LOS LINKS DE DESCARGA ESTÁN PROHIBIDOS, EVÍTANOS BANEARTE O SUSPENDERTE POR PONERLOS. LEE ATENTAMENTE NUESTROS REGLAMENTOS, LA ADMINISTRACIÓN SE RESERVA EL DERECHO DE BANNEAR Y BORRAR TODO LO INCONVENIENTE O QUE CONSIDERE, AFECTE A ÉSTE FORO. FIRMAS DE TAMAÑO ADECUADO (MENOS DE MEDIA PÁGINA) SLIDES PEQUEÑOS POR FAVOR QUE ALENTAN LA PÁGINA Y LA TIRAN DURANTE LA GF.

No estás conectado. Conéctate o registrate

 » El Ciber Hogar de Pony » GUERRA FLORIDA 2015 » ♥MUSAS ARDLEY♥ Último aporte FIC + FIRMA ALBERT ♥♥PLAZAS LIMITADAS♥♥

♥MUSAS ARDLEY♥ Último aporte FIC + FIRMA ALBERT ♥♥PLAZAS LIMITADAS♥♥

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Y aquí vengo con mi último aporte. Algunas de ustedes sabrán que me gusta mucho la música; en especial el rock clásico de los 70's; así que no podía dejar de hacer un songfic con una de mis canciones favoritas de Led Zeppelin. Gracias a todas...









Este lo dedico especialmente a mis compañeras Musas "albertianas": Sonice, Clau, Eva, Marce, Nadia y Lorelei.

"Out on the Tiles" es una expresión británica que significa "salir de copas" o "ir de farra". Este fic es una continuación del mini Whole Lotta Love, que puede leerse aquí, aunque ese es sólo para adultos ;)

En fin, que disfruten de la lectura.





OUT ON THE TILES


,-

Una mañana más de trabajo que termina en el despacho. El ruido de los papeles y las máquinas de escribir mecánicas, parece coexistir en perfecta armonía con los timbrazos del teléfono y la charla de ocho personas; que llenan la oficina de aroma a café y humo de tabaco. Es un día de verano en ese convulso 1974, con el escándalo Watergate aun fresco, la imagen de Patty Hearst asaltando un banco, o los derechos de las minorías aun sin ser alcanzados por completo.

El joven abogado echa un vistazo a la portada del periódico del día, que reposa en la mesita de centro que hay en su despacho; y aun encontrando que en esa portada no hay información de mucho interés, de todas formas lo coge y lo lleva a su escritorio. Acaba de volver de los juzgados, a seguir uno de sus tantos procesos; y de paso recoger en la oficina de correos un teletipo, con información necesaria para otro caso que lleva su despacho. Después de un buen rato exponiendo alegatos, se muere de sed, pero afortunadamente el dispensador de agua funciona a pleno rendimiento, y puede beberse cuatro conos de papel antes de continuar con su trabajo en la oficina.

Su socio y amigo, George Johnson, se acerca al escritorio para saber cómo ha ido la visita al juzgado.

-¿Y bien...?

Albert sonríe ligeramente, pero la satisfacción brilla en sus ojos azules.

-Hemos ganado el caso de Clayton; y con el material que recogí en Correos, creo que podremos preparar una buena defensa para el caso Pankow.

-Excelente
-comenta George -mis casos están un poco parados, ya sabes que los juicios de intestado son muy lentos. Pero he aprovechado para revisar casos antiguos, apoyar a los chicos, y enseñar algunas cosas al nuevo chico de los recados.

Albert no se acordaba que tenían un nuevo chico de los recados en la oficina. Un muchacho pobre recién llegado del campo, que iba de oficina en oficina pidiendo empleo; y que a pesar de carecer de estudios estaba demostrando una gran valía para el trabajo, y muchas ganas de aprender. Johnson y su buen ojo para contratar personal.

-Ah, sí, George... ¿cómo dijiste que se llamaba el muchacho?

-Stevens, Thomas Stevens. Es trabajador e inteligente, los demás también están muy a gusto con él.


El rubio asiente satisfecho, pero incómodo.

-¿Me disculpas, Johnson? Es que no soporto más este maldito traje.

-Claro, Ardley. Creo que serás muy feliz el día que te dejen litigar con tu ropa de calle.

