LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2018 » Desde la Mansión Leagan DEATH IS THE NEW PINK (Regalo de cumpleaños, atrasado, para Gezabel)

Desde la Mansión Leagan DEATH IS THE NEW PINK (Regalo de cumpleaños, atrasado, para Gezabel)

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Wendolyn Leagan

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
ADVERTENCIA:

Contiene descripciones algo crudas, como sangre, violencia y muertes.
Si no te gusta este tipo de lectura, por favor no sigas.
Gracias.




DEATH IS THE NEW PINK











Ella llevaba ya bastante tiempo en la industria de la moda.

Había sido descubierta cuando era aún casi una niña,  una tarde cualquiera de domingo, mientras caminaba por las calles de Chicago, con su minifalda escocesa favorita y sus cómodas botas militares ¡su mejor pinta punk!

Creyó que la tarjetita que ese muchacho con pinta de hípster de esquina le había dado, era una broma.
Pero al final fue a la dirección.
Un par de fotos, tal como estaba vestida, y eso fue todo.



Quince años después, era una de las modelos principales del Fashion Week Milán.
Había tenido que soportar de todo en estos últimos años… reclamos, peleas, mentiras, chismes, inventos sobre ella, intentos de propasarse.

Ninguna cosa había pasado a tanto que perjudicara su carrera, ella no lo había permitido.
Nadie, en toda la historia de la industria de la moda, tenía un historial tan limpio y prolífico como ella.

Digamos que Gezabel (a secas, su nombre artístico) era una mujer que sabía cómo “cortar las cosas de raíz”.

La primera vez que había tenido un hacha en sus manos, fue para el catálogo de una importante tienda de suministros y herramientas.
Lo recuerda bien; la habían vestido con un overol al que le habían cortado las piernas del pantalón hasta demasiado arriba, y sin camiseta. Sus pechos solo iban cubiertos con la pechera del overol.

Rara vez se sintió tan asqueada como aquella en que tuvo que soportar las miradas lascivas de los técnicos de iluminación, sobre su cuerpo.
Las cosas que le decía el miserable fotógrafo para hacerla sentir “sexy”, lograban cualquier cosa excepto eso.
Fue una de las tantas cosas que tuvo que saber soportar, porque en esta industria hay de todo. Pero ella recuerda que cuando le pusieron aquella hacha en las manos, se sintió tan poderosa…

Ese peso se sentía bien; algo inexplicable se apoderaba de ella cuando la tenía entre sus manos. Le daban ganas de blandirla a diestra y siniestra, sin motivo aparente, contra todo lo que tenía enfrente. Contra todos los que estaban ahí.

El dueño del almacén le regaló el hacha. Le dijo que la había visto tan cómoda con ella que se la podía quedar.
No era raro, siempre le obsequiaban algo de alguna sesión de fotos o algún desfile. Extrañamente, nunca un herramienta ¡menos un hacha! Pero pocas veces se sintió tan contenta como en esta ocasión.

Terminaron cerca de las 4 de la mañana, y cuando ella fue a su carro en el estacionamiento, alguien la agarró por detrás.
A la media luz del estacionamiento, no logró ver quién era, el tipo supo taparle la boca para que no pudiera gritar, pero a ella la verdad es que no se le ocurrió hacerlo.
Cuando el tipo comenzó a decirle porquerías al oído, ella supo que se trataba del fotógrafo.

Dejó de luchar, el tipo logró introducirla al carro para intentar abusar de ella, cuando ya la tuvo, acostada debajo de él en los asientos delanteros, ella ni dudó en lo que tenía que hacer.
Alargó la mano, y del asiento trasero tomó el hacha que le acababan de regalar...

Luego de unos días, a la dirección de su agencia llegaba un email del susodicho, diciendo que improvisadamente, había aceptado un trabajo muy importante en París.
Nunca nadie volvió a verle.


Cuando Lorraine Weinstein, la directora de “LW Models” desapareció de manera misteriosa, en seguida corrieron los rumores de que la elegante socialité, se había escapado con un amante marroquí, 10 años menor, que tenía escondido hace años.
Nadie supo nunca, que una noche antes de “escaparse con el amante” se había atrevido a abofetear a una de sus jóvenes modelos.

La carrera de Gezabel se fue en ascenso; siempre bella, siempre perfecta. Sin nadie que lograra ponerle un solo obstáculo.
Igual, el mundo de la moda es tan inconsistente.
Las modelos hoy están aquí, mañana se van al Tíbet, o a rescatar niños en Etiopía, y no vuelven jamás ¿verdad?

