LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » Guerra Florida 2017 » SEGUNDO ATAQUE DEL PELOTON PECOCITAS, AGENTE PATHYA, LA FAMILIA DE MI ESPOSO

SEGUNDO ATAQUE DEL PELOTON PECOCITAS, AGENTE PATHYA, LA FAMILIA DE MI ESPOSO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

perlatorijano

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Capítulo I

Annie, Albert y yo regresamos a Colombia junto a su madre, Annie se había ido meses atrás a Europa para ir en busca del padre de su hijo, tenía un nombre, tenía un lugar, pero no una dirección; lo que bien comenzó en Londres vagó hasta París donde la encontré nuevamente, perdida y embarazada. La mala noticia fue que cuando la reencontré en Alemania, el bebé ya lo había perdido y tuve que darle la mala noticia a ella, creo que le dolió tanto que luchó más a partir de ese día para ganar y ahorrar el dinero del avión de vuelta a Colombia. Annie dentro de todo era muy resuelta y resolvió no aceptándome el dinero para ello, pero eso sí, no acepté un no por respuesta para acompañarla, por lo que tuve que contratar a un investigador privado y también pedir mi traslado a la Ciudad de Bogotá, Colombia para enfrentarnos a la familia Andley.
Annie y yo nos conocimos por nuestras madres, Teresa, no entendía como una señora de la alta sociedad se podría prestar a una amistad con ella, pero mi madre no era una persona creída ni pagada de sí misma, es por ello que siempre tuvo una muy buena amistad y hasta la fecha han sido buenas amigas. Con la improvisada boda, es obvio que mi madre no tuvo la oportunidad de asistir y cuando le comuniqué mi decisión de volver a Colombia, amenazó con casarnos con bomba y platillo con invitaciones y amistades que ni conocía y más cuando se enteró de que mi esposo pertenecía a los Andley, situación que no cambiaría hasta que Teresa le dijese a mi madre que aquel era hermano del amor de Annie y eso, eso sería una gran noticia para ella, pero una muy desastrosa para nosotros.
Cuando conocí a Albert mi madre y su centro de investigación me mandaron a Londres y aunque no era mi especialidad quise ir para ver si encontraba algo interesante. Para mi mala fortuna, cuando llegué a Londres no era un buen tiempo, fui al primer lugar donde había café y ahí fue donde me topé con el que ahora es mi esposo.
- ¡Hola! Buenas tardes, aunque no sé si son tardes o noches, no sabes ni que digo verdad, podrías darme una taza de café - Candy hizo su pedido a un alto y rubio hombre.
- ¿De cual café señorita? Aún son buenas tardes... - responde él sorprendiéndose de la hermosa señorita a la que iba a atender.
- Que sea café, eso es lo importante, además debemos tener algo de respeto por los levanta muertos, ¿no le parece? - Candy pidió su parecer en algo como "levanta muertos".
- ¡Levanta muertos! Nunca en mi presencia le digas "levanta muertos" a una taza de humeante café - reclama él en son de expresiva molestia por el mote recibido a lo que tanto adoraba.
- ¡O de quemante! - afirma Candy al ver que su compañero de fila se había quemado con éste.
- ¿Qué dices? - el rubio hombre exclamó su mal parecer.
- ¡Qué está hirviendo! - grita ella desesperada.
- Es café y se toma caliente, así debe ser... - afirmó Albert enojándose por alguna parte de esa frase.
- Bueno, no sé por qué te enojas, sólo es café y nada más, no otra cosa, es como un té.... agua con sabor - refirió ella bostezando.
- ¡Ojala y que los orientales no te oigan! ¡No tomarían bien ese comentario! - explicó el rubio, yendo hacia la máquina de café.
- Bueno me vas a dar un café como lo quieras o ¿no? - solicitó ella intentando no desesperarse de nueva cuenta.
- ¿Cuál prefieres? ¿Mexicano? ¿Colombiano o Europeo? - preguntó él conteniéndose.
- Sólo café, como gustes - responde rápidamente sacando su guarda monedas.
- ¡Ese no existe! - grita una vez más por su descontento.
- Joven, podría darme un robusto Colombiano, por favor - pidió una sexy chica detrás mío.
- Con gusto señorita, lo quiere con azúcar - Albert cambió de ánimo y la atendió rápidamente.
- Negro, por favor - pide ella sonriéndole, situación que pasó desapercibida por Candy que llevaba quince horas de vuelo, que había llegado demasiado primaveral a la conferencia en Londres, que moría de frío y de descanso, ni hablar, no había dormido lo suficiente.
- ¿Tiene buen gusto, sabe? - la felicitó.
- Sé que lo tengo, te dejo mi teléfono ¡si quieres! - admitió y extendió una nota con su número telefónico.
- Bien, aquí está... Mimi - Albert le extendió su café.
- Sí gracias - ella respondió de esa forma.
- Yo llegue primero - Candy resolvió no dejarse intimidar por esa sexy mujer y le arrebató el café.
- ¡Lástima querida! - le dijo Mimi.
