LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2017 » ✿ALSS✿ Aporte 18✿Albertfic **Lazos de Amor**✿Capitulo 2 ✿Agente Especial✿✿ Mayra Exitosa✿✿

✿ALSS✿ Aporte 18✿Albertfic **Lazos de Amor**✿Capitulo 2 ✿Agente Especial✿✿ Mayra Exitosa✿✿

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Mayra Y Exitosa

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Los personajes pertenecen a sus creadores originales. La historia no es una adaptación, es corta y será anunciada en Fanfiction desfasada, después de aquí en la GF2017


Lazos de Amor
Agente Especial
Mayra Exitosa

ALSS
GF 2017





La amistad de la niña, fue creciendo con el paso del tiempo, Albert tenía pesadillas, las personas del hogar lo cuidaban y hablaban con él, al saber que recordaba una tragedia donde el declaraba haber visto morir a su madre. Así ellas lo protegían y buscaban guardar su historial, para que no lo atacaran las mismas personas que habían atentado contra su familia.
Para Candy fue muy divertido, tenía un par de compañeros que la veían como una hermana y verla conversar con el rubio, era cobrarle ciertos celos, por darle tantas preferencias, el paso de los días adoptarían a uno de ellos y gracias a Albert ella lo tomaba con gratitud al ver que como era mucho mayor no sería adoptado, así ella tampoco se iría.
Se dio una oportunidad de estudiar para Candy, gracias al doctor del orfelinato conseguía que fuera a estudiar para enfermera, Albert trabajaba en varios lugares de obrero, cuando le avisaba que se iría.

--- Si, dicen que debo tener una profesión.
--- Debes ser la mejor, creo que si te gradúas podrás ayudarme a juntar dinero para poder viajar.
--- ¿Viajar?
--- Si, te dije que quiero ir en barco a… Inglaterra.
--- Es que… si, está bien, estaré en Chicago, si llegar a ir, te ayudare para juntar dinero.
--- Iré pronto, de ahí a New York y luego compraré boletos para los dos.
--- ¿Me llevarás contigo?
--- Si, cuando mi familia te vea, sabrá que… eres muy importante para mí.
--- ¡Albert! Iré contigo, reuniremos dinero y viajaremos juntos.
Candy se fue y Albert la despedía pero se sentía tan unido a ella, desde que la conoció que muy pronto buscaba la manera de irse a buscarla y trabajar cerca de donde estudiaba. Así rentaba una pensión y ella con el tiempo fue a vivir con él cuando ya pasaban los años.
Una tarde, en un auto viajaba William y su hijo Alistar, Candy lo vio y gritaba
--- ¡Albert! ¡Albert!
Los autos no se detenían tan fácilmente, pero sorprendido por el llamado, Alistar giraba a ver a la joven que vestía de enfermera, era tan parecida a su madre, y que lo llamara como… su hermano perdido.
Trato de buscar donde detenerse, para entonces ya no la encontraba, su padre que iba a su lado le preguntaba y al decirle, ambos buscaban por todos lados, ese era un indicio que hacía años buscaban, ahora tenían cierta seguridad de que su hijo perdido se encontraba en Chicago.

--- Si mamá, era una joven enfermera, muy hermosa, se parecía a ti, me ha llamado, Albert. La madre ajustaba un pañuelo, lloraba recordando a quien no habían encontrado. William Anthony, entraba corriendo al recibir el llamado de la familia y preguntaba de que se trataba la reunión, al enterarse sonreía emocionado, pues estaban en la ciudad donde alguien conocía a su hermano.
--- Tranquila madre, saldremos todos los días a caminar y a pasear por el lugar donde ella vio a mi hermano.
--- Si hijo, si. Mi Bert está aquí, por fin lo encontraremos.
En el departamento que rentaba, Candy llegaba molesta, ¡de donde había sacado para comprarse esa ropa? ¿Sería chofer de ese hombre? Incomoda por estar juntando por tanto tiempo para su viaje con él, esperaba a verlo llegar para ver porque no la saludo en la calle.

