LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2017 » ✿ALSS✿ Aporte 40✿Albertfic **La Usurpadora**✿Capitulo III✿Agente Especial✿✿ Mayra Exitosa✿✿

✿ALSS✿ Aporte 40✿Albertfic **La Usurpadora**✿Capitulo III✿Agente Especial✿✿ Mayra Exitosa✿✿

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Mayra Y Exitosa

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Continuación del fic...
Los personajes son de Candy Candy, de sus creadores originales, agradeciendo la oportunidad de que lo comenten,

La Usurpadora
Por Agente Especial
Mayra Exitosa
GF 2017
Capítulo 3


Afuera un hombre enamorado miraba el reloj, sonriendo animado porque su novia pronto bajaría, ella lo había aceptado, tenía que presentarla a la familia, ver que se sintiera bien, independiente a lo que él le hubiera hecho esa noche, ahora lo más importante era casarse, no permitiría que un hijo de él naciera fuera del matrimonio, fue una borrachera, pero no iba a dejar el honor de su dama en el suelo, eso no lo permitiría, ella había confiado en el, lo dejo en su habitación aun con todo lo que se podía presentar y hablar mal de ella, pero un caballero no hace eso, trato de pagar para que nadie delatara que él había estado con ella en la habitación y ahora, si se casaba lo antes posible, no había bebes fuera del matrimonio, estaba consciente que no llevaba preservativos esa noche, aun habiendo bebido demasiado, no iba a dejar la reputación de Cathy en el suelo.

Candy notaba que ya no había nada de la amiga de la señorita Cathy, la señorita que estaba ahora era otra muy diferente y que le decía que entregarían ya la suite en el hotel. Se habían ido sin decir nada.

Al bajar un hombre alto rubio esperaba y al girar la vio y la sorprendía,
--- ¡Mi vida! Estás hermosa. Tomo sus labios sin aviso, dejándola en las nubes o el paraíso, para tal efecto era lo mismo, había perdido el piso con el abrazo y la elevación de su cintura. Albert la soltaba poco a poco, la vio a los ojos, y le daba más besos, al dejarla así tan inocente y shock le susurraba al oído, --- Eres divina, cada que te veo me vuelves loco, Cathy.

Al decirle ese nombre, ella reaccionaba, era el novio de la señorita que estaba suplantando.
El tomo su cintura y comentaba caminando con ella,
--- Ya esta pagado el hotel, vamos, el equipaje y todo está en el auto, estaremos en el aeropuerto, mi jet nos espera, iremos directo a Lakewood. Candy lo observaba, su mirada estaba tan clara y tan azul, era como ver el cielo. Su boca era carnosa y… sus labios, la habían besado.

El camino la llevo a su lado, la tenía abrazada todo el tiempo, su perfume, su voz, todos los susurros amorosos e insinuantes en su oído, la dejaban desarmada. Haciéndose un poco de cansancio cerraba los ojos y el la acunaba protegiéndola aun más, al cubrirla con su saco y traerla hacia él para que descansara aun con el cinturón puesto.

--- Verás que no te arrepentirás de haberme aceptado, serás la mujer más feliz del mundo, me encargare de eso. Ella suspiraba, cuanto amor profesaba ese hombre, y ella en un trayecto al hospital en Suiza, con cáncer, pobrecita, oraré todo el tiempo por ella, hasta que regrese.

El hacerse la dormida, la hizo quedarse realmente en sus brazos, ya cuando iban en su jet, bajaron del avión, olía a hierba fresca, abría los ojos, jardines preciosos por los costados de la camioneta que los llevaba y el… ¡Oh! Estaba de nuevo en sus brazos.
--- No te asustes mi vida, estabas cansada y te he traído en mis brazos todo el tiempo, no te preocupes, no pesas mucho y estoy fascinado de tenerte así, solo para mí. De nuevo tomaba sus labios y esta vez encima de sus piernas, sus brazos la tomaban con posesión, colocaba una mano en su nuca, para no soltarla y abría sus labios dando un beso más apasionado y entregado, buscando su respuesta, que por inevitable o no, ella no pudo evitar responderle, al estar tan absorta en su entrega, --- Esta será nuestra casa, también tendremos otras, pero aquí será la primera, te hare muy, muy feliz, te lo juro mi amor. Volvía a tomar sus labios sin poder detenerlo, sus manos acariciaban todo lo que podía y ella solo se aferraba a su cuello y su cabeza, temiendo no poder controlarse.