Lo que había tenido que soportar, bien todo lo valía. Pero ahora estaba aquí, en el Fashion Week de Milán.

Y lo peor que podría haberle sucedido para opacarle esa alegría, es que la pusieran a compartir pasarela con la infame de Candy White.
La hija adoptiva (y medio enamorada, le parecía a ella) de aquel hermoso magnate con el que Gezabel a veces se escapaba, cuando sus semanas libres las tomaba en América, y al que Candy llamaba “Tío”.

Sí, White se la tenía jurada, desde aquella vez en que llegó de improviso al yate de su padre adoptivo, y los encontró a ambos metidos en el jacuzzi, disfrutando de algo más que una botella de champagne.

Por donde se la encontraba, tenía que armar algún despropósito, y comentar como al descuido, sus escarceos amorosos… como si a ella le importara mucho lo que pensara la gente de su decencia o la falta de ella.

Pero la niñita malcriada la estaba colmando, si no la había mandado “a rescatar al capibara de la selva del Amazonas” o algo así, es porque le tenía demasiado aprecio a su “Tío”; pero demasiado es demasiado, y ella era de paciencia corta.

Acaban de pasar el ciclo de Dolce y Gabbana, y ahora mismo, tras bastidores,  estaban las modelos que la extravagante Vivienne Westwood había designado para representarla, preparándose a contracarrera.






El ciclo de Westwood se titulaba “Black is the new Pink”, y dos de sus modelos principales eran justamente Gezabel y Candy White.


Faltaba muy poco para que salieran al escenario; la primera en salir fue una modelito rusa y la siguiente, fue Candy.
A Gezabel la tenían reservada para el final, porque siempre se cierra con broche de oro.

Las modelos una a una iban saliendo, y al volver, se despojaban rápidamente de la ropa y, casi desnudas, iban al siguiente camerino a prepararse para el siguiente ciclo.

Gezabel estaba lista, se miró al espejo y se reconoció a ella misma.
Por eso le encantaba modelar para Westwood; su estética extravagante le permitía explotar su propia personalidad en la pasarela.

Candy White se paró detrás de ella ¡No podía negar que era bonita! Con su abundante cabello rubio y sus ojos verdes, y sus casi 20 añitos a cuestas que no deben pesarle nada.
Y de eso se valió la muchachita para comenzar a molestar.

Que si estaban en boga las modelos jóvenes… que si las agencias buscaban sangre fresca… que si los diseñadores querían carne firme.

“¿Sabes? El próximo año el Fashion Week solo captará modelos menores de 25 años ¿No te pasaron el memo?… lástima que ya no vamos a vernos tan seguido… ¿Conociste a la nueva novia de mi Tío? Se llama Annie, y fue compañera mía en el colegio en Londres. Parece que a mi Tío también le gusta la carne firme después de todo…”

¡Miserable niña infame! ¿Acaso estaba insinuando que estaba vieja? ¡Ya le podría ella dar lecciones de lo que es el “catwalk” a esta patizamba de porquería!

La muchacha no se callaba, Gezabel intentaba mantener la compostura, porque no quería salir fruncida y alterada a la pasarela; no podía quedarle mal a Vivienne… Pero la muchacha seguía y seguía.

Con las manos apoyadas sobre la peinadora, desde el espejo iluminado Gezabel solo la miraba regodearse en su majadería.
Sus manos se crisparon en puños, sintió un mango grueso entre uno de ellos… ¡Su hacha! No, no podía ser, siempre la dejaba en el maletero.
Daba lo mismo lo que fuera, necesitaba callarla, necesitaba hacerla callar ahora…

No lo pensó, de pronto se vio darse la vuelta violentamente agitando lo que fuera que tenía en la mano.
El rostro de Candy White se volteó con tanta fuerza que casi cae de espaldas; algo tibio salpicó a Gezabel en su rostro.
Cuando la muchacha se volteó tenía la nariz partida y sangraba profusamente.




El aroma a sangre se le metió por las fosas nasales y no supo nada más.
Se olvidó dónde estaba, se olvidó de las modelos, se olvidó del desfile. Se olvidó de Vivienne Westwood. Solo supo que estaba a punto de librarse de esa pequeña alimaña que ahora la miraba con todo el terror del mundo en sus llorosos ojos verdes.
Justo cuando la chica abrió la boca intentando gritar, Gezabel asestó otro golpe contundente en el rostro de la rubia. Y otro, y otro más.