El moreno sale del pequeño despacho de Albert, quien sin perder el tiempo, se desprende del traje de corbata y vuelve a su outfit habitual. Chaqueta de cuero, camiseta y jeans. Ese look, aunado a su rubio cabello largo, y bellos rasgos masculinos; le han hecho granjearse la admiración de muchas mujeres de su entorno. Pero para él sólo existe su Candy, esa ojiverde que conoció apenas nueve meses atrás, y con quien convive desde mayo en un pequeño apartamento del Centro.

Más cómodo, vestido con su ropa normal, sale de su despacho para ponerse al día del trabajo en la oficina. Pasa primero por los escritorios de los becarios y comenta con ellos los casos que traen; luego se dirige a saludar personalmente a los clientes del despacho que están en la sala de espera: personas de escasos recursos económicos, en su mayoría pertenecientes a minorías étnicas. Algunos ni siquiera hablan inglés o no están vacunados; aunque para esto último su generosa compañera sentimental ha llegado a un arreglo con el hospital donde trabaja, y cada semana lleva pacientes a que reciban las vacunas básicas gratuitamente. En el bufete también se procura ajustar los honorarios al mínimo, tanto que, si no fuera por los apoyos de distintas ONGs y filántropos particulares -como sus propios sobrinos-, algunos meses Albert no habría podido pagar las nóminas ni los recibos. Pero se siente feliz con su trabajo.

Habiendo terminado su ronda, se dirige al despacho de George para mirar algunos asuntos. Le pide un cigarrillo a Johnson, quien además le pasa el encendedor. Pero cuando le da la primera calada al cigarrillo, se tensa y rápidamente lo apaga en el cenicero.

-¡Caramba, Ardley! Entonces sí va en serio lo de dejar de fumar...

-Pues sí, Johnson, ya hasta me dieron un ultimátum.

Su amigo no pierde la oportunidad de reírse un poco a costa del rubio.

-Oye, pues esa pecosita sí que te está lavando bien el cerebro, ¿eh? Cualquier día saldrás en las noticias con un fusil, asaltando un banco; al estilo Patty Hearst.

-No jodas, George; no soy tan imbécil. Además, es por mi salud.

Su amigo se ríe divertido.

-Pues al tiempo, Ardley, sólo hay que ver cómo te trae esa rubita.

Más compañeros se unen al corrillo.

-Cierto, Ardley, Candy ha logrado más que cualquier otra terapia. ¿Deberíamos decir mejor "sexoterapia"?

-Eres tan imbécil, Collins...
-y mientras vuelve a su despacho con unos expedientes en la mano, se echan a reír todos al ver el sonrojo del rubio; que hace un contraste gracioso con su imagen rebelde. Lo cierto es que, en efecto, la compañía de Candy ha hecho más por él que cualquier otro intento de cura anterior. Reír con ella, trabajar juntos, discutir, hacer el amor, jugar; todo es terapéutico para el joven letrado.

William Albert Ardley III es un abogado poco ortodoxo. No sólo por la clase de casos que suele aceptar -derechos humanos e inmigración-, sino por su aspecto personal. Más cercano a una estrella de rock que a un letrado, luce una rubia melena a los hombros, cazadoras de cuero, y pantalones vaqueros; que suele combinar con botas rockeras. Se le suele ver así en todos lados, excepto en la Corte donde, por protocolo laboral, ha de vestir esos anodinos trajes de corbata que tanto odia.

A Albert le gusta la música, y por eso en su despacho tiene una pequeña radio, regalo de Candy. El aparato está sintonizado en la emisora favorita del joven, una estación que sólo emite rock. Al momento en que se dispone a leer el periódico, sale una de sus canciones preferidas que, esta vez, produce un efecto más reflexivo en el rubio.

-Diez años..
. -musita Albert, fijando una mirada vacía al periódico. Es cuatro de agosto y se cumplen diez años de los terribles sucesos en Meridian, Mississippi, que Albert lamenta especialmente.

Porque, de no haber sido porque tuvo apendicitis, él habría formado parte de aquel Mississippi Freedom Summer; en el que cientos de voluntarios, estudiantes de universidad, se ofrecieron a participar en una campaña de alfabetización en aquel estado sureño. Y los asesinatos de Chaney, Goodman y Schwerner le calaron tanto en el alma que, tras meses de honda tristeza, resolvió reclutarse para ir a Vietnam.