- ¡Pues que pena me da linda! ¡Esto es tuyo y esto es mío! ¡Hasta pronto! - Candy se despidió después de arrojar el billete sobre el mostrador y salir de ahí con café en mano.
- ¡Qué te pasa! ¡Ese café es mío! - reclama Mimi saliéndose de la fila y perdiendo su turno.
- Exageras, es sólo café y créeme que lo necesito - respondió saliendo del establecimiento.
- Ese señorita, es café colombiano, no sólo café - reclamó Albert intentando salir detrás de ella.
- ¡Hasta pronto! - se despidió soltando la puerta y comenzando a correr hacia su destino.
- James toma mi lugar, le enseñaré a esa señorita que es lo que realmente está tomando - dijo Albert a su ayudante.
- De acuerdo - concluyó James siguiendo con la toma de pedidos.
- Bien, ahora ¿a dónde se fue? - se preguntó ya que no la veía cuando salió de la cafetería.
- ¡Allá va señor! ¿Ve esa melena rubia que va corriendo por ahí? - cuestionó su mesero.
- Sí, gracias. ¡Qué bárbara cómo corre esa chica! ¡Hey, hey, espera, ¿a dónde vas? - se preguntó cuando corrió hacia el lado opuesto de a donde se suponía que iba.
- ¡Voy tarde eso sí, déjame en paz que me van a cerrar! - respondió ella cuando pasó a su lado y era seguida por él.
- ¿Qué cosa dices? ¿A dónde vas? - Albert fue siguiéndola.
- ¡A una conferencia! ¡Necesito llegar! - gritó mientras sorbía café como si fuese agua.
- Conferencia de... ? - Albert quiso saber.
- De la Organización Internacional de Cafeteros, sí, a esa - decidió decirle Candy con tal de que se quitara de ahí y la dejase pasar.
- Espera te acompaño, puedo ayudarte para que no digas tonterías - se auto invitó haciendo que ella saliera disparada, era tarde y mucho.
- Sí claro, ¡cómo tú sabes de eso! - le reprochó sin saber que nació entre cafetales.
- ¡Por supuesto que lo sé, nací entre cafetales! - respondió tan rápido que ni creyó que era posible.
- ¡Ya en serio! - Candy se mofó de él.
- ¡Es en serio! - advirtió él, sabiendo que así era. Advirtiendo que habían entrado a una sala de conferencias y todos se levantaban para recibir a la persona que daría la conferencia.
- Bienvenidos a la Magna Conferencia: "Los avances científicos en Neurocirugía en Centros Internacionales de Investigación", ¡démosle un aplauso a la Doctora Candice White, bienvenida! - recitó el presentador.
- Toma, el café estuvo bien, permiso - Candy se despidió.
- ¡Rayos! Eres ¿doctora? - preguntó al aire ya que ella se había ido.
- ¡Y muy inteligente! Además es famosa aunque de neurocirugía no sepa nada... - refirió un joven hombre que se encontraba detrás de Albert.
- Entonces ¿cómo es que va a dar una conferencia? - pregunta él.
- ¡En sí, no lo es! Alguien le ayudó a escribir esa conferencia, no fue nada... -chasqueó la lengua y puso atención.
- ¡Vaya! ¿En serio? - quiso saber, Albert.
- Sí vamos, te invito un trago - sugirió Tom.
- ¿Un trago? ¡Necesito oírla! - solicitó exasperado.
- ¡No le vas a entender nada! - exclamó Tom, viendo el rostro del hombre que tenía enfrente de ella.
- ¡Buen punto, te acepto ese trago! - Albert salió de sus pensamientos.
- Regresaremos cuando le hayan dado el galardón - respondió él jalándolo del hombro.
- ¿Un premio? - cuestionó Albert sorprendido.
- Sí por supuesto, pero para eso tardará un poco - respondió él.
- Bien, ¿qué eres de ella? - preguntó Albert curioso.
- Su contacto en Europa y su siguiente visita - responde Tom con serenidad.
- ¿A dónde? - ella quiso saber.
- ¡A París, su familia la verá allá! - respondió Tom sonriente.
- Bien... - Albert captó la idea.
- ¿Qué gustas tomar? - Tom solicitó su pedido.
- Un whisky, por favor - pidió el rubio.
- Dos whiskies, por favor - Tom pidió lo mismo al cantinero.
- Enseguida... - asintió el cantinero.
- Y tú ¿en dónde la conociste? - Tom preguntó indiscretamente.
- Pedía un reavivador! - informó Albert riéndose.
- Si ya decía, metida en una cafetería, lo único que la pone de buen humor y le devuelve la memoria es un café, ¡solo una taza al día! - recomendó el.
- ¡Entonces no toma café! - expresó Albert sin poder creérselo.
- No, sólo para devolverle la memoria y nada más - responde Tom imaginándose como debió haberlo pedido.
- Devolverle la memoria pues de que se trata, no entiendo... - instigó Albert.
- Ella maneja más información que el centro de investigación, es una memoria privilegiada, lo malo es cuando no duerme o llega tarde del aeropuerto - refirió Tom haciendo que ALbert entendiera el por qué de su vano consumo de café.
- ¿Es una nerd? - preguntó Albert cuando Tom le dijo ésto.
- No exactamente, pero por ello es doctora doble - informó Tom.
- ¿Cómo? - interrumpió.
- Es genio pues, tiene dos especialidades - le soltó ya que al parecer no le entendía aún.
- Tom, ¿dónde está mi novia? - cuestionó Jimmy en tono burlón.