--- Hola Candy, estoy agotado, ¿hiciste algo de cenar?
--- No te hagas el tonto, bien que me viste cuando ibas con ese hombre, ¿donde está la ropa que usabas?
--- ¿De qué hablas, Candy?
--- Te vi manejar el auto, te grite y no te detenías.
--- Candy, estoy trabajando de lavaplatos, no manejo un auto, además el dueño solo me enseñó a manejar el camión para traer los víveres del restaurante.

--- Me estas engañando, estás trabajando más para ganarme porque yo he reunido más dinero.
--- ¡Candy!

Ella lloraba al ver que Albert la menospreciaba, el soltaba las cosas que traía y la abrazaba al ver que no le creía.
--- ¿Dónde me viste?
Albert levantaba la barbilla para ver como ella lloraba al sentirse engañada, cuando le describió como iba vestido y el hombre que iba con ese joven, se asustaba al pensar en su padre y en uno de sus hermanos, Candy había visto a alguien igual a él. Sin demora se llevaba a Candy hasta donde lo había visto, era el camino del hospital a la casa, el se iba con ella sin encontrar nada, pero si su hermano y su padre estaban ahí, era seguro que ya no sería necesario viajar a Inglaterra para ir a buscarlos. En silencio, volvía y le mostraba sus ahorros comentando,
--- Todo es tuyo, Candy. Jamás me iré sin ti.
--- Pensé que, te estorbaba, me dijiste que comía demasiado y…
--- ¡Tonta! Eso era un halago, me gusta que comas bien.
--- ¡Albert!
Ella lo abrazaba, porque aunque todos los pensaban como hermanos, ella lo estimaba distinto que a los que vivieron con ella en el orfelinato.
--- Candy, te contaré un secreto, pero no se lo dirás a nadie, sobre todo a tus compañeras de hospital que siempre conversas con ellas.
--- Albert, cuando tu y yo hablamos, nunca cuento nada de nosotros.
--- Porque les aseguras que somos hermanos, ¿No?
--- Si.
--- Candy, la tragedia que soñaba cuando llegue al orfelinato… era donde moría mi madre, pero… no les conté que tengo un padre y dos hermanos, y con lo que me has dicho, ellos están aquí.
--- ¿Tienes un hermano igual a ti?
--- ¡Dos! Nacimos trillizos iguales.
--- ¡Albert! El hombre con el que te confundí… ¿es tu hermano?
--- Si te he dicho que no salgo del restaurante, es verdad, Candy. No me gusta mentirte, a ti jamás te engañaría yo…
--- Yo tampoco te engañaría, Albert. Eres al único que… quiero.
El la elevo de su cintura y giraba con ella en el departamento, después continuaban con su rutina, pero algo en ellos había cambiado, esa palabra de Candy lo hacía sentir mejor, el dinero no le interesaba, ni siquiera lo conto, fue por él que temía que se fuera sin ella.
Por la mañana, ambos salían por el mismo lugar, no podía evitar sentir que vería de nuevo a su padre, que Candy había descrito al hombre alto, rubio de barba y bigotes grandes, ese era su padre. La dejo hasta el hospital y se iba al restaurante, por la tarde volvería a pasear, tenían que continuar viviendo, si su hermano no había escuchado a Candy, al menos pasaba por ese lugar.
Más tarde, en un auto lujoso, William Anthony y su madre bajaban al hospital, citaban con el director y llamaban a todas las enfermeras, quienes al ver a Anthony comentaban una a otra, hasta que entraba Candy.
--- ¡Oh!