Recordar las refriegas, los muertos, la jungla, el Mekong, a los lurps saliendo de la espesura, su propio cautiverio lleno de torturas; lo estremecen. Físicamente volvió más entero que su sobrino Alistair; pero Albert está convencido de que el joven fue muy afortunado, al resultar herido a las pocas semanas de llegar a Vietnam. Así se evitó los suplicios que él padeció.

-¿Se va ya a su casa, señor Ardley?

El rubio vuelve a la realidad y asiente a Thomas, el joven mensajero. Lo ha visto trabajar un rato y, como dijo Johnson, es un muchacho brillante y dispuesto al trabajo.

-Sí, mi coche está en el taller, y debo andar un rato antes de coger el metro. Mi mujer me espera para comer.

-Provecho, señor Ardley.

-Gracias, Thomas. Igualmente para ti.


Albert sale de su bufete, y aunque hace un día soleado y alegre, aun se siente triste por los recuerdos. Camina un par de calles, y a medio trayecto hacia la estación del metro, escucha la radio de alguna tienda. Está sonando aquel tema que le produjo nostalgia en la oficina, pero tal vez porque ahora está al aire libre; en vez de entristecerse, decide seguir el ritmo de la misma.

Aquella canción era pegadiza. Incluso horas después de haberla escuchado, las notas resuenan en su cabeza. Le hace gracia caer en la cuenta de que lleva cierta cadencia al andar, sincronizada con la melodía; de hecho, puede decirse que la está cantando y bailando. Da gracias de que Chicago sea una gran ciudad, llena de gente muy ocupada; y así nadie le vea.

Tan concentrado va en la canción, que el silbido de un tren expresso lo sobresalta, aunque luego le parece que el traqueteo del vehículo, cada vez más cercano, también sigue la sincronía del tema. Se encoge de hombros, sonríe y sigue andando; pero de repente, se detiene.

-El mensaje era claro, y no lo vi entonces... tantos años machacándome...
-habló para sí mismo; sorprendido por entender por fin las cosas y porque una gran nube tapó la radiante luz solar.

Albert es un joven de familia clasemediera; cuyos antepasados, según su anciana tía abuela, perdieron todo en el crack de 1929. La tía Elroy se pasaba horas sermoneando a Albert, por su condición de nieto mayor de la familia; sobre su supuesta obligación de recuperar la gloria y fortuna familiar. Pero Albert no quería ser un millonario desalmado; y tampoco ganarse la enemistad de sus sobrinos, celosos de ver la atención que recibía por ser, según la anciana, el heredero.

Nunca quiso tener tal privilegio. Y realmente jamás lo fue. Porque nunca pudo complacer a su tía abuela; que incluso ahora desaprueba la mayoría de lo que hace o tiene: no le gusta el trabajo que tiene, lo regaña por cómo viste o por la música que prefiere, y no puede ver a Candy. Por eso Albert lleva meses sin visitarla en el geriátrico; a pesar de que sus sobrinos le cuentan que vive preguntando por él.

-Si no acepta a mi mujer, no pondré un pie ahí -se reafirma en lo que ha dicho más de una vez a Tony, Stear y Archibald.

No es mucho pedir para un hombre que se gana la vida cómoda, pero sencillamente. Ojalá hubiera tenido todo tan claro hace diez años; se habría evitado muchos problemas, y habría ahorrado disgustos a su familia. Puede que por esa misma rebeldía haya dejado la millonaria firma de abogados en la que trabajó apenas graduarse. Tal vez para hacer rabiar a la tía Elroy se implicó en las protestas políticas que le han costado más de un arresto, y una buena paliza de los supremacistas.

Se lamentaba su ceguera y cabezonería alzando la barbilla, disgustado; cuando un rayo de sol le sorprende, haciéndole fruncir el ceño y calmando su espíritu como un buen blues.

Reanuda su camino hacia el metro, cuando se encuentra con un viejo conocido.

-Hey, Ardley, ¿qué te cuentas? -
pregunta con su característica voz ronca Neal Leagan; vecino suyo en Lakewood durante la infancia y juventud de ambos.

