LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2017 » "OLVIDA ESE AMOR" Capítulo 3 - cuarto misilazo de Grandchester's Femme Fatales, defendiendo al hermoso rebelde

"OLVIDA ESE AMOR" Capítulo 3 - cuarto misilazo de Grandchester's Femme Fatales, defendiendo al hermoso rebelde

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Milser

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony




CAPÍTULO III

by
Milser G.



- Candy, linda, ¿estás bien?

La voz de su esposo, acompañada por un par de golpes suaves contra la puerta del sanitario la obligaron a regresar de aquel túnel de recuerdos en el que, aparentemente, se había perdido por un buen rato.

- Sí, Neil. Enseguida salgo – anunció lo más naturalmente que pudo a la vez que abría el grifo para comprobar si el agua fría era capaz de lavar sus pensamientos al igual que su rostro.

Un par de minutos después, con el rostro fresco, las argollas matrimoniales puestas de nueva cuenta en su sitio correspondiente y los pensamientos… para nada apaciguados, la rubia regresó a la habitación donde el moreno parecía sumamente enfrascado en dedicarse a la tarea de ajustar los gemelos a los puños de su camisa de etiqueta.

- Ya vinieron del servicio a traer tu ropa para esta noche – señaló con la cabeza hacia el armario abierto, donde un regio vestido de gala dorado y negro, acorde a la última moda, aguardaba a ser portado por su bella dueña, la cual, lejos de sentirse extasiada ante el exquisito diseño, se limitó a encogerse de hombros y, con gesto cansino, quitarse la bata que vestía. – De verdad, lo siento, linda – se disculpó el que no pudo pasar por alto el estado de ánimo de la mujer.

- Ya lo hablamos, Neil. No hubo otra opción. Lo comprendo.

- Por eso también, pero me refería a otra cosa.

- ¿A qué te referías entonces?

- A haber traído a colación la cuestión de tus sentimientos por…

- No es nada, querido – se apresuró a interrumpirlo, con el simple objetivo de que no se atreviera a pronunciar su nombre. – Ya lo hemos hablado y creo que ha quedado claro que todo pertenece al pasado.

- Entonces, ¿estamos bien?

- ¡Claro que lo estamos! ¿Por qué no…? – el cuestionamiento, así como la tarea de subirse las medias de seda, fueron abruptamente interrumpidos cuando la rubia se vio súbitamente alzada por los aires. - ¡Neil! ¿Qué haces? – chilló medio riendo, medio espantada.

- Asegurarme que se te haya quitado el enojo.

Acto seguido, Candy se vio arrojada de espaldas y sin misericordia sobre el cómodo colchón y a su flamante esposo trepándose sobre ella para impedirle el escape, portando esa inequívoca mirada oscurecida que tan bien había llegado a conocer desde el mismísimo día en que se hubieran casado, cuatro meses atrás.

- Oh, no, Neil Leagan. ¡Que ni se te ocurra!

- ¿Qué ni se me ocurra qué? Si sólo quiero que me des un beso. ¿Acaso tú pensaste en alguna otra cosa? – la toreó con sorna.

- Yo… eh… no… es que… - roja como un tomate, la rubia no pudo más que tartamudear. – ¿Un beso? Bueno… está bien – accedió al pedido.

Sin embargo, una vez obtenido lo solicitado, aparentemente Neil no había quedado del todo conforme o, quizás había cambiado de objetivo a mitad del beso. Lo cierto es que pronto, la temperatura de aquella habitación comenzó a caldearse a un ritmo vertiginoso, motivo por el cual, Candy se vio compelida a apartarse empujando el musculoso pecho de su marido.

- Neil, dijiste un beso – le recriminó con aliento entrecortado.

- ¿Eso dije? Debiste haber escuchado mal, encanto – y se aprestó a volver con su tarea, pero una nueva protesta, ahora menos dubitativa que antes, lo detuvo.

- ¡Neil es tarde! ¡Tenemos que terminar de vestirnos!

- Un segundo, linda…

- ¡Qué segundo ni segundo! Contigo nunca es un segundo – le recriminaron.