Y siguió golpeando hasta qua la tuvo en el piso y ella a horcajadas golpeando y golpeando.
Recién ahí se dio cuenta de que, lo que tenía en la mano, era un pesado espejo plateado; cuando tras cada golpe lograba verse a sí misma en la brillante luna, con el rostro salpicado de sangre.





“¡Gezabel a la pasarela!” escuchó de pronto, saliendo de esa euforia que la había tomado por un momento.
Levantó el cadáver de la rubia y lo arrojó por el conducto de los desperdicios y salió a desfilar.

Cuando salió, las luces cayeron sobre ella y el público la miró boquiabierto, elevándose un ruidoso ahogo general al verla; con el hermoso y extravagante vestido, veteado de rojo púrpura y su impecable maquillaje, moteado de rojo también, llevando aún el espejo, que manchado de sangre despedía macabros destellos ante las luces, aferrado en la mano.

Pero ¿Qué es lo que esta chica le había hecho a su vestido? ¿Qué le había hecho a su carrera? Estos pensamientos atormentaron a Gezabel mientras desfilaba con toda la elegancia y la seguridad con la que era capaz.

El miedo la invadió por un instante, hasta que al dar una vuelta, vio a los asesores de Westwood que  la miraban pasmados, y vio a la boquiabierta diseñadora de pronto llevarse ambas manos al rosto y… ¡lanzarle un beso!

¡Vivienne Westwood! le lanzaba repetidos besos a la modelo, mientras sonreía y dibujaba con sus labios “¡Beautiful! ¡So beautiful!”.

Los flashes de las cámaras cayeron sobre ella como nunca antes, y el público se puso de pie para aplaudir furiosamente a la osada modelo.

De pronto la diseñadora salió a la pasarela y abrazó a Gezabel, manchándose también de sangre sin darse cuenta.
La mujer recibió un abundante ramo de rosas, mientras el público continuaba la ovación que parecía ser interminable.



Nadie nunca le había logrado poner un solo obstáculo a su carrera… y nadie nunca lo iba a hacer.



Fin.

--------------------------------------------

Mis otros trabajos en esta GF 2018:

La Muchacha del Circo (CAHA)

El Último de tus Recuerdos (La Mansión Leagan)

La Última Lección (Monasterryo)





Última edición por Wendolyn Leagan el Vie Abr 06, 2018 7:26 pm, editado 1 vez

http://www.maldita-bruja.blogspot.com

igzell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
WOW!    muy interesante "regalo",condesa...

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

GEZABEL

avatar
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
:D Vivienne sabe bien que es lo que contrata, ademas la "sangre nueva" nunca es tan buena como la experiencia... por cierto, alguien tiene un afilador de hachas?


_________________

Bleu Moon

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Le colmo la paciencia Candy a Geza y termino en el conducto

Lady Lyuva

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Siempre lista para todo, esa es Geza.

Mon_Andrew

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Eso le pasa a quien osa atravesarse en el camino de Geza. 

Excelente regalo!!

YARO

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Shocked Shocked  wooow,  es que no se puede esperar nada menos de Geza,   yo por eso tooodos los días me dedico a afilarse las hachas, las cadenas de las motosierras  y justo ahorita me pondre a hacerlo  D=  


Me encantó el relato, estuvo realmente genial,  fue tan sencillo imaginar cada escena,  tanto que hasta creo poder percibir el olor de la sangre de la rubia  

http://losrecuerdosdecandy.foroactivo.mx/

Mimicat Cornwell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
WOW
Que regalo de cimpleaños tan... Gezabelino
Como siempre es un placer leerte Wen, llevas a otro nivel el arte de las letras, soy tu fan, con sangre y todo
Me encantó.



ahora me escabullo antes que Geza comience el desmembramiento a quienes aún no entregamos regalo.

Adriana G

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Muy bueno! Muy al estilo de Geza, seguro que le encantó!

Abrazos

Tania Lizbeth

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Excelente, buenísimo , estuvo padre

Wendolyn Leagan

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
GRACIAS POR SUS COMENTARIOS CHICAS!!!

NO PODIAMOS DEJAR DE CELEBRAR A NUESTRA LOCA ASESINA FAVORITA JEJEJEJE

http://www.maldita-bruja.blogspot.com

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.