LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2017 » El Lado Rosa Oscuro » ***Aporte No. 13**Un destello en la obscuridad**Minific Candy y Neal, Cap. 9

***Aporte No. 13**Un destello en la obscuridad**Minific Candy y Neal, Cap. 9

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

elsa de larios

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
 photo PicsArt_05-05-07.57.24_zpsimjsmfeh.jpg



-¡Neil! Ella se asombró al escucharlo, él la observaba aún de rodillas, las empleadas estaban sorprendidas de escuchar aquella petición y aún más al escuchar el nombre de la muchacha..

-Si Neil, acepto ser tu esposa, contestó la rubia con una tímida sonrisa, después de colocar el anillo en su dedo anular se levantó y la beso en los labios, el beso fue dulce y suave.

-Gracias por aceptarme, te prometo hacerte feliz, sabes que no soy un hombre fácil Candy y seguramente voy a vivir celoso de todo y de todos, pero te voy amar con todas las fuerzas de mi corazón.

-Neil prometo hacerte feliz también, escucharla lo hizo sonreír y acercándose a su oído le susurró.

-Luego llegará el amor, ella le devolvió el gesto.

-Lo sé, no quiero separarme de ti, abrazándolo recibió las felicitaciones de las chicas del servicio.

-Muchas felicidades señorita, decían con cara de ilusión y asombro.

-Gracias a ustedes, ella sonreía abrazándolo de costado.

-De esto no debe enterarse nadie fuera de esta casa, solo quiero a mi servicio a personas en las que pueda confiar, las chicas a sentían con la cabeza.

-No se preocupe señor, de nosotras no saldrá palabra alguna, Después de aquella petición abandonaron la mansión y se dirigieron a la zona donde se encontraban las tiendas más exclusivas, ella no dejaba de ver el anillo que estaba en su mano, cuando el sol se filtró noto un brillo que provenía de la mano de Neil, era un anillo que hacía juego con el de ella, aquel detalle la hizo suspirar.

-Neil no deberías gastar tanto, el anillo es demasiado ostentoso, es un precioso pero no creo merecerlo.

-Estos anillos, pertenecieron a mis abuelos Candy, no te preocupes su valor es más por lo que representan que por otra cosa.

-¿Tus abuelos?

-Si, mi abuelo al morir me heredó los anillos, la casa y todos los bienes de la familia Leagan.

-¿Y tu padre?

-Él estuvo de acuerdo, no sé el porqué de esa decisión, pero todo paso a mis manos un año después de regresar, no alcance a despedirme de mi abuelo, así que no se el porqué mi padre sea negado hablar del tema.

-¿Y Eliza?

-Aún se niega aceptarlo ¿entonces te gusta la casa? ¿podrías imaginar haciendo una vida en ella?

-Realmente es hermosa, si decides que vivamos allá para mi esta bien.

-Hasta saber a dónde me enviarán, prefería que nos mudamos.

-¿Ahora a dónde vamos? La rubia se había fijado bien en el camino y definitivamente no iban al departamento.

-Aunque debo decirte que me encanta como resaltan atributos en aquel vestido, es necesario que compremos algo de ropa, no te ofendas pero la que traes está bastante desgastada, Ella veía su vestido y suspiraba.

-Fue lo último que pude comprar hace tres años, el colocó su mano sobre la de ella y la apretó.

-Todo eso ya se terminó, su voz fue firme y ella ya no dijo nada.
La tarde la pasaron de tienda en tienda, compraron vestidos, bolsos, zapatos y accesorios, en la primera tienda que entraron escogieron un traje que hacía juegos con el de él, aunque con renuencia él aceptó que ella lo comprará y se lo dejará puesto.

Entrada la tarde llegaban agotados al departamento para encontrar a un Teniente apostado en la puerta del edificio, en cuanto le vio le saludo con el formalismo habitual entre militares.

-Perdone la molestia Capitan, esto se lo envían del cuartel, mi General me dijo que esperara una respuesta.

-Desde cuando estas esperando para entregar esto, decía el moreno tomando el sobre que le ofrecía su subordinado.

-Vine en la mañana, pero usted no estaba señor, el General me ordenó regresar y permanecer acá hasta que le entregara este sobre señor.

-Amor ayúdame con esto por favor, la rubia no se había percatado del hombre que acompañaba a Neil.

-Por supuesto discúlpame por favor, tomando casi toda las bolsas y la tomó de la cintura para luego besarla, el Teniente estaba apenado por interrumpir al Capitán Leagan con su conquista.

-Permitanme ayudarles por favor, dijo enseguida el hombre.