- En eso tienes razón – el culpable tuvo que admitir los cargos imputados y, con un gruñido de pura insatisfacción, enterró la cabeza en el colchón, junto a la de su esposa. – Sólo porque somos los anfitriones, de lo contrario… - le advirtió en cuanto pudo reponerse un poco e incorporarse.

Después de arrebatado un nuevo beso, el hombre se puso de pie y ayudó a su mujer a hacer lo propio. Previa palmada en el trasero, la instó:

- Cámbiate rápido, primera dama. Antes de que me arrepienta y los invitados se queden esperando.

. . .


La cena de gala en la que Neil Leagan y su esposa obraban como anfitriones esa noche, no era más que una celebración del partido político por la victoria arrasadora que habían obtenido en las últimas elecciones. Claro que dicha victoria no les había resultado del todo extraña, puesto que el gobernador saliente había ocupado su cargo por más de una década y, con su todo su prestigio a cuestas, había sido el primero en avalar la candidatura del joven prospecto que, ahora, habría de sucederlo.

- ¡Por el gobernador Leagan! – con esa, era la sexta vez en el transcurso de dos horas que brindaban en honor a su esposo y su recién adquirido cargo. Y, aunque sumamente orgullosa del logro por él alcanzado, lo cierto era que Candy ya se estaba sintiendo fastidiosa. Jamás había sido muy afecta a aquel tipo de reuniones acartonadas, donde las apariencias estaban a la orden del día. Mucho menos le agradaban o entendía demasiado acerca de las cuestiones políticas que se trataban. Excepto, claro, que se estuviera hablando de los nuevos proyectos sanitarios en los que el moreno, muy generosamente, la había invitado a participar, teniendo en cuenta su formación profesional.

Por sexta vez, entonces, alzó su copa y, puesto que sabía que su marido la miraría en cualquier momento en busca de su mudo apoyo, se las arregló para esbozar la mejor de sus sonrisas. Echando un discreto vistazo el elegante reloj emplazado en el otro extremo del gran salón de fiestas y, para su completo alivio, Candy percibió que, con algo de suerte, este habría sido el último. Como si tuviera el poder de leerle los pensamientos y, además, compartiera su profundo deseo de que aquella aburrida velada encontrara su fin, Neil, con un gesto, le pidió que se acercara.

- Te extrañaba – murmuró a su oído una vez que la tuvo a su lado y, rodeándole la cintura con un brazo, se volvió hacia el grupo allí reunido que ya daba muestras de que era hora de partir. – Gobernador Payton, señora Payton – inclinó la cabeza hacia los principales agasajados – estimados todos. Ha sido un placer para mi esposa y para mí contar con su presencia en esta noche. Más allá de que recién asumiré con plenitud mis funciones dentro de unas semanas, quiero que sepan que, a partir del día de mañana, con mi llegada a Albany, comenzaré a trabajar con empeño y ahínco a fines de convertirme en merecedor del cargo para el que ustedes me han propuesto y los ciudadanos del estado me han votado. Gracias a todos por la confianza.

Una ronda de aplausos marcó el fin del pequeño discurso. Seguidamente, los asistentes fueron acercándose a los anfitriones a fines de felicitarlos, agradecerles por la hospitalidad brindada en la recepción y despedirse, quedando para el final el gobernador saliente y su esposa, una señora agradable, regordeta y parlanchina, quien, al momento de notar que los hombres se enfrascarían en una nueva conversación, se las ingenió para apartar a Candy a un lado.

- Candice, linda. No sabes lo que me alegro de que Neil haya encontrado una chica tan bonita y tan dulce como tú para acompañarlo.

- Muchas gracias, señora Payton.

- Oh, nada de señora Payton. Tú puedes llamarme Alicia, querida. Después de todo, pronto ocuparás mi lugar y debo advertirte que no será para nada fácil ser la esposa del gobernador.

- Me lo imagino, Alice – medio sonrió la rubia ante la catarata interminable de palabras que derramaba la mujer mayor.

