LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2017 » El Lado Rosa Oscuro » <<<Cosa Nostra>>> TerryFic ~Así lo Quiso el Destino~ Capítulo 9

<<<Cosa Nostra>>> TerryFic ~Así lo Quiso el Destino~ Capítulo 9

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Lady Supernova

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony



CAPÍTULO 9




Ruta transatlántica Nueva York-Londres, abril de 1924


La ceremonia, había sido tal cual Candy y Terry la pidieron: discreta y sencilla.

El Capitán McCaffrey, era un hombre muy tradicional y se alegró de sobremanera cuando la pareja de jóvenes, le pidió el viejo favor de celebrar una ceremonia de matrimonio.

Se sintió gratamente complacido de saber que las parejas de antaño, seguían existiendo y le pareció admirable la forma en la que esos jóvenes estaban procediendo... Ambos eran poseedores de un apellido de renombre, con la oportunidad de casarse en medio de una fastuosa ceremonia, pero ¡Habían optado por hacerlo de forma íntima! Importándoles únicamente su amor.

"Amense y respetense..."

Les pidió, después de que terminó la ceremonia.

"Y si por alguna razón se enojan uno con el otro,  traten de recordar este día... Siempre que se sientan perdidos, rememoren estos momentos, verán que su molestia se desvanece..."

—Capitán McCaffrey...  —le llamó su asistente—. He dispuesto todo, para que la pareja de recién casados, disfrute del resto de día.

—Me alegra saberlo...

—Nadie se dio cuenta de lo que pasó aquí, así que puede estar seguro de que les dejaran disfrutar su felicidad en paz.

—Me da gusto saber que los hemos protegido, porque nunca se sabe... Puede que halla un periodista entre los pasajeros...  —expresó el capitán—. Y ya sabe como son de insistentes...

—Sobre todo tratándose de ellos...  —dijo el asistente—. Últimamente han salido en los periódicos americanos.

—Cuidemos que nadie les moleste...  Estén al pendiente de lo que necesiten.




*~*~*~*~*




La tarde ya estaba cayendo, pero a pesar de ello el clima era muy agradable y por eso, la pareja de recién casados no dudó en pasear por la extensa cubierta.

Tomados de la mano, caminaron, mezclándose con los demás pasajeros del barco y disfrutaron observando el océano.

—Marido y mujer...  —mencionó Terry,  mientras dirigía su mirada a su recién nombrada esposa—. Eso suena tan bien...

—Suena maravilloso —aceptó ella, observando las argollas en ambas manos—. Adoré que trajeras las argollas contigo...  Ya sabías que las íbamos a necesitar ¿Verdad?

—No estaba muy seguro...  Pero al menos guardaba una pequeña esperanza de que pasara esto —Terry echó un vistazo al atuendo de Candy y cuestionó—. ¿Y tú?  ¿Venías preparada?

Candy esbozó una sonrisa y afirmó con su cabeza.

—Este vestido, es el que iba usar en la ceremonia civil... Lo empaqué, porque pensé que quizás nos casaríamos en Inglaterra.

—Luces hermosa con él...

—Y tú te ves muy guapo, con este traje.

La forma en la que Candy, lo miró, hizo que una corriente eléctrica corriera por todo su cuerpo. La deseaba... La anhelaba como nunca antes anheló a otra mujer... Estaba loco, por comérsela a besos y llevarla a la suite...

—Terry...  —le llamó ella, y él enseguida respondió.

—Dime...  ¿Qué puedo hacer por ti?

— ¿Recuerdas, la noche en la que nos conocimos?

—La recuerdo todos los días... —ella le sonrió emocionada y él agregó—. Robaste mi corazón ese día...  ¿Cómo olvidarme de algo así?

—Pues estamos a mano, tú también me robaste ese día...

—Estabas muy linda, con aquél vestido... Eras lo más bonito que había visto aquella noche.

— ¡Pero te reíste de mí!

—Los niños siempre se burlan de las niñas que les gustan...  Eso es como una ley no escrita.

—Es tan raro...

— ¿Qué es raro?

—Que no nos viéramos antes... Estuvimos aquí muchos días y ¡Nunca nos vimos!

—Bueno...  Yo sí te vi...

— ¿Me viste?

—Te vi con George, dos o tres veces...  Pero nunca te vi de frente... Lo único veía de ti, era tu cabello... —en ese momento, Terry hubiera deseado enredar sus dedos en los rizos de Candy,  pero ella llevaba el cabello recogido,  perfectamente peinado—. Fue una verdadera sorpresa ver tu cara.

— ¿Mi cara pecosa?

—Tu bella cara pecosa...

Ambos rieron, pero después se quedaron callados, cada uno, pensando en aquellos años.

—Comienza a refrescar...  —dijo Terry y Candy,  estuvo de acuerdo.

—Será mejor que vayamos a la suite —mencionó con naturalidad, aún y cuando haber dicho esas palabras, provocó que volviera sentir un escalofrío por todo el cuerpo.