-No se preocupe, me adelantó para que continúen hablando, ella estaba por irse cuando Neil le tomó la mano, en ese momento el Teniente pudo ver el anillo de él y el de ella, era evidente que hacían juego.

-El Teniente va a subir con nosotros, ella le sonrió y detuvo la marcha, al subir al ascensor él la abrazó.

-Debes estar cansada, te prometo que mañana no saldremos, nos quedaremos a descansar todo el día, en ese momento el Teniente detalló a la pareja, estaban vestidos con colores similares, aquello le causó curiosidad,  llegar al departamento le invitaron para que se sentará.

- Teniente, en unos minutos estamos con usted, tome asiento por favor, pareja se retiró y hasta donde pudo ver se dirigían al mismo lugar, ni bien entraron a la habitación el moreno dejo caer las bolsas y reclamó aquellos labios que desde que dijeron Si, los consideraba suyos.

-Si quieres date una ducha y descansa, en cuanto terminé de hablar con este inoportuno regreso, sin esperar respuesta se retiró dejando a la rubia con ganas de más, luego de un largo suspiro corrió al cuarto de baño y tomó una ducha rápida, se peinó y se vistió con unos de los vestidos que acababan de comprar, al verse en el espejo no pudo más que sonreír, esta vez se dejó su rizada cabellera suelta y salió a atender a Neil y a su acompañante.

- Paso directo a la cocina y preparó dos vasos de jugo de frutas y fue directo hasta donde se encontraban los dos hombres.

-Disculpen la interrupción, Neil les traje algo de tomar, la cara de este estaba sería  ¿Sucedió algo? La rubia se preocupe al ver la cara del moreno, bien que lo conocía para saber que no era nada bueno lo que pasaba, el le extendió lo que tenía en la mano y ella con algo inseguridad lo tomó.

-¿Una invitación? Al levantar la mirada el asentía con la cabeza.

-El padre de nuestra encantadora visita de la otra noche.

-Ahhh ¿y vas asistir?

-Vamos querida, ni creas que voy asistir solo, ella se sentó a su lado y le tomó una mano.

-Nunca más solos Neil, por un momento se vieron a los ojos, cosa que empezó a incomodar al Teniente.

-No hay más que decir puede informarle al General que con gusto voy asistir, solo haga el favor de no mencionar que voy con mi prometida, seguramente asistirá algún miembro de su familia y queremos darle la sorpresa, ella abría los ojos.

-¿Tu crees Neil?

-Es posible amor, tranquila no pasa nada, ya deben saber que estoy en New York, seguramente Eliza ya le dijo a medio mundo, ella asintió pues no había pensado en ello.

-Entonces me retiro, con su permiso, disculpen por favor la interrupción.

-No se preocupe, solo cumplía con una orden, Neil despedía al hombre con un apretón de mano.

-Quiero que te pongas ese hermoso vestido rosa ajustado, quiero que todos vean lo hermosa y sexy que es mi mujer.

-¿Tú crees que este alguien de la familia Neil?

-Es posible, siempre los invitan a este tipo de eventos, el año pasado Coincidí en un baile con Archie y su flamante esposa.

-¿Los viste? ¿Por qué me preguntaste por ellos el otro día?

-Porque tenía que hacerte pensar en otra cosa y distrae tu atención de lo que habías vivido.

-Gracias ¿Como los viste?

-A ella tan sosa y mustia como siempre, Archie estuvo más tiempo hablando de negocios que con ella, ni me les acerque, en cuanto pude me retire.

-Neil estoy muerta de cansancio, me quiero ir a dormir.

-¿No quieres comer algo ligero?

-No tengo apetito, realmente estoy cansada.

-Entonces vamos a descansar, ambos de retiraron a su habitación mientras él fue a darse una ducha, ella se preparó para dormir, enseguida se quedó dormida.

Al salir del baño el la encontró tapada hasta el cuello, con cuidado levantó las sábanas para proceder a despojarla de la pijama, también estaba cansado y no quería sentirse incómodo como la noche anterior, se encontró con la grata sorpresa de verla sin ninguna prenda encima, tal como él se lo solicitó en la mañana, sonriente se metió a la cama y se abrazó a su espalda para quedarse dormido enseguida


CONTINUARÁ........



Última edición por elsa de larios el Vie Mayo 05, 2017 9:04 pm, editado 2 veces

igzell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Elsaaa,por favor,por favorsito,modifica las letras,estan muy pequeños y estoy bien ciega,asi podre leer tu fic.
Gracias,de antemanos,y nos leeremos el año entrante

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.