- No, no, linda. No tienes idea de lo que te estoy hablando. Los hombres y la política… ¡Ojalá alguien me lo hubiera avisado antes! Por eso me dije: “No, no, Alicia. Tú debes poner sobre aviso a esa chica para que no le pase lo mismo que a ti”. Y, ¡heme aquí! Porque, Candy… ¿puedo llamarte Candy? – la cuestionada apenas llegó a asentir brevemente. – Lo cierto es, Candy, que a partir de mañana todo va a cambiar. Y vas a necesitar una aliada en todo esto que, obligadamente, deberás de enfrentar. No, no te espantes. Porque yo seré esa aliada.

- Muchas gracias por la deferencia, Alice. Yo…

- No hay nada que agradecer, Candy. De verdad. Y mira. Para que sepas que cuentas con una amiga desde este preciso momento… Pensé. Y luego de dije a mi Rudolhp – se volvió en dirección a su marido que seguía discutiendo con Neil. – “Rudolph, esta será la única noche que esos chicos tendrán libre vaya a saber uno por cuánto tiempo. Mañana parten hacia Albany y todo será trabajo, trabajo y más trabajo. Definitivamente, debemos hacer algo por ellos”. Así que, Candy, ¡se me ocurrió esta idea maravillosa!

- Oh, ¿sí? – apenas pudo articular, intuyendo que esa mujer era imposible de detener. Lo que confirmó al segundo siguiente.

- Claro que sí, linda – la regordeta dama le sonrió con expresión satisfecha. – Esta noche ustedes dos aceptarán acompañarnos a Rudolph y a mí en nuestro palco del teatro. En menos de una hora será la función despedida de “Hamlet” y quién mejor que Terruce Grandchester para interpretarlo. ¡Por supuesto! Ustedes tienen que estar ahí, tienen que conocer lo mejor…

El resto de lo que la parlanchina Alicia dijo, se perdió en una nebulosa justo al tiempo en que la tierra parecía abrirse bajo los pies de Candy. Como si la hubieran golpeado, alzó la vista en dirección hacia Neil quien, en el mismo instante, se giró hacia ella. El rostro pálido del moreno y sus mandíbulas ligeramente apretadas le confirmaron lo que temía: él acababa de recibir la misma invitación y, al igual que ella, sabía que se trataba de una imposible de rechazar.

Citlalli Quetzalli

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
I love it! I love it! I love it! Cada vez que nos leemos me gusta más!! Genial capítulo, Femme Fatal! La hora de la verdad se acerca! Frente a frente una vez más aunque suene a título de historia que ya escribí jajajajajajajajajaja

Lady Supernova

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡¡¡¡Caramba!!!!
Es que estoy igual que tú, algo traemos con Neal, en esta guerra...

Si no fuera por Terry, yo le daba el visto bueno al matrimonio, pero pues mi Terry y su Candy, aún tienen algo... ¿Qué digo? ¡Se aman! Y apenas se encuentren, esto va estallar... affraid

Estoy ansiosa, ya me estoy imaginando ese reencuentro, que perversidad chicas, harán que mi corazoncito ¡Sufra un ataque con tanta emoción!

¡¡¡Las sigo!!!!!

https://www.fanfiction.net/u/2786408/Lady-Supernova

Clint Andrew

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Uy se viene ese esperado reencuentro .El próximo capitulo no me lo perdió!

Aun estoy no puedo creer que Candy este casada con Neil ,pero se habrá casado por amor o solo para no estar sola

Weiss

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony


¡Ohhhh!

Primero que todo, me encanta esa gran imagen,
me deja embobada de impresión.
Muy bonita.

¡Ahora sí, a leer!

Weiss

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡¡Vaya...!
¡Pero vaya, vaya y vaya!

Es que el matrimonio Legan parace tan feliz,
parece desbordar de dicha...


Mas ese final...oh, oh


Me dejas intrigada Milser,


qué bien lo has hecho.

Amanecer Grandchester


Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Jesus, se avecina el reencuentro, que pasara?