—Sí... Eso será lo mejor.

Terry la rodeó con su brazo y después caminaron hacia la escalinata.




*~*~*~*~*




Llegar a la suite y encontrarse con un verdadero banquete, a su disposición, era algo que no esperaban.

Ambos, se miraron sorprendidos, y luego observaron una nota, que yacía sobre la mesa del comedor. Terry se acercó para tomarla y una vez que abrió el sobre, dijo:

—Un regalo de parte del capitán y su tripulación.

Candy sonrió emocionada y contenta se acercó a la mesa, para poder apreciar los exquisitos platillos que habían sido servidos.

—Tengo hambre...  ¿Y tú?  —preguntó,  mientras Terry la miraba. Él estaba pensando en otra cosa... Tenía en mente una actividad muy diferente...—. ¿No tienes hambre?

—Ehhh sí...  Claro...

—Entonces, siéntate...  Yo te serviré...  ¿De acuerdo?

Terry sonrió y después tomó asiento frente a la mesa. Se dejó consentir y también permitió que el aroma de la comida entrara por su nariz.

Todo allí, olía muy bien...

— ¿Y cómo van tus clases de cocina?  —cuestionó él.

—Digamos que ya no te envenenaré...  Y que con eso, debes darte por bien servido —contestó ella, sin pena alguna.

—Vaya...  Eso suena...  Aterrador.

Ella le hizo un gesto y después le sacó la lengua.

—Solo espera que lleguemos a Londres...  Y que tenga una estufa a mi disposición ¡Ya verás de lo que soy capaz!

—Bien, estaré esperando ese momento.

La pareja, degustó de su cena, y también del rico pastel, que les enviaron. Se sentía como una verdadera fiesta de boda, una fiesta sin sus familiares, pero una fiesta al fin.

Destaparon la botella de champaña que también les regalaron y brindaron por ellos y por los que les desearon la mayor de las dichas,  antes de partir de América.

Platicaron de una y mil cosas, antes de aceptar que el gran momento de sus vidas, finalmente estaba llegando.

Fue cuando ya eran más, de las nueve de la noche, cuando Terry se animó a pedirle que fueran a la habitación.




*~*~*~*~*




Candy no era nueva en eso...

No... Ella definitivamente no era una virgen casta.

Terry ya la había introducido en el mundo del erotismo. Él la tocó, la acarició y le regaló placer, sin introducirse en su cuerpo... Y ella había aceptado sin poner ningún "pero" de por medio.

No era nueva, ni ignorante de lo que iba suceder... Pero estaba horriblemente nerviosa, por saber que finalmente consumarían el acto.

— ¿Estás bien?  —le preguntó Terry, al notar que lucía intranquila.

—Sí...

—No suenas muy convencida —Terry le sonrió y luego cerró la puerta de la habitación—. Entiendo que te sientas nerviosa... Yo también me siento así.

—Tú...  ¿Te sientes nervioso?  —cuestionó ella con incredulidad.

—Sí...

—Pero... Tú...

— ¿Yo por qué siento nervios? —Terry rió sin poder evitarlo y a continuación agregó—. Candy, voy hacerte el amor por primera vez... Créeme, ese es un motivo suficientemente poderoso para sentirme nervioso... Tengo miedo de lastimarte... Tengo terror de no lograr que lo disfrutes.

Candy lo tomó de la mano y luego lo invitó acercarse a ella.

—Yo disfruto mucho a tu lado... He disfrutado cada uno de nuestros juegos.

— ¿Y entonces?  ¿Por qué tan nerviosa?  —Terry acomodó un rizo, que se había escapado de su peinado y luego, acercó su boca hacia la oreja de Candy—. Será un poco diferente a lo que ya hemos hecho, pero en esencia, es lo mismo.

Aquellas palabras hicieron que el cuerpo de Candy temblara de deseo. No sabía si era por escuchar la voz de Terry en su oído, o quizás eran las ansias de que ya todo comenzara... El caso era  que su cuerpo temblaba sin que ella, pudiera evitarlo..

Terry pareció adivinar sus pensamientos. Y sin hacerla esperar por más  tiempo, llevó su mano hasta el mentón de ella, lo tomó con delicadeza y a continuación, acercó sus labios a su boca.

La besó suavemente, para ayudarla a relajarse por completo. Candy cedió ante aquella técnica que Terry empleó con ella y dejó la tensión a un lado.

Retiró las horquillas que eran parte de su peinado y luego liberó su cabello... Después, sin decir ni una sola palabra, cedió el mando a Terry, para que él dispusiera de ella.

—Voy a quitarte el vestido... —le avisó él, en el momento en el que sintió su completa entrega—. Me muero por verte desnuda... —dijo él,  recordando todas aquellas veces que la tocó, por encima de la ropa.

Candy no pudo responder nada...  Solo afirmó con su cabeza y colaboró levantando los brazos, para que la prenda saliera.

