LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2017 » El Lado Rosa Oscuro » ***Aporte No. 6***Un destello en la obscuridad***Minific Candy y Neal, Cap.2***

***Aporte No. 6***Un destello en la obscuridad***Minific Candy y Neal, Cap.2***

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

elsa de larios

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
 photo received_1695537697129938_zpskq1ir0es.png



Decidido caminó hasta donde ella estaba, le dedicó una rápida mirada, después entró directamente al cuarto de baño, lleno la tina con agua caliente y le puso algunas sales, luego salió y la encontró en la
misma posición que cuando la dejó, solo que esta vez gruesas lágrimas corrían por sus mejillas, sin saber qué hacer se agachó a su lado y con gentileza le hablo.

-Candy tienes que bañarte y cambiarte esa ropa antes de que el calmante te haga efecto, voy a buscar
algo para que te cambies,- ella no decía nada, la observó unos minutos y cuando se disponía a salir de
la habitación la escuchó hablar.

-Neil no me dejes sola por favor,- él se detuvo en seco, aquellas palabras era un bálsamo para su
corazón.

-Solo voy a buscar algo para que te cambies, enseguida regreso, dicho esto se apresuró a ir a su habitación y regresó con una de sus camisas.

-Esto es lo único que pude encontrar, ven te ayudo, trata de bañarte y vestirte rápido, el calmante que te dio el médico te ayudará a descansar

Luego de conducirla al baño la dejo parada frente a la tina, salió y cerró la puerta, el llanto no se hizo esperar, Neil sentía que su corazón se desgarraba con cada sollozo que escuchaba, minutos después el silencio reinaba, diez minutos, quince, veinte, ya se estaba preocupando, necesitaba verificar que ella estaba bien, lentamente abrió la puerta y la vio, estaba dormida recostada de costado en la tina, el rastro de sus lágrimas se podía divisar en su rostro.

Vaya predicamento, ella estaba totalmente desnuda, tan frágil, tan vulnerable, tan indefensa, haciendo acopio de todas sus fuerzas caminó hasta ella, tomó una toalla y como pudo envolvió su larga cabellera
con ella, luego la cargo y la llevó a la cama, busco otra toalla y seco su cuerpo con delicadeza, hacer todo aquello era una tortura para él, apresuró su tarea y la cubrió con una sábana y un grueso edredón,
luego seco a consciencia su cabello para esparcirlo sobre la almohada para que se secara.

Antes de retirarse, se detuvo en la puerta para observarla, una mezcla de sentimientos afloraron en su corazón, dolor, rabia, ternura, impotencia y lo peor; incertidumbre.

Sin poder dormir, cansado de dar vueltas en la cama Neil decidió levantarse e ir por un trago para relajarse, necesitaba pensar y poner en orden sus pensamientos y aclarar su mente.

---------------------------------------------------------------------------------


-¡Cubre la retaguardia Leagan!-, los gritos del comandante se escuchaban a la distancia, después que se anunciara el final de la gran guerra, el ejercito había mandado algunos batallones para reforzar y
resguardar la retirada de los hombres que se encontraban heridos en el frente, a Neil le tocó ir al frente Francés.

Al ser enviado a la academia militar el tío abuelo William había conseguido la promesa de un General amigo de la familia de dejar al muchacho en Estados Unidos y no mandarle al frente, pero al
recrudecer la guerra, el General había sido enviado al frente Italiano y esa promesa quedó en el aire, William se encontraba en Brasil, muy tarde se enteró de la suerte que corrió el muchacho para poder
evitarlo, Neil se comunicó con su madre pero ella no se lo notificaría a nadie, pues con él en la
academia militar, su situación económica y social se había normalizado, Eliza estaba comprometida con
un rico heredero y por nada del mundo quería que se le dañaran todos sus planes.
El señor Leagan se enteró muy tarde, ya nada se podía hacer, Neil ya iba en un barco camino a Francia
en unos de los pelotones que resguardaría el regreso de los combatientes a la patria, ninguno podía
imaginar el horror que encontrarían aquel grupo de jóvenes que irían como apoyo.

Al desembarcar fueron trasladados de inmediato al frente, el campamento era un caos y la realidad del frente de batalla y de los horrores de la guerra, hicieron a Neil estremecer, muchos hombres mutilados, heridos, moribundos y muertos, muchos cuerpos esperando ser trasladados a su patria.

-Stear....  Fue el en lo primero que pensó al ver aquellos cadáveres acomodados unos al lado del otro, aquel panorama era desgarrador.
Tenían tan solo tres días en aquel lugar cuando inesperadamente un grupo de soldados armados atacaron el campamento, un pandemónium se desató, en la confrontación, muchos compañero del joven Leagan caían, en el calor del enfrentamiento Neil caía herido, la sangre emanaba a borbotones, pero la adrenalina que corría por su sangre lo mantenía activo y disparando, al terminar sus municiones, se enfrentó cuerpo a cuerpo con los enemigos y con la culata de su rifle golpeaba a uno en la cabeza hasta que yació sin vida después de un certero golpe, Neil se encontraba perdido en sus memorias y el
horror de lo vivido cuando los gritos de Candy lo hicieron regresar al presente.