La madre, al ver a Candy, supo que se trataba de ella, la reacción al ver a Anthony su hijo, fue suficiente para elegirla,
--- Es ella Señor Director, quisiéramos hablar con ella. Candy abría sus ojos, miraba al joven tan elegante y atractivo, era igual a Albert, solo que… tenía mucho dinero y se notaba, sin embargo el también la miraba con una sonrisa y un brillo que no tenía la mirada de Albert. La Señora interrumpía y comentaba,
--- Mi hijo me dijo que ayer alguien le gritaba con el nombre de Albert, ¿Fuiste tú?

Al ver que no respondía, solicitaba que las dejaran solas, sin embargo Anthony se acercaba a ella y comentaba,
--- Mamá, ella conoce a mi hermano, ella nos dirá donde está.
--- ¡Albert! Ayer me hablo de ti… por primera vez.
Anthony sonrió al ver como ella no le ocultaba nada, era tan hermosa, su mirada brillante y su cabello escondido en esa pequeña gorrita de enfermera, su hermano se la estaba pasando bien, pensaba divertido. La madre sacaba un pañuelo al escuchar lo que Candy decía y Candy dudosa le comentaba,

--- Me dijo que vio como explotaba su casa, con usted dentro. La madre angustiada al escuchar eso, gritaba y se cubría desbordando en llanto, --- ¿Usted no es su madre? ¡A mí no van a engañarme! Trataron de matarlo, ustedes quienes son. Giraba a ver de nuevo a Anthony quién ya no sonreía y se dirigía a él--- Porque te alias con ella, no sabes todo lo que Albert ha hecho para juntar dinero e irlos a buscar y tu traes a una madre… ¡El me dijo que murió!

Anthony ya no reía, recordaba como su madre se había quedado dentro y como al volver, se supo que Johnson el administrador la había sacado por la parte trasera, Albert nunca la vio con vida, era lógico lo que ella decía, pero fue su madre quien le respondía,
--- ¡Hija! Alguien me rescató y me salvó antes que explotará la casa, te juro que son mis trillizos, no bien a hacerle daño, es mi hijo ¡Es mi hijo!

--- Si se atreven a querer hacerle algo a mi Albert, ¡Se las verán conmigo!
Anthony volvió a sonreír divertido, ella estaba enamorada de su hermano, por eso lo miraba de esa forma.
CONTINUARÁ...

lorena ramirez

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que buen capítulo ya falta poco para que se junten los trillizos
Te sigo

GEZABEL

avatar
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
aaaah... genial capitulo... te dire que me tienes corriendo de un fic a otro a veces me confundo de personajes de tantos que tienes en tan diversas situaciones :p


_________________


 photo Gezabel2017_zpsmiypoxsh.png

Fandcya


Recién plantada/o
Recién plantada/o
Ahhh, que hacer con tres rubios hermosos, es un sueño!
Yo también tengo que hacer memoria de cada fic y buscar el capi anterior. No es inrda queja, me encantan tus historias!

Rossana Recanzone

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Madrina, te pasaste 3 Albert por falta de 1 ahhhh precioso buen aporte y te sigo en este fic



CON ALBERT POR ALBERT PARA ALBERT



PORQUE PROTEGER EL CORAZÓN DE LOS ANDREW ES NUESTRO LEGADO

GINA R.

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hermoso capitulo amiga, que bueno que Albert va a poder estar con su familia, me gusta como Candy lo defiende .... Eso es Amor

stormaw

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hola
Excelente capítulo
Cuídate

Sussy

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
   
Que buen capitulo, esta Candy siempre tan segura para algunas cosas y para otras ...  
Bueno, la cosa va avanzando... Mi querido George tenia que ser el salvador... obvio¡
Pero ya se reencontrarán? o nos harás sufrir un ratito más
Quedo muy ansiosa por su continuación.
te sigo Mayra.

Mayra Y Exitosa

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Muchas gracias por sus bellos comentarios, hacen que desee escribir mas

Ishbel

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Ja,ja,ja pobre Candy se apena porque Albert le dice que come mucho, Mayrita me encantó este capítulo, hermosa historia mil gracias por compartirla, abrazos. 

Mayra Y Exitosa

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Mil gracias

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.