Milser

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Efectivamente, mi Estrella en el Cielo... Juntas, somos dinamita!!!!

Mi otra estrella, Supernova viste? Será que hay algo en el agua que nos relaciona de esta extraña manera con el sujeto?? Pero no importa... la lealtad llama y pronto recompensaremos al amor de nuestros amores. Gracias por estar al pie del cañón!

Clint! Que bueno que sigues ahí alentando. Y sí, ya pronto pronto se viene el reencuentro, pero no me dejan adelantarte nada Nos leemos pronto para que sepas

Weiss preciosa!! Gracias por tantos piropos! Mira que me sonrojo Ya lo sabes, pero te lo reitero: es un gran honor que nos acompañes

Dawn, amiga!! Espera espera. No te me pongas nerviosa que ya casi. Gracias por seguir allí

Dove

avatar
Rosa Lila
Rosa Lila
el trama es nuevo para mi. me gusta.

La brisa suave

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
affraid Pero en si por que Candy se Casó con Neil, la verdad esto me cae como agua fría, y ahora frente a frente con Terry. Oh mi amado Terry si olvida ese amor hay no voy a poder dormir. su misil traspaso mi corazón mori mori de suspenso Miliser y Citlalit
Son muy buenas, sigan así

ChicaZafiro


Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Efectivamente, si fue necesaria la preparacion psicológica  :-``:les encanta traumarme 
Ok, como ya se aproxima el reencuentro, entonces pensare seriamente en hacerme la manicura porque de seguro más  de una uña me voy a romper de tanto estar mordiendolas.
Gracias  hermosas, a pesar del trauma de ver a Candy con Neil, me encanta leerlas



Última edición por ChicaZafiro el Miér Abr 19, 2017 10:16 pm, editado 1 vez (Razón : Equivocación)

audrey briseño

avatar
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa
Un poco tarde pero aquí estoy!!
Chicas de verdad que ustedes juntas son GENIALES , y ustedes saben que amo lo que escriben, pero enserio necesito saber si este matrimonio realmente  fue por amor o que onda,
pero por la forma de raccionar de la Pecas ante la mención del Duque creo que aún su corazóncito siente algo por EL, ya quiero ver ese reencuentro  

porfavor necesito explicaciones!!!

Las quiero  aunque tengan a mi pobre corazón apunto de un paro cardíaco

ladylore

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
o no... se producirá el reencuentro o terry seguirá enfermo
estoy a punto de morderme los dientes

Milser

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Dove, linda. Muchas por seguir acompañándonos!

Brisa!!! No desmayes aún . De alguna manera, haremos que funcione. Hasta tanto... por seguir al pendiente.

Zafiro hermosa... Respira profundo. Créeme que yo sufro con ustedes ) Gracias por estar, bella!!!

Sonyyyyyyyyy!!!!!!!!!!!! Amiga!!!! Tranquila... dentro de dos o tres paros cardíacos más, nos dignaremos a revivirlas jajajajajaj. GRACIAS por ser tan linda con nosotras

Ladylore, tú también... AGUANTA!!! Ya se pondrá mejor GRACIAS por tu presencia!

Queridas todas, para que se puedan orientar mejor, les dejo el acceso a todos los capítulos, a la espera de que les sea de utilidad. Besos!!!!

OLVIDA ESE AMOR - ÍNDICE

GEZABEL

avatar
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
me dejaste con la boca abierta...voy rapido a buscar si hay mas capitulos :D


_________________


 photo Gezabel2017_zpsmiypoxsh.png

cary

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Uyyyyy uyy  ¡vi¡¡¡¡ TIEMBLEN ¡¡¡ SOBRE TODO   TU PECOSA MALA si por que ahora mismo y en este fic no eres de las mías


OK nena te leo en el siguiente cap

Sleepless TGGrandchester

avatar
Rosa Morada
Rosa Morada
ARMAADA DE VALOR VOLBI
SI TARDO
ME HES DIFICIL ACEPTARLO

Milser

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Geza, Cary, Sleepless... por estar ahí!!!!

Citlalli Quetzalli

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.