El auto se detenía y dos niños idénticos salían corriendo, ella al verlos supo de quienes se trataban, los huerfanitos desamparados que le habían dicho, eran como ella, sin padres.
---- ¡Tío! ¡Tío!
--- ¡Hola Anthony, Hola Alexander! Miren ella es la princesa de la que les hablé. Los niños la vieron sonrientes y ella no pudo evitar doblarse para saludarlos, ellos al ver como se había bajado a su altura, la abrazaron como lo hacían solo con su Tío y ella les dio besos en sus mejillas,
--- ¡Hola! ¡Son tan parecidos a su tío! Parecen una copia de él en pequeño. Que guapos, y mira qué hermoso sonríen, eso es lo más bellos que pueden traer consigo, una sonrisa tan linda.
Estaba emocionada y hasta quería llorar al refugiarse en los pequeños bracitos que la miraba como si fuera, realmente una princesa, cuando ella no lo era.

Albert al verla se emocionaba, les dijo tantas cosas tan hermosas y sobre todo que le gustaban los niños, que se parecían a él. Eso no era nada nuevo, pero lo había dicho que eran guapos. Además todo el camino se la paso dormida, casi no habían hablado, no había dicho palabra alguna, solo caricias y besos, esos sí, ella le devolvió, beso a beso, caricia a caricia, ya había intimidad entre ambos, era lógico pensar que las palabras sobraban, debían compartir habitación, pero a discreción, pues estaban por llegar los trámites para su boda, no podían saber que ambos ya estaban compartiendo más que esas caricias, lo manejaría con mucha discreción colocando sus cosas en la habitación aunada a la de él y cerrando el área solo para ellos dos.

--- Si, Robert, en el ala oriente, junto a mí, por favor, que mi Tía no se entere, procura que no se mencione nada, nosotros viviremos unos meses aquí y después de los contratos, tomaremos nuestro viaje de bodas.
--- Como usted ordene, señor.
--- Cathy, mi amor. Vamos te presentaré a mi Tía Elroy, ella se encuentra muy ansiosa por conocerte. No es bueno para su salud hacerla esperar.
--- ¿Su salud? ¿Se encuentra enferma?
--- Nuestra boda la ha animado mucho. Este compromiso le ha devuelto la alegría a esta casa.
--- Me alegro. --- ¿Quieren ir con nosotros?
Los pequeños que siempre eran relegados se emocionaban y daban saltos porque ella los estaba invitando a ver a su abuela. No era como todos los demás que siempre los separaban, ella si los aceptaba.
--- ¡Siiii! ¡Siiii! --- Tìo ella es muy linda y… nos invita a ver a la abuela, junto a ella.
--- Si, Anthony. A Cathy le agradan mucho, tal vez tanto… como a mí.
--- Como no me van a agradar, míralos, tan sonrientes. O es que… ¿son acaso traviesos y rompen cosas? Los dos pequeños negaban serios y Alex agregaba,
--- Los adultos no quieren que juguemos cerca, pero… nunca hemos roto nada. Candy volvía a bajar y les daba un beso agregando,
--- Entonces, todo el tiempo que deseen podrán estar cerca de mí, me encanta jugar, reír, correr, además soy muy buena en juegos de mesa. Anthony se preocupaba y preguntaba,
--- ¿Juegas ajedrez?
--- No, ese juego no. Pero si canicas, gatico, salto de ralla, carreritas con murallas. Muchos juegos. Así el pequeño Anthony, la abrazaba y le decía,
--- Yo te mande pedir, le dije a mi mamá que está en el cielo, que te trajera para que nos quisieras mucho. En ese momento se le llenaron los ojos de lagrimas, los abrazo efusivamente a los dos muy fuerte y les decía a ellos, olvidándose que él estaba tras de ella bajando sus parpados al recordar a su hermana.
--- Les juro por mi vida, que nunca los trataré mal, que se la pasaran muy felices cuando este con ustedes, los cuidaré mucho. Lo prometo.
Eso hizo que Albert la ayudara a levantarse y la abrazara emocionado, después la miraba a los ojos, sosteniéndole su rostro con ambas manos le decía,
--- ¡Te amo! Serás la mejor madre para ellos. Ella estaba con sus ojos aun con lagrimas contenidas y el beso sus ojos haciendo que esas lagrimas salieran, --- Soy tan feliz, ver como los has aceptado, me dejas desarmado, mi amor.
--- Yo… yo…
--- No digas nada, vamos con mi Tía, estoy seguro que llegaran a un acuerdo, ella desea hacerte sentir la mujer más amada y apreciada y aunque quieres que todo sea sencillo, ella no puede ceder tan fácilmente.
--- No te preocupes, se hará lo que ella desee. Ella es mayor, es justo que haga lo que le agrade, verás que la cuidare mucho, su salud mejorará, si con esta visita le puedo hacer sentir bien, haré todo lo que esté en mis manos. Con una sonrisa muy efusiva, el tomaba sus labios aun con los pequeños observándolos y la alzaba girando con ella, muy enamorado.