------------------------------------------------------------------------------



-¡NOO, SUELTENME, DÉJEME, NO ME HAGAN DAÑO, NOO NOO!,- la rubia sudaba, estaba desesperada y no despertaba de aquella pesadilla, Neil corría hasta la cama y trataba de despertarla.

¡-Vamos despierta, despierta Candy, Candy despierta!,- le dolía el corazón ver la desesperación en la que aquella pesadilla la tenía sumida, ella despertó desubicada, desorientada y aterrorizada, al ver a
Neil se lanzó a sus brazos buscando su protección.

-¡Neil, no dejes que se acerquen por favor!,- desesperada se aferró a su cuerpo con tanta fuerza que le clavó las uñas en la espalda.

-Vamos Candy ya pasó, tranquila, estás conmigo, ya pasó,- con ternura la abrazaba y con una mano acariciaba su espalda desnuda, poco a poco ella se fue tranquilizando, la cercanía era abrumadora para
Neil, ella estaba completamente desnuda en sus brazos, sus senos desnudos se pegaban a su pecho, aferrada a él con todas sus fuerzas no había ni un milímetro que les separara, el sentirla tan cerca lo
descontrolo.

Esa noche fue larga, Candy dormía por minutos y luego se despertaba asustada gritando, él pacientemente la tranquilizaba y la hacía dormir nuevamente, por mucha excitación que él sintiera, su
prioridad era que ella estuviera bien, que se sintiera segura.
Al día siguiente el doctor regresaba a examinarla, encontrándola, nerviosa.

-Señorita debe tratar de tranquilizarse, afortunadamente no pasó de ser un susto y Neil pudo intervenir a tiempo,- el hombre trataba de darle confianza.

-Lo sé, le estoy muy agradecida, esos hombres...  Yo...  yo no hice nada para provocarlos, yo... yo solo...- el llanto no la dejó continuar, el chico esperaba impaciente en el pasillo pero se apresuró a
entrar a la habitación al escucharla.

-¿Candy?- Ella al verlo corrió a la seguridad de sus brazos, ante la mirada asombrada del amigo del moreno, Neil Leagan era un hombre de carácter duro y muchas veces irreflexivo, detestaba ver a las
mujeres llorando, aquello era digno de verse, pensaba el hombre mientras su amigo trataba de tranquilizar a aquella joven.

-Ya nadie te hará daño, te prometo que todo estará bien-, ella se tranquilizó lentamente en sus brazos.

-Neil por lo visto ya sabes que hacer, te dejo estos calmantes, que se tome uno antes de dormir, seguramente se sentirá ansiosa, no la dejes sola.

-¿Te vas, así nada más?, eres un inútil.

-Leagan eres un zopenco, estoy aquí como tú amigo, no estamos en el cuartel, y yo no soy uno de tus subalternos, modera ese maldito vocabulario que tienes-, Neil lo miraba con rabia e importancia.

-No te preocupes, está bien Neil, ella estará bien, es necesario que esté tranquila y se sienta segura y por lo que veo eso puedes hacerlo sin mi ayuda, tú estas de vacaciones, yo no, debo ir a presentarme
hoy y ver a donde rayos me envían, pero ayer se me ocurrió pedirte asilo mientras consigo en dónde quedarme-, Neil agudizó la mirada y endureció sus fracciones.

-Basta hombre que no soy tu rival o tu enemigo, con todo esto, más lo que me conteste ayer, sé que dirás que no-.dijo con fastidio el doctor.

-Exactamente-, contestó Neil sin soltar el abrazo.

-Eres imposible, no sé cómo diantres te soporto Leagan, por cierto la hija del General Sanders paso toda la tarde preguntando por ti, esa mujer es irritante.

-¿Qué rayos quería?, Ahora no estoy para sus estupideces-.

-Pues no dijo, solo te advierto que esa mujer no se va a dar por vencida tan fácilmente, seguro va a querer instalarse aquí, si se entera que tienes este departamento.

-Esa mujer es una ofrecida, ya veré como la desanimo, estoy harto de sus coqueteos y sus juegos.

-Mejor lleva a tu prima a descansar y quedas advertido, esa chica está obsesionada contigo-, Neil blanqueando los ojos ponía cara de fastidio.

-Gracias, si te pregunta por mi dile que estoy de luna de miel, que me mude a vivir con mi novia o cualquier cosa que se te ocurra-, su amigo sonreía pues Neil le daba carta blanca para hablar en su nombre.

-Así lo haré Neil, me retiro y no dejes sola a tu prima hasta que se sienta segura…señorita me despido espero se reponga pronto.

-Neil no quiero molestar, yo… Yo me puedo ir, tengo que buscar trabajo, alojamiento y...-dijo la rubia.

-¿Estas loca? Aquí te quedas hasta que estés bien ¿Candy es que no ves lo que te sucedió? Después hablaremos, pero en este momento te vas a descansar.