-Joder, Neal, ¡me asustaste, hombre! ¿Cómo estás?

-Recién casado. El padre de Daisy es el dueño de esto...
-señala el supermercado detrás de ellos- pero como mi mujer es hija única, con el tiempo será mío, y...

Neal se queda callado y con la boca abierta, cuando ve acercarse a una hermosa rubia. La recuerda vagamente, pero no logra saber de dónde.

-¿Puedo ayudarte en algo, preciosura? -pregunta con mirada libidinosa.

-Hey, quieto ahí, Neal, es mi mujer.

El joven Leagan se pone pálido, y al mismo tiempo recuerda dónde había visto a esa chica. En el bar de Tony y los Cornwell. Y recuerda también que fue Albert quien lo apartó de ella.

-Vaya, vaya... ¿así que le echaste el ojo desde aquella noche en el bar, bribón?

-Pues sí, Neal -
Albert toma por la cintura a su chica y se despide del moreno -Bueno, Neal, ya nos estamos viendo. Dale recuerdos a tu esposa.

-Gracias, ya saben dónde me tienen
-responde Neal, dando un último repaso visual a Candy.

Los rubios se alejan disgustados, pero el enojo se pasa pronto cuando Albert besa a su chica.

-¡Qué tipo más asqueroso!

-Sí, es muy bruto, pero en el fondo es bueno. En fin, ¿cómo te ha ido en el hospital? -
pregunta Albert, acariciando suavemente la barbilla de ella.

-Pues nada, todo normal, para ser un día normal. Sólo que no me da tiempo de ir a casa y cocinar, por eso vine por ti.

Albert se encoge de hombros, y deciden ir a un local donde venden el mejor pollo frito casero de Chicago. Se llega a pie, y aprovechan para hacer su camino abrazados. Candy parpadea un poco, deslumbrada por el centelleante brillo que desprenden las placas de soldado que lleva Albert en el pecho; pero sobre todo por una curiosa medalla de la que siempre le gusta oír su historia.

-Bert, ¿en serio esa medalla pertenece a tu familia desde hace mucho?

-Sí, princesa. Y salvo algunos cacharros más, es lo único que quedó del imperio Ardley. Bueno, eso es lo que dice la tía Elroy.

Con el porte que tiene el rubio, a Candy no le cuesta imaginarlo como jefe de un poderoso clan escocés. Seguro el kilt le sentará de maravilla.

-Pero no te preocupes, mi amor, -continúa Albert -me alegro de estar vivo, de ser lo que soy, de mi trabajo. Te amo y amo la vida que llevamos juntos.

Ella lo mira orgullosa.

-Me siento también muy honrado de estar contigo, de ser tu hombre.

-Oh, Bert...

-Y ten por seguro que lucharé cada día de mi vida, por ser un buen compañero para ti.


Cuando se disponía a besarla de nuevo, el rugido de unas motos los sobresaltan. Albert tira del brazo de Candy, justo antes de que uno e esos vehículos pase casi rozando.

-Mierda, parece que estos idiotas están jugando a las carreras. Vamos, ¡corre! -la toma de la mano y casi la lleva a rastras a la boca del metro.

Llegando a la estación, ella se ríe a carcajadas, entre nerviosa y divertida.

-Gracias, Bert.

-¿Gracias por qué, Candy?

-Por todo, amor...
-le contesta sonriendo y ruborizada.

Albert la abraza con fuerza, necesita asirse de ella, sentir latir su corazón.

-Si quieres agradecerme, invítame a una cerveza en el centro, cielo. ¡Salgamos de copas, como si fuera viernes o sábado! Bueno... mejor sólo una cerveza, que los dos aun tenemos mucho trabajo.

Ella sonríe pícara y abordan el metro tomados de la mano. Sentir la mirada ardiente de su compañero, como una llamarada azul, hace sentirse a Candy poderosa y femenina.

Él la sujeta con dulce firmeza, y aunque ella no corre peligro de caer, él siente que si no se sujeta de ella podría retroceder en su recuperación emocional. La ama, y no soporta tenerla cerca y no sentir su contacto. Sin duda, con ella lo tiene todo.

-¿Sabes qué necesito realmente, Candy?
-pregunta hablando sólo para ella, rozando su oreja con los labios. La rubia se estremece.