En el ventanal la Tía Elroy, los observaba, notando que sonreían, estaba irreconocible su sobrino, pero era de amor y felicidad. Esa chica era lo que le hacía falta a la familia. Se movía de los ventanales y le pedía a la dama de compañía.

--- Julia, llévame abajo, vamos, ella ya está aquí, vamos.
--- Con cuidado, señora. No se agite, tómese de mi brazo. Ahora mismo vamos a que reciba a su familia.
Julia era la dama de compañía, era una mujer mayor, con conocimientos de enfermería, era el ama de llaves de la mansión Andrew, había visto cuando murió la madre de los gemelos, amaba mucho a los Andrew, protegía a los niños y a la señora, al no tener constantemente al Señor William en casa.

Al entrar a la mansión se respiraba perfume y olores a limpio, ella cerraba los ojos y aspiraba con una sonrisa
--- Que suave y divino olor. Parece que he llegado al cielo. Uno de los gemelos comentaba,
--- Son los jardines de flores de mamá, siempre huele así. Albert no quería soltarla, sabía que cada que sus sobrinos le hablaban, ella se alejaba de él y se sentía vacío, así que la tomaba de la cintura, un poco posesivo y viendo a sus sobrinos con media sonrisa, agregaba,

--- Si, también fueron los jardines de mi madre, mi hermana los engrandeció pero los disfrute desde niños, igual que ustedes. Ella giraba a verlo con una sonrisa, pensando que dicha era vivir en ese lugar, ellos estaban acostumbrados a tener tanto espacio y tantas comodidades. La sorpresa fue cuando ambos se veían a los ojos y comentaba, --- También podrán nuestros hijos crecer aquí, cuando tengamos más, te aseguro que Alex y Anthony serán muy felices si les llenamos la casa de niños. Como si les hubieran dicho que habría fiesta, los pequeños se emocionaba y saltaban diciendo que si, en sus gritos. Mientras que ella se quedaba absorta por lo que le acababa de decir… su novio… provisional.

CONTINUARA...

GINA R.

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Pobre Candy , se está enamorando de Albert y los niños la adoran , ojala no aparezca nunca la famosa Cathy para que ellos realmente sean felices.


Bravooo amiga , excelente , espero el próximo ......


 

Sussy

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Tantos detalles en este capitulo      
La entrada de Albert ... quien no quisiera un novio así    
Y Candy, siendo muy Candy con los niños... son una ternura... pero lo dejas ahí  
justo ahora que tendrán piezas aunadas ...
espero el siguiente study

Mayra Y Exitosa

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Gracias, deseando subir pronto los finales de los fics

GEZABEL

avatar
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
ucha, no pues esto se pone bueno... te sigo :D


_________________


 photo Gezabel2017_zpsmiypoxsh.png

Carolina macias

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
MIENTRAS NO APAREZCA LA MOSCA EN LA SOPA TODOOOO VA A ESTAR BIEN, ASHHH POBRE CANDY CAPAZ ALBERT SE MOLESTA CUANDO SEPA TAN GRRRRR LA OTRA EN TREMENDO LIO LA METIO

stormaw

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hola Mayra
Me encantó esta capítulo, pobre Candy, es decir la "Usurpadora" ya le robaron el corazón, no sólo el sino los pequeñines.
Cuídate

Rossana Recanzone

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que lindo capítulo y como Candy acepto hacerse pasar por Cathy, cuando el descubra el engaño espero y no se enoje




CON ALBERT POR ALBERT PARA ALBERT





PORQUE PROTEGER EL CORAZÓN DE LOS ANDREW ES NUESTRO LEGADO

Mayra Y Exitosa

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Mil gracias por su apoyo en comentarios.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.