LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2017 » El Lado Rosa Oscuro » **¤ LEGION ANDREW ¤** Aporte #4 ¤ OLVIDÁNDOME DE TU AMOR capítulo 3¤

**¤ LEGION ANDREW ¤** Aporte #4 ¤ OLVIDÁNDOME DE TU AMOR capítulo 3¤

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Sagzae

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Holaaaaaaa
Aquí les traigo otro capítulo más de esta historia, ahora en el lado oscuro.... aunque para mi gusto no es tan fuerte jejeje

Espero que les guste..      
Muchas gracias mis compañeras de la Legión Andrew, va para ustedes con amor y con especial agradecimiento a SaraVane por que es de ella la idea original y a Candyfann que me dio la pauta para escribirla.. Las quiero a todas  


CAPÍTULO 1: http://www.elainecandy.com/t22424-legion-andrew-aporte-2-olvidandome-de-tu-amor-cap-1

CAPÍTULO 2: http://www.elainecandy.com/t22713-legion-andrew-aporte-3-olvidandome-de-tu-amor-capitulo-2


Después de saborear un espectacular banquete Saray, Vane y Albert disfrutaban en el  gran salón recostados sobre cojines. Sentadas al lado de su amado rubio, y después de turnarse para robarle algunos fogosos besos al hermoso hombre, Vane acariciaba su sedosa cabellera, de pronto él recordó que tenía que emprender su tan fastidioso viaje por otros reinos, así que a Saray se le vino en mente la estrategia que junto con sus compañeras de Legión habían acordado para no dejarlo ir… de esta manera estas dos guerreras comenzaron a contarle una historia muy especial…

OLVIDÁNDOME DE TU AMOR
CAPITULO 3


Pat O’Brian se halaba el cabello con desesperación y Patty lo sostenía del brazo pero tenía los ojos a punto de las lágrimas, el tiempo parecía haberse detenido.

Parada frente a la ventana Jana O’Brian ante los ojos de las demás se apreciaba angustiada por su hija, sin embargo lo que sentía era una furia que le recorría toda la sangre, no podía creer que Candy hubiese salido sin permiso en medio de la noche, tuvo que dar una cantidad enorme de dinero para que los empleados a cargo no fueran a parar a la prensa y contar los detalles.

Hablar con los Britter también fue tan humillante, lo bueno es que Patty y Annie sostuvieron que Candy se había peleado con ellas y que se dirigía rumbo a casa. En cuanto tuviera oportunidad le haría pagar por esto.
El médico que estaba al cuidado de la chica salió a la sala donde se encontraba la familia

– Señores O’Brian, tuvimos que operar a la joven debido a que la perforó un trozo de madera en el estómago, logramos salvarle la vida sin embargo esto implica que ella nunca podrá tener descendencia, lo lamento mucho. Les mantendremos informados de cuando pueden pasar a verla
El padre de Candy abrazó a Patty no pudiendo contener el llanto, mientras que Jana se dejó caer en un asiento no podía reaccionar mientras que por su cabeza desfilaban mil ideas.


0o0o0o0o0


Pasó la semana que Albert le había solicitado a Candy y para él fue una locura no poder contactar a los
O’Brian. En su residencia solo le decían que la familia no se encontraba y en las oficinas del padre de Candy no le permitían tampoco hablar con él.

Así que después de un par de meses de intentos fallidos por ver a Candy, desesperado y con el alma en un hilo jugó su última carta y habló del asunto con su tía. La mujer que había estado a cargo de su educación desde que quedó huérfano.

Elroy Andrew era una mujer de carácter duro, que lo formó para que fungiera como el heredero de las empresas Andrew, lo proveyó de las mejores escuelas y tutores, sin embargo nunca del amor de una madre a un hijo. Si no hubiera sido por sus sobrinos que siendo adolescentes corrieron con la misma suerte que él y tuvieron que ser criados por la tía, no hubiera conocido la sensación de estar rodeado de familia y cariño.

-Quisiera saber por qué hasta hoy me avisas de esto Albert, sabes que me molesta mucho este tipo de sorpresas y aunque reconozco que es una buena familia no quisiera que dieras ningún paso adelante con esto hasta que no haya investigado a esa muchacha.

Albert, respiró hondo para no dejarse llevar por el enojo y se arrepintió de haber informado a su tía de sus sentimientos.