Continuará...

Yuleni Paredes

avatar
Rosa Amarilla
Rosa Amarilla
Otra, otra, es Mega ¡Excelenteeeeeeeeeee! lo mejor de lo mejor

stormaw

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Hola
Interesante historia. Así que Candy es una nerd ambulabte, y al parecer atrapó ya a un rubio. Te felicito.
Cuídate

Sofia Andrew

avatar
Rosa Roja
Rosa Roja
super espero otrop capitulo con ansias wiiiiiiiii

Tania Lizbeth

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
ya quiero otro por fis......me encanto y quedo bueno

lorena ramirez

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Holiiiiis! Amix al principio me confundió
Pero al final me encanto
Buen comienzo ya me atrapó
Saludos

GEZABEL

avatar
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
:D te sigo...te dire que tambien andaba medio confundida pero creo que esperare para leermelo nuevamente.


_________________


 photo Gezabel2017_zpsmiypoxsh.png

Friditas

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
ansiosa por seguir leyendo. Candy es todo un estuche de monerías...

Sussy

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
mmm el comienso de la historia me confundio un poco ...pero su encuentro lo encontre de lo más gracioso.
Espero el siguiente para ver como terminaron juntos este par


Lluvia Uballe

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Candy de nerd, esto no me lo pierdo. ..

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.