LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2017 »  [Celtics Fairies <3 Corazón Andrew <3] Aporte #2- “FANFIC” “SUEÑOS CAPITULO 1" - Destellos para ALBERT.

[Celtics Fairies <3 Corazón Andrew <3] Aporte #2- “FANFIC” “SUEÑOS CAPITULO 1" - Destellos para ALBERT.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

luissid

avatar
Rosa Negra
Rosa Negra



SUEÑOS



DISCLAIMER: Los personajes de Candy Candy pertenecen a sus autoras Mizuki/Igarashi. Fanfic realizado sin fines de lucro.
AGRADECIMIENTOS:
A mi querida Paula por ayudarme con el titulo y a Sahra por mi bella portada. ¡me encanto!
También un especial agradecimiento a Lizvet por su guía y apoyo al momento de escribir este capitulo, como siempre destrabandome cuando tengo un lapsus brutus jajajajaa
Sin más que decir espero les guste!!  

DESPERTANDO
CAPITULO 1

Un hermoso jardín. Hortensias, Girasoles, Margaritas y cuanta cantidad de hermosas flores me rodean. Mmmmm primavera, me quito el sombrero para sentir el sol en mi rostro. Dejo cerca de una banca el sombrero y la canasta llena de flores. Cierro los ojos y desfruto el sol. Cuando alguien se coloca a mi lado derecho y toma mi mano, abro mis ojos y es el hombre más guapo que he visto en mi vida, pero por alguna razón sé que lo conozco… se inclina sobre su rodilla y besa mi mano. Me siento triste pero puedo sentir como con ese simple gesto el calor que se ha retirado de mi cuerpo llega hasta mi corazón…

-No vuelvo a beber - se dijo Candy con los ojos cerrados mientras estaba en su cama - Por suerte es domingo- y tratando de incorporarse lo más lento posible, una jaqueca amenazaba con aparecer.

- Definitivamente no volveré a beber- y empezó a realizar una lista mental.

Llegar al baño y  tomar una ducha caliente, lavarse los dientes, preparar un café cargado y luego tomar una aspirina.

Luego de lograr la gran hazaña de levantarse sin empeorar su inminente jaqueca, logro sentarse a la orilla de la cama, aun con los ojos cerrados empezó a buscar sus pantuflas, al sentirlas se dispuso a colocarlas en sus pies cuando sintió algo diferente. ¡Sus pantuflas no le quedaban tan grandes, y no eran de ese material! Con un gran esfuerzo empezó a abrir lentamente sus ojos y tratar de enfocar que había al pie de su cama. Poco a poco empezó a deslumbrar un par de zapatos color café oscuro, de vestir y de hombre... ¡hombre! ¡Ella vivía sola! ¡Y no tenía novio como para que él hubiese dejado sus zapatos allí!

-Muy bien Candy nota mental no volver a beber tanto como para regresar a casa con otros zapatos que no sean los tuyos- se dijo en voz alta. Al intentar buscar sus pantuflas sintió como había un movimiento en su cama. De nuevo su mente le recordaba que vivía sola y ¡no tenía mascotas! Con temor de que había hecho la noche anterior, se puso de pie de un brinco.

Muy mala idea, la jaqueca estallo en todo su esplendor. Y tratando de enfocar nuevamente hacia lo que estaba en su cama, rogando que en su regreso a casa, con unos zapatos de hombre que no tenía idea a quien pertenecían, hubiese visto a un perrito desamparado y hubiese decidido adoptarlo. Claro Candy y los cerdos vuelan se dijo internamente.

Al enfocar bien noto que había alguien debajo de sus sabanas, podía observar una cabellera rubia y ¡aún tenía puesta su chaqueta! En el instante reacciono y comprobó su estado, muy bien aún traía puesto el vestido verde esmeralda que había usado la noche anterior, en la fiesta de fin de año de la empresa.

Haciendo un esfuerzo por recordar que había hecho anoche, empezó a repasar desde el momento que llego sola a la fiesta. Había hecho caso a su amiga Annie de ponerse ese hermoso vestido verde esmeralda straple ceñido hasta la cintura y que llegaba un poco arriba de las rodillas. Estaba triste y un poco asustada de que sería de ella ahora que el señor Señor Cartwright había vendido la empresa, al Señor Andrew. Ella era la secretaria ejecutiva y el Señor Cartwright le aseguro que su puesto no corría peligro. Pero ella temía lo peor. ¿Y si el señor Andrew era un anciano pervertido? O a lo mejor ya tenía a su secretaria de confianza y ¡prescindía de ella!