-Pero Neil no quiero interferir en tu vida, yo....  El hotel, mis cosas.

-Pues primero resolvemos lo de tu ropa y luego vamos por tus cosas, Candy recuerda que esos tipos te amenazaron ¿Quién sabe desde donde te siguieron?- Ella se estremeció, realmente no se había dado cuenta si la seguían, o de donde habían salido.

-No lo sé Neil, gracias por salvarme.

-Gracias nada, te quedas aquí, déjame resolver lo de tu ropa, necesitamos provisiones y tú necesitas descansar.

-Pero....

-Ya basta, no me hagas repetir las cosas Candy, vas hacer que pierda la paciencia, lo que te dije es lo que vamos hacer, ahora necesito salir, no dejes entrar a nadie, yo traigo mi juego de llave-, diciendo esto se las mostraba y la llevaba a la habitación.

-Trata de descansar, toma una ducha, toma lo que necesites de mi habitación, regresaré lo más rápido que pueda.

-Gracias Neil, disculpa tanta molestia, el solo la vio y asintió con la cabeza.

Neil salió del departamento y fue directo a una tienda de ropa femenina, compro alguno conjuntos de ropa interior, un par de pijamas, algunos vestidos y un bolso ¿Quién diría que de algo le serviría el haber acompañado tantas veces a Eliza hacer compras? Llevó todas las bolsas al auto y pasó por el supermercado, compró todos los víveres que necesitaban para unos cuantos días y sin más se dispuso
a regresar, estaba tan ensimismado que no se dio cuenta que durante todo ese tiempo alguien le seguía.

Cuando llegó la encontró dormida y sin hacer ruido se fue a preparar la comida, preparó una ensalada, pasta con champiñones y un buen vino, el aroma era delicioso, Candy se despertó al percibir aquel olor, la verdad es que moría de hambre y se dirigió a la cocina.

-Que bueno que despertáste,- dijo el chico al verla aparecer,- no quería comer solo, acá te traje algo de ropa, dúchate y vístete rápido te espero en el comedor,- Neil más que pedirlo se lo ordenó y sin más se retiró.

Ella corrió al cuarto de baño y se dio una ducha rápida, salió envuelta en una toalla y comenzó a buscar
dentro de las bolsas.

La ropa interior era bastante atrevida, pero mejor eso que nada, se lo puso y luego buscó un vestido, todos eran elegantes, muy elegantes para su gusto, buscó el más sencillo y se lo puso, realmente le quedaba bien, al verse en el espejo se veía diferente, mucho más mujer que con su ropa de siempre, una sonrisa casi apareció en sus labios, desde hace mucho que no tenía ropa nueva, desde que la tía abuela le arrancó aquella promesa.

Continuará...



Última edición por elsa de larios el Lun Abr 24, 2017 3:50 pm, editado 2 veces

igzell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
La verdad que la guerra y estar en frete de la misma,endurecen....La pecas tiene complejo de aquaman o que? mira que pasar mas de 15 min durmiendo en la tina y no hundirse xD

http://larojamelenaquesellevoelviento.blogspot.com/

Carolina macias

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Igzell, es tina no alberca mujerrrrrrrrrrrrrrr

Carolina macias

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
maaaaaaaa esta hermosaaaaaaaaaa tu candy, QUIERO FIRMAAAAAAAA

elsa de larios

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Igzelita chula,,, recuerda que estaba con el chocho encima, no leiste bien???    seee , hija, voy a hacer firmas, con Candy,,, tu la primera.

             

cary

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
NEAL siempre ordenando pero díganme como diantres candy esta sola y su carrera y sin dinero hayyy a ver que sigue ese NEAL la guerra lo ha hecho ver la vida diferente quien lo diría el señorito en la guerra y también haciendo la comida


Esa candy esta divino que lindo fanart

elsa de larios

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Cary, pues esta muy intrincada la trama, ya se resolvera poco a poco, Neal nunca perdera su escencia, no señor, aunke, como soldado haya tenido k aprender a valerse por si mismo.

              f

PanchiskaLeagan

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Woooow lo amo señorito neil

elsa de larios

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Gracias Panchiska, es adorable, si ke si, lo amamos...

                 

Jari

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hermoso dibujo

Weiss

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Por cuestiones de tiempo no puedo seguir la historia,
pero imposible quedar indiferente con ese precioso art de presentación.
Realmente tienes un talento maravilloso Elsa.

F E L I C I D A D E S

elsa de larios

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que lastima Weiss, pero muchas gracias por tu comentario, nos veremos en otra ocasión.            

           

Rosi White

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Wow deberas que se esta comportando como un caballero. Ya vi que se fue a la guerra y si que le sirvio para que madurara y se hiciera un buen hombre.
Te sigo voy a ver si ya esta el capítulo 3
Ah y si vas a hacer firmita yo quiero una porfis

elsa de larios

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Gracias Rosi , por estar siguiendo la historia, claro que si te hago una firma con mucho gusto,, cuenta con ella... en un momento más subo el capitulo 5,, es muy intenso (hay sexo)  jejeje, espero te guste

           

Carolina macias

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.