-¿Q...qué?

-Tu amor. Todo tu amor... -
y ahí, delante del pasaje del vagón, la besa con apasionada dulzura.


FIN
©MorenetaC

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

marce andrew

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony

Gracias por la dedicatoria mi querida amiga, un verdadero placer leer esta historia, me encanta como describes a Albert, el amor de la pareja, los detalles que van enriqueciendo el relato. Felicitaciones...La firma esta preciosa y ese Albert esta exquisito. Admiro todo lo que haces

bububu

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
aaawwww que romántico, me gusta verlos en ese estado y cuando no Neal, echándole los perros a Candy, nunca va a cambiar y por lo visto, la tía abuela tampoco.

Y ya sabes, me anoto por si ahy firmita... está preciosa y ese Albert que pusiste ahí, ay ay ay

https://www.fanfiction.net/u/4715731/quevivacandy

Three Swords

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡Qué belleza!
La firma es preciosa, pero la historia lo es más.
Qué suerte que tiene una que se encuentra esto nomás llegar jajajajajajajajaja
Es un placer tenerte en otra GF mujer. Muchas gracias por compartir tu talento. Gusto en verte y en leerte.
La historia es bella, me ha gustado cómo la has contado, con un montón de detalles en pocas palabras (¿cuándo podré hacer yo eso de pocas palabras? creo que nunca  scratch ). Por cierto, el momento más bonito, para mí, fue donde apareció Neal... no sé porqué jajajajajajajaja.
Albert en buen camino, como siempre y acompañado de la Pecas... ay! no puedo pedir más!


PD: Si vas a personalizar la firma (que no entendí eso)... ¿podrías ponerla a nombre de Elle Andrew, por favor? Gracias.

http://www.fanfiction.net/u/1919245/

Blackcat

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
jajajajajajajaja como disfrute este mini...


Si me vieran nadie pensaría que soy abogada... amo los convers!!!!! y los uso con pants, mezclilla y soy feliz con ellos, son tan cómodos!!! o con capri, pescadores y zapato flat, o chanclas con miles de pedrerías de un lado en el tobillo izquierdo mi tatuaje y en el derecho una esclava... que si por mi fuera así iría a los tribunales, pero me tengo que disfrazar de gente decente... una vez pasado eso de inmediato vuelvo a mis fachas habituales... y eso que ahorita ya no ando de darketa como en mis 20´s, que me daba una risa que la gente me veía en mis fachas "dark", labios y ojos negros, la piel toda palida, cabello pintado de negro violeta, las orejas todas perforadas, aretes más grandes que mi oreja, anillos enormes de calaveras, serpientes y cuanta cosa loca se me atravezaba y mi enorme cruz celta que no me quitaba para nada y empujando una carreola, seguro pensaban que me había robado al bebé... jajajajajajaja  en fin me salí del tema, pero me lo trajiste a colación con Albert.

Me es tan fácil ver a Albert y Candy así, tan naturales, tan ellos... me recuerda mis primeros tiempos con mi esposo cuando no teníamos absolutamente nada, pero eso si, un montón de sueños y esperanza en el futuro... y aunque seguimos más que con lo necesario, creo somos felices en términos generales... dicen que si hay salud es la mejor riqueza... no???


Me encantó como enlazaste la historia original con esa época y la hiciste más contemporánea... claro el imaginarme a Albert con ese look no me resultó difícil ya que es el look que Iragashi le hizo, por ser de esa época precisamente.

sonice

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Me llevas a otra época con tu narración! me gustó mucho gracias por la dedicatoria, la verdad que leerte siempre me deja algo bueno y esta vez no fue la excepción, la firma te quedó super ese Albert malote que pusiste está muy bueno y acordándome del otro fic, pues mi imaginación ya voló jajaja gracias por compartir tu talento amiga

sadness

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡Primorosos ambos, fanart y ficción! ¡Un gustito leerte, Eli. Ya con un poco de más calmita me pongo al corriente de todos tus trabajitos.

Nadia M Andrew

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡Albert es un Dios! En todas sus facetas y versiones, y en esta me encantó.
Excelente historia, diferente y realista, gracias por la dedicatoria.
Y la firma...es bellísima, me iré a dormir con esta imagen y espero soñar con mi Albertsss.