-¡Olvídelo tía! Solo quiero encontrar a Candy, nada de lo que usted pueda averiguar sobre ella me hará cambiar de opinión al respecto. Así que con su permiso me retiro.

Elroy Andrew al ver que su sobrino se salía de su despacho, se preparó para contactar al investigador que le ayudaría a averiguar todo acerca de esa mujer y su familia.


0o0o0o0o0o0


Pat O’Brian se dio cuenta de la insistencia del joven en buscarlo y decidió recibirlo en el despacho de su casa.

-Señor, es un gusto conocerle. Mi nombre es..

-Albert Andrew. Candy me explicó que vendría. Me gustaría escuchar Sr.  Andrew cuáles son sus pretensiones para con mi hija.

Albert tragó en seco, y se dispuso a explicar todo el sentimiento hacia Candy mientras Pat lo observó  y escuchó atentamente por un buen rato.

Candy aun se encontraba en cama aunque ya estaba más recuperada de la operación. Su madre al saber que tenía como pretendiente a un gran prospecto, habló con sus hijas.

-Es imperativo que tengamos que guardar el secreto de la penosa condición de Candice.

-¿A qué te refieres madre?

-A que les prohíbo rotundamente decirle a quien sea acerca de que Candice ha quedado inservible como mujer.

Ambas chicas no daban crédito a las palabras tan duras de Jana, Candy no pudo evitar derramar lagrimas mientras aclaraba – ¿Estás hablando de que soy estéril?

-¡Exactamente! si no aprovechamos que alguien esté interesado en ti, podrías perder la oportunidad de casarte. Y no quiero que sigas siendo una carga para esta familia, bastante hemos tenido con tu vergonzoso comportamiento que derivó en ese accidente.

-Mamá, por favor, es suficiente. Hemos comprendido a que te refieres, pero deja de hablar de mi hermana de esa forma. Te lo imploro

A las palabras de Patty y tratando de controlar su ira. Jana se detuvo y se dispuso a hacer pasar al Sr. Andrew, y antes de retirarse les recordó – Solo les advierto a las dos. Esto no es un juego y queda prohibido cualquier comentario al respecto.

Patty le dio un apretón de manos a su hermana y mirándola dulcemente le sonrío, procediendo a darles algo de privacidad para que hablaran.

–Candy, mi amor, perdóname-  Albert al pasar y sabiendo la historia del accidente sintió culpa y un fuerte dolor en el pecho.

-Albert, no digas eso. Por verte volvería hacerlo mil veces.

-¿Por qué no me avisaste antes? No me hubiera separado de tu lado por ningún motivo.

-Mis padres no saben que por verte salí de la casa de los Britter. Espero que no les hayas dicho nada. Mamá aun sigue muy molesta conmigo y no creo que me vaya a perdonar. No me gustaría exponerte a sus reclamos. ¿Qué te dijo papá?

-Dijo que me daría una respuesta después de hablar con tu madre- y cerrando los ojos mientras deja salir un audible suspiro le dice  -Y que regrese en dos semanas.

-¡¡¡¿Queeeee?!!!!  Tal vez sea parte de mi castigo, más tiempo sin verte y  aunque me siento mucho mejor,  no creo poder escapar tan fácil.

-Sin embargo yo no estoy imposibilitado para escaparme y entrar por tu ventana mi hermosa novia- le dijo mientras guiñaba uno de sus hermosos ojos azules.

Ambos rieron en complicidad y cerraron el trato con un beso que tuvieron que aplacar antes de perder el control de sus deseos.


0o0o0o0o0


Al pasar de los días y como era de esperarse Elroy tenía en sus manos un informe completo sobre los O’Brian, donde descubre no solo que Candy no es hija legítima de los O’Brian, sino que el accidente que tuvo fue muy lejos de su casa en medio la noche y para colmo ha quedado estéril.
Así que apenas teniendo la información se presenta en la mansión de los O’Brian para hablar con los padres de Candy.

Elroy Andrew no estaba dispuesta a permitir que su sobrino se comprometiera con esta clase de mujer. Ella requería por el bien de las empresas que Albert tuviera un matrimonio intachable y sobre todo que pudiera dejar descendencia.