Terry volvió a unir sus labios con los de ella y mientras la besaba, llevó sus manos hacia el delicado corpiño de ella y retiró uno a uno, los botoncitos que ayudaban a la prenda, para proteger los senos de la joven.

En cuestión de segundos terminó de desabotonar y en seguida abrió el corpiño y dejó los pechos de Candy al descubierto.

Habían jugado muchas veces, pero en ninguna de esas ocasiones, tuvo la oportunidad de observar a Candy completamente desnuda. Para él, fue una sorpresa, descubrir aquella parte de la anatomía de la rubia. Terry permitió que sus manos recorrieran aquella área y sin reparos, se adueñó de los senos de la muchacha. Los acarició, los lamió y los succionó sin piedad.

Candy se sintió pérdida ante esa muestra de amor y lujuria, se abandonó a la sensación de tener a Terry a su lado, acariciándola, besándola y quitándole el resto de la ropa.

Muy pronto, estuvo desnuda de los pies a la cabeza, recostada sobre la cama, observando mientras él,  se quitaba la ropa.

Candy no podía creer lo que veía, le parecía imposible creer que ese hombre tan perfecto y tan guapo, estuviera a punto de tomarla.

Observó su virilidad completamente erguida.  Aquello no la asustó,  conocía el cuerpo humano, sabía de desnudez, y aunque era una sorpresa verlo en todo su esplendor, no le asustaba verlo así, lo que la llenaba de temor, era pensar en lo que Terry haría para entrar en su interior.

Era muy grande para ella...

—No temas... —expresó, recostándose al lado de ella—. No voy hacerte daño...

—Ya no tengo miedo,  Terry...  Ya no...

—Me alegra escuchar eso,  preciosa...  —susurró antes besarla.

Candy sintió como él la acomodaba sobre el colchón y le abría las piernas con suavidad, para posicionarse entre ellas.  Gimió al sentir que él tocaba su intimidad y frotaba su mano sobre ella.

—Es la hora de la verdad...  —le dijo entre extasiado y divertido, retirando su mano de la zona intima de Candy, para poder tomar su ansioso miembro y guiarlo hacia el interior del sendero virginal.

Candy no quiso pensar en el dolor, solamente se concentró en el placer de sentir a Terry, deslizándose dentro de ella.

— ¿Estás bien,  mi amor?  —cuestionó él

—Sí... Estoy bien...

El dolor experimentado, fue mínimo, así que permitió que su deseo gobernada en ella y entonces se dejó llevar por los movimientos que el marcaba.

—Dios santo Candy...  —susurró en su oído—. Vas a matarme...

—No es verdad...

—Sí lo es...

Terry regresó su boca al oído de Candy y mientras se movía dentro de ella, le susurró frases que hicieron que ella se excitara más.

Los matices de Terry, estaban presentes una vez más.  Y ella adoraba eso en él...  Lo quería romántico,  lo quería apasionado,  pero también lo quería ladino,  susurrándole cosas a su oído.

—Te amo,  Candy...

Ella no pudo responder a la confesión, porque la sensación del orgasmo ya estaba en la puerta...

—No te contengas...  —le dijo él

—Es muy pronto...

—No lo es preciosa... Lo sentirás de nuevo... Te lo prometo.

Ella quería aguantar más,  pero finalmente, no logró y desesperada gritó el nombre de Terry.

Terry sonrió emocionado y siguió moviéndose dentro de ella. Entró y salió de su cuerpo, cuantas veces quiso y volvió hacerla gritar su nombre, antes de que él explotara y gritara el de ella.

—Te amo... —confesó ella.

—Y yo... Te amo más... —contestó él, buscando sus labios para ahogarla con un delirante beso, una muestra de amor infinito que le indicó a Candy, que él iba seguir amándola, por el resto de la noche.

Eran las seis de la mañana en punto, la hora en la que ella, siempre se despertaba...

Terry miró el reloj y después esperó a que Candy abriera los ojos. Estaba muy seguro de que ella despertaría y permitiría que él observara sus ojos verdes, aún en la oscuridad que envolvía la habitación... Sin embargo, los minutos pasaron y Candy no despertó.

La joven, se removió entre sus brazos e hizo como si quisiera despertar.  Pero nunca abrió los ojos. Lo único que ella le regaló, fue un gracioso ronquido.

Terry, sonrió ante aquel natural sonido y después de darle un beso a su esposa sobre la frente, cerró los ojos, e intentó dormir de nuevo...

Recordó que ya no tenían prisas, para vivir y que finalmente estaban, solo ellos dos.


Continuará...

https://www.fanfiction.net/u/2786408/Lady-Supernova

Milser

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ohhhh l'amour!!!!
Como que volvió a hacer calorcitoo!!!!!

Gracias bella!

Citlalli Quetzalli

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

ladylore

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
que bello capitulo
el capitan casandolos, la cena por parte de la tripulación y la noche romantica de bodas

igzell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

esto fue demasiado para mi,casi me da diabetes xD

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

cilenita79

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Con diabetes XDD 

No encuentro la continuación!!!!

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.