Le faltaba poco para graduarse de administradora y espera lograr ascender a un buen puesto. Gracias a la ayuda de su jefe ella contaba con un buen horario para mantener su beca. Así que con esos temores se sentó en la barra olvidándose de la fiesta y empezó a beber algo, aunque no estaba acostumbrada a hacerlo. Pidió un Whisky Escoces.-¿En las rocas?- pregunto el cantinero- sus amigos tenían descendencia escocesa y siempre insistían en la forma correcta de beber un Whisky. -Oh no, solo por favor, así podré disfrutar de su sabor- Dijo con una sonrisa.

Me agrada ver que una dama sepa beber un buen whisky escoces- Le dijo una encantadora voz varonil a su lado.

Al ver a su derecha se encontró con un atractivo hombre rubio de ojos azules, vestía de manera formal, pantalón azul marino y una chaleco que le hacía juego, seguro era complementado con un saco del mismo material. Camisa blanca manga larga y una corbata roja. Woow de esto no se ve todos los días pensó Candy.

-Claro- dijo Candy sonriendo de lado -salud por este nuevo año y las sorpresas que nos prepara - dijo levantando su vaso.

-Salud- respondió el caballero sonriendo ante esa bella mujer que al parecer no había tenido un buen día.

-Aaa y salud por el señor Andrew nuevo jefe de esta empresa y que sus cambios no sean tan devastadores como me temo- Agrego Candy con un toque de amargura. Y en ese instante de un solo golpe bebió el whisky y pidió con una señal al barman que llenara su copa.

- Me llamo Candy y lamento no ser una buena compañía- dijo mientras sentía un leve mareo y contenía una mueca por lo fuerte de la bebida.

-Mucho gusto mi nombre es Albert- respondió un poco desconcertado.

-Bueno Albert - hizo una pausa mientras se volvía a beber todo el contenido del vaso de golpe y volvía a pedir que lo llenaran- ¿Te gustaría acompañarme a recibir este año nuevo?- Decía sonriendo sintiéndose más relajada y algo mareada

-Seguro Candy pero...

-Shhhh decía ella terminándose de nuevo su trago. Naada de perossss hoy seremoss felicesss Artur..

-Es Albert- dijo sonriendo sabiendo que estaba de más. -Por cierto al parecer te perdiste el discurso que el secretario del Señor Andrew dio hace momento.

-Uffff miraaaa que masla surte la miya- decia Candy arrastrando las palabras. Terminandose su cuarto trago. -Y yo... y yo que pensaba saludarr al anciano y rugar... rigarr... rogar que no me hechee... Mejor dejaaa la botella buennn cantinero.- El cantinero al observar que estaba acompañada obedeció- Alfonso- decía aclarándose la garganta, mientras tomaba otro vaso de whisky entre sus manos y tratando de sonar inteligente como su amigo Stear- Sabesss que para poder disfrutarr de buen whiskyy, se debe beberr solitoo.  

Albert no podía dejar de sonreír al ver a la bella rubia que no sabía beber y por alguna razón sintió un fuerte deseo de protegerla. - Si Candy más si eres realmente de descendencia escocesa- Decía sonriendo

-¡Ah! tu sabes Arnold... vamos a bailarrrr decia Candy algo mareada pero aun con un poco de control en su cuerpo para ponerse en pie y arrastras a Albert a la pista... Recibamos este año bailando...

Y Candy se cubrió el rostro rojo de la vergüenza recordando escasamente como arrastro al pobre hombre que estaba en su cama a la pista a bailar y luego ¡oh cielos! Su mente estaba en blanco! ¡No recordaba nada más! A sus 23 años nunca había bebido y el día que decide hacerlo pierde el conocimiento y ¡amanece con un hombre en su cama! Candy intento no gritar de temor. Al parecer si lo hizo porque el hombre en su cama se despertó.

-Cielos Candy no grites de esa forma podría darme un infarto.- Decía con voz somnolienta, el extraño hombre, Arnold si no recordaba mal. - Veo que ya te sientes mejor, ¿qué hora es? Decía mientras se recostaba de nuevo tratando de asimilarlo todo.

-¿Que... que haces en mi cama-? pregunto ella temiendo lo peor.

-No te preocupes Candy. Le respondió viéndola a los ojos. -Ayer bebiste más de lo que puedes soportar y no podría faltarte el respeto de esa forma. Además... -decía mientras una sonrisa apareció en su rostro. -Eras tu quien no me dejaba salir de la cama.-

Candy sintió como perdía las fuerzas en sus piernas y opto por sentarse al pie de la cama.

Albert volvió a sonreír mientras trataba de imitar la voz de Candy. -Mina no me dejes, duerme conmigo un poco más antes que la Señorita Pony te encuentre- Decía mientras tomaba una almohada y la abrazaba de la forma que ella lo había hecho con él.

Candy sentía que no podía con el calor en su rostro.