Al llegar no localiza a Pat en su domicilio, así que es recibida por Jana quién escucha las razones de esta mujer para no aceptar a Candy.

-Entiendo totalmente su postura Madame Elroy, y agradezco su discreción para con la situación de mi familia. Penosamente, tengo que confesar que me he arrepentido en muchas ocasiones de haber adoptado en mi familia a esa muchacha, pero entienda que mi marido esperaba hacer lo mejor por nuestra hija Patricia.

-Hablando de eso Jana, su hija Patricia, en comparación con la huérfana esa, es una chica intachable. A mí me parecería aun mejor prospecto para mi sobrino y creo que sería un matrimonio perfectamente aceptable ante nuestro círculo.

-Pero Madame Elroy ¿usted cree que su sobrino pueda cambiar de parecer? Aunque me agravie decirlo, Candice puede llegar a ser muy convincente con los hombres.

Elroy vio la oportunidad de manejar la situación a su conveniencia, así que le tomó las manos a Jana en un gesto de confidencialidad

- ¡Oh querida Jana! Usted y yo podemos trabajar juntas para beneficio de mi sobrino y su hija, créame que esto es lo que a ambas familias nos conviene.


0o0o0o0o0


Esa noche Candy se dispuso a darse un baño para poder recibir fresca a su amado y valiente rubio, que entraría por su ventana. Las ansias de verlo la traían en una ensoñación total.
El deseo de besarlo sin reservas, de sentirse entre sus fuertes brazos tan segura como nunca se había sentido, la distrajo en el baño más tiempo de lo planeado.

Mientras que Albert haciendo uso de su atlético físico subió por una reja de enredadera que llegaba hasta el balcón de Candy.  E intentando ser sigiloso y discreto dio un saltó hasta la ventana, pero resbaló y sin poder guardar equilibrio su redondo y fuerte trasero se impactó antes que sus pies en el suelo.

En ese instante alguien tocó a la puerta, haciendo que en un salto entrara al baño y cerrara la puerta.

Candy lo miró y casi da un grito del susto, pero Albert saltó sobre ella tapando su boca con una de sus manos, mientras con la otra le hizo una seña de silencio.
La puerta de la recamará se abrió y entró Patty, al no ver a su hermana se acercó a la puerta del cuarto de baño.

-Candy ¿Estás ahí?

-Si Patty, estoy por darme un baño  ¿Se te ofrece algo?

-No. Es decir, me pareció escuchar un ruido y quería cerciorarme de que te encuentras bien.

-Sí, no te preocupes, estoy bien. Solo me bañaré y me iré a dormir.

-Bien. Hasta mañana

-Gracias hermanita. Hasta mañana

Aun después de escuchar que la puerta se cerró tras de Patty, ambos seguían petrificados y aun más al darse cuenta de que Candy estaba completamente desnuda.
Por un segundo Albert tuvo una lucha interna entre retirarse y salir inmediatamente de ahí… o besarla hasta quedarse sin labios.

La respiración de ambos era como si sus pulmones no alcanzaran a tomar aire. Parados uno junto al otro en medio del cuarto de baño, no podían moverse ni para mirarse siquiera. ¿Qué hacer?
Así que Él  dio un par de pasos dándole la espalda y dirigiéndose hacia la puerta, pero se detuvo al escuchar la voz de ella como en un susurro.

-¿A dónde vas?

-Yo… tal vez debería…

Ella tomo la iniciativa de acercarse, y aun a espaldas de él suavemente puso sus manos en los hombros del atractivo rubio y lentamente las fue bajando por sus brazos hasta que no pudo más y acercó su cuerpo para  abrazarlo por la espalda. El fuego que sentían en el vientre los recorrió de pies a cabeza.

Con tal gesto derrumbó por completo la cordura del atractivo hombre.  Girando de repente para ver sus ojos por dos segundos con la finalidad de estar seguro de que ella deseaba lo mismo, arremetió a besarla con todas las ansias contenidas de su corazón y la palpitante necesidad de su cuerpo.

Casi con desesperación y como pudo, ella le ayudó a deshacerse de la camisa mientras sus bocas ansiosas recorrían de sus cuellos a sus hombros, saboreándose uno al otro. Su cuerpo le exigía deshacerse del pantalón ya que estaban impidiendo que su viril miembro se expresara a plenitud y en un movimiento audaz Albert se deshizo del resto de la ropa.