Friditas

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Estoy extasiada, muchas gracias por la dedicatoria, es una historia padrísima, que me pone a soñar. Una continuación muy deseada, luego de que tu Albert de Whola lotta of love nos dejó fantaseando a bastantes.
Admiro cada punto con que dotas tu fic, sin verborrea inecesaria, pero permitiéndonos ver las escenas con la claridad de tus detalles.
Disfruté mucho esta lectura, y la firma OMG!!! ¡super hot!
Un hran aporte, muy original y fuera de lo clásico, pero muy disfrutable. Me encantó

GEZABEL

avatar
Guerrera de Lakewood
Guerrera de Lakewood
con lo que me encantan estas historias tuyas :D...


_________________


 photo Gezabel2017_zpsmiypoxsh.png

Weiss

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Wauuuu te ha quedado espectacular Moreneta, francamente espectacular. Desde el intro con ese pedazo de firma, ¡¡Qué guay!!

La historia me situó perfectamente en los 70, un poco angustantiante eso referente a Mississippi Fredom Summer del que por suerte Albert no formó parte. Y con mayor ventura aun todo tiene un desenlace dichoso.

Muchísimas felicidades, no dejo de aplaudirte de todas maneras.

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Gracias a todas! La letra de la canción está "escondida" en el texto :)

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

Sussy

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Muchísimas gracias por tan espectacular relato!!!
Que lindo describes su sentir, Albert es todo un romantico.
Muy gracioso lo de la terapia contra el cigarrillo.  
      me encanto imaginar a Albert con un look así.

Un cierre magistral Moreneta
¡BRAVISIMO!


Lady Lyuva

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Guau! Qué manera de despedirte, nena!


Magnífico y tiernísimo aporte y concuerdo con Florecita, me encanta Neal. Me gusta su carácter maloso y horroroso. Pero que se siente atraído por la pecosa y que no tiene empacho en demostrarlo, aún frente a Albert.


Hermoso!

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Sussy escribió: Muchísimas gracias por tan espectacular relato!!!
Que lindo describes su sentir, Albert es todo un romantico.
Muy gracioso lo de la terapia contra el cigarrillo.  
      me encanto imaginar a Albert con un look así.

Un cierre magistral Moreneta
¡BRAVISIMO!



Es que "me han contado" que es la mejor terapia para dejar de fumar, jajajajaja...

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
marce andrew escribió:
Gracias por la dedicatoria mi querida amiga, un verdadero placer leer esta historia, me encanta como describes a Albert, el amor de la pareja, los detalles que van enriqueciendo el relato. Felicitaciones...La firma esta preciosa y ese Albert esta exquisito. Admiro todo lo que haces

Para mí es un honor tu amistad, que va más allá de este mundillo. Esto solo ha sido un humilde obsequio.

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
bububu escribió:aaawwww que romántico, me gusta verlos en ese estado y cuando no Neal, echándole los perros  a Candy, nunca va a cambiar y por lo visto, la tía abuela tampoco.

Y ya sabes, me anoto por si ahy firmita... está preciosa y ese Albert que pusiste ahí, ay ay ay

Neal es Neal, en cualquier circunstancia, jjajaja...

Te apunto!

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

Clau Agvel

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Que buen relato, como dicen por ahí, transportas a la época sobre todo por las maginifcas referencias históricas que haces, no hay nada mejor que un escrito bien documentado pero sobre todo, bien narrado.. Es impecable. Un honor estar en el mismo equipo. Todos mis respetos contigo.

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Three Swords escribió:
¡Qué belleza!
La firma es preciosa, pero la historia lo es más.
Qué suerte que tiene una que se encuentra esto nomás llegar jajajajajajajajaja
Es un placer tenerte en otra GF mujer. Muchas gracias por compartir tu talento. Gusto en verte y en leerte.
La historia es bella, me ha gustado cómo la has contado, con un montón de detalles en pocas palabras (¿cuándo podré hacer yo eso de pocas palabras? creo que nunca  scratch ). Por cierto, el momento más bonito, para mí, fue donde apareció Neal... no sé porqué jajajajajajajaja.
Albert en buen camino, como siempre y acompañado de la Pecas... ay! no puedo pedir más!


