se escapaba de sus fosas nasales. Aspiró el aire al tiempo que giraba el pomo de la puerta dispuesta en dejar esa desagradable escena atrás. Casi entra al salón cuando sintió que unas manos se hacían espacio entre sus caderas para luego aferrarse a su estómago, para segundo mas tarde, sentir como ese aliento acompañado de ese acento ingles la hicieran estremecer luego de que èl esbozara “¿Tendrás el poder para de deshacer ese embrujo?”
*-*-*-*
Continuara...
____________________________________








Le toca a Cary cumplir 

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

2 Re: Una Calada al Amor CAPITULO 4 el Dom Abr 08, 2018 5:17 pm

Mayra Y Exitosa

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
affraid affraid affraid affraid affraid affraid
Gezabel pondrá el grito cuando lea que se le restregaba!!!!

3 Re: Una Calada al Amor CAPITULO 4 el Dom Abr 08, 2018 7:27 pm

Mon_Andrew

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ayyyy!!!! 
Que emoción!!  Que mala eres Igzell nos hiciste sufrir con la espera de este capítulo, pero valió la pena, estuvo emocionante!!! Poco a poco vamos conociendo como es que estos dos terminaron juntos. 
No tardes tanto con el siguiente, please!!!!!

4 Re: Una Calada al Amor CAPITULO 4 el Dom Abr 08, 2018 8:34 pm

Bleu Moon

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Valio la pena esperar esté capitulo
Asi que Eliza se arrepintio de haberle dicho todo eso a Terryto  Shocked
mas no se esperaba que el la alcanzara  y le dijera esas palabras! affraid
Te sigo

5 Re: Una Calada al Amor CAPITULO 4 el Dom Abr 08, 2018 9:16 pm

Lady Supernova

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Elisa es una víbora, siempre lo será... Apenas se encontraron ella y Terry, ella una loca y él muy crédulo, siempre dejándose llevar por lo que le dicen, son una perfecta pareja tóxica, de esas que luego se matan y salen en las noticias Espero que Cary haya cumplido scratch

https://www.fanfiction.net/u/2786408/Lady-Supernova

6 Re: Una Calada al Amor CAPITULO 4 el Lun Abr 09, 2018 12:19 am

Friditas

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
no, pero si sufría reteharto el muchachón. Despecho mis narices. Terry quería con Elisa y fué el pretexto perfecto. Porque siempre fué celoso y arrebatado pero al duquecito le gustaba la pelirroja. Y no nos hagamos, también le gustaba el drama.

Capítulo muy emocionante ¡màs flashback, porfavor!

Y esa Eliza, que no haga tarugadas. En vez de tecitos para deshacerse del chamaco, mejor que le dé uno al que ya tiene para que se le quite lo chilloncito.

7 Re: Una Calada al Amor CAPITULO 4 el Lun Abr 09, 2018 4:32 am

Lluvia Uballe

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
seguro que con lo dificil que le ha resultado todo, Eliza se ha arrepentido de haberle quitado a Candy su prometido. Pero claro que también ha tenido sus buenos ratos con el rebelde. Ya quiero saber como terminará todo este embrollo,.

8 Re: Una Calada al Amor CAPITULO 4 el Lun Abr 09, 2018 3:53 pm

Tania Lizbeth

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Emocionante

9 Re: Una Calada al Amor CAPITULO 4 el Jue Abr 12, 2018 1:08 pm

elsa de larios

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

AYYYY QUE SE QUEDEN JUNTOS SISISISISISISISISI       SI SON EL UNO PARA EL OTRO .A.A.A

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.