- Yo no sé decir- admitió ella con sinceridad. Y el rostro colorado. -Siento mucho haberte tratado de ese modo. Si te digo que es la primera vez que bebo de esa manera ¿me creerías?

Albert al verla en ese estado compungido sonrió enternecido.

-Te creeré lo que me dices a cambio que pases el día conmigo y me enseñes la ciudad. -respondió guiñándole el ojo.

-¿Estas chantajeándome?- repuso ella con asombro y a la vez halagada de que a pesar de su borrachera del día anterior el aún quisiese pasar tiempo con ella.

-Jamás haría algo en contra de tu voluntad-repuso muy serio el rubio- Sin embargo es que hace mucho que no estoy en la ciudad y deseo familiarizarme más. ¿No querrías ayudarme?- añadió casi suplicante.

Candy sintió algo en su interior que no le permitió negarse -En vista que te debo una, será un gusto ser tu guía. ¿Algún lugar en especial que desees conocer? Le preguntó Candy tratando de armar un pequeño tour por Chicago.

-Donde tú desees me parecerá perfecto. Mañana empiezo a laborar en mi nuevo empleo y no sé si tendré tiempo de hacer turismo.- Le respondió algo apenado

-¡Perfecto! Te daré mis tips para ahorrarte unos minutos en calles y restaurantes. Además algunas tiendas donde venden unos deliciosos pasteles.- Candy tenía mil ideas en su mente de lugares por mostrar y hablaba ella sola, mientras hacia el itinerario para guiarlo por la ciudad.

Albert sonreía al escucharla. No entendía que le sucedía. Pero de algo estaba seguro y eso era conocer más a esa bella rubia, así que se inventó eso de que fuera su guía, aunque casi era cierto porque hacía tiempo que no estaba en la ciudad.

-Bueno me doy un baño y luego vamos a tu departamento a que te cambies ¿te parece? Puedes esperar en la sala no tardo. Le dijo Candy sacándolo de sus pensamientos.

Albert sonrió y al ponerse de pie noto que no estaban sus zapatos, los cuales logro quitarse en la noche con mucho esfuerzo ya que Candy no lo soltaba.

Candy se dispuso caminar al baño y al dar el primer paso noto que seguía usando los zapatos.

Los dos lo notaron al mismo instante y no pudieron evitar reír en voz alta al mismo tiempo.

Lo siento Arnold dijo Candy quitándose los zapatos y corriendo roja de la vergüenza en dirección al cuarto de baño.

¿Cómo me llamaste?- Pregunto Albert a la puerta que se cerraba.

CONTINUARA...


La verdad no se si será un minific o si lo terminaré en esta semana  espero les haya gustado y nos veamos en el próximo capitulo!!

CAPITULO 2



Última edición por luissid el Dom Abr 16, 2017 9:37 pm, editado 1 vez

Shara Mc Cartney

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ohhhhh!!! Maravilloso aporte!

GINA R.

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Me encanto, mas cuando Candy le cambia de nombre  . Que irá a pasar cuando se entere con quien esta paseando. Maravilloso amiga, espero el próximo capitulo.






lorena ramirez

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Mira nadamas lo que hacen unas copas de más
Despertar con semejante bombom
Te gusta voy al próximo cap
Saludos

stormaw

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hola
Me gusta tu historia, te felicito
Cuídate

Weiss

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

La imagen presentación es preciosísima con ese fondo
idílico donde Candy parece un ángel.
Un complemento perfecto a esta historia de sueños.

H U R R A

Sussy

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
 El titulo era literar... se lo llevo raptado a su cama ... salio viva esta Candy.
Me ha encantado, super entretenido¡ por fis que no le siga diciendo Arnold  
Ya quiero leer cómo será ese recorrido, espero el siguiente  study

Lilianarodas

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hermoso fic Luissid, voy al segundo capítulo

Paula gimenez

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Holis luissid que lindo leerte jajajaja está Candy tiene q tomar menos, o tomar depende, mal no le fue igual jaja se llevó al rubio a casa jajajaja pobre Albert le dijo Arnold jajajajaja me encantó, no importa cuántas veces lo lea, me encanta!! Felicidades

LizvetArdray

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Síiiiii!
Me ha encantado la interacción de este par. Una Candy borracha... Pobre Arnold , digo Albert.
Ay!! Yayui!!  Que alegre!!
Me emociona saber que sigues creciendo en las letras.
Bravísimo!!!
Voy al que sigue.

Friditas

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
un inicio muy divertido. Me encanta que Candy no tiene idea que está con su nuevo jefe y hasta el nombre le cambió. Te sigo

GEZABEL

avatar
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
con que aqui estaba el primer capitulo :p


_________________


 photo Gezabel2017_zpsmiypoxsh.png

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.