PD: Si vas a personalizar la firma (que no entendí eso)... ¿podrías ponerla a nombre de Elle Andrew, por favor? Gracias.

Muchas gracias por tus porras!

La verdad es que este año aporté menos que el pasado, y somos un grupo muy pequeñito; pero estamos satisfechas de lo que hicimos.

Eso de contar las cosas en pocas palabras, bueno, yo querría ser más "extensa"; pero lo que ves escrito, es mi forma de hablar. Me gustan las cosas concisas, precisas y directas :)

Las anoto a ambas.

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Three Swords escribió:
¡Qué belleza!
La firma es preciosa, pero la historia lo es más.
Qué suerte que tiene una que se encuentra esto nomás llegar jajajajajajajajaja
Es un placer tenerte en otra GF mujer. Muchas gracias por compartir tu talento. Gusto en verte y en leerte.
La historia es bella, me ha gustado cómo la has contado, con un montón de detalles en pocas palabras (¿cuándo podré hacer yo eso de pocas palabras? creo que nunca  scratch ). Por cierto, el momento más bonito, para mí, fue donde apareció Neal... no sé porqué jajajajajajajaja.
Albert en buen camino, como siempre y acompañado de la Pecas... ay! no puedo pedir más!


PD: Si vas a personalizar la firma (que no entendí eso)... ¿podrías ponerla a nombre de Elle Andrew, por favor? Gracias.

Muchas gracias por tus porras!

La verdad es que este año aporté menos que el pasado, y somos un grupo muy pequeñito; pero estamos satisfechas de lo que hicimos.

Eso de contar las cosas en pocas palabras, bueno, yo querría ser más "extensa"; pero lo que ves escrito, es mi forma de hablar. Me gustan las cosas concisas, precisas y directas :)

Las anoto a ambas.

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Blackcat escribió:jajajajajajajaja como disfrute este mini...


Si me vieran nadie pensaría que soy abogada... amo los convers!!!!! y los uso con pants, mezclilla y soy feliz con ellos, son tan cómodos!!! o con capri, pescadores y zapato flat, o chanclas con miles de pedrerías de un lado en el tobillo izquierdo mi tatuaje y en el derecho una esclava... que si por mi fuera así iría a los tribunales, pero me tengo que disfrazar de gente decente... una vez pasado eso de inmediato vuelvo a mis fachas habituales... y eso que ahorita ya no ando de darketa como en mis 20´s, que me daba una risa que la gente me veía en mis fachas "dark", labios y ojos negros, la piel toda palida, cabello pintado de negro violeta, las orejas todas perforadas, aretes más grandes que mi oreja, anillos enormes de calaveras, serpientes y cuanta cosa loca se me atravezaba y mi enorme cruz celta que no me quitaba para nada y empujando una carreola, seguro pensaban que me había robado al bebé... jajajajajajaja  en fin me salí del tema, pero me lo trajiste a colación con Albert.

Me es tan fácil ver a Albert y Candy así, tan naturales, tan ellos... me recuerda mis primeros tiempos con mi esposo cuando no teníamos absolutamente nada, pero eso si, un montón de sueños y esperanza en el futuro... y aunque seguimos más que con lo necesario, creo somos felices en términos generales... dicen que si hay salud es la mejor riqueza... no???


Me encantó como enlazaste la historia original con esa época y la hiciste más contemporánea... claro el imaginarme a Albert con ese look no me resultó difícil ya que es el look que Iragashi le hizo, por ser de esa época precisamente.

Me alegro mucho de que te haya gustado!

Me divertí imaginándote darketa... yo sí habría pensado que te robaste al bebé, jajaja.

Y sí, tienes razón, el look de Albert setentero es muy fácil de lograr, porque ese es el que realmente le dio Mizuki. Además, se nota claramente que la jodía se inspiró en mi adorado Robert Plant para crear al wero.

Saludos y te apunto :)

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
sonice escribió:Me llevas a otra época con tu narración! me gustó mucho   gracias por la dedicatoria, la verdad que leerte siempre me deja algo bueno y esta vez no fue la excepción, la firma te quedó super   ese Albert malote que pusiste está muy bueno    y acordándome del otro fic, pues mi imaginación ya voló jajaja gracias por compartir tu talento amiga

Golosota, jajajajajaja...