Se observaron por cinco segundos, Candy jamás había visto las partes de un hombre desnudo salvo en libros prohibidos, sin embargo lo que estaba viendo le gustaba mucho. Y Albert admiraba la belleza de esa chica que lo volvía loco.

Se tocaron y acariciaron como para estar seguros que no era un sueño, que no despertarían de este viaje astral. Su respiración entrecortada no impedía que desearan sentir más, los besos dejaban rastros de saliva que quemaba cada poro.  

Él no pudo contener más las ansias por esos pezones tan rígidos y tocándolos descaradamente, la observaba retorcerse de placer y ahogar gemidos para no hacer más ruido, gemidos que se intensificaron al recorrer con la punta de la lengua cada pequeño y duro pezón.

Colocándola  en el piso, Albert magistralmente posicionó a su mujer de tal manera que fuera sencillo besar y lamer la perla entre sus piernas. Primero fue despacio y suavemente que sintió como se estremeció por completo, al sentir como se mojaba sus movimientos se aceleraron cada vez más hasta volverse más profundos. En ese momento Candy sintió que moría de placer, que tocaba el paraíso y no quería regresar a la tierra.

Albert se dio cuenta de ella estaba a punto de alcanzar el clímax, él también se encontraba tan duramente preparado y ansioso por completar esta sensual danza, por llegar al momento en que dos almas emanan luz propia.

-¿Estás segura?

Ella no pudo responder palabra alguna, sin embargo, con fuego en la mirada y a la vez temerosa solo movió la cabeza asintiendo. Lo que él le hacía sentir era una dulce tortura, desesperadamente deseaba más.

Así que primero suavemente Albert se introdujo en ella, hasta que entró totalmente. Ella con los ojos cerrados estaba tan dispuesta a recibirlo, tan deseosa. Después las embestidas tomaron fuerza  ¡no podían detenerse!  Buscaban encontrar un tesoro mientras se miraban a los ojos, sus almas se dejaron llevar, volaron, explotaron… llegando a un éxtasis tan profundo…

-¿Estás bien?

-Maravillosamente

-No creí que fuera capaz de amarte más. Candy… te amo

-También te amo muchísimo

Después de miradas y risitas, Candy simplemente se quedó dormida con una sonrisa dibujada en su rostro. Albert la observó por un tiempo, la contemplaba y se sentía más enamorado de su amada rubia.

La llevó a su cama y la arropó, le dio un suave beso en los labios, se vistió y salió cual ladrón por la ventana, con su espíritu libre tan hinchado de felicidad.


Continuará...

Al fnal del relato y viendo que su amado estaba profundamente dormido, se acercaron a su lado, y tapándolo con una sábana de seda, se propusieron dormir a su lado hasta que la siguiente Legionaria comenzara su historia.


Chiquita Andrew

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Orales esos rubios ya se comieron la torta jajajajaja

Que hará Elroy y Jana ahmm nada bueno me imagino. Buen capítulo espero el siguiente

Lilianarodas

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que iran a hacer esas dos señoras
Espero el siguiente capítulo

Shara Mc Cartney

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

uuuyyyy si que siii  esperemos  a ver que pasa

kitten Andrew

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Primero que nada Candy estéril? OMG..... MUY fuerte para una mujer por q uno si quiere conocer su sangre en una pequeñita y hermosa vida formada dentro de nuestro vientre y lo digo por mí.......esas Jana y Elroy....mmmmm mucho veneno junto....... Mis rubios concretaron ese click que hicieron al conocerse.


Espero que no tardes con el siguiente...... Saray aquí estaré al pie del cañón  affraid                

Saravanessa

avatar
Rosa Pink
Rosa Pink
Fascinante amiga!! pueden hacer lo que se les antoje pero alfinal ellos están juntititos!!!

Liovi

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
ohhhhhh noooooooo complot de brujas!!!!!!!!!!
para cuando el siguiente mana........


felicidades muy buena trama... y triste la situacion de candy... ojala se haya equivocado el medico.







M A Parker

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
que me robe a miiiiiiiiiii


OMG!!! BUENÍSIMO CAPÍTULO!!!!!!!


ES UN PLACER ESTAR LEYENDO ESTE FIC!!!! BRAVO CHICAS!!!!

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.