Gracias a ti, hermosa... por la amistad y el apoyo.

*-*-*-*


sadness escribió: ¡Primorosos ambos, fanart y ficción! ¡Un gustito leerte, Eli. Ya con un poco de más calmita me pongo al corriente de todos tus trabajitos.

¡Muchas gracias por tu comentario! Este año te doy poco trabajo, pues no hice demasiado escrito...

*-*-*-*


Nadia M Andrew escribió:¡Albert es un Dios! En todas sus facetas y versiones, y en esta me encantó.
Excelente historia, diferente y realista, gracias por la dedicatoria.
Y la firma...es bellísima, me iré a dormir con esta imagen y espero soñar con mi Albertsss.

¿Lo soñaste, jijijiji? ¿O soñaste con la vara del pecado? :D

*-*-*-*


GEZABEL escribió:con lo que me encantan estas  historias tuyas :D...

Seeeeeeeeee... a mí también me encanta difundir el ROCK!

*-*-*-*


Weiss escribió:Wauuuu te ha quedado espectacular Moreneta, francamente espectacular. Desde el intro con ese pedazo de firma, ¡¡Qué guay!!

La historia me situó perfectamente en los 70, un poco angustantiante eso referente a Mississippi Fredom Summer del que por suerte Albert no formó parte. Y con mayor ventura aun todo tiene un desenlace dichoso.

Muchísimas felicidades, no dejo de aplaudirte de todas maneras.

Gracias a ti por pasarte. Me gusta meter al lector en situación, ubicándolo en el tiempo y espacio donde ocurra la historia; y de paso, despertarle la curiosidad por conocer los hechos y la música.

Saludos!

*-*-*-*

Sussy escribió: Muchísimas gracias por tan espectacular relato!!!
Que lindo describes su sentir, Albert es todo un romantico.
Muy gracioso lo de la terapia contra el cigarrillo.  
      me encanto imaginar a Albert con un look así.

Un cierre magistral Moreneta
¡BRAVISIMO!



¿La terapia es chida, verdad?

Saludos y gracias por tu apoyo!

*-*-*-*


Lady Lyuva escribió:Guau! Qué manera de despedirte, nena!


Magnífico y tiernísimo aporte y concuerdo con Florecita, me encanta Neal. Me gusta su carácter maloso y horroroso. Pero que se siente atraído por la pecosa y que no tiene empacho en demostrarlo, aún frente a Albert.


Hermoso!

Neal es Neal, jaja... lo bueno es que Albert de inmediato marcó territorio ;)

*-*-*-*

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Friditas escribió:Estoy extasiada, muchas gracias por la dedicatoria, es una historia padrísima, que me pone a soñar. Una continuación muy deseada, luego de que tu Albert de Whola lotta of love nos dejó fantaseando a bastantes.
Admiro cada punto con que dotas tu fic, sin verborrea inecesaria, pero permitiéndonos ver las escenas con la claridad de tus detalles.
Disfruté mucho esta lectura, y la firma OMG!!! ¡super hot!
Un hran aporte, muy original y fuera de lo clásico, pero muy disfrutable. Me encantó


Me encantan tus reviews, ¡suben la autoestima!

¿Entonces andaban de golosotas con el Bert de "Whole..."? Y una que escribe con toda la inocencia, jajajajaja...

Muchas gracias por tus palabras, realmente me emocionan...

*-*-*-*

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

Ikebana

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
Clau Agvel escribió:Que buen relato, como dicen por ahí, transportas a la época sobre todo por las maginifcas referencias históricas que haces, no hay nada mejor que un escrito bien documentado pero sobre todo, bien narrado.. Es impecable. Un honor estar en el mismo equipo. Todos mis respetos contigo.


El respeto, admiración y cariño son recíprocos, Mana.... para ustedes y todas las Musas.

*-*-*-*

https://www.fanfiction.net/u/4785954/Stear-s-Girl

Sabrina Cornwell

avatar
Niño/a del Hogar de Pony
Niño/a del Hogar de Pony
¡¡¡Que padre songfic!!!! Me encanta como nos cuentas brevemente de todos, cuando leí lo de Vietnam ya me andaba asustando jaja, pero volvieron. Como siempre amé a Neal bueno, amé todo el fic, muy bien situado y narrado

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.